jueves, 24 de mayo de 2012

Mentiras, chismes y difamación en Twitter

La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua. 



Miguel de Cervantes Saavedra




En esta época de redes sociales y acceso a internet ilimitado, es muy fácil encontrarse con material publicado por gente que miente, que publica idioteces sin fundamento y que difama sin restricción alguna. Esto se puede hacer gracias a que internet es un medio libre, sin restricciones editoriales y sin reglamentación en su uso. En cuatro palabras: Libertad total de expresión. Al expresarlo de esta forma quiero aclarar que si bien en la actualidad es posible publicar falsedades flagrantes a través de este medio, no estaría a favor de restringir su uso para limitar la libertad de expresión, excepto en los casos en que se violan las condiciones de servicio que los proveedores del medio ofrecen a sus usuarios, como se verá al final del texto.


Por otro lado, esta entrada está dedicada a quienes fueron mis jóvenes alumnos de Geometría Analítica en el Colegio Césare. Se las dedico porque durante el tiempo que impartí esta materia, sucedieron varias cosas la red social Twitter, relacionadas con engaños, mentiras y difamación, que vale la pena comentar y porque, espero, que estos comentarios les sean de utilidad en algún momento para tener un buen juicio a la hora de entrar a este mundillo cibernético tan sui géneris.


Todo comenzó el 11 de marzo de este año cuando llegó a mi TL de Tuiter los siguientes mensajes provenientes de la persona detrás de la cuenta @CiudadMazacote (ligas de acceso: https://twitter.com/CiudadMazacote/status/179068721539727360 y https://twitter.com/CiudadMazacote/status/179072176484388864), cuyas imágenes de captura de pantalla reproduzco en seguida:





Por principio de cuentas, mis lectores podrán identificar con facilidad la falsedad de las declaraciones de esta (al parecer es mujer) usuaria de Tuiter en lo que se refiere a mi forma de pensar respecto a las "profecías mayas". Y aclaro tajantemente: Yo no pienso que los mayas hayan tenido capacidad de profetizar nada (de hecho pienso que la profecía es una actividad que raya en la alucinación y en la fantasía extrema), mucho menos pienso que "van a destruir el mundo". Y no hay publicación alguna de mi autoría que pudiese hacer creer tal estupidez a quien las haya leído. Mi compañero de aventuras, el usuario @Lonjho, tampoco está en esta tesitura. Ambos somos escépticos redomados y ninguno estaría en el supuesto de estas declaraciones.


Bien entonces, la falsedad de estos tuits resulta clara pero ¿para qué ofender con eso de "imbécil" e "idiota"?  ¿Que objeto tiene denigrar sobre esas bases falsas? Quizá merecería tales epítetos si en verdad creyese en ese estúpido asunto de las profecías mayas, pero no es el caso. Así que la pregunta es ¿De dónde habrá sacado esta usuaria tal idea?


En seguida me dediqué a investigar la razón de tal actitud sin sentido. Para empezar, pregunté en directo a la usuaria (quizá usuario) @Ciudad Mazacote. Al no recibir respuesta en el corto plazo, indagué por otro lado. El primer tuit fue reenviado por una usuaria @ChemaJuanay, así que le pregunté a ella, ya que el reenvío significaría en principio estar de acuerdo. Tampoco recibí respuesta. 


Al día siguiente, después de varios intentos por saber de dónde había salido esa estupidez, Mazacote decidió responder, pero insinuando que mi indagatoria con ella y con la otra usuaria era una especie de acoso y comenzó a llamarme "slatker". Nada más alejado de la realidad. Es decir, si indagar sobre un ataque ad hominem sobre bases falsas significa inequívocamente "acosar mujeres", entonces hay algo bastante torcido en la mente de esta dama (si es que lo es). Posiblemente fue víctima de un abuso sexual en su infancia, por parte de un familiar cercano. La gente que ha sufrido este tipo de abusos suele tener delirios de persecución.


Pero su reacción es entendible si uno analiza con más detalle su postura. Detrás de un ordenador y amparada (o amparado) por el anonimato y la libertad de expresión, la gente se siente capaz de decir estupideces como las que publicó, y después escudarse bajo una cortina de chismes, falsedades y difamaciones como eso de que soy un "acosador de mujeres". Esta reacción es la misma que tuvo el usuario detrás de la cuenta @Acertixo cuando descubrí sus falsedades y mentiras. En pocas palabras, son como escuintles cobardes a quienes se les descubre en la travesura e intentan escaparse a como dé lugar de la responsabilidad que implica haber hecho uso de su libertad de expresión para mentir o hacerse los graciosos.

Finalmente no importa si la niña (o niño) Mazacote ofende. No logra nada con ello. Lo importante es que NADA de lo que afirmó tiene sustento. Sus tuits sólo son mentiras y su cortina de humo sólo estuvo elaborada con chismes de verdulera venida a menos.


Como no tuve (ni tengo aun) nada que ver respecto a sus estúpidas acusaciones de acoso (sexual, supongo), seguí insistiendo sobre la razón que tuvo para decir lo que dijo:






Nunca obtuve respuesta ni de ella ni de nadie a su alrededor. Más bien, Mazacote desató una histérica campaña de difamación. A tal grado que algunos de mis amigos y seguidores (entre ellos @LaMeri) se preguntaron ¿qué está pasando con estas acusaciones si era evidente que no había nada que las sustentara? En este tenor se publicaron cosas como las siguientes: 







Estos tuits siguen un orden cronológico inverso, de tal forma que el de abajo fue publicado primero. Como la rebatinga continuó por varios días, la campaña de difamación de Mazacote llegó al punto de publicar que yo era "un violador" y que la justicia estaba tras mis pasos. Esto fue muy divertido, aunque de muy mal gusto de su parte. Es decir, uno inevitamblemente se pregunta ¿Cómo violar a alguien a través de tuiter? Estulticia a granel para Ripley. Pruebas de sus chismes de verdulera:





Su histeria tuitera llegó hasta intentar involucrar a cuentas de periodistas como la de Carlos Ramírez. De esto me enteré gracias a otro amigo y seguidor @JulesProg:





Como me extrañó sobremanera que un periodista del calibre de Carlos Ramírez se involucrara en estos chismes de verdulería, consulté su TL y resultó que no había tales tuits. Así que lo más seguro es que Mazacote los "pasó" por Photoshop o similar para alterar la supuesta autoría. Eso o que Carlos Ramírez borró sus tuits... Porque le avergonzó prestarse a esta estupidez sin bases, o porque simplemente le "dio el avión" a Mazacote.


De cualquier forma las amenazas de esta usuaria (o usuario) continuaron hasta que llegó al punto en el que amenazó con publicar mis datos personales si "no me disculpaba públicamente". Como no me disculpé, porque no tengo nada de qué disculparme con esta usuaria conflictiva, publicó una serie de tuits con mis datos, finalizando con mi nombre completo. En este punto, su libertad de expresión llegó a un límite. Yo pienso que Mazacote ignoraba (como quizás suceda con muchas otras cosas, entre las que quizá se encuentre el significado de "escéptico") que Twitter prohíbe explícitamente publicar datos personales de los usuarios por este medio. Así que de inmediato le informé a Twitter de esta violación (ahí sí, VIOLACIÓN) de las condiciones de uso de este medio por parte del usuario @Ciudad Mazacote.


De inmediato, la usuaria (el usuario) detrás de esta cuenta le puso candado, bloqueando cualquier acceso no autorizado, y borró cobardemente los tuits que la delataban como VIOLADORA de las condiciones de uso de Twitter. La respuesta de Twitter a mi denuncia, que me llegó a los pocos días, decía algo así como que los tuits reportados ya no existían.


Así se comporta la gente cobarde, mentirosa y estúpida. Mienten, ofenden y luego borran la evidencia que los incrimina o la cambia a modo de que queden como víctimas. Y así como están Mazacote y Acertixo, hay muchos usuarios que sólo se dedican a mentir, engañar y aterrorizar a la gente con información falsa, alterada y calumniosa. Uno debe usar el escepticismo y la razón para no caer en sus engaños.


Además de denunciar públicamente sus malas artes.


Al final ¿que pudo haber orillado a esta estúpida persona a decir semejantes burradas? No lo sé a ciencia cierta. Las hipótesis son variadas, pero la que más me parece lógica es que en realidad no sabía lo que es el escepticismo. La ignorancia y la prepotencia de esta "Lady" le llevó a publicar dos tuits con información tergiversada y finalmente a cerrar el acceso público de su cuenta, por lo que sus intentos de difamar "públicamente" se vieron reducidos a sus escasos seguidores.


Imagen de entrada: Avatar de Mazacote, que obviamente NO corresponde a la imagen de la usuaria (o usuario).





Actualización. (Mayo 29 2012)



Gracias a que Mazacote desbloqueó su cuenta, pude ver un poco de los antecedentes de sus manías por mentir y engañar. Por lo pronto parece ser una creyente de los OVNI's, a juzgar por algunos de sus tuits: https://twitter.com/CiudadMazacote/status/176078207357952000, https://twitter.com/CiudadMazacote/status/176086607525462016, https://twitter.com/CiudadMazacote/status/176074175407067136, y esta joya de la cual anexo captura de pantalla: https://twitter.com/CiudadMazacote/status/176060542543339521.




La imagen y tuit anterior fueron supuestamente subidos a la red el 3 de marzo de 2012 a las 4:44 pm. Lo interesante es que observando las fotos de esta usuaria (usuario), uno se encuentra que el 12 de febrero a las 7:52 pm subió otro tuit mandándole una queja a Marcelo Ebrard sobra la falta de árboles en la Ciudad de México (https://twitter.com/CiudadMazacote/status/174658221632520192) en el que muestra la misma fotografía pero sin los "platillos voladores". O lo que es lo mismo, al menos 3 semanas antes compartió la misma foto sin trucar:




Que gracioso me resulta encontrarme con esta evidencia que muestra la mentira y el engaño al que recurre gente estúpida y boba que piensa que NADIE lo va a notar. Así es esto del inframundo tuitero magufo, lleno de usuarios que se sienten con la autoridad de criticar la creencia en los mayas (que en mi caso es totalmente FALSA) y creen ciegamente que las fotos evidentemente trucadas son verdaderas y que creen que todas las luces en el cielo son naves tripuladas por extraterrestres. Gente que sólo miente y se engaña a sí misma y a los demás ¡Cuidado!







4 comentarios:

Sir David von Templo dijo...

Es increíble que personas carentes de toda madurez emocional (porque este comportamiento es propio de niños, y ni siquiera de todos ellos, sino de los más deleznables) puedan tener acceso a las redes sociales...

Saludos...

Keith Coors dijo...

Maese David

Así es. Le invito a ver la actualización, en la que se muestra que Mazacote es una (un) ovnilatra.

Saludos

espagus dijo...

Ánimo compañero!

Estamos como en la edad media, sigamos combatiendo la estupidez del "otro"

Keith Coors dijo...

Estimado Espagus.

¿Cómo combatir lo que está omnipresente en el universo?. Sólo se atina a exhibir cuando la distribución se concentra en algunos eigen-puntos.

Saludos

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.