lunes, 6 de junio de 2011

Las nuevas leyendas de terror

La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada.


Lucio Anneo Séneca



Recientemente en un grupo de Yahoo se compartió la liga de un video que muestra el segmento de un noticiero en el que se comenta la iniciativa de ley presentada en los EE.UU. para otorgarle al presidente de ese país la posibilidad de "apagar" la internet en caso de emergencia (más específicamente frente a un ataque masivo en un escenario de guerra cibernética). Esta noticia ya tiene tiempo de haberse dado a la luz (agosto de 2009), y puede verse algo de ese entonces en CNET NEWS.


Si bien en ese entonces causó un poco de revuelo, la verdad es que los hechos que se han sucitado entre Google y China (el más reciente con el ataque de suplantación de identidad a algunas cuentas de directivos) muestran que un escenario de guerra cibernética no es tan descabellado ni está tan fuera de la realidad.


Lo que resulta interesante en el video es el sesgo que toma la intervención del analista Eladio José Armesto, supuestamente vicedecano del Colegio Nacional de Periodistas Cubano Americanos, quien habla no sobre la necesidad de impedir o mitigar un ataque cibernético, sino de la libertad de expresión. Dice don Eladio que esta ley es una amenaza para la seguridad de los EE. UU., porque según él eso impide el acceso a la información. Y yo me pregunto, darle el poder al presidente de los EE. UU. para apagar internet ¿limita el acceso a la información de internet? Como que una cosa no va con otra, como que la relación no es directa, es decir, quizás si el vicedecano hubiese planteado que una consulta a internet podría ser considerada un "ciberataque". Más bien, gracias a la conductora, don Eladio se va a la comparación con la famosa "ley patriota". Pero así son estos supuestos "analistas" que no ayudan al público a analizar, sino que a la primera dan sus fumadas conclusiones como si fuesen verdades absolutas.


En fin, esto es historia vieja. Lo que deseo comentar es la actual reacción de algunos foristas de Yahoo quienes ante el video han comentado cosas como las siguientes:


¿El fin de internet libre está cerca...?


Se demuestra una vez más que los Estados Unidos hacen y deshacen a su voluntad cuanto les parece y controlan a este mundo cuando les viene en gana.


¿Libertad?. Eso en otro planeta podría ser, pero en la Tierra la libertad es algo que jamás conoceremos.


Bajo la excusa de la Seguridad Nacional se va instaurarando el Nuevo Orden Mundial, donde no seremos más que unos esclavos, más o menos oprimidos.


Lo peor, es que seremos miles de millones de personas controladas por unos cuantos,


Todo sigue un plan preestablecido, y la agenda se va cumpliendo punto por punto.


Destaco que la nota sobre esta propuesta de ley no habla sobre control de la información ni sobre coartar la libertad de nadie. Habla sobre la posibilidad de que, ante un ciberataque, disminuya la vulnerabilidad de los sistemas de los EE. UU. que dependen de internet. También destaco las palabras Nuevo Orden Mundial, esclavos, y miles de millones de personas controladas por unos cuantos.


Y todo esto porque existe la posibilidad de "apagar" la red de redes. Me pregunto que pensarían estos foristas de la época pre-internet ¿acaso piensan que fue la época de la esclavitud total? ¿En qué se basaba la libertad de expresión y de información antes de la internet? Por lo menos antes la gente se movía para escuchar a los libres oradores, o compraba el diario en el puesto de la esquina, o escuchaba los noticieros. La libertad exigía un esfuerzo en su ejercicio; esfuerzo y responsabilidad. Para los críticos de hoy (sentados enfrente de sus excelsas máquinas de información libre) la libertad resulta bastante cómoda. Pobres de ellos, tan inutilizados por la facilidad de este medio...


Las teorías de conspiración suenan bastante en nuestros días, como en sus tiempos sonaban las historias de la Llorona, del Hombre Lobo, de los Vampiros humanos y otras leyendas del estilo. Sólo que ahora el malvado o bien son los EE. UU. (ese ser anodino e impersonal que gobierna las mentes de todo el mundo) o el HAARP (que causa sismos en cualquier lado menos en donde debería, si pudiese hacerlo), o el LHC (un "genocidio" en nombre de la ciencia).


Esto del botón rojo de la internet se me figura más a la leyenda de Drácula que a una verdadera amenaza a la libertad de expresión. Claro, siempre puedo estar equivocado, pero sólo por el gusto de coartar la libertad de expresión de la gente no creo que el presidente de los EE. UU. le de al traste a una buena parte de la economía sustentada en el comercio electrónico. Hay medios más sencillos y baratos de control, como el terrorismo informático y las modernas leyendas de terror (que no son tan diferentes unas de otras). Pero por sobre todo lo que puede hacerse, el elemento más importante de control es el fomento de la ignorancia de la gente realizado por todos los medios posibles, por gente que aun cree en que las leyendas son reales sin duda alguna.


Imagen de entrada: Desde CNET NEWS

3 comentarios:

Ego dijo...

Veamos el escenario actual y notaremos que los temores no son tan descabellados. Es un hecho que Internet ha jugado un papel importante en los movimientos sociales en Medio Oriente. Los dictadores de Egipto y Libia, y ahora Siria, no dudaron en "desconectar la red" en cuanto vieron que las cosas se le iban saliendo de control.

Organizaciones digitales internacionales como WikiLeaks y Anonymous han tenido una participación importante en estas revueltas, y el gobierno de EUA se ha mostrado francamente hostil hacia ellas.

Supongamos que inicia en EUA un movimiento similar al de España. ¿El tener el poder de apagar la Internet no sería demasiado tentador para el gobierno estadounidense?

No sería la primera vez que un país, incluyendo a los Estados Unidos, echara mano de una ley concebida para proteger al país de amenazas extranjeras, con el objetivo de coartar la libertad de su propia ciudadanía.

Keith Coors dijo...

Mi estimado Ego.

Mi punto es que tener la opción de apagar internet en el territorio norteamericano difícilmente puede significar coartar la libertad de la gente.

Yo vería más esa intención si hubiese una iniciativa en la que se penalizara el envío de material sedicioso por internet. Ahí sí que sería un golpe a la libertad, porque significaría que alguien tendría que ver y calificar si lo que enviamos por esta red es "sedicioso". Aunque ya por allá de 2002 se polemizaba sobre Carnivore y otros identificadores de palabras en los correos electrónicos.

Apagar los servidores de empresas particulares sería una medida demasiado drástica sólo por el hecho de coartar libertades. Y lo digo porque prácticamente se cortarían venas muy importantes del sistema circulatorio financiero del país más rico del mundo.

Lo que si veo es que el propio gobierno de los EE. UU. depende en mucho de esta vía de comunicación, por lo eficaz, confiable y barata, lo cual aumenta su vulnerabilidad frente a un ataque cibernético.

Imaginemos que no es el gobierno de los EE. UU. sino otro (de esos que sí limitan con fuerza la libertad de sus ciudadanos) quien desea espiar los contenidos de mensajes particulares de ciudadanos norteamericanos notables. ¿Podría pasar? Mi adivinanza es que sí.

Saludos

KC

Acidita dijo...

Estamos tan acostumbrados al acceso inmediato a la información, y hemos visto, en muchas ocasiones, lo tendenciosa que es la prensa, que el miedo a perder ese derecho(al menos en algún lugar del mundo) está un poco justificado.

Claramente es una violación a los derechos humanos; y es que, mientras la tecnología y las sociedades avanzan a pasos agigantados, los políticos y las leyes quedan cada vez más obsoletas.

En mi opinión, se necesita un análisis del paradigma actual y una reestructuración general; lamentablemente la economía sufre cuando la ley cambia.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.