sábado, 28 de enero de 2012

La gente gusta de ser engañada

La verdad fue un descubrimiento. El engaño un invento.


Joel Fuguet Margeli


Desde eSkeptic
Entrevista realizada por Peter Moon
Traducción de Michael Silva y KC



El psicólogo y escritor estadounidense, Michael Shermer, dice que es más fácil creer en cosas extrañas, como médiums, horóscopos y platillos voladores que pensar y cuestionar. La diferencia entre un mago y un medium es que el mago confiesa que usa trucos, mientras que el paranormalista dice que tiene poderes que le permiten leer la mente, predecir el futuro o hablar con los muertos. "Todo lo que debe decir un medium es que tiene poderes y la gente se lo cree. Es parte de la naturaleza humana", dice el psicólogo y escritor estadounidense Michael Shermer, de 57 años de edad, director de la Sociedad Escéptica y la revista Skeptic. "Nosotros no evolucionamos para dudar o tener una visión escéptica. Para esto se requiere de educación y de reflexión. Creer es más fácil". En esta entrevista, habla de los temas de su libro ¿Por qué la gente cree en cosas raras? y ataca las farsas detrás de la creencia en los platillos voladores, las brujas, la quiromancia y el espiritismo.


Época: ¿Por qué la gente cree en cosas raras?


Michael Shermer: La razón fundamental radica en nuestro cerebro, programado por la evolución para ver nuestro entorno de una manera determinada y encontrar las razones sobrenaturales para explicar los fenómenos naturales.


Época: Por favor dé un ejemplo.


Shermer: En las sociedades tribales, el hechicero es la persona que tiene el conocimiento que puede salvar a los miembros de la tribu en los momentos decisivos. Los brujos son los que saben que las plantas y las raíces tienen poderes curativos especiales. Son ellos los que decretan que una región es un tema tabú, haciéndola una zona prohibida y dando tiempo para que ahí se regenere la fauna. Años más tarde, en un momento de escasez, es el brujo que tiene el poder de enviar a los cazadores a la ubicación, salvando a la tribu del hambre. Ese tipo de poder siempre fue exclusivo de los magos, brujos y sacerdotes. Por lo tanto, creer en sus emisarios es significado de la propia salvación. Cuando el brujo dijo que podía ver el futuro, que los miembros de la tribu deberían cazar o recolectar agua en una región determinada y que la salvación de todo el mundo dependía de hacer lo que él decía, todo esto no era más que una profecía autocumplida. Es tan simple como eso.


Época: Hay quienes dicen que pueden ver cosas sobrenaturales y otros que dicen que pueden oír a los ángeles cantando y a las almas murmurando.


Shermer: Somos animales sociales y nuestro cerebro ha sido programado para reconocer las caras y expresiones faciales. Por lo tanto, tenemos una tendencia a ver las caras ocultas en las nubes, en los puntos en una cubierta o en las rocas de la superficie de Marte. Por la misma razón, todo lo que tenemos que hacer es mirar a las nubes para reconocer las formas de diversos animales. Esta es también una herencia evolutiva desde hace milenios; la capacidad de reconocer la existencia de un animal escondido en el paisaje podría significar la diferencia entre la vida y la muerte. Cualquier persona puede decir que habla con los muertos. No es nada especial. La parte difícil es conseguir que los muertos respondan. Declaraciones como estas que fueron investigadas con seriedad terminaron revelando la existencia de micrófonos ocultos en los muebles, las paredes o en el horno. Ninguna fotografía supuestamente tomada de un platillo volador sobrevivió a un examen detallado. Todas ellas han sido afirmaciones falsas, recetas creadas para engañar. Aunque es posible que algunas afirmaciones paranormales, ufológicas o psíquicas podrían llegar a ser ciertas, la verdad es que hasta ahora todas ellas han sido falsas y, probablemente, la mayoría de ellas no son más que puras farsas.


Época: ¿Por qué las mujeres parecen creer más en las cosas extrañas que los hombres?


Shermer: Eso no es cierto. Hombres y mujeres, indistintamente, tienen la misma tendencia a creer esas cosas. Lo que cambia es el tipo de cosa extraña. Las mujeres creen más en los mediumss, espiritistas, adivinos, brujería, amuletos, medicina alternativa y curanderos. Los hombres prefieren creer en el creacionismo, lo paranormal, la pseudociencia, y los ovnis.


Época: ¿Por qué la gente puede diferenciar entre un mago profesional que hace trucos de magia de y un medium que dice que está usando lo paranormal?


Shermer: Debido a que el mago confiesa que hace un truco, pero no revela el secreto. Esto tiene razones históricas. La magia es tan antigua como el arte de predecir el futuro. Hace muchos siglos, durante la Inquisición, los magos que se ganaban la vida en las ferias regionales de la Europa medieval tuvieron que declarar que no eran brujos. Ellos confesaron que usaron trucos para no terminar en una hoguera. Sus confesiones retiraron el aura sobrenatural que tenían los magos profesionales, que nunca, hasta este día, han sido capaz de devolver.


Época: ¿Qué hay de los adivinos?


Shermer: La mayoría de ellos terminaron en la hoguera. Adivinos y médiums fueron perseguidos debido a una supuesta posesión de poderes sobrenaturales. Afirmaban que predecían el futuro e influenciaban los destinos de la gente. Pero esos eran exclusivos atributos de la Iglesia Católica. Los inquisidores mismos que fueron suaves con los magos no eran tan tolerantes con los adivinos y agoreros, todos ellos etiquetados como brujos y seguidores de la magia negra. Mediums y charlatanes de hoy no enfrentan los mismos riesgos. Por lo tanto, pueden decir sin temor que tienen visiones, que hablan con los muertos, que ven el pasado, presente y futuro, o afirman que pueden leer el futuro o influir en su destino, mirando las cartas del Tarot, las líneas de la palma de la mano de la mano, la alineación de los planetas de una carta astrológica, los reflejos de una bola de cristal o el papel secante en una taza de café.


Época: ¿Por qué la gente insiste en creer que esas afirmaciones son verdaderas?


Shermer: Porque los mediums dicen que son verdaderas. Todos los mediums, los brujos y los santos tienen que decir es que tienen visiones y que pueden predecir el futuro para que la gente les crea. Es parte de la naturaleza humana. Nosotros no evolucionamos para dudar o preguntar. Desarrollar un espíritu crítico y tener una visión propia del mundo requiere de educación, reflexión y tiempo. Tener fe es mucho más fácil. La gente prefiere ser engañada.


Época: Los que requieren dinero a cambio de un bien o servicio que no existe puede ser procesados por la justicia. ¿Por qué no se aplica esto al "trabajo profesional" de adivinos y médiums?


Shermer: Debido a los adivinos y los paranormalistas se protegen detrás de los derechos universales y la libertad de palabra, expresión, reunión y religión. Es muy difícil o casi imposible probar que alguien no escucha voces interiores o que habla con los ángeles si esa persona dice que lo hace. Los religiosos y los creyentes de las religiones oficiales podrían ser investigados y procesados precisamente por las mismas acusaciones, porque sus religiones aceptan donaciones de dinero al igual que los adivinos. Sus miembros también alegan tener un contacto directo con lo sobrenatural, como los adivinos.


Época: ¿Por qué la gente inteligente cree en cosas raras?


Shermer: Para el título del libro elegí llamar "cosas raras" al grupo de creencias y engaños proclamados por los médiums y los paranormalistas. Una palabra más correcta sería farsa o engaño. Son actos en general para eludir y engañar. En ciertas circunstancias, pueden ser clasificados como delirios, cuando sus devotos creen que vivieron o vivieron una experiencia extraordinaria, extrasensorial e inexplicable. Sin embargo, hay una explicación para todo. Los que se informan y creen en esas fantasías se basa en dos posibilidades. O es alguien que tiene un papel activo en la farsa o es alguien que ha perdido la razón y es un enfermo esquizofrénico, y por lo tanto ha tenido una alucinación. El estado alterado de conciencia puede ser una consecuencia de la ingestión de un alucinógeno como la ayahuasca, el mezcal o el LSD. Episodios psicóticos también pueden ser causados ​​por la privación del sueño y fatiga extrema. Para todo hay una explicación lógica. Si esto convence a un creyente o una persona enferma es otra cuestión.


Época: ¿Qué piensa usted acerca de la religiosidad y el sincretismo humano?


Shermer: Yo soy ateo y optimista. Hasta la Edad Media fuimos una especie controlada por la fe y dominada por ciertas creencias y temores. Hoy en día, decenas de millones de personas en muchos países se declaran ateos. La religiosidad, al menos en Europa y los Estados Unidos está en retroceso año tras año.


Época: No es así en Brasil y otros países en desarrollo.


Shermer: A medida que sus niveles de vida, de educación superior y de ciencia aumentan, se reduce el porcentaje de los religiosos en la población. Es inevitable. Todos los gobiernos deben invertir en educación de alta calidad.


Época: Un argumento a menudo utilizado por los religiosos al descalificar a los ateos es que optaron por no creer en un Dios y que esa es su creencia.


Shermer: Si los religiosos quieren creer en un Dios bondadoso, en un paraíso con 100 mil vírgenes, o lo que sea, no me importa. Los religiosos no me interesan. Lo que me interesa son los cientos de millones de personas que no siguen ninguna religión y que nunca van a la iglesia.


Época: Esto significa que en su punto de vista ¿la religión es inofensiva?


Shermer: El problema comienza cuando los seguidores religiosos usan la religión para atacar rascacielos con aviones, explotar bombas en clínicas de aborto (en los Estados Unidos), mutilan mujeres, restringen las libertades individuales y cambian la legislación para evitar la enseñanza de la evolución.


Reprinted with permission from the copyright holder the Skeptics Society and Skeptic magazine, www.skeptic.com


Imagen de entrada: Radiografía del infame GT-2000

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.