sábado, 28 de marzo de 2009

El papá de 13 años... no era el papá

La paternidad y los espejos son abominables porque multiplican el número de los hombres.

Jorge Luis Borges



¡Santa ciencia! Por fin se supo la neta (o sea, la verdadera verdad) respecto al increíble y triste caso de la cándida Chantelle Steadman y su novio desalmado. Bueno, no era tan desalmado, más bien parecía ser el chico de 13 años más calenturiento del siglo 21. Tan calenturiento que, de acuerdo con el diario británico The Sun, se había convertido en papá al haber embarazado a su novia de 15 años.

Bueno, esta noticia tiene más de un mes de haber salido, pero la conclusión (temporal al menos) de esta triste historia es que la ciencia comprueba que la niña de 15 años mentía sobre el número de novios y amantes que había tenido en el tiempo de quedar embarazada ¡Que impresión! ¡Oh my dog! ¿A qué hemos llegado?

Desde esta tribuna de escepticismo, se ha llegado al punto en el que los grandes encabezados de los diarios son tomados como una afirmación temporal sobre un asunto en el que sólo los actores saben la verdad. Pero para este caso la verdad ha sido desenterrada por la genética. Casi desde un principio, la mamá del calenturiento chiquillo clamó por un análisis de ADN de la bebé, para determinar la paternidad.

Pero la propia Chantelle declaró al poco tiempo que en realidad no sabía quien era el papá luego de que una docena de chicos se atribuyeran ser padres de la recién nacida y de que se realizaran pruebas de ADN que revelaron que el ADN de la recién nacida no correspondía al del joven británico y que, por obvias razones, Chantelle había tenido relaciones con otro u otros chicos. Hasta el momento se desconoce la identidad de quien sería el verdadero padre.

¡Vaya nudo de cadenas de ADN! Por lo pronto lo que es cierto es que la genética sigue siendo una ciencia que muestra la evidencia prácticamente incuestionable sobre la ascendencia de una persona. Duro golpe para las pseudociencias que aun no pueden tener un sólo método de predicción (o de investigación) con este grado de certeza.

Imagen: Trío de más de tres, de acuerdo con las pruebas de ADN.
.

3 comentarios:

TORK dijo...

Pobre niño. Por eso a las viejas nadie las quiere.

Pasando a otra cosa: Estuve revisando entre tantas cositas lindas que tienen en el blog y por ningún lado encuentro una dirección de correo electrónico. Necesito comunicarme con uds. por un asuntito en el que estoy trabajando y no vendría mal algo de ayuda.

Te lo agradeceré mucho. Estamos en contacto.

Saludos.

Keith Coors dijo...

Por supuesto:

keithcoors@gmail.com

Saludos

malenuschka dijo...

"La verdad no hace tanto bien en el mundo como daño hacen sus apariencias." Baltasar Gracián.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.