sábado, 22 de mayo de 2010

Dudas sobre lo "accidental" de la muerte de Paulette


La ignorancia es la madre de todos los crímenes.


Honoré de Balzac



No había querido opinar sobre este caso, pero creo importante seguir con la línea de razonamiento crítico y escepticismo aplicado a casos como el de la muerte de la pequeña Paulette Gebara Farah.


Ayer, 21 de mayo de 2010, a dos meses de la supuesta desaparición de esta niña, y de que hubiese muerto por asfixia, como se reportó en la autopsia un par de semanas después, el Procurador de Justicia del Estado de México, Alberto Bazbaz, aununció en una brevísima conferencia de prensa que el resultado de las investigaciones es que Paulette murió por accidente:


"La conclusión de dicha institución infiere el probable desplazamiento de dirección de cabeza a pies, lo cual fue corroborado con los experimentados realizados con diversos monitores (menores con características similares a la occisa), en los que se apreció la posibilidad de que la menor, por sus propios medios, realizara un movimiento en la cama", sostuvo el procurador al dar lectura al punto nueve de las conclusiones del caso Paulette.


Créanme, estimados lectores, que me cuesta mucho trabajo no escribir la serie de malos calificativos que me gustaría decirle a este servidor público. Pero prefiero exponer las dudas que se revuelven en mi mente y que son la causa de que este anuncio no me deje satisfecho por ningún motivo.


Antecedentes


Trataré de ser breve en este apartado para no aburrir a quienes ya han leido, visto y oído suficiente sobre este caso. Los puntos van en órden cronológico.


  1. El lunes 22 de marzo de 2010 se anuncia por muchos medios la desaparición de la pequeña Paulette Gebara Farah. Casi de inmediato la solicitud de ayuda para encontrar a Paulette circula por los medios electrónicos y las redes sociales.
  2. El 26 de marzo, como parte de estas campañas para solicitar el apoyo de la sociedad, la reportera Lily Téllez realiza una video entrevista a la mamá de Paulette, la abogada Lizette Farah. La entrevista se lleva a cabo en la recámara de la pequeña.
  3. El lunes 29 de marzo, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México solicitó órdenes de arraigo en contra de los padres de la menor, así como de las dos niñeras encargadas de vigilarla. En la nota que utilizo como base de este punto hay unos párrafos importantes que conviene ver con cuidado y que reproduzco en el soporte documental bajo la entrada titulada "Las pesquisas según Bazbaz".
  4. En la madrugada del 31 de marzo, el cuerpo de la niña fue hallado sin vida en su misma cama, el mueble desde donde su mamá dio entrevistas y peritos de la procuraduría local entraron con perros policías para olfatear y no hallaron rastro.
  5. El 1 de abril, el procurador Bazbaz dijo tener elementos suficientes para poder determinar que Lizette Farah (mamá de Paulette) es indiciada —sospechosa— por el homicidio de su hija.


Dudas


Ante el anunciado resultado de las investigaciones, no me quedan claros varios puntos:


  1. No resulta claro cómo es que la PGJ supone que a los familiares y personal de apoyo de la pequeña Paulette se "les pasó" buscar en su propia cama durante un lapso de 9 días.
  2. No resulta claro cómo es que la suposición de que "la niña murió donde se encontó el cuerpo" empata con la declaración de una de las nanas: "Debajo de la cama no cabía un cuerpo, y no sólo yo, sino cientos de personas entraron a ese cuarto revisar. ¡Cómo es posible que haya aparecido su cuerpo ahí, debajo de la cama, si yo revisé mil veces y no, ella no estaba ahí!" (aunque es evidente la exageración de esta afirmación por lo de cientos y mil, resulta dudoso que se haya pasado por alto la presencia de un cadaver durante 9 días, nota de K.C).
  3. No resulta claro cómo es posible que la PGJEM haya realizado "66 inspecciones ministeriales, de las cuales más de 50 se han realizado en el conjunto Porto Vita 2" y que no se haya encontrado el cadáver de Paulette antes del 31 de marzo.
  4. No resulta claro cómo es que se llega a la conclusión de que el cuerpo de la menor no fue manipulado después de su muerte, es decir que la menor permaneció en el lugar donde fue encontrada desde que murió. ¿Cómo se determina eso? ¿Sería posible que hubiese muerto en otro sitio y que su cuerpo hubiese permanecido en esa posición?
  5. No resulta claro cómo es que hasta entrevistas videograbadas se realizaron en esa recámara y no se haya detectado la presencia del cadaver de la menor .
  6. No resulta claro cómo es que, cuando aún se suponía un plagio en este caso, las autoridades quitaron la sábana de la cama de Paulette (para que los perros olfatearan su rastro) y no se dieron cuenta de que su cuerpo estaba allí.
  7. No resulta clara la importancia que tuvo la sangre que se encontró en la ropa de cama del mismo lugar donde fue localizado el cuerpo de la menor y que sólo se dio a conocer a través de videos en medios de comunicación. Al parecer esa evidencia contradice las conclusiones que afirman que no hubo violencia.
  8. No resulta claro cómo es que el cadaver de Paulette es encontrado vistiendo la misma pijama que su mamá mostró en el video en el que la entrevistan cuando aún se suponía que había sido secuestrada. Las únicas explicaciones posibles son: O bien tenía 2 o más pijamas iguales, o bien alguien usó esa pijama para vestir a Paulette después de esa entrevista (sea que estuviese viva o muerta). Ninguna de estas explicaciones se dio en el veredicto de Bazbaz.
  9. Aunque el procurador mencionó que "vivimos en una época de mayor transparencia y apertura informativa, en donde todas las opiniones y juicios de valor contribuyen a la vigilancia social de las instituciones" en su brevísima comparecencia ante los medios, NO se permitieron preguntas de los reporteros presentes. Esto es una contradicción por sí misma y no resulta claro el por qué de la decisión de Bazbaz de no permitir preguntas.
  10. No me parecen lógicas ni la prontitud ni el contenido de la respuesta de los abogados de la familia Gebara "aceptando" los resultados presentados. Aplicando el mismo criterio de Bazbaz, ante las "inconsistencias" de la PGJEM se debería decretar un "arraigo" a las autoridades para aclarar dudas.
Y aunque el propio Bazbaz admitió que hubo deficiencias en la investigación, esas deficiencias debieron ser aclaradas puntualmente ante los medios. Para mala fortuna de este funcionario, sus propias declaraciones hicieron del caso un circo mediático desde el inicio. No hay que olvidar que la hipótesis del asesinato surgió de la propia PGJEM y se hizo pública casi de inmediato, después de encontrar el cuerpo de Paulette.

En un exceso de falsa confianza, el propio Bazbaz mencionó que “con base en la ciencia” se tendrían elementos suficientes para determinar qué pasó en la habitación donde se halló el cadáver de la menor, sin embargo ni siquiera fue capaz de demostrar la falsabilidad de las hipótesis iniciales (homicidio).


Se aprecia bastante mal que al final de la historia Bazbaz slaga con esas posturas que no muestran ni un ápice de la tan mentada "transparencia". Mientras se tengan esas dudas vigentes no se tendrá el convencimiento de la sociedad a la que Bazbaz acudió con tanta negligencia e innecesaria prontitud. Él y su equipo de la PGJEM desataron los demonios en la opinión pública y dudo mucho que con estas actitudes se pueda detener el cuestionamiento social hacia las instituciones que imparten justicia en México.


Y la sociedad YA NO se chupa el dedo:


http://www.eluniversal.com.mx/notas/682242.html


http://www.milenio.com/node/450641


Imágenes desde La Crónica y El Universal.



Actualización (25 de mayo de 2010)


Era de esperarse que esto sucediera. Alberto Bazbaz renunció hoy a su cargo como titular de la Procuraduría General de Justicia en el Estado de México, entre cuestionamientos por su actuación en la investigación de la muerte de la niña Paulette Gebara Farah. Y es que no es para menos. Con su errático comportamiento y afán de espectacularidad, este ex funcionario público se lleva casi toda la responsabilidad por la pérdida de confianza en la procuración de justicia en el Estado de México.

Y para quienes aún piensan que Lisette Farah pudo haber matado a Paulette, apoyando las sospechas sembradas por Bazbaz, la reacción que tuvo esta mujer ayer al exigir tener acceso a los expedientes del caso, apunta a que no es así. Más sospecha causa la reacción de Mauricio Gebara al capitular casi de inmediato ante la farsa puesta en escena por Bazbaz el viernes pasado.



1 comentario:

Ego dijo...

Excelente entrada, como siempre.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.