jueves, 29 de julio de 2010

El triángulo dramático: Primer inesperado ejemplo

La envidia y el odio van siempre unidos, se fortalecen recíprocamente por el hecho de perseguir el mismo objeto.


Jean de la Bruyere



Continuando con el tema del triángulo dramático, ayer recibí un mensaje por correo electrónico de un lector del blog, cuyo nombre de batalla es "Puma Bravo", quien me reclama desde Argentina que en cierta forma he usado al Dr. Octavio Rivas como referente "válido".


Pues su mensaje me cayó de perlas para iniciar la serie de ejemplos que pueden poner en relieve que a veces la gente gusta de interpretar alguno de los papeles que se describieron en el artículo anterior.


Antes de iniciar con el primer ejemplo me gustaría referirme a la imagen de entrada, que contiene algunas características que asume el papel del perseguidor: Manipula con el miedo, necesita que le teman, elabora reglas poco prácticas y las hacen cumplir de forma cruel, atormenta a personas débiles, se fija sólo en los defectos, exagerándolos.


Es la última característica la que me pareció que identifica al escrito que me hizo llegar Don Puma Bravo, el cual, siempre puede consultarse en la pila de documentos de soporte de Ahuramazdah. De ese mensaje reproduzco el primer párrafo:


¿Tomas a Octavio Rivas como un referente válido? ¿Analista transaccional? ¿Uno que se dice “experto” en PNL? Ufff….. cuanta magufia!!! Bueno, dejaré de leer tu blog, ya que creía que eras escéptico y pro científico… evidentemente me he equivocado fiero…


Bien, pues analizando este párrafo me dí cuenta de que tiene dos errores importantes. El primero es que en la entrada de las bases del triángulo dramático jamás referí el trabajo de Octavio Rivas para apuntalar ningún argumento, mucho menos su persona, como sugiere la pregunta de Don Puma. El segundo es que en esa entrada tampoco abordé el tema de Programación Neuro Lingüística (PNL), y lo único que mencioné sobre programación fue la duda respecto a la afirmación del Dr. Krapman acerca de que ese libreto lo tenemos "grabado" en las neuronas, como parte del bagaje de información a nivel celular que nos hace humanos.


Es importante comentar que Don Puma acompañó su mensaje con un par de artículos que muestran que la PNL es todo menos científica. En el primero se menciona que "La programación neurolingüística (PNL) pretende ser un sistema de procedimientos y modelos para incrementar la eficacia de nuestra comunicación e influencia sobre la gente". Quizás sí, y en efecto estoy de acuerdo que la mescolanza de "la hipnosis médica, la terapia familiar, la corriente sistémica, el psicoanálisis, la terapia gestáltica, y la terapia del comportamiento" es muy pragmática y poco ética. Incluso estoy de acuerdo con la conclusion del primero de estos artículos que dice:


La conclusión general es que no hay evidencia empírica, hasta la fecha, que permita sostener tanto las pretensiones como la eficacia de la PNL


Sin embargo, al parecer a Don Puma se le fueron momentáneamente las cabras al monte, porque no era mi intención tratar nada sobre PNL. Aquí mi respuesta a Don Puma:


Para nada he referido el trabajo de Octavio para sustentar cualquier argumentación. Mucho menos a la persona que es Octavio Rivas, como sugiere tu pregunta.


Sólo he mencionado que la primera vez que oí del triángulo del drama, como modelo de ciertas interacciones psicosociales, fue en un curso que impartió Octavio en el que era mi centro de trabajo.


El modelo me gustó, porque de una manera sencilla describe cómo y por qué la gente se apasiona por cosas que no son reales. Como por ejemplo pensar que he referido a la persona llamada Octavio Rivas como fuente de validez de cualquier cosa relacionada con la neurociencia.


No lo sé, pero quizás deberías revisar bien el post del blog. A quien he referido es a Karpman y su trabajo sobre estas relaciones. La liga que lleva al sitio de Octavio Rivas es para mostrar que NO es una persona ficticia.


Pero si lo que haces con tu pregunta es intentar rasgarte las vestiduras por un tema que no he abordado (PNL) y su posible relación con Octavio Rivas, pues adelante, ese será tu esfuerzo perseguidor.



Revisando bien el mensaje me he dado cuenta de que Don Puma quizás se ha imaginado que la sola mención del buen Octavio sería suficiente para afirmar que no soy ni escéptico ni pro científico. Bueno, pues eso es más dogmático que el dogma de la religión. No había que mencionar el nombre de satanás, no fuera que se nos apareciera la inquisición y nos acusase de magufos (o herejes) y nos quemase vivos.


Malas formas de aplicar el escepticismo aparte, Don Puma parece estar interpretando el papel de perseguidor, pues se lanza con ímpetu a descubrir el "defecto" de la entrada, sin muchas bases de por medio, y además exagerando su alcance. Al parecer al ver el nombre del Dr. Octavio Rivas se le voltearon las rodillas hacia atrás e identificó como "magufia" la sola mención de su nombre. Esto en sí mismo constituye un argumento ad hominem, pero no podría decir que por haberlo utilizado, Don Puma es en automático un "magufo". Incluso, no podría decir que Don Puma es cualquier otra cosa diferente de lo que realmente es, lo cual, con tan poca información disponible, escapa a mi ámbito de conocimiento. Pero sí puedo identificar su intento como "perseguidor". Incluso se confirma esta identificación cuando hace la manipuladora amenaza de que "dejará de leer el blog".


Concluyendo: En el triángulo dramático actúan hasta  escépticos (dizque) quienes enarbolan la bandera de la duda en ámbitos falsos, como lo es, en este caso, el tema (PNL) que supuestamente se apuntaló con el nombre de Octavio Rivas.


Insisto, No es la intención hablar sobre PNL y sólo he abordado el tema del triángulo dramático como un modelo que explica el por qué la gente decide escaparse de la realidad para representar un papel dramático pretendiendo que eso es parte importante de la vida real. Quizás sin proponérselo, Don Puma, con imaginaria música de tango en el fondo, contribuyó para servir de ejemplo del papel de perseguidor.

Uno de los escollos para realizar un buen trabajo escéptico es identificar la separación entre lo que uno siente que es la realidad de la realidad misma. Me parece que el mensaje de Don Puma es más de sentimiento que de pensamiento. Por ello es que decidí escribir sobre el asunto. Si se es capaz de identificar a una persona desempeñando alguno de los papeles del triángulo (incluso si esa persona es uno mismo), será más fácil NO caer en el juego.



Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.