lunes, 30 de abril de 2012

Sobre la educación emocional de los niños

Todo cabe en lo breve. Pequeño es el niño y encierra al hombre; estrecho es el cerebro y cobija el pensamiento; no es el ojo más que un punto y abarca leguas.


Alejandro Dumas


Hoy, 30 de abril, celebramos en México el "Día del Niño". Es una celebración tradicional en la que normalmente se hace una fiesta para los alumnos de las escuelas primarias pero no para los de las secundarias. Es decir, aunque no es una fiesta nacional (como lo es el 1 de mayo, día del trabajo) y no está reglamentada, es tradicional que se festeje a los chiquillos con edades desde preescolar (3 ó 4 años) hasta los 11 o 12 años. Algunos centros comerciales (Soriana por estos lares) pide a sus cajeros y cajeras que se disfracen o maquillen con motivos infantiles con motivo de esta celebración.

Normalmente el festejo gira en torno a las escuelas, pero también algunos vecinos se organizan para hacer celebraciones infantiles en comunidad. Normalmente no se hacen regalos a lo chiquillos, al estilo del 6 de enero o en navidad, pero no falta quien les obsequie balones y otros juguetes sencillos.

Bien, todo lo anterior sirve como introducción al tema de hoy, porque coincide con la fecha indicada, así que pasemos a nuestro asunto: La educación emocional de los niños.

El tema surgió frente a la consulta de una compañera cuyas preguntas pueden verse en el repositorio de documentos de apoyo de Ahuramazdah. De ahí tomo las siguientes cuestiones.

¿Creen ustedes que una persona adulta puede llegar a cambiar su forma de ser, de actuar en la vida si a traves de los años se le esta siempre "atacando" con palabras como "eres tiernamente cursi"... o "no podias dejar de decirlo", cuando en algun momento dice palabras tiernas a su pareja?

¿Que sucede ahora con un niño pequeño? que también se le critica por ser sensible, más que otros y se le caen algunas lagrimas ante un reto de sus padres o ante una burla de sus amigos. ¿Puede ser este niño un desastre ante la sociedad cuando llegue a ser un adulto? ¿se le crea un grado de inseguridad? ¿autoestima baja?

Me referiré al caso en el que se intenta educar a los hijos a controlar sus emociones, comenzando con una de las primeras reacciones emocionales de los críos: el llanto.

Mi experiencia en este terreno es que de alguna manera uno como padre se las ingenia para saber cual es el motivo del llanto. Puede ser causado por un dolor físico, por una aflicción emocional (a veces los niños lloran cuando piensan que sus papás morirán algún día), por efecto de una burla cruel, por un desprecio, etc. Pero también lloran para causar un efecto en los padres, para invocar su lástima, su compasión, de manera ficticia. Esto sucede cuando, por ejemplo, se les niega el cumplimiento de un capricho.

En este último caso, pienso que es importante hacerles notar que el llanto es inútil, y que lejos de conseguir lo que desean llorando, lo que obtendrán es justo lo contrario. En vez de un premio, probablemente conseguirán un castigo. El asunto de la manipulación con falsas emociones debería ser evitado y canalizado en el mejor de los casos, so pena de que se caiga en el tan famoso triángulo dramático. Sin embargo, cuando el llanto es causado por un auténtico asunto emocional (quizás la pérdida de un juguete, mascota, el rechazo de sus compañeros, falta de atención frente a un problema de salud, etc.), la receta es diferente, ahí se debe hablar con ellos, tratar de entender sus sentimientos y guiarlos con mucho cuidado hacia la recuperación de su autoestima y de sus zonas seguras.

Como adulto es posible modificar (si se desea) ese tipo de características sensibles, utilizando los métodos que recomienda Wayne W. Dyer, o los del mismísimo Daniel Goleman. Claro, eso sólo si esa sensibilidad nos causa más problemas de los que resuelve, si nuestros sentimientos nos bloquean para actuar de una forma más objetiva y conveniente para nuestra vida personal, nuestra vida social, para nuestra vida profesional y para el logro de nuestros objetivos.

Considero que en mi infancia fui muy sensible, sin embargo al pasar de los años logré controlar mis reacciones sin coartar mis sentimientos, en la medida en que me eran útiles, fuera para mantener un sano equilibrio emocional, fuera para lograr una buena comunicación con mis semejantes. No me arrepiento de haber sido sensible, finalmente me permitió conocer una faceta de mi propio ser: el autocontrol. Ser capaz de sentir es maravilloso. Ser capaz de controlar nuestras reacciones por lo que sentimos es aún más maravilloso.

Mi experiencia me dice que las personas que viven sufriendo por cualquier causa, quizá deberían seguir sufriendo, pues ello les representa un bote salvavidas ante la terrible tormenta que representa manejar por sí mismos su propia vida. La lógica de estas personas es la siguiente. Si algo o alguien es culpable de mi sufrimiento, entonces me libero de la responsabilidad de aliviar, por mí mismo, ese sufrimiento. Así es como llegan a depositar en otros la responsabilidad de su felicidad (o infelicidad). Dyer afirma que son nuestros pensamientos los que dan origen a nuestros sentimientos y emociones, y estoy de acuerdo con él. Si cambiamos lo que pensamos (y por ende lo que hacemos) de seguro cambiará lo que sentimos. Si dejamos de ver al cónyuge como victimario quizás deje de serlo (para nosotros). Enfrentar las causas de nuestro sufrimiento es, en cierta forma, tomar control sobre ellas.

Actualmente procuro generar pensamientos positivos ante una posible amenaza emocional del exterior. Siempre habrá gente que trate de pasar por encima de uno sin importarle nuestros sentimientos. Ante eso, lo que se debe hacer es generar un buen escudo emocional para impedir que sus intenciones lleguen a afectar nuestra vida.

Uno debe partir de la idea que uno es quien controla sus sentimientos. Nadie más.

Pero para llegar a este punto, en la edad adulta, es necesario guiar a los críos mediante el ejemplo. Uno debe evitar dar rienda suelta a reacciones extremas bajo la excusa de "ser sensible" cuando se está frente a niños. También se debe evitar a toda costa que los chicos presencien espectáculos televisivos de este corte: Las modernas telenovelas de Televisa y TV Azteca abusan de esta artimaña emocional, colocando al menos una escena de falso dramatismo en cada minuto de su transmisión. Saben los productores de estos bodrios que la reacción ante este abuso emocional es mantener al televidente atento (y estupidizado) ante las muestras de estas falsas reacciones sin control. Por ello uno debe evitar que los pequeños vean esta basura de programas, para evitar que el ejemplo se reproduzca en ellos, sea como víctimas o como victimarios (lo que se conoce como bullying, una forma de abuso infantil).

Finalmente la etapa infantil es de aprendizaje, pero también de juego. Es una etapa de maduración pero también de prueba y error. Es una etapa de desarrollo físico, intelectual y emocional. Es una etapa en la que el aprendizaje emocional se basa en la imitación. Es nuestra obligación como adultos generar una buena base de inteligencia emocional en los críos, para evitar que en su etapa adulta sufran con una innecesaria carga emocional.


miércoles, 25 de abril de 2012

Numerología, desastres y ciberterrorismo

Vivimos en una sociedad profundamente dependiente de la ciencia y la tecnología y en la que nadie sabe nada de estos temas. Ello constituye una fórmula segura para el desastre. 


Carl Sagan



En esta nueva temporada de tuiterismos y otras manías dentro de Ahuramazdah, me es grato relatar a mi amable ciberaudiencia sobre las travesuras que se cometen en este ambiente de redes sociales, en el que las interacciones son rápidas, inteligentes (a veces) y letales. La historia de hoy es sobre un par de usuarios de tuiter que al parecer suscriben hipótesis conspiranoicas numerológicas relacionadas con los recientes sismos en México, cuyas cuentas se revelarán por sí mismas más abajo. 


También llamo la atención sobre el peligro que gente dentro del gobierno, en posiciones importantes, promuevan este tipo de hipótesis, alejadas de la realidad, sin bases serias que las sustenten, y sin posibilidad de ser discutidas abiertamente. En especial si esta gente trabaja para una dependencia encargada de prevenir desastres.

Todo comenzó el pasado 11 de abril cuando recibí, en forma de reenvío (retuit), los siguientes tuit1 y tuit2:



Resalta el hecho de que tratan sobre algo que carece de referencias y se aleja de la realidad, como eso de la "señal profetizada por los mayas". En realidad los pobres mayas ni siquiera pudieron profetizar su propio declive como civilización, ni la la invasión y posterior conquista de los españoles, mucho menos señales de cambios a suceder 6 siglos después. También es de notar la conspiranoica y falsa referencia de que un supuesto movimiento mundial conocido como "New World Order" (nwo) aprovecha la energía de las llamaradas solares para provocar daños. Sin referencia confiable que compruebe estos dichos, no resultaría extraño de que se trate de un juego numerológico de pésimo gusto.



Revisando el TL de Hack-11 para ver más de su cosecha me encontré con esta auténtica joya de la deducción lógica (y matemática):

No es broma cuando hablamos de la agenda que tiene el #nwo y sus conocimientos astronómicos avanzados en NUMEROLOGIA.

¿De dónde habrá sacado este usuario que un movimiento del cual sólo se tienen referencias conspiranoicas tiene "conocimientos astronómicos avanzados en NUMEROLOGÍA"? Sin dar más referencias, estas afirmaciones con mucha probabilidad podrían deberse más a la ignorancia que al conocimiento por parte de este usuario. Pero lo más probable es que sólo se trate de tonterías inventadas sobre las rodillas.

Respecto a los posibles lectores de estos mensajes, pienso que habría que tener poca inteligencia y muy escasos conocimientos de física, astronomía, matemáticas e historia para tomar en serio semejantes tonterías, digo yo. Muchos adoradores de la numerología pasan por alto que la naturaleza difícilmente se basa en operaciones truculentas con números enteros (¡exclusivamente!) para sus procesos, como pretenden demostrar con esto del infame 11. Los números fraccionarios, irracionales y hasta los imaginarios (complejos) funcionan perfectamente para modelar la naturaleza que nos rodea. Lo mismo pasa con las supuestas "profecías mayas"; mi adivinanza educada es que en este 2012, para los conspiranoicos, nuevoereros, magufos y demás integrantes de esta élite que promueve la ignorancia más ridícula y estupidizante, cualquier (y repito con énfasis ¡CUALQUIER!) cosa que afecte a la humanidad se deberá a una "profecía maya".

El verdadero peligro 


Que haya gente que crea en estas tonterías no es preocupante, lo preocupante es que gente con posiciones estratégicas dentro del gobierno federal las promuevan abiertamente y eviten cualquier clase de cuestionamiento público. Pero seguramente, querido lector, te has preguntado ¿Por qué hago esta reflexión? Porque al poco tiempo de haber recibido los tuits de @hactivist11, y haberlos compartido con algunos amigos escépticos, otro usuario, @metaemergencia, salió en defensa del primero.

Si bien es cierto que me referí a @hactivist11 como un posible "toy at sight", la reacción de @metaemergencia (quien originalmente reenvió los tuits antes mostrados) fue inesperada. Y digo inesperada porque siempre había considerado a @metaemergencia como un usuario serio, dedicado a informar sobre desastres en México. Sus retuits me parecieron una especie de crítica a las torcidas ideas de @hactivist11. Pero no fue así. Dos tuits de Meta me llamaron mucho la atención. El primero, cuya imagen tomada desde mi iPod reproduzco en seguida, revela algo inquietante. Al parecer @hactivist11 trabaja para la Dirección General de Protección Civil, de la SEGOB.





Claro, podría ser sólo una balandronada de Meta, como para hacerme sentir mal. Uno debe tomar estas cosas con reserva. Pero si fuera cierto, resultaría que gente con pésima preparación en ciencias, situada en una oficina de gobierno estratégica para México, divulga hipótesis de dudoso origen como parte de una campaña de prevención contra desastres... o algo así. El verdadero desastre, como lo indicó en su tiempo Carl Sagan, es que gente que no sabe nada de ciencias, se monte en un medio tecnológico para divulgar ideas ridículas y carentes de bases científicas. 


El otro mensaje es una clara rabieta majadera de Meta, haciendo referencia a lo poco que le importan mis opiniones ¡porque tengo menos de 200 seguidores! y evidentemente mostrando su capa inferior. En su mensaje "embarra" de frijoles a nuestro amigo @martinPereque, sin deberla ni temerla.


Nótese que dice "para" en vez del más lógico "par", y que las tres palabras escritas después de "200 seguidores" y antes del "Pinches", carecen totalmente de sentido lógico. Después de recibir sendos mensajes, el compañero Meta los borró de su TL, por lo que sólo pude rescatarlos del cache de mi iPod en forma de imagen externa. También bloqueó mi acceso a su cuenta y lo mismo hizo Hack-11. ¿Cómo se podría entablar un intercambio para mostrar las incongruencias de Hack y de Meta? Ya no hay forma en el ambiente de Tuiter. Al parecer los casi 66,000 seguidores de Meta (mas los casi 80 de Hack-11) "pesan mucho". Pero no son tan pesados si en Ahuramazdah se exhiben sus malas artes. Aquí no pueden bloquear la crítica a su intento por desinformar con tonterías conspiranoicas. Tampoco podrán callar las voces de oposición racional (y sí, también "troller") a estas ideas retrógradas. 


Desde mi punto de vista es peligroso que gente como Meta divulgue estos claros intentos para desinformar a la gente, que también pueden catalogarse como "ciberterrorismo", en especial cuando se tienen 66,000 seguidores y se presenta una falsa imagen de seriedad informativa. También resulta preocupante y peligroso que gente de la DGPC, como supuestamente lo es Hack-11, suscriba estas ideas carentes de rigor y de evidencias que las sustenten.


Desde esta ventana sin dogmas se muestra la evidencia de las malas artes de estos dos usuarios, que utilizan Tuiter para desinformar y sembrar ideas de terror paranoico sobre la gente que les sigue. Si por casualidad @hactivist11 y @metaemergencia ven esta entrada, se les invita a debatir por la línea de comentarios sobre este asunto. Aquí no se "borran" comentarios.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.