jueves, 31 de marzo de 2011

Terremotos y Charlatanes

Algunos se equivocan por temor a equivocarse.



Gotthold Ephraim Lessing


Desde eSkeptic
Por Donald Prothero
Título original: Quacks & Quakes
Traducción y comentario final: KC




El gran terremoto de Sendai y el tsunami del 11 de marzo de 2011, no sólo generó una gran cobertura en todos los medios de comunicación, sino que también sacó a todos los locos de la nada (como pasa con cualquier gran terremoto o desastre natural). He discutido los detalles geofísicos y geológicos en un post aparte, pero la tormenta de desinformación y los mitos que vuelan alrededor de los medios de comunicación y de Internet ha sido abrumadora. Mi buzón de correo electrónico se llenó de preguntas acerca de estos eventos, porque he estado haciendo publicidad de mi nuevo libro "Catástrofes: terremotos, tsunamis, tornados y otros desastres que estremecen la tierra" (Johns Hopkins University Press). No eran sólo los mitos habituales acerca de los terremotos, sino también una capa adicional de la especulación apocalíptica y profecías del "fin del mundo", además de los locos que creen en el mito del 2012.


Entre los que consiguieron sus 15 minutos de fama durante el bombardeo de los medios de comunicación después del terremoto fue un conocido trinquetero, Jim Berkland, quien consiguió que le hicieran una entrevista completa para promover sus ideas en Fox News el 17 de marzo (pero en ninguna otra red). En primer lugar, el reportero colocó un mapa del "Anillo de Fuego" con volcanes y terremotos en todo el Pacífico, apuntando a Chile, a continuación Nueva Zelanda, a continuación Japón, dando a entender que este círculo de sismos podría terminar en California. Al parecer, nunca consultó a un geólogo, quien habría señalado que cada una de estas regiones, es un tipo totalmente diferente de límite de placa y no tienen placas tectónicas en común. A continuación, Fox dio a Berkland un espacio completo de cinco minutos para exponer sus ideas, con el mismo periodista crédulo lanzándole preguntas suavecitas, ​​y no de réplica con cualquier otro geólogo o sismólogo.


Berkland divagó sobre el comportamiento de los animales y la muerte de los peces en California (que han sido explicados por las condiciones inusuales del agua), sin mencionar que ese tipo de mortandad es común y no estadísticamente relacionado con los terremotos (ni existe un mecanismo plausible que podría vincularlos). Él divagó acerca de cómo los animales sienten inusuales campos magnéticos antes del terremoto, un argumento que ha sido ampliamente desacreditado. Berkland mencionó varios terremotos que afirma haber "pronosticado", sin comprobación de los hechos ni un examen de su historial general de "predicciones".


También mostró el clásico complejo de persecución de todos los trinqueteros y los científicos marginales, desprestigiando a los verdaderos científicos y sus "cajas negras" mientras utiliza métodos sin rigor y sin revisión por pares. A continuación, utilizó su tiempo en el aire para predecir confiadamente que un gran terremoto en California que sucedería el 19 de marzo, el perigeo de la "Superluna", con una ventana de predicción abriéndose hasta el 26 de marzo. Bueno, esas fechas ya pasaron, y no se ha visto a Fox News entrevistándolo de nuevo para que explique lo que salió mal.


Si Fox se hubiese molestado en hacer una investigación mínima sobre él, nunca habría perdido su tiempo en el aire y la gente no hubiese entrado en pánico innecesariamente. En primer lugar, Berkland no es un sismólogo, sólo un geólogo con sólo una licenciatura y una formación de posgrado, que ocupó varios puestos en el gobierno antes de retirarse en 1994.


Berkland se promociona por haber predicho el terremoto de Loma Prieta, algo que él utiliza como su principal gancho de la publicidad, lo que fue promovido en la emisión de Fox. Sin embargo, hay dudas acerca de esta predicción. Un año antes esa región ya había sido catalogada como una "brecha sísmica" o una de las zonas más probable para el próximo gran terremoto. De acuerdo con el sitio de la Red Sísmica de la Universidad de Washington en el Pacífico del Noroeste, "El segmento de la falla de San Andrés que se rompió en el terremoto de Loma prieta o el de la "Serie Mundial" en 1989 con magnitud 7.1 había sido identificado por el USGS como uno de los segmentos más probable de ruptura en la Falla de San Andrés. Terremotos de magnitud mayor a 5, entre 2 y 15 meses antes del terremoto dañino fueron tratados como temblores previos, y el USGS emitió avisos públicos durante 5 días a través de la Oficina de Servicios de Emergencia de California." Por lo tanto, no era gran cosa seguir esta predicción y elegir una fecha. Berkland tuvo la suerte de habérselo mencionado a un periodista de un periódico local en Gilroy, California, por lo que quedó impreso en los registros públicos.


Una vez que se examina más de cerca su registro completo de predicciones de terremotos, su "tasa de éxito" se desmorona. El suyo es un clásico caso de escoger los datos favorables, y también el sesgo de confirmación, utilizado por los adivinos, curanderos y estafadores de todo tipo desde hace siglos: la gente recuerda los aciertos y olvida los fallos. Berkland tuvo un "golpe" de suerte y la mayoría de la gente nunca se molestó en revisar su historial general.


El sismólogo Roger Hunter hizo un cuidadoso estudio estadístico, publicado en el Skeptical Inquirer, y encontró que sus "predicciones" no eran mejores que el azar 1. La aseveración de Berkland es que cuando las fuerzas de marea que resultan de la alineación de la luna y el sol están en un máximo (un syzygy, como él lo llama), se puede ejercer un tirón en la corteza terrestre que dispara terremotos. Esta idea se remonta a por lo menos 1897, y tiene cierta plausibilidad, ya que la atracción de marea ejerce una fuerza sobre la corteza terrestre. Sin embargo, cuando los geofísicos del Instituto de Geofísica y Física Planetaria de la UCLA realizaron un estudio riguroso, no encontraron ninguna relación estadística entre las dos 2. Otros estudios también han puesto a prueba las conexiones entre las mareas y los terremotos, y no encontraron correlaciones estadísticamente significativas 3. La única posible correlación puede ocurrir cuando las fuerzas de marea afectan fallas inversas poco profundas, pero las fallas de la predicción de Berkland del 19 de marzo para California son todas fallas de desgarre vertical de profundidad, no con el tipo de movimiento que se ajusta al modelo de poca profundidad de empuje de falla. La falla que causó el terremoto de Sendai es una zona de subducción profunda, no un tirón poco profundo. El único lugar donde sería posible que las mareas pudiesen afectar a los terremotos se encuentra en los valles de las dorsales oceánicas, a kilómetros bajo la superficie del océano central 4, y lejos de las áreas en las que Berkland ha centrado sus predicciones.


Además de los métodos cuestionables y la constante falta de éxito de Berkland en la predicción sobre la base de las mareas, también utiliza el comportamiento animal como una guía para la predicción de terremotos. Su "muy riguroso" método es revisar los periódicos locales buscando un número inusual de informes de perros y gatos perdidos en la sección de anuncios clasificados. La idea de que los animales pueden predecir los terremotos ha sido cuidadosamente analizada y ha fallado la prueba una y otra vez. Los animales pueden ser más sensibles a las ondas P que los humanos, que son las ondas sísmicas más rápidas y llegan unos segundos antes de las destructivas ondas S en regiones lejanas al epicentro, pero esto da a las advertencias sólo unos segundos en cualquier lugar en los que sea probable experimentar una fuerte sacudida.


Nunca ha sido corroborado de forma fiable si los animales son sensibles a otras alteraciones en la corteza de la tierra que se produzcan más de unos segundos antes de que el propio sismo. Además, este método se monta en el mismo problema que la mayoría de los métodos de predicción de terremotos a corto plazo han encontrado: no hay dos terremotos iguales. Algunos tienen precursores, y otros no. Por lo tanto, si los animales actúan de forma extraña antes de un terremoto ocurrido en particular (al igual que se han observado algunos precursores geofísicos en algunos temblores), no hay evidencia de que ellos puedan prever de manera fiable la mayoría de los temblores (ya que muchos temblores no tienen precursores).


Esto lleva a la cuestión mayor: los mejores geofísicos del mundo han estado trabajando duro en la predicción de terremotos a corto plazo por décadas, pero la mayoría debe admitir que no estamos mucho más cerca de lo que se estaba hace cincuenta años. Somos muy exitosos para dar avisos a largo plazo, con meses o años de anticipación, para las regiones que están retrasadas para un gran terremoto ("brechas sísmicas") y estas predicciones han trabajado de forma fiable. Sin embargo, la predicción a corto plazo siempre ha fracasado por el exasperante problema de que no hay dos fallas que se comporten de la misma manera. Regresando a la década de 1970, la teoría de dilatancia sobre deformación del terreno encontró una serie de precursores, y condujo a la predicción exitosa del terremoto del 4 de febrero de 1975 en Haicheng, China. Pero sólo 17 meses después, no hubo precursores para el terremoto del 28 de julio de 1976, en Tangshan, y murieron alrededor de medio millón de personas.


Desde este fracaso, los sismólogos se han vuelto mucho más cautelosos sobre la predicción de terremotos a corto plazo. La mayoría admitirá con franqueza que probablemente nunca habrá un método fiable de predicción a corto plazo. Esto deja espacio para que los charlatanes como Jim Berkland den un paso adelante, se jacten de su cuestionable "predicción" Loma Prieta, y llamen la atención de medios de comunicación libres. Luego puede confiar en el hecho de que en estos días la prensa no hará investigación alguna sobre sus antecedentes, ni lo confrontarán después de cada predicción para preguntarle qué salió mal. Como el mismo Charles Richter dijo: "Sólo los tontos, los mentirosos y los charlatanes predicen terremotos." Usted puede juzgar cual categoría se adapta mejor a Berkland.


Referencias


1. Hunter, R. 2006. “Can Jim Berkland predict earthquakes?” Skeptical Inquirer 30 (5): 47–50.


2. Kennedy, M., Vidale, J.E., and Parker, M.G. 2004. “Earthquakes and the moon: syzygy predictions fail the test.” Seismological Research Letters 75 (5): 607–612.


3. Hartzell, S., and Heaton, T. 1989. “The fortnightly tide and the tidal triggering of earthquakes.” Bulletin of the Seismological Society of America, 79: 1282–1286. Vidale, J.E., Agnew, D.C., Johnston, M.J.S., and Oppenheimer, D.H. 1998. “Absence of earthquake correlation with Earth tides; an indication of high preseismic fault stress rate.” Journal of Geophysical Research, 103: 24567–24572.


4. Tolstoy, M., Vernon, F.A., Orcutt, J.A., and Wyatt, F.K. 2002. “Breathing of the seafloor; tidal correlations of seismicity at Axial Volcano.” Geology 30:503–506.


(Reprinted with permission from the copyright holder the Skeptics Society and Skeptic magazine, www.skeptic.com)



Comentario


Así como hay charlatanes que afirman ser "adivinos" en esto de los sismos, así también hay charlatanes que afirman categóricamente que estos sismos son el resultado de una especie de guerra con armas de última generación, es decir HAARP, el moderno "chupacabras". Y para acabarla de rematar, que ya había sido predicho por un tal Benjamín Parravicini. La nota de un portal argentino denominado Urgente24 ha sacado una nota de lo más terrorista que se puede imaginar, digo, teniendo en cuenta que el portal tiene un formato como el de cualquier portal de noticias. Dice así la nota de marras:


Una psicografía de Benjamín Solari Parravicini que data de 1939, parece haber pronosticado el terremoto que sacudió la semana pasada a Japón, con las terribles consecuencias que este trajo aparejadas.


Por otra parte, años atrás un conocido investigador conspiranoico (que luego fue acusado de ser pago por el FBI para infundir el miedo en la población), Benjamin Fulford, denunció que sectores de poder estadounidenses habrían usado la famosa máquina de hacer terremotos (HAARP) para amenazar a Japón con terremotos que desataran un desastre nuclear en la isla para poder tomar así el control de la economía de ese país. En vistas de lo sucedido, tanto las premoniciones de Parravicini como las denuncias de Fulford no parecen estar muy alejadas de la realidad.


Y yo me pregunto ¿De dónde chinguiñas saca el autor de esta pésima nota que las barrabasadas de Parravicini y las ideas fumadas de Fulford no parecen estar muy alejadas de la realidad? ¿De qué realidad habla? Si se trata de la real pero calenturienta imaginación del autor, quizás tenga razón, pero de eso a que el HAARP pueda provocar sismos de esa magnitud o que un fumado fulano pueda predecir un sismo con 72 años de anticipación, hay mucha distancia.


La posibilidad de llamar la atención sobre un público ávido de chismes pero escasamente docto en ciencias hace que medios como este pésimo portal lleno de sensacionalismo y desinformación hagan su agosto con mentiras y estupideces como la citada. Una vez más no doy la liga de referencia para no promocionar estos sitios tan sesgados y sensacionalistas que colaboran para sembrar el terror entre la gente, pero una búsqueda en google con "HAARP" y "Fukushima" dará con el sitio referido, y siempre puede verse el contenido en el soporte documental de este blog.

lunes, 28 de marzo de 2011

Enfrentando los temores a la radiación con sólo los hechos

No ha aprendido las lecciones de la vida quien diariamente no ha vencido algún temor.


Ralph Waldo Emerson


Desde el NY Times
Por Denise Grady
Traducción: KC



Tan pronto como David J. Brenner oyó hablar del terremoto submarino y posterior tsunami que devastó el norte de Japón el 11 de marzo, verificó un mapa de las plantas de energía nuclear de la región. Una de ellas, debido a su ubicación costera y el diseño del reactor, se veía particularmente vulnerable: Fukushima Daiichi. Esperaba estar equivocado.


Menos de un día después, comenzaron a circular ominosos informes del fracaso de los sistemas de refrigeración y de fugas de radiación en la planta. El doctor Brenner, director del Centro de Investigación Radiológica de la Universidad de Columbia - el centro más grande y antiguo del mundo en su tipo - se encontró recibiendo llamadas en repetidas ocasiones para explicar lo que estaba sucediendo con los reactores y para evaluar el riesgo de radiación para la salud pública, tanto en Japón como en todo el mundo.


El doctor Brenner, de 57 años, oriundo de Liverpool, Inglaterra, es un físico que ha dedicado su carrera a estudiar los efectos de la radiación sobre la salud humana. Ha publicado estudios que demuestran que la Tomografía Computarizada (TC) aumenta el riesgo de cáncer en niños, y recientemente testificó ante el Congreso (de los EE UU), diciendo que el uso generalizado de los escáneres de cuerpo entero de rayos X en los aeropuertos se producen 100 casos adicionales de cáncer cada año en los Estados Unidos.


Él piensa que los escáneres TC y las personas que los utilizan necesitan más regulación para asegurarse de que las exploraciones sean médicamente necesarias y la dosis de radiación tan bajas como sea posible. El piensa que incluso las dosis bajas aumentan el riesgo de cáncer, y que no hay nivel "seguro" o umbral por debajo del cual el riesgo no aumenta - incluso si ese riesgo no se puede medir estadísticamente.


Pero a pesar de su preocupación acerca de posibles daños por radiación, no prevé un desastre de salud pública a raíz de la crisis en Fukushima Daiichi.


Desde el principio ha hablado con la cautela de un científico, mostrando respeto por los hechos y por los números, y una aguda apreciación de lo mucho que simplemente es desconocido o, en este punto, incluso cognoscible. La situación cambia constantemente, y el camino hacia la verdad puede ser arriesgado, girando a través de partes con apasionadas agendas a favor o en contra de la energía nuclear, la información suministrada por el gobierno y la industria, y los temores del público por la radiación que muchos científicos consideran muy exagerados.


¿Cómo explicar los hechos sin asustar a la gente innecesariamente? ¿Cómo tranquilizar sin que parezca miel sobre hojuelas o extrema condescendencia? Lo último que la gente quiere, dijo el Dr. Brenner, es a un tipo como él apareciendo en la televisión con bata blanca diciendo con aire de suficiencia que todo está bien.


"La gente está muy preocupada, lo cual no es sorprendente", dijo. "Queremos que la gente sea capaz de hacer algún tipo de evaluación realista". En la semana posterior al terremoto, realizó alrededor de 30 entrevistas con periodistas, dijo, "algunos buenos, algunos terribles."


Algunos entrevistadores trataron de empujarlo a decir que el riesgo era mucho mayor de lo que él creía que era. Se resistió, y canceló una aparición cuando se dio cuenta de que en el grupo anfitrión había una fuerte agenda anti-nuclear. "Trato de mantener mi punto de vista político separado de mi vida académica", dijo.


Cuando le preguntaron si estaba a favor o en contra de la energía nuclear, hizo una pausa y luego dijo: "Creo que hay un papel para la energía nuclear segura."


Desde el comienzo de los problemas en Fukushima Daiichi, ha dicho que la planta japonesa no es y no se convertirá en otro Chernobyl. El reactor soviético, que no tenía estructura de contención real, estalló en 1986 y arrojó su contenido por todo lo largo y ancho. Los reactores japoneses, aunque dañados, tienen recipientes contenedores, y el gobierno actuó con rapidez para evacuar a las personas de las áreas alrededor de la planta.


Pero él piensa que los acontecimientos en Japón debe ser una llamada a la acción para los Estados Unidos. "Este país y el Japón tienen una flotilla de viejos reactores nucleares", dijo.


Al principio, el Dr. Brenner dijo que Fukushima Daiichi probablemente llegaría a ser similar al accidente de 1979 en Three Mile Island en los Estados Unidos, del que nunca se ha encontrado evidencia de efectos en la salud pública. Dado que las condiciones se deterioraron en la planta japonesa, dijo que pensaba que el resultado sería algo peor que el de Three Mile Island, pero no mucho peor.


Pero él espera algunos casos de enfermedad por radiación entre los trabajadores de la planta contaminada, y, añadió, "me temo que habrá muertes". También dijo que era posible que hubiera algunos casos de cáncer de tiroides - probablemente muy pocos para probar estadísticamente una conexión - dentro de algunos años a partir de ahora entre las personas expuestas como los niños a la leche, agua o productos contaminados con yodo radiactivo.


Hasta el momento, parece poco probable que el accidente vaya a generar una vasta zona inhabitable en Japón como la que dejó Chernobyl, en lo que hoy es Ucrania, dijo el Dr. Brenner. Una amplia lluvia de Cesio radiactivo ocurrió en Chernobyl, y se necesitarán muchos años para que decaiga a niveles seguros. Ese tipo de secuelas no se ha producido en Japón.


Sobre todo, dijo que pensaba que el gobierno japonés estaba haciendo un buen trabajo al ofrecer información fiable al público - pero que no siempre lo ha hecho. Al principio, hubo un retraso en la liberación de las lecturas de radiación alrededor de la planta. Y cuando las autoridades anunciaron que el yodo radiactivo se había encontrado en leche y verduras, declarándolos inicialmente como seguros, el Dr. Brenner dijo que él había "gritado fuerte" y habló con los periodistas al respecto. Simplemente no había razón para arriesgarse a consumirlos, dijo.


El yodo radiactivo es absorbido por la glándula tiroides, especialmente en los niños, y una gran mayoría de los 6,000 casos de cáncer de tiroides causados ​​por el accidente de Chernobyl se produjeron porque no se le dijo a la gente que dejara de dar a sus hijos leche local. La leche estaba contaminada, ya que fue producida por vacas pastando en la hierba cubierta con lluvia radiactiva.


Las pastillas de yoduro de potasio son ampliamente recomendadas para proteger la glándula tiroides del yodo radiactivo, pero el Dr. Brenner dijo que era mejor sólo dejar de beber leche hasta que la amenaza hubiese pasado.


Su mensaje ha cambiado, sin embargo, pues se detectó yodo radioactivo en agua del grifo en Tokio. Aunque el público fue informado de que bebés, niños y mujeres embarazadas no deben beber el agua, el Dr. Brenner reconoció que todavía puede ser difícil evitar alguna exposición, y que el uso de yoduro de potasio fue una precaución razonable.


"Yo he sido tal vez un tanto rígido al decir que el yoduro de potasio no tiene un papel que jugar", dijo. "Pero por lo general el problema es la leche. Para mí, los niveles en el agua fueron una sorpresa".


En los últimos años la investigación del Dr. Brenner se ha centrado en las respuestas al terrorismo. Se encuentra en la rara posición de haber dirigido el desarrollo de una máquina que espera que nunca se use, Herramienta de Rápida Biodosimetría Automatizada, o RABIT por sus siglas en inglés (Rapid Automated Biodosimetry Tool). Su propósito es poner a prueba muestras de sangre - hasta 30,000 al día - en busca de signos de que la gente ha estado expuesta a una dosis considerable de radiación.


RABIT estaba destinado a ser utilizado en el caso de un ataque terrorista - una bomba sucia, por ejemplo - en la que un gran número de personas temiendo haber estado expuestas a la radiación podrían abrumar a las clínicas y las salas de emergencia. Pequeñas muestras de sangre podrían ser tomadas en muchos lugares para enviarse a RABIT; las personas con síntomas de exposición pueden ser controlados y tratados si es necesario.


Las emisiones de radiación en Japón hasta el momento han sido muy inferiores para lo que RABIT fue diseñado.


Es posible que Brenner haya heredado su habilidad para el diseño industrial de su abuelo materno, un ingeniero mecánico que fue uno de los inventores de la barra de chocolate Kit Kat y la maquinaria para producirla en masa.


Su oficina tiene dos preciadas posesiones: una fotografía de John Lennon y George Harrison con Stuart Sutcliffe de 1961, bajista original de los Beatles, y el escritorio utilizado por el primer director del centro radiológico, en 1915. Venía con un cajón lleno de pipas.


En una tarde reciente, el venerable escritorio estaba lleno de mapas y gráficos de los niveles de radiación alrededor de la planta de Fukushima. Incapaz de encontrar la que buscaba, el Dr. Brenner acusó a un colega de habérselo llevado, y fue rechazado con júbilo. Programó varias entrevistas de televisión y un fotógrafo estaba en camino; el Dr. Brenner hizo una mueca y dijo que últimamente no había tenido tiempo para un corte de pelo.


Fotografía de entrada por Béatrice de Géa para The New York Times

miércoles, 23 de marzo de 2011

Definición de realidad

Odio la realidad, pero es en el único sitio donde se puede comer un buen filete.


Woody Allen



Retomando el tema de la realidad y acicateado por una serie de debates sobre el asunto del equinoccio y sus características "mágicas" me dispuse a realizar un ejercicio de lógica para tratar de dilucidar si es que en realidad existen diversas realidades que se superponen unas a otras y cuya naturaleza es inaccesible excepto en casos de percepción alterada, o fe o cualquier otra forma de interiorización.


Yo defino Realidad como aquel conjunto de fenómenos que no dependen de la percepción de nadie para su existencia. Y explico. Un fenómeno de la realidad existe aunque no se perciba. Puede ser percibido directamente o bien a través de sus efectos, pero no será real si el requisito sine qua non para su existencia es que tenga que ser percibido directamente de alguna forma.


Un ejemplo clásico es el de la existencia de los rayos X. No hay forma en que podamos percibirlos directamente. Pero si diseñamos un experimento para mostrar su interacción con la materia, podemos entonces mostrar que los rayos X existen en realidad.


El caso contrario es en el que alteramos nuestra percepción sin que signifique que lo percibido existe en realidad. El ejemplo clásico es cuando cerramos los ojos y ejercemos un poco de presión sobre el globo ocular por encima del párpado. Percibiremos una especie de luz, sin que haya verdadera luz incidiendo en nuestro ojo.


En este último caso ¿que es lo real? Lo real es la alteración de nuestro sentido de la vista que nos produce una ilusón parecida a la de la luz. No es que haya dos realidades independientes (luz percibida con los ojos abiertos y "luz" percibida con los ojos cerrados), sino que hemos introducido un elemento que altera la percepción y hemos forzado a que esa aparente luminiscencia "exista" sólo cuando es percibida de esa forma.


Ahora bien, podemos preguntarnos ¿hay más de un conjunto de fenómenos que no dependen de mi percepción para su existencia?. O en forma equivalente ¿Existen realidades concomitantes? Supongamos para empezar que hay dos conjuntos diferentes (aunque también se puede generalizar a n conjuntos). Llamemos a estos conjuntos R1 y R2. Realidad 1 y Realidad 2.


Y entonces uno se lanza con esa hipótesis preguntando ¿cómo se comportan ambas? ¿Se superponen? ¿Son alternativas como la bifurcación de un camino? ¿Una es perceptible y la otra no?


Si ambas son auténticas realidades, es decir que no dependen de nuestra percepción para su existencia, entonces podríamos diseñar una serie de experimentos que muestren que los fenómenos de R1 y de R2 son reales. No haremos nada por alterar o forzar nuestra percepción, sino que haremos que los fenómenos de R1 y R2, al suceder, al presentarse, nos den información de su existencia.


Si podemos demostrar que los fenómenos de ambos conjuntos suceden aunque no los percibamos directamente entonces ¿que caso tiene separarlos? Podemos decir que Rt = R1 + R2, y entonces Rt (Realidad total) es la suma de los fenómenos de R1 y R2.


Este es el caso de la física clásica y el de la física cuántica. La física clásica describe los fenómenos macro, fenómenos que son observables con los sentidos habituales y algunos que no pueden ser percibidos directamente pero cuyos efectos son apreciables a gran escala. La física cuántica describe los fenómenos que no pueden ser observados directamente debido a lo pequeño de las dimensiones de su ámbito de influencia. Protones, electrones, neutrones, quarks, etc, son descripciones de un mundo invisible en forma directa, pero cuyos efectos pueden observarse si se diseñan experimentos especiales para ello.


Las dos "realidades" existen sin necesidad de que sean percibidas, pero sus efectos son medibles, y perfectamente reproducibles, y lo que las diferencia son los modelos que se utilizan para describirlas. La suma de ambas "realidades" es la realidad.


Ahora pasemos a la otra posibilidad ¿Que pasa si sólo podemos poner en evidencia los fenómenos de R1 y los de R2 no? Imaginemos que hacemos todo lo posible por desentrañar los fenómenos de R2 para que nos den información sobre su naturaleza pero por más que intentamos los resultados son nulos.


Por ejemplo imaginemos que en R2 hay un fenómeno llamado deidad omnipotente. ¿Cómo demostrar que existe una deidad omnipotente, que todo lo puede, que todo lo sabe, que todo lo logra? Es decir, ¿Cómo mostrar que ese fenómeno existe aunque no lo perciba directamente? Hasta ahora la existencia de una deidad omnipotente sólo depende de la fe de quienes creen que existe. Y la fe es un modo de percepción que no requiere de evidencias. Eso no quiere decir que no exista una deidad omnipotente, sólo quiere decir que hasta hoy sólo es una creencia, sin evidencias que hagan que ese fenómeno pertenezca a un conjunto del tipo Rn.


Así que, si hay varias "realidades" que existen en forma independiente a mi percepción, entonces todas se pueden sumar a una sola realidad. Pero si afirmamos que existe una Rx que contiene fenómenos que sólo pueden mostrarse a través de una percepción alterada o bien a través de una potente autosugestión ¿hay algún caso de decir que es real? Las afirmaciones que se hagan sobre esta realidad y que no pueden probarse, si son inmunes a la refutación, entonces son verdaderamente inútiles, por mucho valor que puedan tener para inspirarnos o excitar nuestro sentido de maravilla. Es como el dragón de mi garage, parafraseando a Carl Sagan.



lunes, 21 de marzo de 2011

Hechos y mitos sobre el equinoccio

La primavera ha venido, nadie sabe cómo ha sido.


Antonio Machado


Desde National Geographic News
Por John Roach
Traducción y comentario final: KC



En el hemisferio norte, la primavera comienzó oficialmente a las 6:21 pm tiempo del centro, del Domingo, 20 de marzo 2011, con el equinoccio vernal, o equinoccio de primavera. Pero no debemos dejarnos engañar por el viejo mito de que en el equinoccio vernal, la duración del día es exactamente igual a la de la noche.


El día en que hay igualdad de duración entre día y noche siempre cae antes del equinoccio de primavera y después del de otoño, según Geoff Chester, un especialista en asuntos públicos del Observatorio Naval de EE.UU. en Washington, DC


"El momento exacto en que ocurre depende de donde nos encontremos en la superficie de la Tierra", dijo. La definición oficial del equinoccio es el momento en que el centro del sol pasa sobre el ecuador, el día será ligeramente más largo que la noche en todas partes en la Tierra. La diferencia es una cuestión de geometría, de la atmósfera, y del idioma.


Atmósfera, Geometría, y Lenguaje del Equinoccio Vernal


Si el sol no fuese más que un diminuto punto de luz y la Tierra no tuviera atmósfera, el día y la noche durarían exactamente 12 horas en un día de equinoccio de primavera. Pero para empezar, como se ve desde la Tierra, el Sol es casi tan grande como la punta del dedo con el brazo extendido, o medio grado de ancho.


La salida del sol se define como el momento en que el borde superior del sol parece asomarse en el horizonte. La puesta del sol es cuando el último pedazo del sol parece caer por debajo del horizonte. El equinoccio de primavera, sin embargo, se produce cuando el centro del Sol cruza el Ecuador.


Además, la atmósfera de la Tierra desvía la luz del sol cuando está cerca del horizonte, por lo que el astro de oro parece un poco más alto en el cielo de lo que realmente está. Como resultado, el sol parece estar por encima del horizonte, unos minutos antes de lo que realmente está.


Por lo tanto, en el equinoccio de primavera, el tiempo con luz es en realidad mayor que el tiempo entre el momento en que el sol cruza el horizonte al amanecer y cuando el sol cruza el horizonte al ponerse el sol. "Estos factores se combinan para hacer que el día del equinoccio, no sea el día en que tenemos 12 horas de luz y oscuridad", dijo Chester.


El equinoccio vernal sin embargo es especial


Las duraciones del día y la noche pueden no ser iguales en el equinoccio de primavera, pero eso no significa que el primer día de primavera sea menos especial. Los equinoccios de otoño y primavera, para empezar, son las únicas dos veces durante el año en que el sol sale por este y se pone hacia el oeste, de acuerdo con Alan MacRobert, editor senior de la revista Sky & Telescope.


Los equinoccios son los únicos días del año, cuando una persona de pie en el Ecuador puede ver que el sol pasa directamente sobre su cabeza. En el día de equinoccio de primavera del hemisferio norte, una persona en el Polo Norte podría ver el sol casi rozando el horizonte, y a partir de ese día tener seis meses de luz día sin interrupciones. Una persona en el Polo Sur, también vería el sol en la orilla del horizonte, pero sería una señal del comienzo de seis meses de oscuridad.


El Papa cambiando el Equinoccio Vernal


Otra rareza de equinoccio: Una regla del calendario mantiene la primavera casi siempre llegando el 20 de marzo o el 21, pero a veces el 19, dijo MacRobert. En 1582 el Papa Gregorio XIII estableció el calendario gregoriano, que la mayor parte del mundo ahora observa, para dar cuenta de un inconveniente equinoccial.


De no haber establecido el nuevo calendario, cada 128 años el equinoccio llegaría con anticipación de un día calendario completo, y eventualmente colocando la Pascua en medio del frío invierno.


"Todo comienza con el hecho de que no hay un número exacto de días en un año", dijo MacRobert. Antes de la intervención del Papa, los romanos y gran parte del mundo europeo se regían por el calendario juliano. Instituido por Julio César, el viejo calendario contabilizaba exactamente 365.25 días por año, como promedio durante un ciclo de cuatro años. Cada cuatro años se añadía un día bisiesto ayudando a mantener las cosas en el camino.


Resulta, sin embargo, que hay 365.24219 días en el año astronómico "tropical", definido como el tiempo que toma el sol, visto desde la Tierra, para hacer un circuito completo en el cielo.


Usando el calendario juliano, los equinoccios de primavera y otoño y las estaciones llegaban 11 minutos más temprano cada año. En 1500 el equinoccio de primavera había retrocedido al 11 de marzo.


Para solucionar el problema, el Papa decretó que casi todos los años de siglo (por ejemplo, 1700, 1800 y 1900) no serían años bisiestos. Pero años de siglo divisibles entre 400, al igual que 2000, serían años bisiestos.


En el marco del calendario gregoriano, el año tiene 365.2425 días. "Eso se acerca lo suficiente a la fracción verdadera para que las estaciones no se alejen", dijo MacRobert. Con una duración promedio de 365.2425 días, los años gregorianos son sólo 27 segundos más largos que la duración del año trópico, un error que permitirá la ganancia de un día durante un período de alrededor de 3,200 años.


Hoy en día, de acuerdo con el Observatorio Naval de los EE.UU, los equinoccios migran a través de un período que ocurre cerca de seis horas año civil tras año civil, debido al ciclo del año bisiesto. El sistema se reajusta cada año bisiesto, deslizando un poco hacia atrás hasta que un año de siglo no bisiesto da un codazo a los equinoccios en el tiempo una vez más.



Comentario


Otro mito que la gente gusta de creer es que en el día del equinoccio, en ciertos sitios arqueológicos como Teothuacan, Chichén Itzá, Dzibichaltún, Tajín, Monte Albán, Xochicalco, y otros centro ceremoniales, habrá una especie de "recarga de energía". Alguien decía lo siguiente:


Según el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) no esta comprobado que se cargue energía, al parecer se trata de charlatenerías. Preguntaría a los acedos expertos cientificos de nuestro mundo occidental, entonces ¿porque va tanta gente?. Ellos no se han dado cuenta porque su ciencia los tiene miopes, nececitan su laboratorio, que se trata de una fiesta ancestral de nuestro pueblo...


Una cosa es ir a echar fiesta y otra cosa muy diferente es esperar que una especie de "energía" invisible para los científicos nos llene los acumuladores espirituales. No se trata de criticar a quienes van a estas ruinas en estas fechas, sino de criticar a quienes ven en ello una "realidad alternativa" que se presenta como mágica, y que de alguna forma nos beneficia.


A esos que se montan en el concepto de "energía" para diseminar creencias sin fundamento les digo: Mi consejo es que usen otros términos. Por ejemplo a eso que sienten que les invade en el equinoccio llámenle shihfdula o cualquier otro nombre que no sea un término con un significado tan preciso como el de energía. Montarse en la ciencia para hablar de algo inaccesible para la ciencia hace un trabajo muy flaco para la causa. Es como montarse en la internet para despotricar contra la ciencia o contra el materialismo.


Imagen de la entrada: Juan Carlos Casado, TWAN

miércoles, 16 de marzo de 2011

Yodo vs Radiaciones ¿Nos protege?

Hay una manera de contribuir a la protección de la humanidad, y es no resignarse.


Ernesto Sábato



Ha sido una serie de auténticas calamidades las que han azotado a Japón desde que el pasado 11 de marzo un sismo de 9.0 en la escala Richer causó la mayor crisis en ese país desde la segunda guerra mundial. No sólo fue el sismo que tuvo la mayor intensidad registrada en lo que va de este siglo en todo el mundo, y tampoco el tsunami que siguió al sismo, ambos eventos destructivos por su naturaleza impredecible. Ahora Japón enfrenta uno de los incidentes nucleares más importantes desde Chernobyl hace 25 años.


Los eventos naturales han causado ya muchas muertes, que se estiman en más de 15 mil, pues las labores de rescate y recuperación aún no terminan. En una sola ciudad, el puerto de Minamisanriku, un alto funcionario policial japonés dijo que el número de muertos sería "ciertamente ser más de 10,000." Eso es más de la mitad de la población de la ciudad de 17,000 habitantes.


(Para mayor claridad de esta entrada se ha incluído al final un glosario de términos que explican el concepto que se marca en cursivas).


El peligro invisible


Sin embargo, las preocupaciones más urgentes se centran actualmente en las fallas de los reactores de la central de energía nuclear Fukushima Daiichi, donde los ingenieros, hasta el día de publicación de esta entrada, aún continúan luchando para evitar mayores liberaciones de material radiactivo puesto que en sus 4 reactores ya se había filtrado la radiación. Una serie de explosiones en los reactores han causado daños en la contención primaria, dijeron funcionarios japoneses.


Los reactores fueron apagados desde el momento en que se sucitó el sismo, pero estar apagados no significa que estén a salvo. Una vez que se insertan las barras de control, es necesario seguir enfriando el núcleo del reactor, debido a que la radiación emitida por los productos de fisión puede producir hasta el 7% de la potencia que genera el reactor en operación normal. Esta radiación eleva la temperatura de los elementos combustibles por lo que es necesario mantener los sistemas de enfriamiento en funcionamiento. Para esto se necesita energía externa pues los reactores al estar apagados ya no producen electricidad. Sin embargo el tsunami arruinó los suministros de electricidad externos a la planta. En estos casos, las centrales nucleares de potencia cuentan con generadores diesel de emergencia, los cuales suministran la electricidad necesaria para mantener los sistemas de enfriamiento en operación.


Pero el diesel se agotó rápidamente, lo que dejó a los reactores sin suficiente nivel de agua, descubriendo parte de los elementos combustibles. El encamisado de aleación de circonio cuando se sobrecalienta reacciona con el agua (o el vapor de agua) produciendo hidrógeno que es altamente explosivo. Este hidrógeno es el que ha ocasionado las explosiones en los reactores, destruyendo parte de la contención secundaria y poniendo en peligro la integridad de la contención primaria.


Se puede saber que parte de los núcleos de estos reactores se ha fundido, comprometiendo los encamisados de aleación de circonio, ya que se han detectado elementos radiactivos en las inmediaciones de la central que forman parte de los productos de fisión. Dos de estos elementos, cesio y yodo, forman compuestos químicos suficientemente volátiles como para escapar en el vapor de agua que se "ventea" para liberar presión de las vasijas de los reactores. Incluso pueden combinarse para formar Yoduro de Cesio. Los radioisótopos del Yodo que resultan de la fisión del Uranio normalmente tienen vidas medias cortas, pero un isótopo del Cesio (137Cs) tiene una vida media de más de 30 años.


Por esta razón se ha decretado la evacuación de la población en un radio de 20 km alrededor de la central, para evitar que la población reciba dosis radiactivas que puedan poner en riesgo su salud.


La contribución del Yodo


A la población evacuada por esta emergencia y a quienes se quedaron en sus hogares en la zona de 20 a 30 km de la planta se les ha suministrado pastillas de yodo. Mucha gente piensa que esta medida protegerá a la gente de las radiaciones, pero esto no es tan sencillo. Para entender cómo es que estas dotaciones de yodo pueden ayudar a la población en riesgo es necesario entender qué pasa con el yodo de manera normal.


Cuando el organismo humano ingiere yodo, éste tiende a alojarse en la tiroides y permanecer allí por un tiempo apreciable, ya que es necesario para su correcto funcionamiento. La glándula tiroides fabrica dos hormonas, la Tiroxina o T4 y la Triyodotironina o T3. Son los únicos componentes de la fisiología de los vertebrados que contienen yodo. Si no hay yodo suficiente en la dieta no hay posibilidad de fabricar hormonas tiroideas en cuantía suficiente y esto puede ocasionar problemas que van desde una pequeña hiperplasia o Bocio no muy importantes, a una situación de severo retardo del crecimiento y déficit mental conocido como Cretinismo Endémico. Pero el organismo no discrimina entre el yodo estable y el yodo radiactivo, por lo que si éste está presente en la atmósfera que se respira en los alrededores de la central afectada, seguramente se depositará en las glándulas tiroides de la población y ocasionará dosis radiactivas indeseables.


Para que el yodo radiactivo no sea absorbido por la tiroides, es necesario saturar previamente esta glándula con yodo estable. De esta forma la Tiroides no absorberá más Yodo (ni estable ni radiactivo).


Así que en realidad el yodo estable NO sirve como blindaje contra las radiaciones, pero su ingesta hasta el punto de saturación de la tiroides evitará que esta glándula fije el isótopo radiactivo. Y finalmente esto evitará que la gente reciba una innecesaria dosis interna de radiación, mucho más peligrosa para la salud que la dosis externa. En especial si el compuesto ingerido es Yoduro de Cesio (porque el Cesio tiene una vida media más larga que el yodo y porque emite radiación gamma con mayor energía que la del Yodo).


Los mitos


En varios mensajes de correo electrónico me ha llegado la advertencia de que quizás la nube radiactiva japonesa viajará por el pacífico y llegará a México, por lo que habría que tomar unos chochos de yodo para prevenirnos de las radiaciones. Así dice uno de estos mensajes:


NOTA A LOS RESIDENTES EN LA COSTA OESTE DE USA Y MEXICO. En Japon estan evacuando 170,000 personas por que puede producirse un derretimiento de la planta nuclear. De ser asi DE OCURRIR la nube radioctiva puede llegar a la Costa Oeste de USA en dias. Sugiero tener en cuenta POTASIUM IODIDE a los que residen en dicha area para proteger la tiroides. No es de mi agrado escribirlo pero debemos estar alertas.


Mi primer comentario es que una nube radiactiva no permanece unida como la gelatina, sino que se dispersa por acción del viento. Cuando el accidente de Chernobyl, a los pocos días de sucedido se pudo detectar en algunos laboratorios ambientales de México el ligero aumento en los niveles normales de fondo radiactivo ambiental. Si la nube radiactiva hubiese  viajado como una "gelatina voladora", las lecturas hubiesen sido tan altas como las de Chernobyl mismo. Y vaya que ahí sí se tuvo una fuga masiva de material radiactivo a la atmósfera. 


Mi segundo comentario es que ante el peligro de inhalación de yodo radiactivo, tomar yodo estable NO protege a la tiroides solamente. Protege a todo el organismo de dosis internas que podrían causar cáncer no sólo en la tiroides sino en otros órganos.


Otra nota ofrecía una especie de "tratamiento homeopático" contra los efectos de "envenenamiento por radiaciones", recomendado por Homeopathy Plus en Inglaterra. Esto último es una tomada de pelo, pues la homeopatía sólo ofrece sustancias altamente diluídas, inútiles para proteger a nadie de las radiaciones ni de los síntomas de dosis agudas de radiación.






Sólo para que quede absolutamente claro, como si aún fuese necesario, hay una gran diferencia entre los efectos secundarios experimentados después de tener una dosis específica controlada de quimioterapia y radioterapia para combatir el cáncer, y los de ser expuestos a una cantidad no controlada de radiación emanada de una central nuclear dañada. No hace falta decir que el consejo de Homeopathy Plus es irresponsable y peligroso, y por todos los medios debe ser ignorado.


Glosario de términos.


  • Barras de control. Barras que en su interior contienen Cadmio que absorbe los neutrones y evita nuevas reacciones de fisión en el combustible nuclear, constituído principalmente por pastillas de óxido de Uranio.
  • Contención primaria. Edificio de concreto super reforzado, con más de un metro de espesor, que aloja a la vasija del reactor.
  • Contención secundaria. Edificio que contiene los elementos principales para el funcionamiento del reactor, entre ellos el contenedor primario, las bombas de recirculación y los sistemas de seguridad.
  • Dosis interna de radiación. Daño que reciben los tejidos vivos por la radiación emanada de sustancias radiactivas que se encuentran en el interior del organismo. Se le llama interna para diferenciarla de la dosis externa, que es originada por radiación emitida desde fuera del organismo. La dosis interna puede ser más grave que la externa cuando se trata de radiación beta o alfa.
  • Elementos combustibles. Conjunto de encamisados de aleación de circonio, que en su interior alojan al material físil, constituído por pequeñas pastillas cilíndricas de óxido de uranio.
  • Productos de fisión. Son los núcleos resultantes de la fisión nuclear.
  • Radiactividad. Proceso de emisión de radiaciones desde un núcleo inestable.
  • Vasija del reactor. Contenedor de acero inoxidable que aloja al núcleo del reactor y por la cual circula el refrigerante que a su vez se convierte en vapor, el cual es utilizado en las turbinas para mover los generadores de electricidad.
  • Vida media. Es el tiempo que tarda un isótopo radiactivo en disminuir su tasa de emisión de radiaciones a la mitad.


Imagen de entrada: Toshiyuki Tsunenari/Asahi Shimbun, via Associated Press



Actualización


No cabe duda que la estupidez e ignorancia humanas son ubicuas. Gracias a los intentos terroristas que ya mencionaba en la entrada, los vecinos del norte (EE. UU. y Canadá) han logrado que el Yoduro de Potasio escasee. Aquí parte de la Nota de Laura Myers titulada "Crisis Japón dispara demanda yoduro de potasio en EEUU y Canadá":


Los temores de una lluvia radiactiva a través del Pacífico luego de la crisis en los reactores nucleares dañados por el terremoto y tsunami en Japón llevaron a los consumidores a pelearse por los antídotos contra la radiación en la costa oeste de Estados Unidos y Canadá.


La estupidez de los compradores de pánico podría esperarse, pero la ignorancia de Laura Myers es deplorable. Decir que el Yoduro de Potasio es un "antídoto" contra la radiación denota la espantosa ignorancia de esta persona. Si alguien la conoce, por favor mándenle la liga de esta entrada.



domingo, 13 de marzo de 2011

Contactos y canalizaciones ¿alucinaciones o viles engaños?

Ninguna ciencia, en cuanto a ciencia, engaña; el engaño está en quien no sabe.


Miguel de Cervantes Saavedra



Últimamente he estado muy ocupado en perseguir el elusivo bolillo, pero en el camino de esta eterna persecución me he topado con algunas personas que afirman que de una u otra forma tienen contacto con (o reciben mensajes "canalizados" de) entes de origen extraterrestre o de origen no material. Uno de ellos es el "maestro" del que platicaba mensajes atrás. Otra es una forista de los grupos de Yahoo, Adita Barros, que no cesa de enviar mensajes que hacen alusión a este tipo de contactos y canalizaciones.


Uno de sus recientes mensajes lleva el título de "Contacto en Tepoztlán", de la supuesta autoría de una persona que se auto nombra Abira - San. Buscando un poco por la red me encontré un sitio que contiene algo de información sobre este personaje. No refiero la liga para no hacerle propagranda gratuita, pero una búsqueda en google con ese nombre arroja el sitio del que he tomado la siguiente información.


Me gradué hace 17 años en la Carrera de Psicología en la UNAM. Soy escritor, nací y siempre he vivido en la Ciudad de México. Empecé a trabajar con el Grupo DAR Ibrahim de Comunicadores Espirituales el 29 de Marzo de 1984, hace 22 años. A los 17 años yo me había elaborado el seudónimo de Abira – San por una urgencia interior. Diez años después Resplandor, uno de los Guías Incorpóreos del Grupo, me informó que ése es mi nombre espiritual.


Ok, al menos no es una invención de Adita. Lo que no puedo asegurar que NO sea una invención es el contenido del mensaje "Contacto en Tepoztlán". Para muestra basta un botón:


Como parte de las experiencias paranormales y sobrenaturales que viví en mi estancia de casi un mes, en al área de Tepoztlán – Amatlán, una noche me encontraba en mi habitación cuando se dieron los siguientes acontecimientos. A las cero horas con veinticinco minutos apareció un humanoide adentro de mi habitación, a un metro a mi derecha de donde yo estaba sentado, después de una extensa Lectura de Energía en Amatlán.


Ocupando justo el espacio de mi cama había un grupo de humanoides de Cuarta Densidad, todos de dos metros y medio de altura. Apenas conversaban entre ellos. Instalaron un aparato de un metro de altura al pie de mi cama, y como de veinticinco centímetros de ancho. El cual es un auténtico e inimaginable productor de todo tipo de realidades dimensionales...


Aparato inimaginable productor de todo tipo de realidades dimensionales. Suena como si estuviese describiendo los efectos alucinógenos del LSD. No sigo más para no aburrir a la concurrencia, que en última instancia puede ver el mensaje completo en el repositorio de documentos de Ahuramazdah. Sólo quiero resaltar que de acuardo con Abira - San, estos "seres" humanoides le dictaron lo siguiente.


“Tus mentores de La Federación, a través de la gente de Sirio, nos facilitaron saber de tu labor. Te reconocemos como emisario de nuestra presencia en México como País”.


¡Órales! O sea que el buen Abira - San es una especie de embajador Siriano. Y yo me pregunto ¿en que idioma hablarán los sirianos? ¿en que escuela aprendieron tan buen español? y lo más inquietante ¿cómo le hacen para ser de cuarta... densidad? Eso en cuanto a los Sirianos, pero lo que me inquieta aún más son las credenciales y el currículum necesarios para ser su "emisario". Al parecer en el caso de Abira es conocer (incluso profesionalmente) la sicología de la gente que leerá sus escritos. No es un secreto que la gente necesita creer, y las religiones tradicionales no están dando el ancho, principalmente por los errores que han cometido históricamente.

Uno podría pensar que Abira - San alucinó de fea forma. Pero las alucinaciones normalmente no tienen tanta coherencia. Esto me hace sospechar que su relato pudiese tener el objetivo de engañar a sus lectores intentando hacerles creer que en realidad él es el elegido por una civilización extraterrestre para "guiar"a los mexicanos en su tránsito por las "energías"


Las nuevas religiones de la así llamada "nueva era"  por lo regular están soportadas y son lidereadas por grupos de personas con educación, que conocen muy bien el signo de los tiempos. Lo común  en ellos es el uso de una mezcla de mitología ancestral (al estilo de los dioses todopoderosos, ubicuos no por su calidad de dioses sino por su tecnología) con nuevas tendencias como la informática, la energía y el terrorismo, con nuevos temores como los desastres nucleares y con íconos de cultura popular.


Y mi adivinanza educada es que si tienen éxito es debido a la ignorancia en que vive el grupo "target" de sus fumadas enseñanzas. Ese estado de nublazón mental que la falta de conocimientos y educación causa en la mente de muchos de mis compatriotas.

sábado, 5 de marzo de 2011

Los merolicos auténticos

Todo idealismo frente a la necesidad es un engaño.


Friedrich Wilhelm Nietzsche



En México llamamos "merolico" al charlatán que mediante una tupida verborrea intenta vender sus milagrosos productos en plena calle. Es una figura popular que no desaparece al paso del tiempo, se mantienen en las atestadas calles de ciudades como la de México DF, Guadalajara y otras. Pero no sólo siguen su actividad callejera sino que se transforman y se adaptan a los modos modernos de comunicación (me refiero a el radio, la TV, y la red de redes). El vocablo incluso puede usarse para designar a charlatanes como el "maestro" que bendice el ADN del agua y receta rayos plutonianos contra los virus y bacterias (sin distinción alguna).


Resulta interesante conocer la historia detrás del vocablo "merolico". Hace poco leí a Catón en su columna del Reforma (http://www.reforma.com/editoriales/nacional/598/1194859/). Decía el buen Armando Fuentes Aguirre:

El vocablo "merolico" proviene del nombre de un supuesto médico que se hacía llamar el doctor Meraulyock. Llegado a Veracruz en tiempos de Maximiliano, vendió en el Puerto, en Puebla después, y finalmente en la Ciudad de México, donde se estableció, un llamado "Aceite de San Jacobo" que supuestamente sanaba todas las enfermedades y prevenía todos los males corporales. Encomiaba su poción el curandero con una gárrula palabrería, al tiempo que acariciaba dos serpientes que ponían temor y asombro en la gente que le hacía corro. Después se supo que el tal médico era sólo un charlatán. Ganó el pícaro, sin embargo, a más de mucho dinero, una cierta forma de inmortalidad cuando su nombre pasó a formar parte del rico acervo de mexicanismos que imantan al idioma del blanco.


Busqué un poco más en la red, para averiguar más sobre el origen de la palabra y me encontré con un artículo académico publicado en e-journal de la UNAM de la autoría de Claudia Agostoni, del Instituto de Investigaciones Históricas. Su título es "MÉDICOS CIENTÍFICOS Y MÉDICOS ILÍCITOS EN LA CIUDAD DE MÉXICO DURANTE EL PORFIRIATO" (http://www.ejournal.unam.mx/ehm/ehm19/EHM01901.pdf). Nos dice Claudia:


En 1875, un artículo en la Gaceta Médica de México destacó la presencia de charlatanes y curanderos en el país. Señalaba que, “si bien en todos los tiempos y en todas partes han existido estas plagas de la humanidad, como un testimonio de la ignorancia y de las preocupaciones del vulgo, tal vez en ninguna como en México está tan desarrollada”. Añadía que, a pesar de la existencia de claras sanciones penales para aquellos individuos que al ejercer la práctica médica lo hacían sin tener un título legal, rara vez se aplicaba el castigo correspondiente.


O sea que ya desde entonces existía la preocupación pr la proliferación de "productos milagro" entre la gente ignorante. Más adelante nos dice acerca del origen del vocablo:


A pesar de que el ingresar a la Escuela Nacional de Medicina fue uno de los elementos que, supuestamente distanciaba a médicos calificados de charlatanes, hubo un caso muy controvertido respecto a un individuo que logró ingresar a dicha institución. Se trata del doctor Rafael de J. Meraulyock o Meroil-Yock, quién llegó al puerto de Veracruz en un barco con bandera francesa en 1864 o 1865. El pasajero, un hombre polaco “de extraña y agitada melena rubia, largos mostachos y espesa barba que le caía sobre el pecho” afirmaba ser un ilustre médico, un diestro dentista y poseer fármacos infalibles para todas las enfermedades conocidas y por conocer. Los habitantes del puerto, asombrados ante el ilustre médico, quien vestía una larga túnica “entre griega y oriental”, acudían a él en multitudes; el motivo: anunciaba ser el portador del famoso aceite de San Jacobo, un elixir infalible para “la curación de todos los flatos, dolencias, cólicos, malos humores, asperezas de la piel y hasta para la extirpación completa de callos y callosidades”. Tal fue el éxito del doctor Meraulyock, que las noticias acerca de sus proezas médicas rebasaron los límites del estado, y tal la fortuna que consiguió, que obtuvo los recursos suficientes para desplazarse a la ciudad de Puebla y de ahí, a la capital de la república. Dado que su apellido era difícil de pronunciar, la ingeniosa habla popular le adulteró el nombre por el de “merolico”. Desde entonces, merolico es el calificativo con el que se designa a médicos charlatanes, embaucadores y callejeros.


Muy interesante la comprobación de un hecho histórico que respalda el uso de ese vocablo. Claro, a veces algunos astutos periodistas pretenden agrandar el espectro de aplicación del vocablo merolico hacia personajes públicos de primera línea, como el propio presidente de México, Felipe Calderón, quien por sus declaraciones es comparado con un merolico por el periodista Pedro Miguel (http://navegaciones.blogspot.com/2008/04/doctor-merolico.html). Esto, más que efectivo, es sólo gracioso.


Lo interesante de la comparación referida es el acucioso relato que Pedro Miguel dice que hizo Mauricio-José Schwarz sobre el engaño de un anónimo merolico de la Ciudad de México:


Schwarz cuenta que una vez, en la Avenida de los Misterios, observó a un vendedor de concha nácar que decía: “Usted va a ver, usted va a mirar, usted va a observar, usted va a contemplar cómo esta víbora se va a poner rígida, totalmente tiesa, recta y derechita como una varita de nardo. Nomás le pido que se quede detrás de la raya, porque estoy trabajando; sí señores, trabajando honradamente, con honestidad y dignidad aquí ante ustedes y su buena voluntad, para ganarme el pan para mis hijos, no como otros que nomás se aprovechan de la gente para robarles sus objetos invaluables de valor sentimental o emocional o económico.” Infiere el autor que el truco consistía en que, cuando el vendedor hacía esa recomendación, varios de ellos se llevaban la mano al lugar donde los guardaban. “Otro personaje, situado detrás, y del que quizá sólo por malpensado deduje que era cómplice del merolico, pasaba la vista sobre el grupo y seleccionaba a las presas más fáciles. Tres minutos después, el público babeaba fascinado por la verba del vendedor y ya todos se habían olvidado de la cartera o el monedero, lo que aprovechaba el presunto cómplice para pasar ágilmente, como pizcando algodón, zumbándose las carteras de los dos o tres que la tenían más a mano”.


A fin de cuentas, médicos improvisados, fabricantes (y anunciantes) de productos "milagro" y maestros karmáticos ofrecen lo mismo: curaciones "alternativas" como fachada de un engaño económico. Y a todos les puede caber con propiedad el epítome de MEROLICOS.


Para finalizar esta entrada sólo mencionaré que mi opinión es que la reciente salida de Miguel Ángel Toscano como comisionado de la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) ha sido un punto a favor de la proliferación de MEROLICOS en México. Su gestión al frente de esta Comisión logró sacar del espacio televisivo los anuncios de productos milagro y abrió las puertas para que artistas que supuestamente los promocionaban, dieran versiones más creíbles como la de Carmen Montejo y la de Claudia Lizaldi (http://www.eluniversal.com.mx/espectaculos/102856.html): No comprarían los productos que han anunciado.


Más claro ni el agua.


Imagen desde Noticias de Toluca

martes, 1 de marzo de 2011

La fe de piedra

Un perro hambriento sólo tiene fe en la carne.


Antón Pavlovich Chéjov



No siempre mis entradas se derivan de experiencias que he tenido en el ciberespacio (aunque son la mayor parte), hay algunas que son resultado de interacciones con personas y situaciones reales, en espacios reales, en tiempo real. Y me explico mejor: No es que las experiencias en el ciberespacio sean falsas, o que se deriven de personas falsas o ficticias. Lo que quiero separar es el tipo de interacción impersonal que representa este medio cibernético, de las experiencias personales que no dependen de una interfaz como el teclado, la pantalla, el cpu y el WiFi.


En esta ocasión la entrada se refiere a una experiencia real que tuve la oportunidad de presenciar. Por situaciones que no vale la pena mencionar, fui invitado a una sesión de meditación guiada por una especie de "maestro". Y si asistí fue por solidaridad con una persona a quien quiero mucho de verdad. Yo no hubiese tenido la intención de explorar esa experiencia por deseo, iniciativa o curiosidad. Pero ya estando ahí aproveché para preparar una serie de reflexiones racionales (eso espero) sobre este asunto.


El esquema


La sesión de meditación se lleva a cabo en el patio de la casa del "maestro", en el que se colocan unas 50 sillas de plástico (curiosamente cortesía de Cerveza Sol y Cocacola). Se cita a las 7 de la noche pero la mayoría de la gente llega con suficiente anticipación. En la entrada un hombre sonriente saluda a los "meditabundos" con una amplia sonrisa, haciendo con la mano la señal del pulgar hacia arriba y diciendo en voz alta algo así como "¡Bienestar, salud y éxito por siempre!".


Antes de entrar se pide a los meditabundos (especialmente a los "nuevos", como su seguro servidor) que lean una especie de "oración" que está escrita en una cartulina a la entrada de la propiedad, y que empieza con algo así como "Gracias te doy padre por dejarme entrar a tu templo de sabiduría...". Antes de que me lo pidieran ya había leido los primeros renglones, más por curiosidad que por otra razón, pero antes de entrar el sonriente hombre me preguntó si ya había leído la oración completa. Mentí, lo admito, pues dije que sí y pasé al templo.


Al frente de las sillas colocadas en 4 hileras había una pizarra de acrílico blanco con un texto escrito en rojo que hablaba de la separación entre dios y el hombre. En uno de los muros laterales había otra cartulina que contenía una leyenda que rezaba "Los 12 rectores planetarios" seguida de algunos nombres propios como Miguel, Samael, etc. Lo curioso es que al final de la lista de esos nombres estaban los de Jesucristo, Pitágoras, Albert Einstein, y Saint Germain. Había además, distribuídos por todo el patio, un número importante de vasos de plástico desechable con agua en su interior.


Para no llamar tanto la atención, me senté en la fila de atrás, en un extremo. Mi acompañante se sentó a mi lado junto con algunos de sus conocidos. A cada uno de los asistentes se nos dio uno de esos vasos sin decir para qué serían usados. Yo supuse que el objetivo era calmar la sed de los meditabundos y me tomé algunos tragos.


El proceso 


No aburriré a la amable concurrencia con todo lo que siguió y sólo haré un resumen. A eso de las 7:15 PM se presentó el "maestro" y saludó a cada uno de los meditabundos con un abrazo. Cuando me tocó el turno me dijo "tu espíritu es fuerte y ha recorrido un camino muy largo a través de los tiempos"; yo sólo respondí "buenas noches". Después del abrazante ritual dió inicio con una especie de oración que todos debíamos repetir (yo no la repetí, pero admito que tampoco hice el intento de aprendermela o de recordar algo). Acto seguido explicó brevemente el texto de la pizarra y develó que ese texto le había sido "canalizado" por los maestros ascendidos. Dejó ver que él es una especie de transmisor del mensaje de paz y amor de estos maestros y que ese mensaje tenía el objetivo de preparar a la humanidad para "el cambio" que vendrá.


Hasta este momento no vi ni presencié nada extraordinario. Mucha gente piensa que en verdad puede comunicarse con los espíritus o que éstos le dictan mensajes de "buena onda" y esta no parecía ser otra cosa. En un momento dado dijo que haríamos un brindis con el agua de los vasitos (a esas horas ya me había bebido totalmente el agua que me habían dado, así que pedí a mi acompañante que compartiera conmigo un poco de la suya). Aquí fue donde la cosa se puso bastante bizarra. Antes de brindar el maestro dijo que había que bendecir el agua (no problem), que había que pensar que el agua nos haría un bien (no problem), que nos sanaría el ADN (bueno, bueno... si no estuviese sano el ADN de mis células vivas no podría haber estado allí), y que para ello había que bendecir el ADN del agua. Repito: bendecir el ADN del agua.


La gente sin chistar bendijo el ADN del agua. Y yo me pregunté para mis adentros ¿acaso sabrá esta gente lo que es el Ácido Desoxirribonucléico? ¿Acaso no fueron a la escuela y les enseñaron lo que significa las siglas ADN? ¿Acaso no saben que el agua, al ser un elemento inerte, sin vida, NO TIENE ADN?. Recordemos que el ADN es un tipo de ácido nucleico, una macromolécula que forma parte de todas las células. Contiene la información genética usada en el desarrollo y el funcionamiento de los organismos vivos conocidos y de algunos virus, y es responsable de su transmisión hereditaria.


Después de la explicación del texto y de recibir un largo "dictado" (al puro estilo de la escuela primaria), vino una especie de "revelación". El maestro nos revelaría un par de colores "nunca antes vistos por los humanos" para sanar nuestras vidas. Un color, en el espectro infrarrojo (o sea invisible), supuestamente venía del planeta Júpiter y el otro color, situado entre el "rojo y el naranja", provenía de Plutón. El primer color (que nunca fue mostrado ni demostrado y que de existir tampoco podríamos ver pero evidentemente podríamos "sentir" quizás en nuestra piel) supuestamente curaría los órganos atrofiados, y el segundo color (que tampoco fue mostrado, pero que podríamos haber visto claramente) mataría virus y bacterias en nuestro cuerpo. 


Yo me quedé esperando que después de la revelación y "activación" del color de Plutón alguno de los meditabundos comenzara a vomitar y a evacuar por la eliminación de su micro flora intestinal, pero al parecer el "rayo plutoniano" no pudo matar nuestras bacterias y nada espectacular sucedió. Recordemos que la colaboración entre humanos y bacterias nos da capacidades que ninguno (ni ellas ni nosotros) tendría por separado. El premio Nobel Joshua Lederberg afirmó que veía a estas bacterias como portadoras de unos “genomas extra” que complementan al nuestro. De esta colaboración, las bacterias obtienen la protección del interior del cuerpo y un aporte constante de nutrientes gracias a los que pueden reproducirse en condiciones óptimas. 


Después de la colorida (pero más bien deslucida) revelación sanadora, vino un receso que consistió en pasar a la casa y consumir alimentos preparados por la esposa y familiares del "maestro", pero pagando por ellos. Dos chiles cuaresmeños rellenos de queso y dos tacos de algo que parecía carne molida por 40 pesos. Nada barato por cierto.


Después del vigorizante receso, vino la meditación. Nos sentamos de nuevo en el patio y el maestro nos guió someramente mediante una oración que debíamos repetir frase por frase en voz alta y con los ojos cerrados (yo no la repetí y tampoco hice el esfuerzo por recordarla, pero cerré los ojos). El maestro encendió un estéreo y puso música de violines (el conocido Canon y Giga en Re mayor de Johan Pachelbel) y dijo que los "armónicos" de la música harían que las "vibraciones" de los meditabundos ascendieran a su nivel más elevado. He de confesar que he escuchado música más relajante que este Canon.


Pero después, amigos lectores, vino el acabose. El maestro sacó una guitarra y mientras todos estábamos en la estupi... digo... en la meditabundez, se puso a cantar unas canciones bastante federicas. Las letras no eran tan importantes: una mezcolanza sin rima ni ritmo acerca de la paz, del amor, de las vibraciones, de las energías, del cosmos, de los maestros ascendidos y de otras muy conocidas palabras de los nuevoereros. Lo más horrendo del numerito fue que la guitarra estaba evidentemente desafinada. Los armónicos del Canon se fueron al Caño.

Los errores y la clave



Uno de los errores garrafales del "maestro" fue la mención del ADN del agua. Posteriormente hubo gente que ante mi queja por la falta de rigor en el lenguaje científico, dijo que el "maestro" hablaba del "ADN energético". Peor tontería aún, digo yo. Otro error fue el de no diferenciar bacterias infeccionsas de bacterias benéficas en nuestro organismo, al revelar su puto... digo, su plutoniano rayo de luz naranja; si hubiesen muerto nuestras amigas amibas, nuestro sistema digestivo estaría bastante ocupado en desocuparse y no precisamente sanándose. El peor error en que incurrió el maestro (de acuerdo con mis sensibles oídos) fue hablar del beneficio de los armónicos (o quizás quiso decir armonía) y haber tocado una guitarra evidentemente desafinada.


Los meditabundos que asistimos parecíamos una colección heterogénea, algunos tenían cierto nivel de educación y cultura. Pero ¿cómo es que nadie se dio cuenta de los errores garrafales de este maestro? (no revelaré su nombre para no hacerle propaganda gratuita, pero en el círculo de mis amistades se le conoce como el "maestro ENEMA"). ¿Cómo es que la gente quiere creer en esas patrañas y pensar que en efecto el maestro se comunica con Albert Einstein, con Pitagoras y con Jesucristo (entre la docena de mequetrefes)? ¿Cómo creer que existen colores que nunca han sido "vistos" por los humanos, y que son capaces de matar bacterias y virus sólo con imaginarlos?


La respuesta estuvo en un par de hojitas que nos pasaron al final y que contienen las cuatro virtudes para lograr la ascención, así como otras cuatro "cualidades" entre las cuales está la más peligrosa de todas: La fe. Así dice el panfleto de marras (que puede verse en versión escaneada completa como archivo PDF, con todo y faltas de ortografía, en el repositorio documental de Ahuramazdah) respecto a la fe:


Fe.- Que todo lo que hagamos y nos den den aquí en las clases lo sientamos (sic) como verdadero que las meditaciones y las curaciones que aquí hacemos son verdad.


Esta es la clave que anula cualquier tipo de duda o crítica hacia el maestro enema o hacia lo que pasa en el recito de sabiduría: La gente que asista a esta meditabundeces debe tener la fe de piedra... y yo añadiría que también el intelecto de piedra.

Yo no dudo de la buena intención del maestro para con la gente. Lo que no se vale es engañar a los meditabundos parroquianos con mentiras y patrañas que evidentemente ayudarán muy poco para resolver sus problemas "con las energías", o con sus "contratos karmáticos", o con su estado de salud. Y no descarto el poder de la autosugestión ante problemas derivados de alteraciones emocionales o psicosomáticas. Pero de eso a alterar el ADN del agua, hablar en tiempo real con el buen Alberto Einstein (supongo que en alemán o inglés), matar bacterias con rayos plutonianos y elevar el espíritu con melodías desafinadas, hay un camino muy largo y árido que por desgracia transitan los crédulos guiados por charlatanes carismáticos. El final de ese camino es un caos de conceptos inútiles que sólo tienen eco en mentes anuladas en sus capacidades con la receta de la fe de piedra.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.