domingo, 26 de junio de 2011

Errores, falsedades y mentiras sobre Elenin

La ignorancia es madre del miedo.


Henry Home Kames





Esta historia del cometa Elenin (o C/2010 X1), recién descubierto por el aficionado astrónomo ruso Leonid Elenin en diciembre de 2010, es otra de las nuevas favoritas de los terroristas informáticos. Apenas se tuvieron algunos datos de la trayectoria y tamaño del errante huésped de nuestro Sistema Solar, se supo que se acercaría a la Tierra y eso levantó las antenas de las huestes de mentirosos y desinformadores de la red.


Para empezar se comenzó a elucubrar que este cuerpo celeste no sería un cometa sino una "enana marrón", una especie de estrella fallida, un planeta gaseoso (del tipo de Júpiter pero entre unas 15 a 80 veces más masivo) con masa insuficiente para iniciar reacciones termonucleares típicas de una proto estrella. Esta alocada suposición (porque ni a hipótesis llega) se basa en lo que un platero (sí, de esos que venden plata) dice que encontró jugando con un simulador de la NASA. El video que contiene esta insensatez plagada de pésima ciencia se puede ver aquí, y está narrada por el platero Mike (de silcercoinreserve.com).


Nos dice Mike en el video que nos va a mostrar que Elenin "no es un cometa, y no puede ser un cometa" sino que es una enana marrón. Y quizás para hacer esta demostración Mike debería hacer unos odiosos cálculos para mostrar que la combinación de trayectoria y brillo aparente observados no concuerdan con los de un cometa. Pero en vez de hacer eso se puso a jugar con el simulador del JPL de la NASA para este cuerpo celeste. Lo que hizo fue cambiar las fechas del applet y ver si había coincidencias geométricas (o alineaciones al puro estilo Sol-Luna para las mareas) en fechas que coinciden con el reciente sismo de magnitud 9.0 en Japón y el de Nueva Zelanda de magnitud 7.2 en septiembre de 2010. Y... eso es todo. Antes de mostrar nada nos dice el platero Mike que nadie puede convencerlo de que Elenin es un cometa porque en esas fechas hubo evidentes "tirones" gravitatorios que produjeron dichos sismos.


Es curioso cómo Mike pretende mostrarnos que su suposición es válida aventándose frases como "Si eso fuese un cometa ¿Creen que jalaría de la Tierra con la fuerza suficiente para crear un sismo de 7.2 grados en esa alineación?". Yo no sé si Mike a propósito descarta el modelo de tectónica de placas o si de plano es un total ignorante del asunto, pero para él la única explicación es la presencia de Elenin y sus "tirones gravitacionales" lo que ha causado (y seguirá causando) sismos en la Tierra.


Pero la pregunta es ¿podría realmente ser Elenin una enana marrón? Lo dudo. Y es que si eso fuera, a estas alturas sería tan visible como Marte o Júpiter a simple vista. ¿Acaso el platero Mike lo ha visto ya con sus muy torcidos ojitos? no lo creo. La magnitud aparente al día de hoy está todavía muy por debajo de la visibilidad a ojo pelón (al 26 de junio de 2011 tiene magnitud 14 aproximadamente; habría que esperar a que tuviese una magnitud de 6.5 poder observarlo a simple vista). No sólo la magnitud sino el tamaño y masa del objeto, que puede deducirse por su trayectoria a lo largo de casi 6 meses de observaciones, es lo que nos dá la pista de la naturaleza de este pedruzco. Hasta hoy las mejores predicciónes del propio descubridor, Leonid Elenin, le dan un tamaño de entre 3 y 4 km de diámetro, mucho, pero mucho más pequeño que una "enana marrón".


Otra simulación interesante es la que se puede ver en este sitio: http://spaceobs.org/en/2011/06/03/what-if-we-replace-comet-elenin-by-brown-dwarf/. Aquí se hizo una substitución del cometa por la tan cantada enana marrón de una masa del 5% de la del Sol. El resultado es que si Elenin fuese en realidad una enana, la órbita de Saturno se hubiese alterado drásticamente desde hace 3 años, cosa que no pasó bajo ninguna circunstancia. La gravedad es una fuerza que actúa de manera regular y no sólo sobre las placas tectónicas de nuestra roca.


Otras historias se dieron como parte de las consabidas bromas y bulos por el día de los Tontos de Abril (el equivalente anglosajón del hispánico día de los inocentes). Al menos una de ellas mencionaba que los "extraterrestres" vendrían escondidos detrás de este cometa, lo que causó cierto temor entre los ciberlectores.


Lo que parece más sensato es el informe de la máxima aproximación de este cometa a la tierra, que se dará en octubre 16 de este año. Elenin se acercará a una distancia de 35 millones de kilómetros de nuestra amada Tierra.


Asi que, estimado lector, si en tu deambular por la internet te encuentras un anuncio de esos que los terroristas informáticos gustan de difundir sin control, acerca de que el eje terrestre se está inclinando por obra de Elenin, o de que ahora sí vienen los extraterrestres escondidos en la coma de Elenin, o de que hay ocultación de la NASA y de miles de astrónomos por el mundo sobre esta catástrofe causada por una invisible (pero muy atractiva) enana marrón, no hagas mucho caso. Seguramente es un error, una falsedad o una mentira flagrante. Y por supuesto no ha causado, ni está causando, ni causará sismos en nuestro planeta. Este cometita ni siquiera será de los más vistosos, aunque sí será de los que más cerca pasen de esta Roca.


viernes, 10 de junio de 2011

114 y 116 ¿Y el Unseptquadium, apá?

La falsedad es tan antigua como el árbol del Edén.


Orson Welles



El título de esta entrada hace alusión a que por fin se ha aceptado la inclusión de dos nuevos elementos en la Tabla Periódica de los Elementos: Los de Z=114 y Z=116. La noticia ha aparecido en varios diarios serios como el NY Times, el BBC News y Time News. Vi la nota en español en el Reforma, y en el Universal. Todas estas notas refieren el artículo publicado en el Journal de Química Pura y Aplicada.


Los organismos que revisaron las evidencias de de estos descubrimientos, la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada y la Unión Internacional de Física Pura y Aplicada, dieron su veredicto apenas ayer, después de revisar las reclamaciones de otros grupos de investigación respecto a estos y otros elementos. Finalmente llegaron a una resolución: La evidencia en los casos de elementos de Z = 113, 115, y 118 no han cumplido los criterios para el descubrimiento, mientras que las de los elementos Z = 114 y 116 sí los cumplieron.


Pero también el título de la entrada hace alusión a las chorreadas del charlatán argentino Adolfo Gandín Ocampo, viejo cliente de esta casa, quien en un necio afán por figurar como un gran científico, se aventó la muy fumada afirmación de que ya estaba "descubierto" hasta el elemento Z = 174 (cuyo anticpado nombre es Unseptquadium, que significa "174"). El Sr. Gandín afirmó cosas como las siguientes (ya bien documentadas en sendas entradas de este blog):


  1. "ya está descubierto hasta el elemento 174" (20 de abril de 2008)
  2. "Los elementos ya llegan a los 224 como lo se? mi apellido y mi trabajo en RUSIA como cientifico al lado de mi tio LEV que todo el mundo conoce hace de esto un simple juego de niños" (4 de octubre de 2008)


Resalto en negritas lo que este señor señala sobre su trabajo en Rusia como científico. Al respecto, el trabajo de los verdaderos grupos de investigación y de los laboratorios que intentan descubrir (o más bien sintetizar) más elementos para la tabla periódica hacen un esfuerzo serio y riguroso para reunir las evidencias de su trabajo. Estas evidencias a su vez son revisadas por expertos en esas áreas, y todo con la idea de mostrar al gran público y a los colegas científicos los resultados que puedan ser de utilidad para más proyectos de investigación y desarrollo.


Lo que hacen los charlatanes como Adolfo Gandín no es más que abusar de la libertad de internet para escribir tonterías con el propósito de engañar a incautos cibernautas que puedan leerlas... y creerlas. Estas chorreadas jamás pasarían un examen riguroso por parte del IUPAC. Y por chorreadas llamo a cosas como las siguientes, que el Sr. gandín tuvo la desfachatez de publicar en un grupo de Yahoo y que hasta ahora no se había publicado en este espacio, pero que hoy encontré en los archivos de mi cuenta de gmail.


SERA QUE EL ENTE REGULADOR IUPAC,QUE ENTRE SUS MIEMBROS ESTAN LAS MEJORES MENTES DEL MUNDO, ES TAN BASICO EN SUS APRECIACIONES????? O SERA QUE LOS ELEMNETOS HASTA EL 224 SON TAN INESTABLES Y DE BILLONESIMAS DE PARTE EN SU VIDA QUE AUNQUE SE QUISIERA NO SE PODRIAN VER (CLARO POR ESO SE DICE SIN DESCUBRIR YA QUE EL OJO NO LO VIO) (del 9 de octubre de 2008, con errores de redacción y fallas ortográficas desde el original, nota de KC).


Resalto en negritas la chorreada sin sentido referente a las "billonésimas de parte en su vida", porque lo que alcanzo a entender es que el Sr. Gandín quiso decir que sus imaginarios elementos superpesados (por encima del correspondiente a Z = 118), que han sido sintetizados en imaginarios laboratorios de Rusia por él y su tío, sobreviven por tiempos tan cortos que "el ojo" (supongo que el de él o el de su tío) no los ha podido ver.


Bueno, pues de una cosa estoy casi seguro, y es que los últimos elementos verdaderamente descubiertos (114 y 116), no sólo tienen vidas medias (y no partes de su vida) demasiado cortas sino que además se han sintetizado en cantidades tan pequeñas que sólo el instrumental bien calibrado de un laboratorio de primer mundo podría detectarlos. El error de Gandín, aparte de montarse histéricamente en sus falsas afirmaciones para intentar "tapar" su ignorancia en el tema, fue pensar que sólo "viendo" los elementos podrían ser considerados como "descubiertos" por la IUPAC. ¡Valiente científico!


Por lo pronto, al día de hoy, el infame Unseptquadium de Gandín sigue siendo sólo un esbozo predictivo (como cualquier elemento por encima del correspondiente a Z = 118).


Crédito de la imagen de entrada: Daniel Hurst Photography/Flickr/Getty Images

martes, 7 de junio de 2011

La física y la inmortalidad del alma

Yo soy el dueño de mi destino; yo soy el capitán de mi alma.


William Ernest Henley


Desde Scientific American's Guest Blog
Por Sean M. Carroll
Traducción: KC



El tema de la "vida después de la muerte" plantea connotaciones de mala reputación de la regresión a vidas pasadas y mansiones embrujadas, pero hay un gran número de personas en el mundo que creen en alguna forma de persistencia del alma individual después del fin de la vida. Es evidente que esta es una pregunta importante, una de las más importantes que podamos pensar en términos de relevancia para la vida humana. Si la ciencia tiene algo que decir al respecto, todos deberíamos estar interesados ​​en escuchar.


Adam Frank piensa que la ciencia no tiene que decir nada al respecto. Él aboga por ser "firmemente agnóstico" sobre la cuestión (decididamente su coblogger Alva Noë no está de acuerdo). Tengo un enorme respeto por Adam; es un hombre inteligente y un pensador cuidadoso. Cuando no estamos de acuerdo es con el tipo de diálogo respetuoso que debería ser un modelo para estar en desacuerdo con la gente que no está loca. Pero aquí Adam no podía estar más equivocado.


Adam afirma que "simplemente no hay información controlada y experimentalmente verificable" sobre la vida después de la muerte". Aplicando este razonamiento, no hay información controlada, experimentalmente verificable acerca de si la Luna está hecha de queso verde. Claro, podemos tomar los espectros de luz que se refleja desde la Luna, e incluso enviar astronautas allá arriba y traer muestras para su análisis. Pero eso es sólo arañar la superficie, por así decirlo. ¿Y si la Luna está hecha casi toda de queso verde, pero se cubre con una capa de polvo de pocos metros de grosor? ¿Se puede realmente decir que sabemos que esto no es cierto? Hasta que no se hubiese examinado cada centímetro cúbico de interior de la Luna, en realidad no se podría decir que se tiene información verificable experimentalmente ¿verdad? Así que tal vez el agnosticismo en el tema del verde queso está garantizado. (Vayamos con toda la información que realmente se tiene sobre la Luna, y prometo que puede encajar en la hipótesis del queso verde.)


Obviamente esto es una completa locura. Nuestra convicción de que el queso verde puede representar una fracción insignificante del interior de la Luna no proviene de la observación directa, sino de la incompatibilidad total de esa idea con otras cosas que creemos saber. Habida cuenta de lo que entendemos sobre las rocas y los planetas y los productos lácteos y el Sistema Solar, es absurdo imaginar que la Luna está hecha de queso verde. Eso lo sabemos mejor.


También sabemos mejor el asunto de la vida después de la muerte, aunque las personas son mucho más reacias a admitirlo. Es cierto que la evidencia "directa" de un modo u otro es difícil de obtener - todo lo que tenemos son algunas leyendas y afirmaciones incompletas de testigos no fiables con experiencias cercanas a la muerte, además de una cubeta llena de ilusiones. Pero sin duda que está bien tener en cuenta la evidencia indirecta - es decir, la compatibilidad de la idea de que alguna forma de nuestra alma individual sobrevive a la muerte con otras cosas que sabemos sobre cómo funciona el mundo.


Las afirmaciones de que alguna forma de conciencia persiste después de que nuestro cuerpo muere y se descompone en sus átomos constituyentes enfrenta un enorme obstáculo insalvable: las leyes de la física subyacente a la vida cotidiana se conocen con exactitud, y no hay forma de que dentro de esas leyes se permita que la información almacenada en nuestros cerebros persista después de la muerte. Si usted afirma que algún tipo de alma persiste más allá de la muerte ¿podría decir algo sobre las partículas que conforman el alma? ¿Qué fuerzas las mantienen juntas? ¿Cómo interactúan con la materia ordinaria?


(Nota de KC: Este tipo de preguntas o condiciones para la persistencia del alma después de la muerte se revisan en forma somera en una de las primeras entradas de este blog titulada Requisitos racionales para la Reencarnación)


Todo lo que sabemos acerca de la teoría cuántica de campos (TCC) nos dice que no hay respuestas sensatas a estas preguntas. Por supuesto, todo lo que sabemos acerca de la teoría del campo cuántico podría estar equivocado. Además, la Luna podría estar hecha de queso verde.


Entre los defensores de la vida después de la muerte, nadie hace el intento (o el esfuerzo) de sentarse y hacer el trabajo difícil de explicar cómo la física básica de los átomos y los electrones tendrían que ser alteradas para que esto sea cierto. Si lo intentamos, el absurdo fundamental de la tarea rápidamente se hace evidente.


Incluso si usted no cree que los seres humanos son "simples" colecciones de átomos evolucionando e interactuando de acuerdo con las normas establecidas en el Modelo Estándar de física de partículas, la mayoría de las personas han llegado a aceptar que los átomos forman parte de lo que somos. Si en realidad todo es átomos y las bien conocidas fuerzas, es evidente que no hay manera de que el alma sobreviva a la muerte. Creer en la vida después de la muerte, por decirlo suavemente, requiere una física más allá del Modelo Estándar. Lo más importante es que se necesitaría de alguna forma que "la nueva física" interactúe con los átomos que tenemos (para recibir la información de nuestras vivencias almacenadas en la memoria de nuestro cerebro, hecho de átomos "normales", nota de KC).


Muy a grandes rasgos, cuando la mayoría de la gente piensa acerca de un alma inmaterial que persiste después de la muerte, tienen en mente una especie de burbuja de energía espiritual que tiene su residencia cerca de nuestro cerebro, y pasa alrededor de nuestro cuerpo como una madre de casa manejando su camioneta deportiva. Las preguntas son: ¿qué forma debe tomar la energía espiritual, y cómo interactúa con nuestros átomos ordinarios? No sólo es necesaria una nueva física, sino una física radicalmente nueva. Dentro de la TCC, no puede haber una nueva colección de "partículas de espíritu" y "fuerzas espirituales" que interactúan con nuestros átomos ordinarios, porque los habría detectado en los experimentos existentes. La navaja de Ockham no está de ese lado, ya que habría que plantear un reino completamente nuevo de la realidad, obedeciendo a reglas muy diferentes de las que conocemos.


Pero digamos que usted hace eso. ¿Cómo se supone que la energía espiritual interactúa con nosotros? Esta es la ecuación que nos dice cómo se comportan los electrones en el mundo cotidiano:




No se preocupe por los detalles, lo que importa es el hecho de que la ecuación existe, no su forma particular. Es la ecuación de Dirac - los dos términos a la izquierda son más o menos la velocidad del electrón y su inercia - junto con el electromagnetismo y la gravedad, los dos términos a la derecha.


En cuanto a cada uno de los experimentos realizados se trata, esta ecuación es la descripción correcta de cómo se comportan los electrones a energías cotidianas. No es una descripción completa, no hemos incluido la fuerza nuclear débil, o enlaces a las partículas hipotéticas como el bosón de Higgs. Pero eso está bien, ya que esos sólo son importantes a altas energías y/o de corta distancia, muy lejos de ser el régimen de importancia para el cerebro humano.


Si usted cree en un alma inmaterial que interactúa con nuestro cuerpo, necesita creer que esta ecuación no está bien, incluso en las energías cotidianas. Es necesario que haya un nuevo término (como mínimo) a la derecha, que represente cómo interactúa el alma con los electrones (si el término no existe, los electrones acaban por seguir su camino como si no hubiese un alma para nada, y entonces ¿qué sentido tiene?). Así que cualquier científico respetable que tome en serio esta idea estaría preguntado ¿qué forma debe tomar esta interacción? ¿Es local en el espacio-tiempo? ¿Respeta el alma invariancia de norma y la invariancia de Lorentz? ¿El alma tiene un Hamiltoniano? ¿Las interacciones preservan la unitariedad y la conservación de la información?


Nadie hace estas preguntas en voz alta, posiblemente debido a lo tonto que suenan. Una vez que se empieza a preguntar, la elección a la que nos enfrentamos se hace evidente: o descartamos todo lo que pensamos que hemos aprendido acerca de la física moderna, o desconfiamos de la línea religiosa/testimonios poco fiables/ilusiones que hacen que la gente crea en la posibilidad de la vida después de la la muerte. No es una decisión difícil, en lo que respecta a escoger la teoría científica.


No elegimos teorías en el vacío. Se nos permite - de hecho, se nos exige - preguntar cómo las afirmaciones acerca de cómo funciona el mundo encajan con otras cosas que sabemos sobre cómo funciona el mundo. He estado hablando aquí como un físico de partículas, pero hay una línea similar de razonamiento que proviene de la biología evolutiva. Es de suponer que los aminoácidos y las proteínas no tienen almas que prevalezcan después de la muerte. ¿Qué pasa con los virus o las bacterias? ¿En qué momento de la línea de la evolución de nuestros antepasados monocelulares hasta hoy los organismos dejaron de ser descritos simplemente como átomos interactuando con la gravedad y el electromagnetismo, y desarrollaron un alma inmortal inmaterial?


No hay razón para ser agnóstico acerca de las ideas que son radicalmente incompatibles con todo lo que sabemos acerca de la ciencia moderna. Una vez que sobrepasemos cualquier renuencia a enfrentar la realidad sobre este tema, podemos llegar a preguntas mucho más interesantes de cómo funcionan realmente los seres humanos y la conciencia.



lunes, 6 de junio de 2011

Las nuevas leyendas de terror

La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada.


Lucio Anneo Séneca



Recientemente en un grupo de Yahoo se compartió la liga de un video que muestra el segmento de un noticiero en el que se comenta la iniciativa de ley presentada en los EE.UU. para otorgarle al presidente de ese país la posibilidad de "apagar" la internet en caso de emergencia (más específicamente frente a un ataque masivo en un escenario de guerra cibernética). Esta noticia ya tiene tiempo de haberse dado a la luz (agosto de 2009), y puede verse algo de ese entonces en CNET NEWS.


Si bien en ese entonces causó un poco de revuelo, la verdad es que los hechos que se han sucitado entre Google y China (el más reciente con el ataque de suplantación de identidad a algunas cuentas de directivos) muestran que un escenario de guerra cibernética no es tan descabellado ni está tan fuera de la realidad.


Lo que resulta interesante en el video es el sesgo que toma la intervención del analista Eladio José Armesto, supuestamente vicedecano del Colegio Nacional de Periodistas Cubano Americanos, quien habla no sobre la necesidad de impedir o mitigar un ataque cibernético, sino de la libertad de expresión. Dice don Eladio que esta ley es una amenaza para la seguridad de los EE. UU., porque según él eso impide el acceso a la información. Y yo me pregunto, darle el poder al presidente de los EE. UU. para apagar internet ¿limita el acceso a la información de internet? Como que una cosa no va con otra, como que la relación no es directa, es decir, quizás si el vicedecano hubiese planteado que una consulta a internet podría ser considerada un "ciberataque". Más bien, gracias a la conductora, don Eladio se va a la comparación con la famosa "ley patriota". Pero así son estos supuestos "analistas" que no ayudan al público a analizar, sino que a la primera dan sus fumadas conclusiones como si fuesen verdades absolutas.


En fin, esto es historia vieja. Lo que deseo comentar es la actual reacción de algunos foristas de Yahoo quienes ante el video han comentado cosas como las siguientes:


¿El fin de internet libre está cerca...?


Se demuestra una vez más que los Estados Unidos hacen y deshacen a su voluntad cuanto les parece y controlan a este mundo cuando les viene en gana.


¿Libertad?. Eso en otro planeta podría ser, pero en la Tierra la libertad es algo que jamás conoceremos.


Bajo la excusa de la Seguridad Nacional se va instaurarando el Nuevo Orden Mundial, donde no seremos más que unos esclavos, más o menos oprimidos.


Lo peor, es que seremos miles de millones de personas controladas por unos cuantos,


Todo sigue un plan preestablecido, y la agenda se va cumpliendo punto por punto.


Destaco que la nota sobre esta propuesta de ley no habla sobre control de la información ni sobre coartar la libertad de nadie. Habla sobre la posibilidad de que, ante un ciberataque, disminuya la vulnerabilidad de los sistemas de los EE. UU. que dependen de internet. También destaco las palabras Nuevo Orden Mundial, esclavos, y miles de millones de personas controladas por unos cuantos.


Y todo esto porque existe la posibilidad de "apagar" la red de redes. Me pregunto que pensarían estos foristas de la época pre-internet ¿acaso piensan que fue la época de la esclavitud total? ¿En qué se basaba la libertad de expresión y de información antes de la internet? Por lo menos antes la gente se movía para escuchar a los libres oradores, o compraba el diario en el puesto de la esquina, o escuchaba los noticieros. La libertad exigía un esfuerzo en su ejercicio; esfuerzo y responsabilidad. Para los críticos de hoy (sentados enfrente de sus excelsas máquinas de información libre) la libertad resulta bastante cómoda. Pobres de ellos, tan inutilizados por la facilidad de este medio...


Las teorías de conspiración suenan bastante en nuestros días, como en sus tiempos sonaban las historias de la Llorona, del Hombre Lobo, de los Vampiros humanos y otras leyendas del estilo. Sólo que ahora el malvado o bien son los EE. UU. (ese ser anodino e impersonal que gobierna las mentes de todo el mundo) o el HAARP (que causa sismos en cualquier lado menos en donde debería, si pudiese hacerlo), o el LHC (un "genocidio" en nombre de la ciencia).


Esto del botón rojo de la internet se me figura más a la leyenda de Drácula que a una verdadera amenaza a la libertad de expresión. Claro, siempre puedo estar equivocado, pero sólo por el gusto de coartar la libertad de expresión de la gente no creo que el presidente de los EE. UU. le de al traste a una buena parte de la economía sustentada en el comercio electrónico. Hay medios más sencillos y baratos de control, como el terrorismo informático y las modernas leyendas de terror (que no son tan diferentes unas de otras). Pero por sobre todo lo que puede hacerse, el elemento más importante de control es el fomento de la ignorancia de la gente realizado por todos los medios posibles, por gente que aun cree en que las leyendas son reales sin duda alguna.


Imagen de entrada: Desde CNET NEWS

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.