miércoles, 18 de agosto de 2010

Cuando las creencias religiosas llegan a ser peligrosas

Donde acaba la biología comienza la religión


Gilbert Keith Chesterton


Desde Scientific American
Por Lawrence M. Krauss
Traducción: KC



Los líderes religiosos deben ser considerados responsables cuando sus ideas irracionales se convierten en un peligro.


Cada dos años la Fundación Nacional de Ciencias produce un informe, Indicadores de Ciencia e Ingeniería, diseñado para conocer la comprensión del público sobre conceptos de ciencia. Y cada dos años, re-aprendemos el triste hecho de que los adultos de los EE.UU. están menos dispuestos a aceptar la evolución y el Big Bang como un hecho que los de otros países industriales.


A excepción de esta ocasión. ¿Hubo de pronto un salto cuántico en la alfabetización científica de los EE.UU.? Lamentablemente, no. Más bien la Junta Nacional de Ciencia, que supervisa a la Fundación, optó por dejar la sección que discutía estos asuntos fuera de la edición 2010, alegando que las preguntas eran "indicadores" fallidos de los conocimientos científicos ya que las respuestas combinaban conocimientos y creencias". En resumen, si los sus creencias religiosas requieren respuestas para descartar los hechos científicos, la Junta no piensa que sea conveniente exponer esa verdad.


La sección existe, sin embargo, y la revista Science la ha obtenido. Cuando se les presenta la afirmación "los seres humanos, tal como los conocemos hoy, se desarrollaron a partir de especies de animales anteriores", sólo el 45 por ciento de los encuestados indicó "verdadero". Compare esta cifra con los porcentajes afirmativos en Japón (78), Europa (70) , China (69) y Corea del Sur (64). Sólo el 33 por ciento de los estadounidenses están de acuerdo en que "el universo empezó con una gran explosión".


Consideremos los resultados de una Encuesta Pew de 2009: el 31 por ciento de los adultos de EE.UU. creen que "los seres humanos y otros seres vivos han existido en su forma actual desde el principio del tiempo" (esto en cuanto a los perros, caballos o el virus de la gripe H1N1). El aspecto más esclarecedor de la encuesta fue la categorización de las respuestas de los niveles de actividad religiosa, lo que sugiere que los más devotos son en promedio menos dispuestos a aceptar la evidencia de la realidad. Los protestantes evangélicos blancos tienen la tasa más alta de rechazo (55 por ciento), seguida de cerca por el grupo de todas las religiones que asisten a los servicios religiosos en promedio al menos una vez a la semana (49 por ciento).


No sé lo que es más peligroso, que las creencias religiosas obliguen a algunas personas a elegir entre el conocimiento y el mito o que sea un tabú señalar que la religión puede apoyar la ignorancia. Hacer eso conlleva el riesgo de ser tachado de intolerante de la religión. El buen Dalai Lama, en un reciente editorial del New York Times, yuxtapuso la afirmación de que "los ateos radicales lanzan amplias condenas a los que tienen creencias religiosas" con su censura de la intolerancia extremista, las acciones asesinas y el odio religioso en el Oriente Medio. Aparte de la distinción entre cuestionar las creencias y decapitar o matar gente con bombas, los ateos "radicales" en cuestión rara vez condenan a los individuos, sino más bien acciones e ideas que merecen ser impugnadas.


Sorprendentemente, la mayor reticencia a hablar a menudo proviene de aquellos que deberían estar más preocupados por el silencio. En mayo pasado asistí a una conferencia sobre ciencia y política pública en la que un representante de la Academia Pontificia de Ciencias del Vaticano dio un discurso de apertura. Cuando le pregunté cómo conciliar sus razonables puntos de vista acerca de la ciencia con las actividades a veces absurdas e injustas de la Iglesia - desde afirmaciones falsas sobre los condones y el SIDA en África a la pedofilia entre el clero - fuí denunciado por un orador tras otro por mi intolerancia.


Los líderes religiosos deben ser responsables por sus ideas. En el estado de Arizona, la Hermana Margaret McBride, una administradora de categoría superior en el Hospital San José de Phoenix, acaba de autorizar un aborto legal para salvar la vida de una madre de cuatro con 27 años de edad, que tenía 11 semanas de embarazo y que sufría de complicaciones graves de hipertensión pulmonar; ella tomó esa decisión tras consultar con la familia de la madre, sus médicos y el comité de ética local. Sin embargo, el obispo de Phoenix, Thomas Olmsted, inmediatamente excomulgó a la hermana Margaret, diciendo: "la vida de la madre no puede ser preferible a la del niño". Normalmente, un hombre que insensiblemente deja morir a una mujer, convirtiendo en huérfanos a sus hijos, se le llamaría un monstruo, y eso no debería cambiar sólo porque se trata de un clérigo.


En la carrera para gobernador de Alabama, un anuncio financiado por el sindicato de maestros estatales atacó al candidato Bradley Byrne porque supuestamente apoyó la enseñanza de la evolución. Byrne, preocupado por su futuro político, sintió la necesidad de negar la acusación.


Mantener a la religión libre de críticas es a la vez injustificado y peligroso. A menos que estemos dispuestos a exponer la irracionalidad religiosa en cuanto surja, fomentaremos las políticas públicas irracionales y promoveremos la ignorancia por sobre la educación para nuestros hijos.



martes, 17 de agosto de 2010

El triángulo dramático: Los beneficios de la víctima

Los cocodrilos vierten lágrimas cuando devoran a sus víctimas. He ahí su sabiduría.


Sir Francis Bacon



Continuando con el tema del triángulo del drama, en esta ocasión abordaré el papel de la víctima, uno de los más socorridos por la gente que juega a este despreciable juego.


Y es que en el estira y afloja de las relaciones interpersonales, una de las ventajas de adoptar el papel de víctima está en que la persona que se pasa por "víctima" puede manipular a quienes desea "enganchar" con su representación. Al sembrar el sentimiento de culpa sobre sus "objetivos", éstos procurarán convencer a la víctima de que no son culpables de su desgracia, quizás ofreciéndole realizar lo que la víctima desea. Algunos de los argumentos utilizados el el guión de las víctimas de este triángulo pueden verse a continuación (la liga al material de referencia está al final de cada cita, si es el caso):


Hoy con gran satisfacción doy esta noticia (que se halló vida en las lunas de Júpiter, nota de KC)... digo con satisfacción personal ya que cuando dije que existía abundante cantidad de vida en nuestro sistema solar no solo me trataron de todo sino que fue uno de los tantos motivos por los cuales me echaran de las listas. Agua, Océanos, Vida, señores sabelotodo es lo que se sabe desde hace muchos años y recién ahora se enviaran sondas con la capacidad necesaria para su estudio. (http://ahuramazdah.typepad.com/mensajes_cortos_y_frases/2008/12/rv-otrasinteligencias-hallan-vida-castellano-portugues.html).
Aquí el autor de tan desgarradora pero falsa nota, el ciudadano de Higadolandia, don Adolfo Gandín Ocampo, se quejó de que cuando él dijo que había abundante cantidad de vida en el sistema solar, lo habían tratado mal y corrido de las listas. Pobrecito, digo yo, pero es obvio que lo que le pasó (si es que le pasó) no fue por causa de haber dicho semejante cosa sin bases, como acostumbra hacer, sino por su reiterada actitud de víctima (pasando casi de inmediato a la actitud de perseguidor) y su manía por acudir a argumentos ad hominem, en lugar de aportar elementos a favor o en contra del argumento. El beneficio que espera don Gandín, adivino, es ganar adeptos que se sientan identificados con sus falsedades y apoyen su cruzada en pro de la ignorancia. Se puede ver la desmitificación de su dicho en la entrada de Ahuramazdah titulada El oficio de los promotores de la ignorancia. Pero este ejemplo no es tan grave, veamos el siguiente.


me has deshonrado
permitiste que me deshonraran
dejaste que me hirieran
permitiste que me ofendieran
te callaste cuando me insultaban,
permaneciste impasible mientras me destrozaban
no hiciste nada
no sentiste la necesidad de defenderme
no sentiste la necesidad de protegerme
no tuviste la imperiosa urgencia de sacarme de ahi y llevarme lejos
me dejaste sola
me desprotegiste
me abandonaste
En esta dolida pero ridícula queja, la autora reclama al destinatario una  supuesta "falta de protección". Cabe aclarar que la queja no se deriva de haber recibido un ataque físico, una golpiza, un asalto o haber sido víctima de una violación. Se refiere a que la autora había participado en una disputa que no era de su incumbencia. El destinatario le había advertido que de seguir actuando como "salvadora" de quienes discutían, podría salir mal parada. Aunque dispongo de la documentación que soporta esta inútil queja, no voy a referirla porque contiene los nombres de  personas que no participaron en el juego dramático y que no tendría caso exhibirles.


El beneficio que esta falsa víctima esperaba tener era lograr que el destinatario se comportara como su "falso salvador" y entrara en una discusión en la que nadie (más que los rijosos) debía participar. La forma de intentar lograrlo era a través de la manipulación de la culpa, es decir, la autora quiso hacer sentir culpable al destinatario, pero jamás se percató que si había alguien a quien culpar era a ella misma, al haber entrado en la disputa como salvadora (de una de las partes en conflicto) pero terminando como víctima de sus propias decisiones.


El siguiente ejemplo es aún más grave pues involucra a todo un pueblo, una etnia y quizás a mucha más gente.


... las y los compas del EZLN han encontrado rabia y dignidad en todos los rincones de la geografía. Rabia y dignidad que rechaza todo lo que nos viene desde el sistema capitalista, desde el poder, desde arriba.(http://www.cgt.org.es/spip.php?article1061)


La corta frase quizás no contenga demasiada información. Pero la clave la da el rechazo a lo que "nos viene... desde arriba". Nótese que no critico el rechazo a lo que se denomina capitalismo. Eso es una decisión personal (incluso social) que nada tiene que ver con el drama. Lo que pone en el papel de víctimas a los creadores y seguidores de lemas como el citado, es el considerarse "abajo", es decir, como oprimidos por lo que está "arriba", por quien detenta el "poder". El beneficio que pueden esperar las personas que así se consideran es el de recibir ayuda solidaria, apoyos económicos "para seguir la lucha", reunir adeptos para, quizás y con suficiente ironía, por las armas intentar tomar "el poder". La victimización de la sociedad es un mal pocas veces analizado con seriedad, pero deja huellas muy hondas que son muy difíciles de borrar.


Por último quiero mostrar un ejemplo de falsa víctima que ejemplifica esto de las solicitudes para apoyar a alguien que está enfermo y que necesita tratamiento. Haré una descripción más amplia por las repercusiones que puede tener si es que hay más gente que imite este pésimo ejemplo.






Ashley Kirilow, una mujer canadiense de 23 años de edad, era conocida como una superviviente valiente. A pesar de ser diagnosticada con cáncer de mama, ovarios, cerebro y en el hígado, valientemente luchó contra las enfermedades y recaudó dinero para ella y para otros en el último año.


En octubre del año pasado, Kirilow y sus partidarios comenzaron una organización benéfica llamada Cambio por la Cura, que pedía a la gente donar su cambio de moneda fraccionaria para poder otorgar el dinero a la Universidad de Alberta para la investigación del cáncer. Ella también abrió cuentas de Facebook y Twitter para la organización, cuyo lema era "Juntos podemos cambiar el mundo con un centavo a la vez". Se reclutaron colaboradores para reunir fondos, y una obra de caridad de Toronto otorgó un vuelo para Ashley, la supuestamente enferma en estado terminal, a Disney World como su último deseo. En total se reunieron más de 20,000 dólares para ella.


A principios de esta semana Ashley admitió que nunca tuvo cáncer. Ella se había afeitado la cabeza y las cejas para simular las señales de la quimioterapia, y había gastado gran parte del dinero donado en sus gastos personales. Fue detenida y ha sido acusada de cuatro cargos de fraude. Si bien algunos de sus amigos y seguidores la han catalogado como una víctima que merece la simpatía, la mayoría han escrito en los blogs y Facebook sobre sus sentimientos de traición. Muchos habían apoyado a Ashley porque también estaban en tratamiento contra el cáncer y habían compartido sus historias personales con una persona que les había mentido desde el principio.


¿Por qué Kirilow pretendió tener cáncer? Dio varias explicaciones como culpar a sus padres, que se sentía sola, y que estaba tratando de llamar la atención. Si la atención y la notoriedad eran sus metas, sin duda las ha alcanzado, lástima que haya sido como un beneficio por estar en el vértice de víctima de este triángulo del drama.



viernes, 13 de agosto de 2010

Voluntarios del programa Einstein@Home descubren un púlsar

Curiosidad: Impulso humano que oscila entre lo grosero y lo sublime. Lleva a escuchar detrás de las puertas o a descubrir América.


José María de Queiroz


Desde PopSci.com
Por Laurie J. Schmidt
Traducción: KC



A través del programa Einstein@Home, unos 250,000 curiosos ciudadanos de 192 países donan tiempo en sus computadoras de casa y oficina para ayudar a buscar a través de datos astronómicos. Ahora, por primera vez, tres de los ciudadanos científicos - Chris y Helen Colvin de Iowa y Daniel Gebhardt de Alemania - han descubierto un nuevo púlsar de radio en la constelación Vulpecula, ubicado en la Vía Láctea a unos 17,000 años luz de la Tierra .


Los púlsares son estrellas de neutrones que giran rápidamente y emiten un flujo constante de partículas electromagnéticas expulsadas desde los polos magnéticos de la estrella a la velocidad de la luz. Fueron descubiertos por primera vez en 1967 como fuentes de radio que parpadean prendiéndose y apagándose a una frecuencia constante. Los púlsares con compañeros en órbita, llamado púlsares binarios, jugaron un papel clave en la verificación de la teoría de la relatividad general de Einstein. Sin embargo, el púlsar descubierto por los Colvins y Gebhardt está solo sin ninguna estrella compañera orbitando, y los astrónomos creen que podría ser un pulsar reciclado que perdió su compañero. Esto hace que sea particularmente interesante para estudiarse, ya que el origen de los pulsares reciclados es aún desconocido.


El proyecto Einstein@Home, con sede en el Centro para la Gravitación y Cosmología de la universidad de Wisconsin y el Instituto Max Planck de Física Gravitacional, se inició en 2005 para buscar ondas gravitacionales en los datos del Interferómetro Láser del Observatorio de Ondas Gravitacionales (LIGO) en el Caltech. En marzo de 2009, el programa amplió su misión de búsqueda para buscar señales de pulsares de radio en los datos de Arecibo, el radiotelescopio más grande y más sensible del mundo. En la actualidad, alrededor de 500,000 ordenadores de voluntarios ayudan a analizar los datos de Einstein@Home (un promedio de dos ordenadores por voluntario). El hallazgo es el primer descubrimiento astronómico de un auténtico púlsar en un proyecto de voluntariado público de computación.


La semana pasada, un estudio de computación aplicada al problema del doblez de las proteínas encontró que las computadoras no son un reemplazo para el pensamiento humano y la introspección.


"No importa qué más información podemos encontrar sobre él, este púlsar está destinado a ser sumamente interesante para comprender la física básica de estrellas de neutrones y cómo se forman", dijo James M. Cordes, profesor de astronomía en la Universidad de Cornell.


Un artículo sobre el descubrimiento fue publicado hoy en Science Express.

Imagen: Los púlsares en la Vía Láctea El software Einstein@Home muestra los pulsares de color morado.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Los límites de la Razón... y de la Irracionalidad

¿No te parece, que es una vergüenza para el hombre, que le suceda lo que a los más irracionales de los animales?


Sócrates


Desde Newsweek
Por Sharon Begley
Traducción y comentarios: KC

Por qué la evolución puede favorecer la irracionalidad.


Las mujeres son malas conductoras, Saddam Hussein planeó el 9/11, Barack Obama no nació en los EE. UU., e Irak tenía armas de destrucción masiva: creer cualquiera de estas afirmaciones requiere la suspensión de algunas de nuestras facultades de pensamiento crítico - y en lugar de eso sucumbir a la clase de irracionalidad que vuelve locos a quienes poseen una la mente lógica. Ayuda, por ejemplo, utilizar el sesgo de confirmación (ver y recordar únicamente la evidencia que apoya tus creencias, de forma que puedes relatar ejemplos de mujeres conduciendo a 50 km/h en el carril rápido). Ayuda también a no poner a prueba tus creencias respecto a los datos empíricos (¿dónde, exactamente, están las armas de destrucción masiva, después de siete años de rastreo de las fuerzas de EE.UU. en todo Irak?); a no someter las creencias a la prueba de plausibilidad (la falsificación de certificados de nacimiento de Obama ¿requeriría una conspiración generalizada?); y a no ser guiados por la emoción (la pérdida de miles de vidas estadounidenses en Irak se siente más justificada si se quiere vengar el 9/11).


El hecho de que los humanos están sujetos a todas estas deficiencias del pensamiento racional parece no tener sentido. La razón se supone que es el mayor logro de la mente humana, y la ruta a los conocimientos y a las decisiones sabias. Pero como los psicólogos han estado documentando desde la década de 1960, los seres humanos somos muy, muy malos en esto del razonamiento. No es sólo que seguimos nuestras emociones muy a menudo, en contextos que van desde las elecciones hasta la ética. No, incluso cuando tenemos la intención de desplegar toda la fuerza de nuestras facultades racionales, estas son a menudo tan ineficaces como los eunucos en una orgía.


Una idea radical en las filas de los filósofos y los científicos cognitivos sugiere por qué esto es así. La razón por la que caemos en el sesgo de confirmación, por la que somos ciegos a los contraejemplos, y por la que nos quedamos cortos de la lógica cartesiana en muchos otros casos, es que estas fallas tienen un propósito: nos ayudan a "diseñar y evaluar los alegatos que tengan por objeto persuadir a otra gente", dice el psicólogo Hugo Mercier de la Universidad de Pennsylvania. Las fallas de la lógica, proponen él y el científico cognitivo Dan Sperber del Institut Jean Nicod en París, son de hecho maniobras eficaces para ganar  en las discusiones.


Eso pone al razonamiento pobre bajo una luz completamente diferente. Discutir, después de todo, es menos búsqueda de la verdad y más sobre superar los puntos de vista contarios a los nuestros. Así, mientras que el sesgo de confirmación, por ejemplo, nos puede inducir a error acerca de lo que es cierto y real, dejando que los ejemplos que apoyan nuestro punto de vista monopolizcen la memoria y la percepción, maximiza la artillería que manejamos al tratar de convencer a alguien de que, por ejemplo, realmente "llega tarde todo el tiempo". El sesgo de confirmación "tiene una explicación sencilla", argumenta Mercier. "Contribuye a la argumentación eficaz."


Otra forma de razonamiento defectuoso aparece en acertijos de lógica. Consideremos el silogismo "Ningún C es B, todos los B son A, por lo que algunos A son C" ¿Es verdad? Menos del 10 por ciento de nosotros se da cuenta de que lo es, dice Mercier. Una razón es que para evaluar su validez requiere la construcción de contraejemplos (encontrar un A que es una C, por ejemplo). Pero encontrar contraejemplos pueden, en general, debilitar nuestra confianza en nuestros propios argumentos. Las formas de razonamiento que son buenas para la resolución de acertijos de lógica, pero malas para ganar discusiones, perdieron a lo largo de la evolución, contra las que nos ayudan a ser persuasivos, pero nos llevan a luchar con silogismos abstractos. Curiosamente, los silogismos son más fáciles de evaluar en forma "no hay seres voladores que sean pingüinos; todos los pingüinos son aves; por lo tanto algunas aves son no voladoras." Eso es porque somos más propensos a discutir acerca de animales que de letras como A, B y C.


El tipo de pensamiento erróneo llamado razonamiento motivado también impide nuestra búsqueda de la verdad pero hace que las discusiones avancen. Por ejemplo, tendemos a buscar con mayor insistencia los defectos en un estudio cuando no estamos de acuerdo con sus conclusiones y somos más críticos con la evidencia que socava nuestro punto de vista. Así los conspiranoicos desestiman evidencias presentadas por los funcionarios de Hawai acerca de que el certificado de nacimiento de Obama es real, y los opositores de la pena de muerte son expertos para encontrar fallas en los estudios que concluyen que la pena capital disuade al crimen. Si bien el razonamiento motivado puede nublar nuestra visión de la realidad y nos impide la evaluación objetiva de las pruebas, dice Mercier, por sintonizarnos con los defectos (reales o no) de la evidencia, nos prepara para lanzar una estrategia avasalladora de argumentos.


Incluso la falacia de coste perdido, que ha animado tanto a los partidarios de una guerra perdida ("Ya hemos perdido tantas vidas, que sería una traición retirarnos") como a los inversionistas en acciones perdedoras ("He mantenido estos títulos tanto tiempo"), refleja el razonamiento que da la espalda a la lógica, pero gana discusiones, porque las emociones a las que apela son universales. Si Mercier y Sperber tienen razón, la falacia del costo perdido, el sesgo de confirmación, y otras formas de irracionalidad estarán con nosotros siempre y cuando los seres humanos disfrutemos de discutir. Es decir, para siempre.


Imagen de entrada: Scott Barbour—Getty Images. "El pensador" por el escultor Francés Auguste Rodin.



Comentarios.


Los resultados de Mercier y Sperber podrían explicar el por qué a veces los seres que amamos en ocasiones intentan apabullarnos con argumentos irracionales. Y es que desde muy jóvenes nos gusta "ganar" en estas confrontaciones diarias con los que nos rodean. Acabo de prohibir a mi hijo de 14 años que use la computadora como resultado de un argumento que esgrimió basado en falsedades (o en sesgo de confirmación); le habíamos autorizado usar la PC con internet por 30 minutos y se le hizo poco tiempo, por lo que argumentó en tono lastimero "¡Llevo tres dias sin usar la compu!". Era evidente que no era así, pero de seguro él no quiso recordar que la había usado ayer, antier y toda la semana.


Es obvio que su argumentación no era para desacreditar nuestro punto de vista como padres, sino para lograr su objetivo de usar la PC por más de 30 minutos. Su expresión de extrañeza cuando se le recordó que no había dejado de usar la PC ni un sólo día durante la última semana, mostró que le costaba trabajo recordar sus sesiones, dificultad a su conveniencia. Pero esa falla de razonamiento le costó la prohibición.


Así, hay mucha gente que no desea perder, aunque no se trate de una pérdida real sino de un leve retroceso. Se empecinan en atacar y atacar y atacar hasta que se convieten en verdaderos energúmenos irracionales, llenos de rencor y sed de venganza. 


¿Hasta dónde resulta conveniente llevar esta situación? Mi adivinanza educada es que quienes lo hacen en forma reiterada, sin dar espacio a un resquicio de reflexión, eventualmente sufrirán algún trastorno, al estilo de una parálisis, o una diabetes o un ataque cardiaco. O en el peor de los casos, un arresto, una condena o la muerte misma. En realidad no vale la pena llevar a tal extremo la irracionalidad. Pero eso es asunto de ellos. Por acá nos gusta ganar, sí, pero no a costas de nuestra salud, de nuestra felicidad o de nuestra tranquilidad.

¡Bendita inteligencia y bendita razón que nos indican los límites de la irracionalidad!


martes, 10 de agosto de 2010

¿Por qué la percepción y la realidad no siempre empatan?

Odio la realidad, pero es en el único sitio donde se puede comer un buen filete.


Woody Allen


Desde Scientific American
Por Christof Koch
Traducción y comentarios: KC



Todos nosotros, incluso los filósofos posmodernos, somos realistas ingenuos de corazón. Suponemos que el mundo exterior se mapea perfectamente con nuestra visión interna de este - una expectativa que se ve reforzada por la experiencia cotidiana. Veo una taza de café sobre la mesa, la tomo para beber un sorbo y, he aquí, de pronto llega el líquido caliente a mi boca. O veo una amarillenta pelota de tenis sobre el césped, la recojo y la lanzo. En forma tranquilizadora, mi perro parece compartir mi verídico punto de vista sobre la realidad: persigue a la pelota y triunfante la atrapa entre sus mandíbulas.


No es sorprendente que deba haber una coincidencia entre la percepción y la realidad, porque la evolución elimina sin piedad a los no aptos. Si habitualmente no se percibe correctamente o incluso se alucina y se actúa sobre malentendidos, no se sobrevive mucho tiempo en un mundo lleno de peligros cuya prevención requiere de la estimación exacta de distancias y de evaluaciones de velocidad y de la reacción rápida. Si te sumerges en aguas rocosas o conduces por una carretera estrecha, de dos carriles con autos que pasan zumbando en la dirección opuesta, los pequeños errores pueden ser letales.


Probablemente piensas que tus ojos registran con alta fidelidad la información sobre el tamaño absoluto, la velocidad y la distancia de los objetos visibles y que respondes con base en datos imparciales. Pero a pesar de que construimos robots de este modo, dotándolos de sensores y computadoras para sondear las propiedades métricas de su entorno, la evolución ha tomado un camino más complejo.


Como han descubierto los psicólogos y neurólogos a lo largo de las últimas décadas, nuestra conciencia proporciona una interfaz estable a un vertiginoso y rico mundo sensorial. Por debajo de esta interfaz están al acecho dos sistemas de visión que trabajan en paralelo. Ambos son alimentados por los mismos sensores, los globos oculares; sin embargo, tienen funciones diferentes. Un sistema es responsable de la percepción visual y es necesaria para la identificación de objetos, como autos que se aproximan y potenciales compañeros, con independencia de su tamaño aparente o la ubicación en nuestro campo visual. El otro es el responsable de la acción: transforma la información visual en los movimientos de nuestros ojos, manos y piernas. Conscientemente sólo experimentamos el primero, pero dependemos de ambos para nuestra supervivencia.


Cuando conduces por las montañas, ¿has notado una discrepancia entre la pendiente descrita en la señal amarilla de tráfico y la sensación de que la pendiente es en realidad mucho más pronunciada? El psicólogo Dennis R. Proffitt de la Universidad de Virginia y su entonces estudiante graduada Jessica Witt lo notaron. Siendo científicos y no filósofos, diseñaron un experimento para averiguar por qué. Proffitt y Witt se situaron en la base de las colinas del campus y pidieron a los estudiantes pasar a estimar su pendiente de dos maneras. Los sujetos tenían que alinear la raya diámetral en un disco plano con la inclinación de la colina. También se les pidió que colocaran la palma de su mano en un tablero móvil montado en un trípode y luego, sin mirar a su mano, ajustar el sesgo de la junta hasta que sintieran que coincidía con la inclinación del cerro.


En la primera parte de la prueba, que se basó únicamente en las señales visuales, los sujetos sobreestimaron la inclinación, interpretando una de 31 grados como una mucho más pronunciada, de 50 grados. Pero cuando los ojos de la gente guiaban sus manos, los sujetos juzgaron con más precisión, inclinando la junta a un ángulo adecuado. Quizás aún más sorprendente fue el hallazgo de la tendencia de las personas a sobreestimar la parte estrictamente visual de la prueba aumentando en más de un tercio su estimación cuando acababan de trotar una carrera agotadora, y sin embargo las estimaciones de la mano no se vieron afectadas. La misma discrepancia se produjo cuando los sujetos usaron una mochila pesada, eran ancianos o estaban en mal estado físico o con deterioro de la salud.


En otra variante del experimento, Proffitt ponía a los sujetos de pie en la cima de una colina, ya fuese sobre una patineta o sobre una caja de madera del mismo tamaño que el monopatín. Los participantes fueron instruidos para mirar hacia abajo de la colina y juzgar, tanto en forma visual como de forma manual, su inclinación. También se les preguntó si sentían miedo a descender la colina. Los participantes temerosos de pie sobre el monopatín juzgaron la colina más pronunciada que las almas valientes de pie en la caja. Sin embargo, la medición manual de la pendiente guiada visualmente no se vio afectada por el miedo.


Proffitt sostiene que la percepción no es fija: es flexible, reflejando el estado fisiológico de una persona. Tu percepción consciente de la inclinación depende de tu capacidad actual para subir o bajar colinas, un trabajo duro que no debe tomarse a la ligera. Si estás cansado, débil, asustado o llevando una carga, tu evaluación de la colina, la que guía tus acciones, será diferente de lo que ves. No por gusto, sino por diseño. Es la forma en que estamos cableados.


El equipo de Witt-Proffitt publicó otro informe sobre la observación, bien conocido en la tradición deportiva, de que los jugadores de béisbol perciben la pelota más grande cuando están bateando bien y más pequeña cuando están en una racha perdedora. Desde entonces, Witt, ahora profesora en la Universidad de Purdue, junto con su estudiante Travis Dorsch, ha abordado este enlace interesante entre cómo el éxito (o falta de él) en una tarea afecta la percepción de las personas acerca del mundo.


En su experimento, 23 voluntarios tenían que patear una pelota de fútbol americano a través de la portería desde la línea de 10 yardas. Después de un calentamiento, se les pidió a los participantes que juzgasen la altura y la anchura de la portería mediante el ajuste manual de un modelo a escala reducida de la portería hecho de tubos de PVC. Entonces cada uno realizó 10 patadas. Inmediatamente después de la patada final, los participantes repitieron la medición de la percepción.


El resultado fue sorprendente. Antes de patear, el grupo tenía la misma percepción de la magnitud de la portería (por cierto, una inexacta: todo el mundo subestimó la relación real entre la anchura y la altura). Pero después de 10 tiros, los pateadores pobres (los que anotaron dos o menos goles de campo) vieron la portería con un 10 por ciento más estrecha del que tenían antes, mientras que los pateadores buenos (los que anotaron tres o más) percibieron el objetivo alrededor de 10 por ciento más amplio. Qué tan bien te has desempeñado durante los últimos minutos ¡influye en tu forma de ver el mundo! No sólo metafóricamente, sino en su nivel fisiológico, el que cambia las percepciones reales.


Después de hacer más minería de datos, los dos psicólogos descubrieron que las personas que no lograron el gol de campo porque tienden a patear el balón demasiado corto perciben que el travesaño es más alto que sus compañeros con más éxito, mientras que aquellos que se perdieron debido a que fallaron hacia los lados juzgaron que los postes laterales estaban más estrechos.


Así que ahora puedes estar pensando: ¡Qué conveniente! El sistema perceptivo nos ofrece justificaciones egoístas por nuestro mal desempeño. Pero es posible que haya algún valor aquí, evolutivamente hablando: si la gente percibe la portería como más o menos alta de lo que realmente es, apuntarán con mayor precisión la próxima vez. Witt y sus colegas han encontrado que lo que sucede en el fútbol también es válido para el softbol y el golf, y, lo más probable, para la vida en general.


Nuestra percepción consciente del mundo, aunque relativamente estable, no es estática. Somos incapaces de ser completamente objetivos, incluso en nuestras observaciones e impresiones más mundanas. Nuestra conciencia de los objetos que nos rodean es informada y ajustada por cualquier número de factores transitorios; nuestra resistencia y los niveles de energía, nuestro sentido de confianza, nuestros miedos y deseos. Ser humano significa ver el mundo a través de nuestros propios lentes, siempre en constante cambio.



Comentario:


Una de las ocupaciones de este espacio de promoción al escepticismo es tratar de analizar la realidad de manera objetiva. Ya desde sus inicios, Ahuramazdah tenía entre sus publicaciones algunos intentos por clasificar los niveles de realidad. En ese entonces se proponía el tercer nivel, que es el de la percepción de la realidad, que también es real pero afectable, como lo muestra este artículo. 


Resulta esclarecedor aprender que un claro sesgo de nuestra percepción se debe a situaciones fisiológicas (salud, condición física, cansancio, etc.) pero también a situaciones emocionales como el miedo, o el sentimiento de logro y éxito. Por esta relación me surgen varias dudas: 

  • ¿Que pasa con la percepción que tiene la gente que no presenta mucha aptitud para las ciencias? 
  • ¿Es como el caso de los pateadores fallidos o el de los corredores cansados o de los patinadores temerosos? 
  • ¿Acaso influye para percibir a la ciencia misma como algo inalcanzable, malévolo, indeseable, o incluso oficial
  • ¿Será por eso que algunas personas prefieren las pseudociencias? 

Seamos realistas (por una ocasión al menos), las pseudociencias ofrecen soluciones fáciles "al alcance" de cualquiera, incluyendo a aquellos que tengan un sentimiento de frustración ante la pendiente elevada que significa seguir los métodos de la ciencia.


Pero también, siendo realistas, la ciencia ofrece soluciones al alcance de cualquiera; claro, de cualquiera que decida abandonar sus miedos y temores, hacer a un lado su cansancio mental y seguir los métodos (a veces arduos y frustrantes) que la ciencia ofrece a todos los que deseen seguirla. Sus resultados son invaluables y no se comparan en éxito con los de otras formas chapuceras e irracionales de comprender el universo.

lunes, 9 de agosto de 2010

La Ecuación de Flake: ¿Porqué hay avistamientos?

Quien nos hace reír es un cómico. Quien nos hace pensar y luego reír es un humorista.


George Burns



En la entrada sobre la Paradoja de Fermi, que se publicó hace unos días en este espacio, una imagen curiosa acompañó al texto. La imagen proviene de un blog de humor llamado XKCD, que de acuerdo a su propia descripción, aborda temas de romance, sarcasmo, matemáticas e idioma.


Bien, la imagen referida es un intento humorístico, con similitud al intento serio de Frank Drake, para describir el posible número de avistamientos de OVNI's (o de alguna otra manifestación de origen supuestamente alienígena, como los círculos de los cultivos) que estarían siendo difundidos por los medios masivos (prensa, internet, radio, etc.).


No se trata de un esfuerzo serio, o científico; más bien se trata de un ejercicio lógico - matemático con una enorme dosis de humor. Revisemos la Ecuación de Flake:


Objetivo: Estimar el posible número de avistamiento de OVNI's, alienígenas (al estilo del "chupacabras"), encuentros cercanos (de cualquier tipo), incluyendo los relatos de posesiones, revelaciones, canalizaciones y abducciones cuyo origen es (de acuerdo con sus proponentes) extraterrestre, que están disponibles para cualquier persona dispuesta a creerlos. Ea pues, abogados del delirio escéptico, muestren sus ojos misericordiosos ante esta imagen de fino humor:






Sea P el número de avistamientos del tipo antes descrito. Partimos de la población mundial, con lo cual se deslinda cualquier tipo de consideración racial, geográfica, política, religiosa and the like. Representemos la población mundial con el símbolo Wp. Se estima que en la actualidad ese número es de alrededor de 7 mil millones.


De esa población total tomemos la fracción de gente que imagina un avistamiento ya sea porque padece de sus facultades mentales o bien porque desea sentirse alguien iluminado, privilegiado, escogido o bien, de alguna forma, especial. Sea esa fracción denominada como CR. Igualmente, otra fracción que podría contribuir al resultado, es la parte de la población que, sin estar enferma ni desear ser el centro de atracción, confunde algunos fenómenos naturales o situaciones psicológicas temporalmente perturbadoras como posibles contactos extraterrestres. Sea esta fracción MI. Ambas fracciones podrían tomar el valor de uno en cada diez mil habitantes.


Después tenemos la probabilidad de que alguno de los catalogados en el párrafo anterior decida contar su "experiencia" a alguien más. Esa probabilidad se estima en uno por cada diez, lo que implicaría que uno de cada diez de los anteriores decide contar su "experiencia" a otros. Esa probabilidad se designa como Tk.


De ese resultado, tomemos el número promedio de gente a quienes esos individuos deciden contar su "experiencia". Sea este número representado por Fo. Se estima que este número podría ser 10, contabilizando familiares, amigos, conocidos, etc.


Luego tenemos el número promedio de personas que dirán que este relato es de "primera mano", quienes no dudarán de su veracidad (o inexactitud). Sea este número representado por F1 y su valor estimado en 10.


Posteriormente tendríamos la probabilidad de que algunos detalles que no cuadren con la "hipótesis extratestre" pudieran ser adaptados, eliminados, o de alguna forma "olvidados" cada vez que se vuelve a narrar la historia. Sea esta probabilidad representada por DT, y su valor tomado como nueve décimos (9/10), o 90%.


Por último se considera la fracción de personas con los recursos para publicar estas historias en medios masivos como internet, periódicos y noticieros. Sea esta fracción representada por AU, y su valor estimado en uno por cada cien (1/100).


El resultado es que, de manera conservadora, se tendrían unos 100,000 casos de relatos de OVNI's, contactos extraterrestres, abducciones, Crop Circles, mensajes canalizados y otras historias del tipo. La conclusión del sitio referido es:


Aún con estimaciones conservadoras para los valores de las variables antes descritas, el resultado sugiere que un enorme número de avistemientos de seres (o naves) extraterrestres, que suenan creíbles, se encuentran disponibles para cualquiera que "está dispuesto a creer".


Saque el lector sus propias conclusiones.


Imagen de la Ecuación de Flake, con texto en inglés, desde: http://xkcd.com/718/



domingo, 8 de agosto de 2010

Nuevas consideraciones matemáticas a la Paradoja de Fermi

Si deseas que tus sueños se hagan realidad ¡despierta!


Ambrose Bierce


Desde Discovery News
Por Jennifer Oullette
Traducción y comentarios: KC



Preguntas interesantes surgen cuando los físicos empiezan a chatear. Ya en 1950, en el Laboratorio Nacional de Los Alamos, los físicos Enrico Fermi, Konopinski Emil, Edward Teller, y Herbert York estaban caminando a almorzar cuando la conversación derivó hacia una reciente serie de informes de avistamientos de ovnis.


Se enfocaron rápidamente en describir el reto de viajar más rápido que la luz, con Teller opinando que había una oportunidad en un millón de que la ciencia podría lograr esto en la escala de los objetos materiales pequeños dentro de los próximos diez años (es decir, 1960). Fermi no estaba de acuerdo; colocó las probabilidades, más próximas a uno de cada diez, siendo el optimista de este alegre grupo de físicos.




La conversación de la hora del almuerzo cambió de tema, pero Fermi continuó tratando de armar el rompecabezas sobre el enigma en su cabeza, por último exclamó: "¿Dónde están todos?" Si sus cálculos en bruto eran correctos, luego la Tierra debería haber recibido visitantes extraterrestres muchas veces.


Así nació la Paradoja de Fermi, que se define como "la aparente contradicción entre las altas estimaciones de la probabilidad de la existencia de civilizaciones extraterrestres y la falta de evidencias de, o de contacto con, civilizaciones extraterrestres".


Todavía no hay una explicación realmente convincente, pero eso no impide que los físicos traten de resolver la paradoja. El esfuerzo más reciente es un nuevo artículo que apareció en arXiv la semana pasada por Igor Bezsudonov y Snarskii Andrey de la Universidad Técnica Nacional de Ucrania.


Los científicos sugieren que hay un límite para lo grande que puede convertirse una civilización determinada,  basándose en sus modelos, que muestran que las civilizaciones creciendo a un ritmo determinado llegan a un umbral, entonces colapsan y mueren. Y este espacio de vida limitada, a su vez, reduce la probabilidad de que civilizaciones distintas en otros sistemas solares o galaxias entren en contacto unos con otros. (Es conceptualmente similar al modelo de dinámica poblacional que propuso por primera vez Robert Malthus en el siglo 19, entre otros).

2002_e_t_the_extra_terrestrial_007 Una escena de ET: The Extraterrestrial (Universal Studios)
Pero hay un giro. Si las dos civilizaciones están lo suficientemente cerca (en tiempo y espacio), la probabilidad de entrar en contacto aumenta dramáticamente. Si esto ocurre, dicen los científicos, la mezcla resultante de culturas e ideas, permitirá a ambas civilizaciones florecer por mucho más tiempo que cualquiera sin ese contacto.


Se utilizó un modelo de automatización celular para demostrar este proceso, utilizando tres parámetros básicos: la probabilidad de formación de la civilización, su vida útil probable, y la vida útil extendida que le correspondería en caso de que entren en contacto con otra civilización.


Y si los valores de esos parámetros son perfectos - "finamente sintonizados", en la jerga física - entonces ocurre una especie de cambio de fase. Pero en lugar de ir de sólido a líquido (o gas), el universo va de uno en el que es improbable que las civilizaciones que se dispersan por todo el cosmos se encuentren, a uno en que les sea posible hacerlo. Quién sabe, tal vez incluso podría evolucionar una federación de diversas civilizaciones - asumiendo que no hay una guerra interestelar, con una civilización acabando con otra y tomando control de su planeta (materia de la buena ciencia ficción desde hace décadas).


Esto podría explicar la paradoja de Fermi: no tenemos visitantes extraterrestres (o comunicación con ellos), ya que nuestro universo no ha sufrido ese cambio crítico de fase - es decir, no vivimos en ese universo finamente sintonizado donde los parámetros son exactos para dar lugar a la mezcla de civilizaciones. O no hemos estado fuera el tiempo suficiente para que la mezcla se produzca.


El artículo termina con la única conclusión que es posible deducir: tendremos que esperar y ver.


El blog arXiv de Revisión de Tecnología destaca otro aspecto intrigante de este nuevo documento:


"Bezsudnov y Snarskii derivaron incluso una desigualdad que un universo debe satisfacer para convertirse en civilizado. Esto, dicen, es análogo a la famosa ecuación de Drake que intenta cuantificar el número de otras civilizaciones contactables en el universo en este momento."


Diez años después de que Fermi propusiera su paradoja, el físico Frank Drake intentó llegar a una ecuación para evaluar las probabilidades de vida extraterrestre surgiendo en otro lugar de nuestro universo. Incorporó condiciones tales como la tasa a la cual se forman las estrellas en una galaxia; cuántas estrellas tienen planetas, y de estos planetas, cuántos serían habitables; de los que son habitables, cuántos desarrollarían el tipo de vida que se convierta en una civilización inteligente que permita la comunicación interestelar y, por último, cuánto tiempo durarían esas civilizaciones.

Los valores de esas condiciones son más bien desconocidos, así que mientras tenemos la ecuación, no tenemos lo s medios para resolverla. Aún.


Ni siquiera estamos seguros de la forma exacta en la que surgió la vida aquí en la Tierra, como recientemente puntualizó el Astrónomo Real Martin Reese, mientras argumentaba en contra de la inversión en misiones espaciales tripuladas por humanos, opuesto al uso de naves robotizadas.


Pero la suposición hecha por la Ecuación de Drake es que las civilizaciones surgen y decaen dentro de su propio sistema solar, sin colonización interestelar. Tomando eso en cuenta se tiene un escenario más semejante a la dinámica de población - o uno en el que la aproximación de Bezsudonov y Snarskii podría ser aplicable.


El mismo Drake nunca afirmó que su ecuación fuese menos que una solución a la paradoja de Fermi, sino que más bien era un medio de "organizar nuestra ignorancia" en el tema. Y recientemente revisó este tópico, en anticipación a SETI-Con, un evento de fin de semana que se llevará a cabo a finales de este mes para celebrar los 50 años de la famosa Ecuación de Drake:



Comentario:


En definitiva, el tema de la vida fuera de nuestro planeta sigue dando mucho que hablar y escribir. Sigue habiendo hipótesis "alternativas" que afirman (sin bases) que la hechura de los famosos "círculos de los cultivos" es de origen extraterrestre. Su argumentación es la conocida falacia argumentum ad consequentiam, o argumento dirigido a las consecuencias, pues se dirige a sustentar la creencia de que es una forma en la que los extraterrestres se comunican con los humanos. Sin embargo desechan otras explicaciones para estas obras de arte (ver: Agroglifos o marcas en los cultivos ¿Cuál es su origen?), y sobre todo pasan por alto que no hay evidencias físicas de la presencia de esos extraterrestres, al estilo de objetos olvidados, residuos de materiales, excretas, etc.


Dentro de este movimiento de explicaciones "alternativas", salió la noticia de que, en los recientemente liberados expedientes sobre OVNIs de la Gran Bretaña, se habría encontrado la "evidencia incuestionable" de que Winston Churchill decretó que se mantuviese silencio absoluto sobre el caso de un avistamiento de OVNI durante la segunda guerra mundial. Cuando se revisa la evidencia, salta el hecho de que NO se trata de una orden firmada por Churchill (lo que sería un hito en estas cuestiones):


Una nota del Ministerio de Defensa se refiere a una carta de 1999 que establece que un avión de la Real Fuerza Aérea, al regresar de una misión en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, fue "abordado por un ovni metálico".


El autor no identificado de la carta dice que su abuelo participó en una reunión entre Churchill y Dwight Eisenhower durante la guerra en la que los dos expresaron su preocupación por el incidente y "decidieron mantener en secreto."


El Ministerio de Defensa posteriormente investigó el caso, pero no encontró registro escrito del incidente.


Entonces no era un registro directo sino la afirmación de una persona sobre lo que su abuelo le comunicó. Lo cual pudo haber sido un relato verdadero o un bonito cuento para la sobremesa. Así es esto de los extraterrestres, mucho ruido y pocas nueces. Aún.

jueves, 5 de agosto de 2010

Preguntas sobre Genética, Ambiente e Inteligencia

Cuando no comprendemos una cosa, es preciso declararla absurda o superior a nuestra inteligencia, y generalmente, se adopta la primera determinación.


Concepción Arenal

Hace algún tiempo, en un grupo de Yahoo dedicado a cuestiones de inteligencia (no del tipo de espionaje o de estrategia, sino de capacidad intelectual) se plantearon algunas preguntas para ser respondidas por los foristas. Estas preguntas son:


  1. ¿Existe alguna relación entre el genoma y el Cociente Intelectual de un individuo?
  2. ¿Es hereditaria una inteligencia por arriba de la norma?
  3. ¿Influye también el ambiente en el que se desarrolla la persona?
  4. ¿Domina uno de los dos sobre el otro (genoma vs. ambiente)?


A continuación las respuestas que ofrecí en ese tiempo.


Respuesta a 1. Yo pienso que sí existe. Pero su transmisión a generaciones posteriores no está tan determinada como el color de ojos, por ejemplo. Incluso aunque así fuese, el desarrollo neuronal (en el que podemos basar el CI) lleva un proceso mucho más complejo que el de coloración de ojos. Es bien sabido que un humano en estado fetal, alimentado deficientemente durante su desarrollo, mantendrá el color de ojos de acuerdo con la mecánica de Dalton, pero su inteligencia, por otro lado, se verá menguada. La inteligencia humana requiere de un desarrollo completo y bien sustentado del cerebro y su manifestación en años posteriores puede verse afectado por la desnutrición de la madre (durante el estado intrauterino) o bien por la desnutrición durante los primeros años de desarrollo extrauterino.


Respuesta a 2. Yo pienso que sí. Conozco muy de cerca el caso de los tres hijos de un amigo indudablemente inteligente, quienes a su vez son inteligentes. Y fueron bien alimentados durante su desarrollo fetal y durante su infancia. Además han tenido la influencia que se trató de ejercer en ellos, para que desarrollaran su inteligencia.


Pero el propio caso de mi amigo es un misterio. Sus papás no fueron inteligentes y sus logros intelectuales fueron bastante escasos. Remontando las generaciones anteriores, al menos en tres generaciones previas no se manifestaron ascendentes inteligentes, excepto dos hermanos de su mamá. El caso de su tía, conocida mía, fue que, no obstante ser inteligente, su medio, su condición familiar y sus limitaciones de salud (era cardiaca) le impidieron demostrar sus capacidades más allá de su habilidad para salir triunfante de casi cualquier situación problemática. El caso de su tío, a quien no conocí personalmente, es citado como el de una persona habilidosa, adaptable, solucionador de problemas y buen conversador, pero desarrollado en un ambiente de orfandad de padre, lo que le obligó a trabajar desde niño en labores de poco reto intelectual.


Respuesta a 3. Yo pienso que sí. Como mencioné, la alimentación durante el desarrollo embrionario y posterior, puede ser determinante. Quizás un ambiente de retos intelectuales también influya. Una educación en la que se fomenta la creatividad y la curiosidad puede ayudar. Pero hay casos en los que no se puede hacer mucho. He dado clases desde muy joven, y he tenido alumnos desde nivel de primaria, hasta de profesional. Siempre traté de influir en ellos para incrementar su bagaje intelectual. Y hay casos en los que muy poco pude hacer por incrementar su CI (ver nota al final de la entrada).


Además de que en la actualidad, siento decirlo, entre los chicos rifa más la estupidez que la inteligencia. Rifa más la marca de ropa que usan, los juguetes que tienen y hasta sus incipientes relaciones sociales, que su capacidad pare resolver problemas, que sus habilidades intelectuales o que su curiosidad natural.




Respuesta a 4. Mi estimación educada es que, en la actualidad, debido a la influencia de los medios, de la información digerida (y dirigida), del culto a la estupidez, del sesgo en los valores sociales que premian a quien se agacha más, que a quien logra más, y de otras razones de tipo "ambiental", la inteligencia va en declive. A pesar de la influencia potencial del genoma. O sea que el ambiente gana, pero como influencia negativa. Michael Shayer (un psicólogo del King's College de la Universidad de Londres) y dos colaboradores informaron de que el rendimiento en los tests de razonamiento en Física que se administraron a adolescentes británicos de las escuelas secundarias disminuyó considerablemente entre 1976 y 2003.



Y aquí me surgen otras cuestiones, por fuera de las preguntas y respuestas anteriores.


¿Que pasa en los casos en los que una persona inteligente se niega a serlo para convertirse en campeón de popularidad? Si se llena la cabeza de basura superficial ¿mantendrá su inteligencia? Si se programa para decir sandeces en lugar de conversar en forma articulada ¿perderá puntos en su CI?


Otra pregunta es: ¿Que pasa cuando a un individuo inteligente se le educa en un ambiente en el que es valioso pretender que las ilusiones eventualmente se convierten en "realidad"? No me refiero a planes o proyectos de vida, sino a cosas del tipo mágico e irracional. Por decirlo de una forma resumida, asuntos "nuevoereros".


Y aun peor. Si además se droga e ingiere bebidas alcohólicas para estar "en sintonía" con su ambiente ¿Su CI permanecerá intacto?


En el caso de esta última pregunta, es evidente que las probabilidades estarían en su contra. Espero que en las anteriores la respuesta sea un rotundo NO, pero aún hay mucho que hacer.



Nota.


(Desde wikipedia). El entorno del individuo es crucial para el desarrollo de la inteligencia; situaciones muy opresivas pueden limitarla al generar inestabilidad emocional. El medio sociocultural es muy importante en el desarrollo intelectual de un individuo. Un sujeto que crezca en un ambiente con adecuados estímulos cognitivos puede desarrollar mayores aptitudes intelectuales frente a un sujeto que se críe en un ambiente con pobreza de estímulos (Véase: Kaspar Hauser).
  • Educación: una educación esmerada puede proporcionar valiosas herramientas para desenvolverse.
  • Motivación: un individuo puede desarrollar mejor su inteligencia si es motivado por su familia o personas de su entorno a mejorar su percepción cognitiva.
  • Hábitos saludables: una dieta sana genera mejores condiciones para desarrollarse. Dormir adecuadamente facilita el desarrollo de los procesos cerebrales. El alcohol y otras drogas pueden llegar a incapacitar al individuo.

martes, 3 de agosto de 2010

Los rumores en Astrofísica corren con la velocidad de la luz

No siempre es la multitud la poseedora de la verdad absoluta.


André Maurois


Desde el NY Times
Por Dennis Overbye
Traducción: KC



Dimitar Sasselov, un astrofísico del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica, iluminó la Internet el mes pasado con una declaración que conmovió el alma de cualquiera que alguna vez soñó con encontrar vida u otro hogar en las estrellas.


Blandiendo los datos de Kepler, el satélite de la NASA para búsqueda de planetas, durante una charla en TED Global 2010 en Oxford el 16 de julio, el Dr. Sasselov dijo que la misión había descubierto 140 planetas similares a la Tierra en un pequeño trozo de cielo en la constelación del Cisne, en la que Kepler ha estado realizando búsquedas durante el último año y medio.


"El siguiente paso después de Kepler será estudiar las atmósferas de los planetas y ver si podemos encontrar señales de vida", dijo.


La semana pasada, el Dr. Sasselov estaba ocupado comiéndose sus palabras. En una serie de mensajes publicados en el sitio Web de Kepler, el Dr. Sasselov reconoció que debería haber dicho "planetas del tamaño de la Tierra", es decir cuerpos rocosos con menos de tres veces el diámetro de nuestro propio planeta, en lugar de "planetas similares a la Tierra", con sus connotaciones de imágenes oxigenadas en azul y verde. Estaba hablando en la jerga geofísica, explicó.


Y debió haberlos llamado "candidatos" en vez de planetas.


"La misión Kepler está diseñada para descubrir planetas de tamaño terrestre, pero aún no ha descubierto ninguno; en este momento hemos encontrado sólo los candidatos a planeta", escribió.


En otras palabras: es necesario seguir avanzando, no hay nada que ver aquí.


He oído mucho de eso últimamente. Llámalo el blues de dos sigma. Dos sigma es la jerga matemática para la medición o el descubrimiento de algún tipo que se eleva lo suficientemente alto por encima del ruido aleatorio para ser interesante pero no suficientemente alto como para decir nada realmente concluyente. Para el registro, el criterio de un auténtico descubrimiento se conoce como cinco-sigma, lo que sugiere que hay menos de una probabilidad entre aproximadamente 3 millones de que sea un error. Sin embargo, dos sigma, con una oportunidad de un 2.5 por ciento de equivocarse, es lo bastante alto como para crispar la atención.


Hace apenas tres semanas, los rumores fueron arrojando lumbre en su camino hasta Gawker, acerca de que los investigadores en el Fermilab en Illinois habían descubierto el bosón de Higgs, una muy famosa partícula que supuestamente imbuye a otras partículas con masa. El efecto rumoreado fue mucho menos que el estándar de un cinco sigma que cambiaría el mundo. Y cuando los físicos del Fermilab informaron sobre su trabajo en París la semana pasada, aún no había rastro de la tan buscada partícula de Higgs.


Los científicos en los aceleradores de partículas no tienen toda esa diversión. El invierno pasado, los físicos trabajaron hasta en un estado de "histeria grave", en palabras de un físico, sobre los rumores de que un experimento en el fondo de una antigua mina de hierro en Minnesota había detectado el supuesto mar de partículas subatómicas conocidas como materia oscura, que se piensa que constituye el 25 por ciento del universo.


Los físicos de todo el mundo estuvieron en sintonía con Webcasts en diciembre para escuchar a los científicos del equipo, llamado Búsqueda Criogénica de Materia Oscura, ofrecer un par de conversaciones simultáneas en Stanford y Fermilab, e incluso el mismo New York Times había reservado su primera plana, sólo para escuchar que el experimento había detectado sólo dos partículas, una más de lo que se habría esperado encontrar por casualidad.


Todos nos fuimos a la cama esa noche en el mismo mundo en el que habíamos despertado.


Un culpable aquí es la Web, que se inventó para fomentar una mejor comunicación entre los físicos, en primer lugar, pero ha demostrado ser igualmente buena para difundir desinformación. Pero otro culpable, me parece, es el deseo por algún descubrimiento fundamental sobre la naturaleza del universo - el anhelo de despertar en un mundo nuevo - y un creciente sentimiento entre los astrónomos y los físicos de que estamos, de hecho, cerca de enormes cambios con el advenimiento de cosas como el Gran Colisionador de Hadrones en Ginebra y la nave espacial Kepler en el espacio.


No se puede decir mucho sobre lo que el descubrimiento de la materia oscura o la caza final del bosón de Higgs haría por la persona promedio, excepto parafraseando a Michael Faraday, el químico Inglés del siglo 19 que descubrió las leyes fundamentales del electromagnetismo. Cuando se le hizo la misma pregunta acerca de la electricidad, dijo que algún día sería sujeta de impuestos. En su momento, nada parecía más lejos de la realidad cotidiana que la teoría general de la relatividad de Einstein, la teoría de la gravedad como una deformación del espacio-tiempo, pero ahora está en el corazón del sistema GPS, sin la cual somos cada vez más incapaces de navegar por el mar o incluso las calles.


El mayor beneficio de responder a estas preguntas - ¿de qué está hecho el universo?, o ¿de dónde procede la masa? - podría ser tener mejores preguntas. Los cosmólogos han pasado el último siglo preguntando cómo y cuando el universo comenzó y cómo terminará o cuántas clases de partículas y fuerzas son necesarias para que se mantenga en equilibio, pero tal vez deberíamos preguntarnos por qué es que sentimos la necesidad de pensar en términos de principios y finales o de partículas en todo caso.


En cuanto a los planetas, no espero ver botas sobre Marte antes de morir, pero no puedo esperar para saber verdaderamente dónde hay un planeta habitable, similar a la Tierra, gracias a Kepler y las misiones que hayan de tener éxito. Si existen esos planetas dentro de unos pocos años luz de aquí, puedo imaginar la presión para construir y enviar una sonda, un robot, presumiblemente, a investigar. Sería un viaje que llevaría años y sería para todas las edades.


Hay una especie de fecha límite para Kepler en forma de una conferencia en diciembre. Para entonces, dijo William Borucki J., líder de Kepler, el equipo espera haber pasado un grupo de los planetas candidatos a la lista de confirmados. No van a ser habitables, advirtió, y señaló que para eso se requiere de agua, lo que a su vez requeriría una órbita a una distancia moderada de su estrella que aproximadamente un año o algo así. Con un valor de sólo 43 días de datos para analizar, sin embargo, sólo los planetas con más fuerza, los más rápido y con órbitas más calientes se han puesto en evidencia.


"Van a ser más pequeños, pero van a estar calientes", dijo Borucki.


Pero Kepler tiene tres años más para encontrar un planeta habitable. El verdadero punto de la conferencia del Dr. Sasselov fue que nos estamos acercando a un momento Copernicano, en el que la astronomía y la biología podrían combinarse para decirnos algo nuevo acerca de nuestro lugar en el universo.


Yo sé que la ciencia no existe sólo para cumplir con mis fantasías de ciencia-ficción, pero aún así me gustaría que las cosas se aceleraran, y que se elevase la relación del descubrimiento contra el ruido.


Apenas pasa una semana, por ejemplo, en la que no oigo algún tipo de rumor de que, de ser cierto, estremecería el Universo tal como lo conocemos. Recientemente escuché un rumor de que otro experimento de materia oscura, que no voy a nombrar, había registrado una señal interesante. Me puse en contacto con el físico en cuestión. Dijo que los resultados eran preliminares y que no tenía nada que decir.


Chico listo. Muy listo.

Imagen de entrada: Ball Aerospace. Técnicos preparado uno de los espejos de los telescopios utilizados en la misión Kepler de la NASA para encontrar planetas.

lunes, 2 de agosto de 2010

¿La foto de Hercólubus? Nop, sólo es la mancha 1092

La esperanza es un árbol en flor que se balancea dulcemente al soplo de las ilusiones.


Severo Catalina



Antes de que salga algún "iluminado" para decir que la fotografía de la entrada es la última y más contundente "prueba" y "evidencia" de que el Sol tiene una estrella (enana marrón) como compañera y que inevitablemente se acerca a la tierra para castigar a los herejes, escépticos, científicos y toda la horda de seres que atenta contra las más puras ilusiones de la Nueva Era, me pareció oportuno citar la fuente de esta imagen.


Se trata de una fotografía tomada ayer que revela la mancha solar identificada con el número 1092. Esta imagen puede verse en el sitio Spaceweather como contribución de un fotógrafo de Sudáfrica, Oleg Toumilovitch. La fotografía fue tomada el 1 de agosto de 2010 y la siguiente es la descripción de la imagen:


Durante los primeros minutos de la salida del sol o los últimos minutos de la puesta del sol sólo una fracción de la luz del sol hace su camino hacia el observador - en su mayor parte, la parte roja del espectro visible. Durante este tiempo las manchas solares grandes se pueden ver sin filtro solar especial, pero aun así se deben tomar precauciones y debe ser utilizada la imagen en vivo de la pantalla en lugar de un visor óptico, si es posible. Detalles de la foto: DSLR Canon EOS 350D, con 400 mm de teleobjetivo, ISO-800, exposición 1/1600s


Así que la esperanza de algunos nuevoereros podrá seguir en su sitio, ya que esta imagen no es más que lo que es, un golpe de suerte para un fotógrafo que logró captar la mancha solar más reciente.


Por cierto que la incidencia de esta mancha coincide con la emisión de una llamarada solar que puede afectar un poco las comunicaciones en la tierra y hasta generar bonitos espectáculos de auroras. La nota en SpaceWeather (ubicar la fecha 1 de agosto de 2010): http://spaceweather.com/archive.php?view=1&day=01&month=08&year=2010


Aquí la imagen original de Oleg:


Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.