domingo, 12 de octubre de 2014

¿Podemos contagiarnos de Ébola en México?

No hace falta conocer el peligro para tener miedo; de hecho, los peligros desconocidos son los que inspiran más temor. 


Alejandro Dumas  



Regresando de un semestre sabático, me encuentro con que hay una gran preocupación por el reciente brote de Ébola en el mundo. Además, mi hija menor me ha preguntado si ella pudiera ser contagiada por esta enfermedad en nuestro México. Por esto, intentaré hacer un resumen de lo que ha sido este reciente brote de Ébola y revisaré las posibles formas de contagio para determinar si es posible contagiarse de esta enfermedad en México.


Los inicios.


De acuerdo con un artículo publicado en el New England Journal of Medicine, el primer caso de este nuevo brote de Ébola (o paciente cero) que se inició en Guinea, pudo haber sido un niño de 2 años quien murió el 6 de diciembre de 2013, cuatro días despues de de haber mostrado los síntomas inequívocos de esta enfermedad. Posteriormente, su mamá, hermana y abuela murieron ese mismo mes después de haber mostrado los mismos síntomas. Ver también http://www.scientificamerican.com/article/patient-zero-believed-to-be-sole-source-of-ebola-outbreak/. Las malas condiciones de salud e higiene en este país hicieron que el brote se extendiera a otras localidades y luego a otros países de África Occidental (Liberia, Sierra Leona y Nigeria).


Lo que hace que esta enfermedad capte la atención mundial es que a la fecha no hay tratamiento específico ni vacuna para las personas ni los animales.



Actualidad.


Este brote no es el primero que se tiene de esta enfermedad, pero a la fecha es el más importante por el número de casos registrados, el número de fallecimientos y el número de países afectados. En esta página del Centro de Control de Enfermedades (CDC) se puede ver que se han registrado brotes desde 1976 (http://www.cdc.gov/vhf/ebola/outbreaks/history/chronology.html). Sin embargo, el actual brote, con más de 8,000 casos registrados, representa el más importante. Incluso se han registrado casos en España y en los EE.UU.. En el caso de los EE.UU. la enfermedad ya cobró la primera víctima y el caso de España parece estar progresando favorablemente.


Es importante notar que el control de la enfermedad se ha centrado en África Occidental, y que los casos fuera de esa zona se han debido principalmente a contagios en personas dedicadas al cuidado de enfermos. Sin embargo, los controles también se han extendido hacia aeropuertos y terminales marítimas con especial cuidado en pasajeros que provienen de estos países africanos.


La probablilidad de contagio.


De acuerdo con la OMS, el reservorio del virus del Ébola son los Murciélagos de la fruta de la familia Pteropodidae. De ahí es transmitido a otros animales como simios que tienen contacto o consumo de fruta mordida por murciélagos y finalmente a seres humanos que cazan y consumen estos animales. En África se han documentado casos de infección asociados a la manipulación de chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros, monos, antílopes y puercoespines infectados que se habían encontrado muertos o enfermos en la selva. Posteriormente, el virus se propaga en la comunidad humana mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo (a través de las membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel) con órganos, sangre, secreciones, u otros líquidos corporales de personas infectadas, o por contacto indirecto con materiales contaminados por dichos líquidos.


Ahora bien, dados estos hechos respecto a origen y contagio del Ébola cabe preguntarse ¿Que tan probable es que me contagie con esta enfermedad? La probabilidad de contagio es muy baja mientras no te encuentres en las poblaciones de África Occidental donde el brote es importante, y mientras no seas personal de los hospitales que atienden a los enfermos allá. Que te mantengas informado de las noticias confiables de la OMS sobre el brote, y que cuides de no viajar a África evitará que te contagies. Sin embargo, si en el futuro se presentara un brote en México, sería necesario considerar las siguientes medidas:



  • Reducir el riesgo de transmisión de persona a persona en la comunidad a consecuencia del contacto directo o estrecho con pacientes infectados, especialmente con sus líquidos corporales. Hay que evitar el contacto físico estrecho con pacientes contagiados y utilizar guantes y equipo de protección personal adecuado para atender a los enfermos en el hogar. Es necesario lavarse las manos con regularidad tras visitar a enfermos en el hospital, así como después de cuidar a enfermos en el hogar.
  • A falta de un tratamiento eficaz y de una vacuna humana, la concienciación sobre los factores de riesgo de esta infección y sobre las medidas de protección que las personas pueden tomar es la única forma de reducir el número de infecciones y muertes humanas.


Conclusión.


Actualmente en México la probabilidad de contagio con el Ébola es prácticamente cero. Pero como siempre se recomienda en este espacio, mantenerse informado consultando las fuentes confiables de información es la primera defensa contra cualquier contagio. Ya han salido videos en internet clamando a los cuatro vientos que el Ébola es una Mentira. El análisis somero del narrador del video mencionado lo único que hace es restarle seriedad al asunto. Y no se trata de generar pánico al decir la verdad, se trata de estar enterados de qué es lo que realmente está pasando. Decir con simpleza que es una mentira resulta bastante irresponsable, así como por otro lado sería decir que el Ébola es la epidemia que dará cuenta de toda la humanidad. Los casos son reales y la falta de tratamiento también es real. 


Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.