sábado, 27 de agosto de 2011

Niburu ataca de nuevo

La verdad existe. Sólo se inventa la mentira.


Georges Braque



Pues sí, no podían faltar los nuevoereros con su batea de babas con esto de que el sismo que se sintió en la costa Este de los EE. UU. el pasado 23 de Agosto de 2011, fue causado por la inminente cercanía del así llamado Planeta Niburu, Nibiru, Hercólubus o simplemente "X" (ver http://planetx-hercolubus-nibiru.blogspot.com/). Y no sólo ese sino que otro sismo en Brasil también está dentro de las fechorías de este falso y pendejuto planeta.


Yo pienso que la fama de Hercúlobos ha sido nuevamente "levantada" por el descubrimiento del cometa Elenein (del que ya se platicó en este espacio) y por que en recientes fechas estuvo circulando un archivo de Power Point titulado "Nibiru", que contiene muchas mentiras diseñadas para engañar y espantar a ingenuos e ignorantes de la astronomía básica.


De entrada, la primera diapositiva contiene un error GARRAFAL, pues dice ¿QUE ES EL PLANTA "X" (NIBIRU)?. Como que se les pasó completar la palabra con una E.


Algunas de las mentiras del contenido textual de este archivo (que puede verse en el soporte documental) están relacionadas con lo que supuestamente ha hecho la NASA con relación a los exoplanetas (situados fuera del sistema solar). Remito las siguientes capturas de pantalla con algunos contenidos del archivo, ya que aunque el autor anónimo de esta babada no sabe un clavo de ortografía o de astronomía, sí sabe del uso de Power Point y bloqueó el archivo con contraseña, de tal forma que sin ésta es imposible copiar y pegar los textos:




Aquí las primeras mentiras. En realidad la existencia de exoplanetas fue propuesta desde el siglo XVI como una especulación de Giordano Bruno. Por esas ideas sobre estrellas del cielo que podían ser soles como el nuestro, con planetas girando a su alrededor (y otras igualmente racionales), fue quemado en la hoguera por la Santita Inquisición. Incluso Isaac Newton en el siglo XVIII mencionó esta posibilidad en su Principia (ver http://en.wikipedia.org/wiki/Extrasolar_planet). La primera publicación que confirmó el descubrimiento de un exoplaneta fue hecha en 1988 por los astrónomos canadienses Bruce Campbell, Walker GAH, y Yang S.


Después menciona que la misión IRAS "localizó" un objeto muy grande, pero eso es falso, en realidad no descubrió tal objeto y sólo hubo notas apresuradas como la del Washington Post del 30 de diciembre de 1983. Pero, ¿de dónde obtuvo su historia el Washington Post? La historia se publicó en respuesta al artículo de investigación titulado “Unidentified point sources in the IRAS minisurvey” (por J. R. Houck, publicado en Astrophysical Journal Letters, 278:L63, 1984). El Dr. Gerry Neugebauer, co-investigador del proyecto IRAS, fue entrevistado y afirmó rotundamente que IRAS no había recibido un “correo de entrada” (es decir, el resultado no sugería que hubiese un objeto aproximándose a la Tierra). Leyendo esta interesante investigación, quedé especialmente atraído por la conclusión del artículo:
"Se han considerado un número de identificaciones candidatas incluyendo objetos extragalácticos y galácticos cercanos al Sistema Solar. Posteriores observaciones en el infrarrojo y otras longitudes de onda pueden proporcionar información adicional para apoyar alguna de estas conjeturas, o talvez, estos objetos requerirán unas interpretaciones completamente distintas”. – Houck et al, Astrophysical Journal Letters, 278:L63, 1984. (Esta cita fue tomada textualmente del sitio La Mentira Está Ahí Fuera)


El engaño más ruin del autor de esta obra de terrorismo informático es haber colocado la frase que aparece a continuación de la cita de Neugebauer en la siguiente imagen:





Tal pareciera que esto de que los gobiernos saben del plutoniano asunto de Niburu lo hubiese dicho Neugenbauer, lo cual es falso de toda falsedad. Porque así es esto de los engaños, se coloca una frase cierta (como es esa de que en realidad no se sabía lo que IRAS había detectado) junto a una mentira de ese tamaño. Y es que de veras yo me pregunto ¿cuales medidas audaces están tomando "los gobiernos"? ¿Cuáles planes hay para "salvarnos" de esta supuesta catástrofe planetaria?


En realidad IRAS NO detectó un planeta en las cercanías de Plutón allá por 1984. Cuando se publicaron posteriores artículos en 1985 (Unidentified IRAS sources – Ultrahigh-luminosity galaxies, Houck et al., 1985) y 1987 (The IRAS View of the Extragalactic Sky, Soifer et al., 1987), ya había pocos, si es que algúno, medio interesado en sus hallazgos. De acuerdo con estas publicaciones, la mayoría de las observaciones de IRAS en el artículo de 1984 eran jóvenes galaxias ultra-luminosas y una era una estructura filamentaria conocida como “cirrus infrarrojo” flotando en el espacio intergaláctico. IRAS nunca observó ningún cuerpo astronómico en los confines del Sistema Solar. Ver artículo sobre este tema en http://www.lamentiraestaahifuera.com/2010/01/16/nemesis-la-amiga-imaginaria-del-sol-i/.


En una entrada anterior comentamos sobre lo que la forista Anastasia Kiev afirmó sobre este escabroso asunto de Hercúlosbos (o como putinhas se llame). Decía Anastasita "Todos los gobiernos conocen este tema y prohiben a los astrónomos y cientificos hablar del tema". Pero si eso fuese cierto, ¿por qué no le prohiben a un aborigen Arauco publicar su libro (sí, ese que se llama Planeta Rojo)? Esto más bien suena a una campaña publicitaria del tipo viral, al estilo "mira, yo te muestro lo que otros han prohibido". En realidad no hay tal prohibición. Si la hubiera, las evidencias de la prohibición estarían al alcance de cualquiera. O al menos habría evidencias de que algún astrónomo independiente (de los que no le dan cuenta a "ningún gobierno" de sus actividades de observación) ha observado el infame planeta.


Pero las mentiras de Nubiru (o como chinguiñas se llame) se siguen esparciendo, como se aprecia en la siguiente captura de pantalla:




Todo lo anterior se afirma sin fundamento alguno. 

En primer lugar, no ha habido observaciones serias, amateurs o de cualquier índole que corroboren semejante estupidez, aunque más adelante se pretenda decir lo contrario con una imagen que en verdad da risa. Un nutrido ejército de astrónomos diseminados por todo el mundo observan los cielos con rigor pocas veces valorado, y en ningún lado se puede encontrar observaciones de un objeto que, de acuerdo con este pésimo documento, a estas fechas (agosto 27 de 2011) debería observarse a simple vista.


En segundo lugar, nadie puede "observar" aún el tamaño de los exoplanetas ya descubiertos, y ninguno ha sido observado con un "tamaño parcido a la Tierra". Pero se insiste en supuestos hechos como el siguiente:




Ese NO es un hecho, debido a que nada lo soporta, ni observaciones ni cálculos, ni nada parecido. Es sólo una fumada y re-fumada elucubración. El hecho observable con más claridad es el intento por validar un ataque terrorista informático, un intento para sembrar terror en personas sensibles que puedan leer y ver semejantes tonterías, como lo que se afirma en las siguientes imágenes:




Aquí se hace referencia a la babosada de que en tiempos pasados nos "visitaron" estos plutarquianos gigantes o annunnakis, de los cuales se muestra la siguiente imagen:







Nótese la estupidez que está al pié de la imagen. Si realmente fuese una imagen secreta de la NASA ¿cómo chingarambas es que fue a acabar en esta presentación de power point? Y sobre todo surgiría la obligada pregunta ¿que culañeros hacía la NASA en una supuesta excavación arqueológica?


Hay que llamar a los engaños por su nombre: ¡ENGAÑOS, PUDÍSIMA MATRE! Una simple búsqueda por google con el tema "anunnakis hoax" nos lleva sitios como HOAX SLAYER en los que puede verse lo crudo del engaño. Aquí se nos explica que estas imágenes forman parte de una supuesta colección de evidencias pictográficas de esqueletos de seres casi humanos pero gigantes, que supuestamente fueron descubiertos durante una exploración petrolera en la región sureste del desierto de Arabia. Sin embargo, la imagen del esqueleto gigante hábilmente trucada es en realidad una entrada registrada por el artista "IronKite" en un concurso de manipulación de imágenes en el que los participantes fueron instruidos para crear "una imagen de un descubrimiento arqueológico que se vea tan real, que si no hubiera aparecido en Worth1000, la gente podría haber creído que era verdadera" (pero no cualquier gente, quizás personas como los nuevoereros de mente hueca, que así la tienen por abrirla tanto para creer en estas pendejaleterías).


Cabe aclarar que Worth1000 es un sitio dedicado a promover concursos de imágenes creadas o manipuladas con Photoshop y otras herramientas digitales de edición. Las imágenes del concurso referido pueden verse acá: http://www.worth1000.com/contests/447/contest.


Ya para finalizar con esta serie de idioteces vestidas de misticismo terrorista, el autor se avienta la putinada de decir que desde hace unos dos años se puede var el huevitero Nubuñu (o como putanescas se llame)




Ahora resulta que este ultra comodino terrorista de ordenador quiere hacernos creer que sólo desde muy muy muy al sur se puede ver el susodicho Nubueyru (o como chingarajos se llame). Pero eso sí, nos dice que desde hace poco más de tres meses es "posible verlo a simple vista por todas las personas":






¡¡Háganme el refabroncísimo cabor, queridos lectores!! Pues si alguien me dice que ha podido ver a simple vista el boñiguero planeta X (o como pincheletas se llame), de seguro andaba ebrio, mariguano, trole, pacheco, pastrano y clembuteroleado (todas juntas), o bien es de esos nuevoereros que se ejecutan fortísimas dosis de geriniol. Porque por más que busco y busco nomás no lo busco (chiste a costillas de mis vecinos Yucatecos). Ni yo ni los miles de astrónomos que observan los cielos. 


Y qué decir de la vaga frase de que "habrá terremotos y mal tiempo atmosférico". Como si eso no hubiese pasado en los últimos MILES de años en esta roca. Esto en verdad es una ofensa a la inteligencia de la gente, pues eso no es una señal de la inminente venida del pongaputaelastomero planeta X (o como cuñamorloperos se llame). Pero yo sé que habrá gente que lo creerá a piés juntillas. Doy mis más sinceras condolencias a esas personas. Sufrirán indescriptiblemente, hasta que se den cuenta de que el 2012 será un año como el 2011 o como el 2010 y como miles de años antes. Pero volverán a sufrir pues los terroristas nuevoereros se inventarán alguna amenaza imaginaria más para el 1 de enero de 2013 (o antes si se puede).


Eso sí, el fiacudo terrorista informático que generó este archivo nos dice que la siguiente imagen de Hercóbuliños (o como jodipederos se llame), segun él "real", fue tomada por una "persona normal" en 2007 desde una zona muy austral:




Pues será normal en su planeta. Porque en efecto la foto puede ser real, pero de ahí a que en verdad represente a un hijoeputakuñalero planeta situado más allá del sistema solar, hay un trecho más grande que la distancia que nos separa del siguiente multiverso. ¿Cuantas fotografías del sol detrás de las nubes pueden ser tomadas y parecerse a la mostrada? Quizás unas 1010. O más.


Pero eso no importa. Lo que importa es que la única evidencia pictográfica del planeta X es la que aparece como imagen de entrada, que es la humorística obra de los compas del Departamento de Física y Astronomía de la UCLA. Nos indica que si toda esta estupidez nuevoerera de Nicamburu, Helocubos, o simplemente "X" (o como higafumatuculiños se llame) fuese cierta, este planetita se vería del tamaño aparente mostrado, justo por estas fechas. Al menos es la única imagen que tiene el nombre del putiplaneta indicado en el objeto del terror.


Mientras el verdadero X aparece, por favor, queridos lectores, vayan a disfrutar de la vida, de la playa, del sol, de la lluvia, de la nieve, de las montañas, de las cervezas, del amor y de todas las maravillosas cosas que esta vida nos da. Nomás no se metan a los Casinos de Monterrey, que puede ser peligroso.

martes, 23 de agosto de 2011

Los OVNI´s ¿son extraterrestres? ¡NO!

Nadie tiene más posibilidades de caer en el engaño que aquel para quien la mentira se ajusta a sus deseos.


Jorge Bucay


Desde Discovery News
Por Mark Thompson
Traducción: KC



Estoy harto.


Una vez más, hace unos días, alguien me dijo que vio un OVNI en el cielo de madrugada y de inmediato asumió que es una evidencia indiscutible de que los extraterrestres existen y que están visitando el planeta Tierra, ¡violando y saqueando a los terrícolas!


Después de un gran suspiro, y un cuestionamiento pícaro de mi parte, descubrimos que había sido testigo de nada más que el aumento de Venus en el cielo del amanecer y las luces fueron el efecto distorsionador de la atmósfera.


Hace unos meses, en nuestra fiesta de celebración callejera para la Boda Real, convencí a los vecinos para lanzar al aire algunas linternas chinas. Resultó que la flota de luces de color naranja flotando en silencio en el cielo fue malinterpretada por un alarmante número de residentes de la zona como ¡una invasión total de monstruos de ojos saltones! Quiero decir, realmente...


Parece que hay un alarmante aumento de avistamientos de OVNIs (y engaños tipo OVNI) y tristemente, menos sentido común aplicado a las posibles explicaciones.


No puedo dejar de remontarme al hecho de que soy astrónomo, he estado mirando mucho el cielo - y verdaderamente quiero decir mucho - en los últimos 20 años, y todavía no he visto nada que haya despertado mi sospecha. Creo que es justo decir que todos mis amigos de mente astronómica y colegas tampoco han visto algo que les haga pensar que estamos recibiendo visitas de primos interplanetarios.


Estoy, sin embargo, muy consciente de que hay una gran cantidad de profesionales, desde agentes de policía a pilotos de líneas aéreas, que han visto algo fuera de lo común. ¿Ovnis? ¡Por supuesto! Después de todo, las cosas parecen estar "volando" y son "no identificadas", pero ¿pequeños hombres verdes? No lo creo.


Para mí, es una cuestión de números. El Universo tiene alrededor de 14 mil millones de años, pero la vida en la Tierra sólo ha estado en condiciones de viajar en el espacio (y muy lentamente, por cierto) en los últimos 50 años. Calculemos el número y la única civilización que conocemos sólo ha estado en el espacio una extremadamente pequeña fracción de la edad del Universo.


También consideremos el tamaño del Universo: ¡Es GRANDE! ¿Cuáles son las probabilidades de que dos civilizaciones surjan aproximadamente al mismo tiempo, y con una distancia razonable entre sí, y desarrollen la tecnología para viajar en el espacio, o que incluso se comuniquen entre sí? La respuesta, todo siendo de carácter cualitativo, es un número muy, muy pequeño.


Es tal vez apropiado, en forma lateral, también pensar brevemente sobre la evolución del Universo. Muchos de los átomos dentro de nuestros cuerpos son elementos 'pesados', el carbono y el hierro, por ejemplo. Estos elementos fueron producidos en el interior del núcleo de la primera generación de estrellas masivas y se extendieron por todo el Universo cuando estas estrellas explotaron como supernovas.


Con el tiempo, durante muchos millones de años, se formó una "segunda generación" de estrellas, con planetas hechos de elementos pesados, y con eso vino la posibilidad de vida. Por lo que es quizás razonable concluir que cualquier otra civilización sólo podría ahora estar evolucionando a un nivel suficientemente avanzado como para dar esos primeros pasos en el Cosmos. Esto podría incrementar nuestro número muy, muy pequeño por un poco, pero no mucho.


Incluso si los ET están ahí fuera deslizándose a través del espacio, me resulta difícil imaginar que harían el esfuerzo de venir hasta aquí y no hacer más por la oportunidad de colaborar con nosotros.


No; pienso que los OVNIs de origen extranjero son muy poco probables. No estoy discutiendo los innumerables avistamientos, sólo el supuesto irracional de que son extraterrestres en origen. Creo que es mucho más probable que sean algo que ha sido identificado erróneamente o el resultado de una tecnología muy avanzada basada en la tierra.


Si estoy equivocado ¡entonces me comeré mi sombrero!



domingo, 21 de agosto de 2011

Modelos de la Realidad, parte 2. Creer y modelar la realidad

Hay quién porque golpea la pared con un martillo se cree clavar clavos.


Johann Wolfgang Goethe



Finalmente las personas tenemos la opción de creer en cualquier cosa, por estúpida que sea. El problema consiste en saber ¿por qué nuestra mente es capaz de creer en estupideces que están demasiado alejadas de la realidad? O dicho de otra forma ¿Por qué nuestra mente es capaz de adoptar como reales ideas tan fantásticas o imposibles de corroborar?


Vamos por partes. Hemos dicho en esta serie de entradas que es posible modelar la realidad para entenderla y para que se puedan hacer predicciones sobre ella. La ciencia (en especial la física, la química y otras relacionadas) son inigualables en esta tarea de predecir la realidad. Pero los humanos no sólo nos conformamos con buenas predicciones de la realidad física; queremos más. Normalmente queremos saber con antelación sobre sistemas harto complejos, al estilo de sistemas humanos y sociales (¿A que edad tendré mi primer hijo? ¿Cuándo subirán las acciones de la empresa "X"? ¿Le gusto a Penny?), e incluso sistemas que escapan de lo humano (si le rezo a mi dios predilecto con suficiente fe ¿me curará el cáncer? ¿por lo menos el catarro?).


Vistas las cosas así, la pregunta se transforma ahora en ¿qué hay en nuestra mente que le hace posible creer en cosas alejadas de la realidad? La respuesta a esta pregunta no es simple, no es fácil y mucho menos sencilla de expresar. Al parecer nuestras mentes humanas tienen un número considerable de circuitos neuronales que reciben y filtran la información que llega del exterior, por medio de nuestros sentidos, para crear modelos mentales de la realidad. Y hay modelos más sencillos de elaborarr que otros.


Lo anterior se explica con detalle en el libro "Y el hombre creó a los dioses" de Pascal Boyer (2010, ed. Taurus). Por ejemplo, cuando recibimos información sobre una especie de animal que no conocíamos, ocupamos una especie de "formato en blanco" mental para llenarlo con los datos de este nuevo (para nosotros) animalucho. Pero rara vez pensamos que esta información sobre el animal pueda llenar el "formato en blanco" correspondiente a un vegetal. De manera selectiva filtramos la información para formar nuevos conceptos mentales sobre la base de esquemas previos. Inferimos que la información recibida encaja de alguna forma en la clasificación que ya tenemos "precargada". Generalizamos que al ser información de un animal, éste no estará anclado con raíces a la tierra, que nace y muere como cualquier otro animal, que se mueve (nada, camina, repta o vuela) y que se alimenta para sobrevivir.


Al parecer las ideas fantásticas que están fuera de la realidad, tienen al menos un elemento que encaja con nuestro sistema de clasificación. Un hada que aparece en Guadalajara parece un ser vivo o al menos que vivió, y todos tenemos una especie de formato para llenar con los datos de un "ser vivo" y crear un concepto mental. Lo mismo pasa cuando la gente cree en el pié grande, en el chupacabras, en los seres extraterrestres y hasta en Santa Claus.


Las entradas ontológicas que tenemos precargadas para la clasificación de los nuevos modelos mentales normalmente tienen un buen número de expectativas. Por ejemplo, en el caso anterior, tenemos en la entrada "ser vivo" una serie de características que esperamos que el nuevo concepto posea (como por ejemplo nacimiento, crecimiento, reproducción, muerte, etc.). Sin embargo los modelos mentales religiosos, místicos, esoterícos y otros más en los que solemos creer, tienen una entrada en el formato correspondiente pero una característica contradictoria (por ejemplo en el caso se dios, que es un ser vivo pero, contrario a lo observable, tiene la característica de ser inmortal).


En el libro mencionado, el maese Pascal nos dice con tino lo siguiente:

Los conceptos religiosos invariablemente incluyen información que es contraria a ciertas expectativas creadas por la categoría activada.


Y es interesante pensar que tan vasta es la gama de posibilidades de conceptos etéreos en los que la gente pudiese creer, tan alejados de estas categorías precargadas, y al mismo tiempo sorprendente concluir que sólo habrá creencia en aquellas que tengan una mezcla de características que anclen el concepto (o modelo) de la creencia a lo que ya conocemos.


Menciono el caso de los mensajes de los Arcturtianos que contienen una copia casi exacta de lo que la prensa de divulgación científica viene diciendo sobre la posibilidad de la existencia de múltiples universos. Adicional al rollo que supuestamente se avientan en forma canalizada, la gente que cree en ellos los pinta así como en la imagen de entrada (tomada desde http://www.etfriends.com/Images.html)


De todas las posibles formas que un supuesto extraterrestre podría tener, casi siempre la ufología y otras ramas pseudo científicas como la pomposa "exopolítica", escogen la que tiene forma humanoide (dos brazos, dos piernas, dos ojos, una especie de boca, etc). Es decir, han escogido la forma que a los humanos nos parece más factible para creer, sin evidencias de por medio.


El asunto es que para que ese nuevo concepto que se nos pretende hacer pasar por "real" (o al menos como un modelo que explica la realidad) verdaderamente sea una representación de la realidad, sería necesario que no sólo nos explique lo que a primera vista pareciera inexplicable; sería necesario que sea capaz de aplicarse de forma independiente del observador para obtener las mismas predicciones y resultados, bajo las mismas condiciones establecidas por observadores independientes. No sólo como un objeto pasivo de creencia (creo que un ser inmaterial habita en mi cuerpo, controla mis pensmientos, y es el que se afirma como "YO"), sino como un modelo que permitiese hacer un par de predicciones sobre ese concepto, al estilo de "el alma inmortal interacciona con las neuronas cerebrales mediante campos electromagnéticos de frecuencia variable". En este último ejemplo, la afirmación podría probarse o comprobarse midiendo esos campos electromagnéticos.


Para mala fortuna de los modelos basados en creencias, normalmente se elaboran sin pensar en alguna forma de comprobarlos puntualmente. Por ello es que adoptan los típicos esquemas religiosos que requieren de fe y no de evidencias para que "funcionen" exclusivamente en la mente del observador (o mejor dicho, creyente).



Post scriptum



Como la imagen de entrada apenas la encontré en la red, no quise dejar pasar la oportunidad de hacer un par de comentarios respecto a ella al estilo de la casa.


El primero es que evidentemente la imagen es un dibujo de la autoría de Elaine Thompson, una mujer que "canaliza" los mensajes de estos seres tan, pero verdadera y extrañamente tan interesados en nosotros y en nuestro bienestar. Lo que sorprende es el elemento que se ancla al concepto de "ser humano" que tenemos precargado e incluso sesgado por la publicidad: Rostro simétrico, dos ojos (¡azules!), etc... Lo interesante es que estos bellos y ojiazules seres habitan en otra dimensión, o sea que las características "arcturianas" se parecen mucho a las del concepto mental "humano" que tenemos, excepto porque es imposible verlos o interaccionar con ellos de manera libre (¡porque están en la 5a dimensión, estúpido escéptico de intelecto no iluminado!).


El segundo es que la imagen representa un modelo de creencia para una supuesta realidad; y me refiero en este caso como "realidad" a la existencia incuestionable de estos arcturianos que se la pasan contactando a algunos humanos iluminados, para pasarles mensajitos de amor, entendimiento, comprensión, paz y mucha, mucha luz. Pero es un modelo imposible de comprobar y su único requisito es tener toneladas de fe para que pueda funcionar en la mente del creyente: fe en Eilane, fe en que sus "canalizaciones" son fruto de una verdadera (pero totalmente violatoria de la física conocida) interacdción con estos seres. No se nos ocurra pensar que, ante la imposibilidad de comprobar la veracidad de esta "realidad", Elaine pueda tener algún interés en hacer que la gente crea en ella, o suponer que sus mensajes pudieran ser una especie de alucinación inducida o aleatoria, porque entonces podremos pasar por intelectos "no iluminados"

lunes, 15 de agosto de 2011

Las haditas y la credulidad tapatía

¿No te parece, que es una vergüenza para el hombre, que le suceda lo que a los más irracionales de los animales?


Sócrates



Pues nada, que apenas hace unos días me enteré vía la versión digital de Milenio que en Guadalajara se estaba mostrando un descubrimiento muy especial. Según José de la Luz Maldonado Liera, un hombre de 28 años y vecino de la colonia San José Río Verde, al norte de Guadalajara, atrapó a una hada (o su cadáver, al parecer) y desde el día de su hallazgo hasta el día en que apareció la nota habían acudido tres mil personas a verla, incluyendo reporteros de televisión, periódicos y radio. Cada persona que quisiera ver a la hadita debía dar una cooperación "voluntaria" de entre 3 y 20 pesitos.


Cuando vi la imagen de la supuesta hadita, no pude pensar en otra cosa que en Tinker Bell, y sobre todo en que todo esto era un engaño. ¿Acaso la imagen mostrada en la nota pertenecía verdaderamente a un ser mítico? ¿Valía la pena y las largas esperas para ver esta hada de 2 cm de estatura?


Justo discutía en estos días con un forista de los grupos de Google sobre los requisitos que a veces son necesarios para considerar que algunas cosas verdaderamente extrañas pueden ser realidad, como el supuesto hecho de que seres de la 5a dimensión se ponen en contacto con humanos para darles mensajitos de paz y amor pero que se parecen mucho a la teoría M. Él me decía que para tomar en serio estos mensajes se requiere de mucha fe, y viendo lo que puede causar la noticia del hallazgo de una hadita, me imagino que además de fe es necesaria la credulidad, la necesidad morbosa de creer en cualquier tontería.


Que pena que mis compatriotas tapatíos que se formaron para ver el portento de este hallazgo hayan caído en tal vil engaño. A los pocos días otro diario mostró la verdad: las haditas como la que encontró José de la Luz se venden el el mercado local. Aún con la desmitificación del hallazgo, la gente seguía amontonándose para constatar el fraude.


Sin duda, el de José de la Luz fue un hallazgo que conmocionó a miles de personas en Jalisco que estaban interesadas en llenarse de la luz y tranquilidad del "hada". Y yo me sigo preguntando ¿Acaso seguiremos así de crédulos? Con razón hay gente como David Miller que son capaces de publicar sandeces como la de los pleyadianos. Saben que alguien, en algún lado, les creerá con fe ciega, esperando encontrar un sentido de paz y amor cósmico-mítico-religioso con sus creencias.


Lo malo es que hay mucho más engaños de charlatanes que abusan de la credulidad de la gente, que evidencias de la existencia de seres míticos o de seres multidimensionales, extrañamente obsesionados por contactar a terrícolas iluminados para repetir a su modo las teorías científicas de moda. Y como la fe ciega no admite dudas ni necesita de evidencias, lo más probable es que el objeto de la fe sea un engaño, una mentira o el intento de manipulación para obtener beneficios políticos o económicos.




Imagen de entrada: Rodolfo Madrigal de Milenio.
Imagen de salida: Vanguardia.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.