jueves, 27 de agosto de 2009

Un pesado exoplaneta demasiado cerca de su estrella

Los vecinos que uno nunca ve de cerca son los vecinos ideales y perfectos.


Aldous Huxley

Desde Physicsworld
Por Belle Dumé
Traducción: KC



Los astrónomos han descubierto un exoplaneta que es diez veces más pesado que Júpiter, pero orbita alrededor de su estrella en menos de un día. Según el conocimiento actual de la formación de planetas y su evolución, los científicos han logrado detectar un exoplaneta de mil millones de años de edad alrededor de un millón años antes de que lo absorbiera su estrella. Sin embargo, esta observación debe ser una ocurrencia relativamente rara, lo que sugiere que los físicos pueden tener que reconsiderar su comprensión de cómo las estrellas interactúan con sus planetas.

El nuevo exoplaneta se llama WASP-18b y pertenece a una clase conocida como "Júpiter caliente" - llamada así porque son del mismo tamaño que Júpiter, pero orbitan alrededor de estrellas mucho más cerca que Júpiter orbita el sol. Casi 375 exoplanetas (planetas que orbitan otras estrellas diferentes al Sol) se han descubierto hasta la fecha. Los astrónomos creen que los "Júpiter calientes" se forman lejos de sus estrellas compañeras y luego migran hacia el interior con el tiempo.

WASP-18b fue descubierto usando el método de "tránsito" - en el que un planeta hace que su estrella se opaque a medida que pasa entre la estrella y la Tierra - en la revisión de tránsito del WASP Sur. La órbita del exoplaneta fue estudiada de forma independiente usando las observaciones de velocidades radiales del espectrógrafo Coralie. Esta última técnica combina la masa y el período orbital de un exoplaneta con el bamboleo que produce en su estrella.

Protuberancias y momentos de torsión

WASP-18b es unas diez veces la masa de Júpiter y orbita a su estrella en 0.94 días, convirtiéndose en el segundo Júpiter caliente confirmado que tiene un período orbital de menos de un día. Debido a que es tan grande y está tan cerca de su estrella (que está a sólo tres radios estelares de distancia), las interacciones de las mareas alargan tanto al planeta como a la estrella a lo largo de la línea que une sus centros. Sin embargo, tanto la estrella y el planeta están girando sobre sus ejes respectivos, y las protuberancias resultantes y momentos deben causar que WASP-18b gire en espiral hacia adentro, de modo que envuelve y es destruido por su estrella en menos de un millón de años.

Andrew Collier-Cameron, de la Universidad de San Andrés en el Reino Unido y sus colegas en Suiza, Bélgica y los EE.UU. han mostrado que la estrella tiene unos mil millones de años. Se piensa que las estrellas y sus planetas se forman al mismo tiempo, lo que debería hacer a WASP-18b de la misma edad. Esto significa que el equipo ha atrapado bien al exoplaneta en un momento raro en su vida - ya que está a punto de ser tragado por la estrella - o la estrella es muy mala en disipar la energía de las mareas entre él y el planeta. La última explicación aumentaría considerablemente la vida de WASP-18b, y, en caso de confirmarse, obligaría a los astrónomos a replantearse su comprensión de las interacciones de las mareas en los sistemas planetarios y de cómo evolucionan los sistemas solares.

Otra explicación, presentada por Douglas Hamilton de la Universidad de Maryland, que no participó en el estudio actual, es que WASP-18b puede tener interacción con otro planeta, después de alcanzar su tamaño original (y cuando estaba aún relativamente lejos de su estrella madre). Este proceso podría entonces haber empujado a WASP-18b cerca de la estrella.

"O, ¿podría ser algo sostener al planeta contra el arrastre interior de las mareas?" pregunta Hamilton. "Por ejemplo, ¿un aspecto poco conocido de la convección estelar o una sutileza desconocida de las mareas por sí mismas?" Todas estas posibilidades deben ser examinadas más de cerca, subraya.

Collier-Cameron y sus colegas dicen que si WASP-18b está girando en espiral rápidamente hacia el interior, los efectos se harían visibles a los telescopios en tan sólo una década y por lo tanto podía medirse.

La investigación se publicó en la revista Nature.

Acerca del autor: Belle Dumé es editora que contribuye en nanotechweb.

Música: Fallen Angel de King Crimson

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.