miércoles, 18 de agosto de 2010

Cuando las creencias religiosas llegan a ser peligrosas

Donde acaba la biología comienza la religión


Gilbert Keith Chesterton


Desde Scientific American
Por Lawrence M. Krauss
Traducción: KC



Los líderes religiosos deben ser considerados responsables cuando sus ideas irracionales se convierten en un peligro.


Cada dos años la Fundación Nacional de Ciencias produce un informe, Indicadores de Ciencia e Ingeniería, diseñado para conocer la comprensión del público sobre conceptos de ciencia. Y cada dos años, re-aprendemos el triste hecho de que los adultos de los EE.UU. están menos dispuestos a aceptar la evolución y el Big Bang como un hecho que los de otros países industriales.


A excepción de esta ocasión. ¿Hubo de pronto un salto cuántico en la alfabetización científica de los EE.UU.? Lamentablemente, no. Más bien la Junta Nacional de Ciencia, que supervisa a la Fundación, optó por dejar la sección que discutía estos asuntos fuera de la edición 2010, alegando que las preguntas eran "indicadores" fallidos de los conocimientos científicos ya que las respuestas combinaban conocimientos y creencias". En resumen, si los sus creencias religiosas requieren respuestas para descartar los hechos científicos, la Junta no piensa que sea conveniente exponer esa verdad.


La sección existe, sin embargo, y la revista Science la ha obtenido. Cuando se les presenta la afirmación "los seres humanos, tal como los conocemos hoy, se desarrollaron a partir de especies de animales anteriores", sólo el 45 por ciento de los encuestados indicó "verdadero". Compare esta cifra con los porcentajes afirmativos en Japón (78), Europa (70) , China (69) y Corea del Sur (64). Sólo el 33 por ciento de los estadounidenses están de acuerdo en que "el universo empezó con una gran explosión".


Consideremos los resultados de una Encuesta Pew de 2009: el 31 por ciento de los adultos de EE.UU. creen que "los seres humanos y otros seres vivos han existido en su forma actual desde el principio del tiempo" (esto en cuanto a los perros, caballos o el virus de la gripe H1N1). El aspecto más esclarecedor de la encuesta fue la categorización de las respuestas de los niveles de actividad religiosa, lo que sugiere que los más devotos son en promedio menos dispuestos a aceptar la evidencia de la realidad. Los protestantes evangélicos blancos tienen la tasa más alta de rechazo (55 por ciento), seguida de cerca por el grupo de todas las religiones que asisten a los servicios religiosos en promedio al menos una vez a la semana (49 por ciento).


No sé lo que es más peligroso, que las creencias religiosas obliguen a algunas personas a elegir entre el conocimiento y el mito o que sea un tabú señalar que la religión puede apoyar la ignorancia. Hacer eso conlleva el riesgo de ser tachado de intolerante de la religión. El buen Dalai Lama, en un reciente editorial del New York Times, yuxtapuso la afirmación de que "los ateos radicales lanzan amplias condenas a los que tienen creencias religiosas" con su censura de la intolerancia extremista, las acciones asesinas y el odio religioso en el Oriente Medio. Aparte de la distinción entre cuestionar las creencias y decapitar o matar gente con bombas, los ateos "radicales" en cuestión rara vez condenan a los individuos, sino más bien acciones e ideas que merecen ser impugnadas.


Sorprendentemente, la mayor reticencia a hablar a menudo proviene de aquellos que deberían estar más preocupados por el silencio. En mayo pasado asistí a una conferencia sobre ciencia y política pública en la que un representante de la Academia Pontificia de Ciencias del Vaticano dio un discurso de apertura. Cuando le pregunté cómo conciliar sus razonables puntos de vista acerca de la ciencia con las actividades a veces absurdas e injustas de la Iglesia - desde afirmaciones falsas sobre los condones y el SIDA en África a la pedofilia entre el clero - fuí denunciado por un orador tras otro por mi intolerancia.


Los líderes religiosos deben ser responsables por sus ideas. En el estado de Arizona, la Hermana Margaret McBride, una administradora de categoría superior en el Hospital San José de Phoenix, acaba de autorizar un aborto legal para salvar la vida de una madre de cuatro con 27 años de edad, que tenía 11 semanas de embarazo y que sufría de complicaciones graves de hipertensión pulmonar; ella tomó esa decisión tras consultar con la familia de la madre, sus médicos y el comité de ética local. Sin embargo, el obispo de Phoenix, Thomas Olmsted, inmediatamente excomulgó a la hermana Margaret, diciendo: "la vida de la madre no puede ser preferible a la del niño". Normalmente, un hombre que insensiblemente deja morir a una mujer, convirtiendo en huérfanos a sus hijos, se le llamaría un monstruo, y eso no debería cambiar sólo porque se trata de un clérigo.


En la carrera para gobernador de Alabama, un anuncio financiado por el sindicato de maestros estatales atacó al candidato Bradley Byrne porque supuestamente apoyó la enseñanza de la evolución. Byrne, preocupado por su futuro político, sintió la necesidad de negar la acusación.


Mantener a la religión libre de críticas es a la vez injustificado y peligroso. A menos que estemos dispuestos a exponer la irracionalidad religiosa en cuanto surja, fomentaremos las políticas públicas irracionales y promoveremos la ignorancia por sobre la educación para nuestros hijos.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante articulo mi estimado KC.

Al margen de esto quisiera dar mi opinion sobre lo que pasa en México con el nefasto y toxico cardenal sandoval iñiguez (asi con minusculas), quien en los ultimos dias ha ocupado los primeros planos en las noticias atacando a quienes han autorizado el matrimonio entre personas de mismo sexo y la adopcion de hijos por estos matrimonios.

En otras ocasiones he manifestdo mi desacuerdo con la autorizacion de estas leyes a mi parecer anormales y amorales totalmente.

Pero tambien hay que poner los puntos sobre las ies en cuanto con que derechos este señor sandoval iñiguez juzga y sataniza a los legisladores y magistrados que dieron el visto bueno a estos nuevos preceptos legales.

Si no mal recuerdo en mis clases de catecismo a las que nos obligaban a asistir las monjas de la escuela primaria donde estudie, en el libro de los Hechos de los Apostoles se menciona algo asi como si las cosas vienen de Dios perduraran y si no se olvidaran, esto es, con el tiempo creo los legisladores daran marcha atras a estos ordenamientos cuando vean lo que a mi parecer es fuera de todo contexto social, etico y moral, mientras no nos afecte en lo personal pues dejemos que las cosas sigan su rumbo.

El mencionadpo cardenal es famoso por sus inoportuna y torpes declaraciones como aquella de que "los protestantes no tienen madre".

Ahora bien, volviendo al meollo del asunto, ¿quien es este señor para andar con enredos politicos y mandar al "infierno en vida" tanto a legisladores como a personas con diferentes preferencias sexuales?.

¿Acaso México lamentablemente no ha trascendido en los ultimos años a nivel internacional como uno de los paises catolicos con mayor numero de sacerdotes pederastas y homosexuales?.

¿No fue su gran amigo ese hijo de satanas Marciel Masiel, el fundador de los legionarios de cristo un pederasta confeso, al que incluso el vaticano al no poder seguir escondiendo sus pecaminosos actos le retiro sus investiduras eclesiasticas?.

"El que este libre de culpa que arroje la primera piedra".

"No veas la paja en el ojo ajeno sin antes de ver la viga en el propío".

Las dos frases anteriores es lo que este señor cardenal sandoval iñiguez deberia reflexionar y ser prudente al abrir la trompa.

México es un pais casi 100% catolico y basta muy poco para que unas declaraciones de un lider eclesiatico caliente los animos de la sociedad que antepone sus creencias a cualquier otra necesidad o prioridad.

Pero o anterior solo es mi opinion muy personal.



Sergio

Francisco Alcalá dijo...

Hola.

Buen artículo, muchas gracias. A pesar de mi formación católica coincido en que hay muchas ocasiones en las que el dogma religioso se antepone al sentido común y las consecuencias son nefastas.

Ahora bien, me llamó la atención un detalle del artículo. Se menciona una encuesta que, al parecer, este año omitieron porque "las preguntas eran indicadores fallidos de los conocimientos científicos ya que las respuestas combinaban conocimientos y creencias". En mi opinión, la encuesta debía ser omitida más bien porque su metodología estadística está mal hecha.

En la primera pregunta que se menciona, yo me sentí confundido al leerla, probablemente porque el término "animales anteriores" me sonó extraño al principio. Por la forma en que está elaborada la pregunta podría prestarse a confusión.

En la segunda pregunta que se menciona en el artículo se aprecia más fácilmente la construcción falaz de la encuesta. Se menciona que solamente el 33% de los estadounidenses están de acuerdo en que "el universo empezó con una gran explosión"... bueno, incluso los estudiosos sobre la teoría del Big Bang mencionan que no se trata de una explosión como la conocemos, sino de una singularidad que de pronto se expandió en el espacio-tiempo (aunque este detalle pudo deberse a la traducción del artículo en inglés). Por otra parte, hay muchos científicos que estudian explicaciones alternativas al Big Bang debido a que no les satisface la teoría, y otros más que trabajan para refinarla y resolver los puntos en donde la teoría se contradice. En otras palabras, muchas personas podrían no estar de acuerdo en que el universo comenzó con una "explosión", pero eso no implica automáticamente que crean en la intervención de un creador divino. Por último, creo que aún estamos muy lejos de saber cómo se originó el universo, pero la encuesta asume que la creación a partir del Big Bang es un hecho (lo cual es erróneo, solamente es la teoría más sólida pero no es la única ni está confirmada), y asume que quienes contestan de forma negativa están equivocados y/o piensan en un origen divino del universo.

Por supuesto que mis comentarios parten solamente de lo que dice el artículo con respecto a la encuesta. Valdría la pena revisar la encuesta en sí para ver cómo está construida.

Por último, el caso de la hermana McBride me parece sumamente interesante. Su decisión fue éticamente correcta y perfectamente congruente, a mi parecer, con la doctrina cristiana. El obispo es el que demostró que no le gusta usar el cerebro.

Saludos.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.