viernes, 1 de febrero de 2008

Escépticos ¿todos son deshonestos?


A continuación reproduzco un escrito tomado de un sitio del así llamado Grupo Elron que en verdad me causa risa y no puedo evitar ser sarcástico al leerlo.

Su origen, supongo en forma educada, debe encontrarse en alguna crítica por parte de algún escéptico a las afirmaciones dudosas sobre las tecnologías supuestamente extraterrestres involucradas para realizar los círculos en las cosechas, construir las pirámides de Egipto, y trasladar a los gigantes en la isla de Pascua.

Por desgracia el autor del texto, Horacio Velmont, nunca reproduce ni proporciona las evidencias de lo afirmado por quienes él llama "Investigadores deshonestos".

Me parece que es un intento ridículo de burla y de seudo denuncia, que más bien raya en el chisme de lavadero. Pero finalmente lo anterior es mi opinión general. Mis opiniones puntuales se encuentran en rojo sobre el texto de don Horacio, el buen, ilustre abogado, iluminado por los maestros de luz.

_______________________________________________________________________

LA DESHONESTIDAD DEL ESCÉPTICO

HORACIO VELMONT

Cuando uno lee algún tema en las Web escépticas espera de buena fe encontrar no sólo argumentaciones serias, sino también que se haya puesto sobre el tapete todas las posturas sobre el caso, pero sin embargo se encuentra con la sorpresa de que eluden olímpicamente la cuestión Ovni y todo lo referente al mundo espiritual.

No importa que los Maestros de Luz (bonito nombre, ya hasta me gusta. Nota envidiosa de KC) hayan dado su "versión" –llamémosle así– que soluciona la cuestión perfectamente (con una absoluta certeza. Nota de KC), ellos no la toman en cuenta: simplemente no existe (quizá la deshonestidad está en otro lado también, al asegurar que la NO existencia es lo que se afirma, cuando en realidad la EXISTENCIA del mundo espiritual es la que esta en duda, a falta de mejores y más sólidas evidencias. Nota de KC).

Veamos por ejemplo el caso de los Círculos en los sembrados… ¿Qué hacen los escépticos (todos, absolutamente todos, sin lugar a dudas. Nota sarcástica de KC)? Pues hablan de bromistas, y pretenden demostrarlo con uno o dos círculos realizados por algunos diletantes. Pero se quedan allí como si con esto ya estuviera todo resuelto.

La pregunta, entonces, surge patente: ¿Por qué no dicen que los círculos que hicieron esos diletantes, o como se les quiera llamar, son rudimentarios, o mejor aún estrafalarios, si se los compara con los auténticos, ya que no hay forma de imitarlos en la belleza de sus formas.

¿Por qué no dicen que está fuera de toda lógica pensar que esos círculos, que han aparecido siempre en nuestros campos, hayan sido hechos por bromistas o gente que se dedica a engañar por el gusto de hacerlo? (Muchos, muchísimos artistas también expresan su arte por el sólo gusto de hacerlo. Nota de KC)

Hacer un solo círculo, aun rudimentario, demanda muchísima mano de obra y muchísimas horas de trabajo, de las que nadie dispone, ¿y para colmo sólo para hacer una broma o engañar sin recibir nada a cambio? (Sólo habría que imaginar lo que hizo Van Gogh. Nota de KC)

Además, si verdaderamente los hicieran bromistas o personas que se dedican a engañar, jamás podrían pasar desapercibidos y ya estarían encarcelados por destruir la propiedad ajena, y por lo tanto la "profesión" de hacer círculos en los sembrados ya habría desaparecido porque nadie se animaría a hacerlos.

Y no hablemos de la radiactividad que tienen los círculos (¿Acaso habrá alguna referencia en la que se pueda consultar la "cantidad de radiación" medida en estos diseños? Duda de KC), ni de la perfección de los diseños, ni de su complejidad, ni de que aparecen en pocos segundos, ni de que están hechos obviamente desde el aire y no desde la superficie como lo hacen los imitadores. (De acuerdo con don Horacio, el excelso arte humano, como la pintura de Rembrandt, o la escultura de Rodin, o la danza de Nureyev, o la música de Mozart de seguro es también obra de extraterrestres. Nota de KC)

Cuando los escépticos (todos, absolutamente todos, sin lugar a dudas. Nota sarcástica de KC) hablan de los Círculos en los sembrados guardan silencio sobre cualquier idea que, aunque solucione el problema, signifique poner en la ecuación al factor Ovni. (De hecho sí se pone, pero por falta de evidencias se le asigna una probabilidad muy baja de que esa sea una de las causas. Nota de KC)

Un investigador que solamente ponga sobre el tapete los argumentos que favorezcan su postura, a pesar de que haga agua por todos lados, y eluda la que resuelva el problema porque al mismo tiempo defenestra la suya, es simplemente un investigador deshonesto que prefiere el engaño antes que la verdad. (Por ello, don Horacio, habría que decir que hay otras causas para estos fenómenos. De otra forma también se es deshonesto ¿no?)

No hay diferencia entre un escéptico que actúa así y el corredor que quiere ganar la carrera porque tomó estimulantes.

Cuando los escépticos hablan de las Pirámides de Egipto –que nosotros sabemos por los Maestros de Luz que fueron erigidas por extraterrestres (¡¡¡Sin lugar a duda!!!. Nota de KC que pone en evidencia que el argumento de la deshonestidad también afecta al autor de esta notita), precisamente de Orión 3, hace más de 10.000 años, y cuyos bloques fueron puestos en su sitio con aparatos gravitatorios–, afirman frívolamente (es que en verdad hay una frivolidad muy grande al decir que las pirámides de Egipto fueron hechas por los egipcios. Nota de KC) que sus autores fueron los egipcios.

No importa que hace 10.000 años los egipcios aún no existieran, los escépticos insisten en que fueron los egipcios. ¿Cómo es posible que argumenten así, de una manera tal como solamente lo harían los que están dementes? (¿Cómo sabe que son 10,000 años?. Pregunta de KC)

Desde ya que tampoco ponen en el tapete el hecho de que es imposible construir una pirámide de la envergadura que tienen las de Egipto si no se poseen aparatos que venzan la gravedad, algo que por supuesto cualquier extraterrestre posee. (¡¡¡Sin lugar a duda!!!. Nota de KC que pone en evidencia que el autor o bien es extraterrestre, o bien tiene evidencia que ningún escéptico tiene, o bien que está tratando de engañar al lector)

Y también está el dato, no menos importante, de que los egipcios no dejaron ningún detalle de cómo construyeron esos monumentos. ¡Nada menos que los egipcios, que todo lo dejaban anotado para la posteridad! (No es raro que aun en el siglo XXI tengamos investigadores destacados en el campo del desarrollo tecnológico cuya herramienta principal para la innovación sea el conocimiento tácito. Una encuesta realizada en una institución de investigación en México muestra que casi el 60% del conocimiento que se vierte en los productos se basa en la "experiencia personal", y sólo un 40% en documentos. Nota de primera mano de KC)

Entiéndase que no estamos "quejándonos" de que no den por cierto que la construyeron extraterrestres, sino simplemente haciendo notar que su posibilidad de que las hayan hecho no la ponen en absoluto en la ecuación. Ésta es la deshonestidad a la que nos referimos. (Pues para no ser deshonesto, don Horacio debería poner también en SU ecuación que existe una gran probabilidad de que hayan sido los egipcios los autores de tal obra. Nota de KC)

Los escépticos eluden el factor extraterrestre en la construcción de las Pirámides como si fuera algo tan ridículo similar a recurrir a Mandrake el mago y a su varita mágica… (lo interesante aquí es que don Horacio hace este símil, en lugar de proporcionar evidencia sólida. Nota de KC)

Los Moai de la isla de Pascua fueron construidos por extraterrestres (¡¡¡Otra vez, sin lugar a duda!!!. Nota de KC), que convivieron con los nativos, por la sencilla (sencillísima, diría KC) razón de que para levantar tan grandes pesos –algunos llegan hasta la friolera de 80 toneladas– se necesitan máquinas antigravitatorios (y sólo antigravitatorias, nada de ingenio humano. Nota de KC), que sólo ellos poseen.

En 1986, el ingeniero checo Pavel Pavel visitó Rapa Nui como miembro de una expedición arqueológica de Thor Heyerdahl. Pavel Pavel fue invitado como especialista en el tema de transporte de las estatuas para demostrar su teoría de cómo los Moai fueron transportados. El resultado de este experimento fue el "exitoso" traslado de un Moai de 4 toneladas en Tongariki. La teoría de Pavel Pavel se basó en la tradición oral Rapa Nui que dice que los Moai caminaron a su destino, esto combinado con el concepto de que cada Moai posee un centro de gravedad (el concepto de centro de masa aplica a TODOS los cuerpos sólidos. Ignorar este hecho es una pequeña muestra de que, de acuerdo con el argumento de don Horacio, el autor ES deshonesto. Nota de KC). Atando una cuerda alrededor de la cabeza y otra alrededor de su base, un grupo de sólo 17 personas logró hacer caminar el Moai.

Más allá de que la tradición oral Rapa Nui dicen que los Moai "volaron" y no caminaron, el experimento sólo demostró que con unas cuantas personas, insumiendo varios días, y utilizando cuerdas y poleas, se pueden levantar grandes pesos como los de algunos Moai (no los de 80 toneladas, por supuesto), algo que obviamente los extraterrestres pueden hacer con facilidad en pocos segundos con sus aparatitos antigravitatorios. (Las pregunta de KC son, si así lo hicieron ¿Por qué lo hicieron? ¿por el simple gusto de hacerlo? ¿por qué si así lo hicieron no dejaron ni un simple engrane, un cable, un poco de material de esencia no conocida en la tierra?)

Los escépticos ni siquiera hacen alusión a que la tradición oral del "vuelo" de los Moai queda perfectamente aclarada poniendo en el tapete al factor extraterrestre con sus consabidos (consabidísimos, totalmente conocidos por toda la galaxia. Nota sarcástica de KC) aparatos que permiten manipular la gravedad a gusto.

¿Acaso esto no se llama deshonestidad? Bueno, también puede llamársele demencia, es cuestión de opinión… (puede ser demencia también el afirmar que algún "maestro de luz" reveló via telepática que existe un aparato gravitatorio, nota de KC)

Y así podríamos seguir hasta el infinito poniendo al factor extraterrestre detrás de cada misterio y viendo como ese supuesto misterio desaparece como por arte de magia. (No debe caber duda. La explicación extraterrestre es la más viable para TODO. Nota irónica y sarcástica de KC)

¿Dije o me olvidé de decirlo que dentro de una de las Pirámides de Egipto se descubrió una escalera en el techo?

Y yo me pregunto, ¿para que habría una escalera en el techo, salvo que se tengan aparatitos antigravitatorios, algo que solamente los extraterrestres poseen? (Ellos y sólo ellos, nadie mas. Que no quepa la menor duda. Nota del sarcasmo natural de KC)

_______________________________________________________________________

Sólo me resta resaltar el dicho de don Bertrand Russell, traducido para facilitar la interpretación: El problema total con el mundo es que los tontos y los fanáticos están tan seguros de sí mismos, mientras que la gente más sabia está llena de dudas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No me cabe la menor duda, de cada cosa que pienso me surgen mas preguntas y su contra parte, muy válido, claro que no todos los escépticos son deshonestos. Pero me impacta tu articulo, tiene tantas evidencias, tantas pruebas y tanta buena crítica constructiva, que en 1 minuto estoy seguro de lo que dices pero inmediatamente después me recuerdo datos que no concuerdan con lo que dices. Si realmente la idea de los extraterrestres fuese tan estúpida pues bastantes científicos serios no los pondrían como una posibilidad. Decir que no existen puede resultar tan descabellado como decir que si existen. Y mejor no pierdo mi tiempo por que no faltará quien ya traiga su pistola en la mano...

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.