lunes, 22 de septiembre de 2008

Atentados en Morelia ¿Quiénes son los autores?


El pasado 16 de septiembre en la tarde, regresaba a casa después de vacacionar por unos días de puente largo en un lugar en el que no había TV, ni internek, ni celulares ni nada de eso, por lo que no me había enterado de los sucesos de la noche "mexicana" del día anterior, en los que explotaron dos granadas en la plaza Melchor Ocampo, en pleno centro cívico de Morelia, Michoacán.

Mi indignación fue muy grande. Es la primera vez que sucede eso en mi México. Es la primera vez en que se atenta contra inocentes con artefactos explosivos, y para acabarla de amolar en un acto público tradicionalmente familiar. ¿Que clase de gente hace esto? ¿Tenemos terroristas en México? Estas preguntas no cesaban de dar vueltas en mi mente.

No es que permanezca en la ignominia respecto a otros eventos violentos que ha sufrido la población. Recuerdo la sonadísima matanza de Acteal, o la de Aguas Blancas. Grupos paramilitares y policías habrían sido los ejecutores de estas matanzas.

Pero al paso de los días y seguir con atención los eventos posteriores, algo me parecía que no cuadraba, ni cuadra aún: Nadie se ha adjudicado la autoría de los atentados de Morelia. Ni una organización clandestina o suversiva, ni el EPR, ni nada. Vamos, ni los sicarios que luego
hasta dejan recados macabros junto a sus víctimas.

Porque en mi lógica del terrorismo mundial, quien realiza este tipo de actos normalmente manda un mensaje, claro y evidente. La ETA deseaba la separación del país Vasco; sus actos terroristas tenían el objetivo de presionar a la sociedad y al gobierno español con este propósito. El ERI
levó a cabo durante más de treinta años una lucha armada para conseguir la retirada británica de Irlanda del Norte y la reunificación de la isla de Irlanda. La OLP, en el medio oriente, tenía como objetivos declarados la destrucción del Estado de Israel mediante la "lucha armada" e inicialmente era controlada por la mayor parte del gobierno egipcio.


Pero acá en Morelia ¿cual es el mensaje? ¿Quién se beneficia con este hecho? ¿Es acaso un acto del estado para justificar la "multiplicación" de la presencia del ejército en Michoacán? No pienso que esta sea una opción viable. Sabemos que Michoacán es un Estado productor de droga, con muchos municipios controlados por el narco, así que no sería necesario este atentado para ordenar una mayor presencia del ejército y la PFP en la entidad.

Lo que salta a la vista, por estar fuera de toda lógica, es el que una organización criminal trate de "ayudar" en las pesquisas. Me refiero a "La Familia Michoacana" que desde la semana pasada habría enviado sendos correos electrónicos a funcionarios del gobierno indicando que iniciarían una investigación paralela de los hechos. Nada más faltaba eso, que los malos se volviesen buenos, los criminales jueces y los jueces... ¿en dónde están los jueces? No lo sé, supongo que en los juzgados. Mientras tanto la familia ha seguido anunciando a todo el pueblo de sus intenciones por cobrarle las muertes de los inocentes a los zetas.


Entonces no hay mensaje claro, y no hay reivindicación del atentado. ¿Que pudo haber pasado? ¿Quien pudo haber realizado semejante acto de salvajismo e irresponsabilidad?

Un escenario posible me bulle en la mente a medida que pasa el tiempo.

Definitivamente quienes lanzaron las granadas tenían acceso a ese tipo de armas. Ni siquiera el ejército puede disponer de esas armas y menos para mostrarlas en un acto público (quizás en el desfile del Zócalo al día siguiente, pero no en el de Morelia). Sin embargo los narcotraficantes sí que tienen este tipo de armamento sofisticado. Pero entonces ¿pudo haber sido algún grupo de narcotraficantes?

En el escenario hipotético que deseo presentar aquí, eso sería posible. Pero no como un acto planeado en represalia por los decomisos o los arrestos realizados por el ejército y la PFP. Después de todo atentar contra la sociedad civil de esa forma, SIN propósito específico y claro, NO le convendría a ninguna organización delictiva. Los delincuentes en esos niveles pueden ser sicópatas, pero sicópatas y pendejos en extremo... no lo creo.

Pero que tal como un acto de segundones de estas organizaciones en el que de manera irresponsable y pendeja en extremo se animaran a cometer este acto para demostrar "su valor" o su oposición a sus compinches o jefes. En este escenario cabría una reacción como la del gobierno (unirse para esclarecer los hechos), una reacción como la del crimen organizado ("la familia michoacana" queriendo ayudar), y la estupidez mayúscula de los perpetradores.

No pienso que haya sido un acto terrorista pensado o planeado. No pienso que haya sido una estratagema ruin y sucia en extremo del estado. Un acto así de estúpido e irresponsable sólo me hace pensar en gente estúpida e irresponsable... y armada hasta los dientes.

¿Podrían ser los zetas, tal como lo afirma "la familia"?

Quizás sí. Pero ni siquiera los cabecillas, sino quizá algunos segundones ebrios y drogados, tratando de exhibir su "valor" o su extrema estupidez... y su sicopatía.

Mis condolencias para los heridos, mutilados y para los familiares de los muertos. Este análisis frío y casi deshumanizado no pretende mimimizar el dolor de todos ustedes, ni el del resto de la sociedad mexicana. Es sólo que pienso que este horrible e irresponsable acto sólo pudo haber venido de gente estúpida en extremo e irresponsable en extremo.
_______________________
Actualización. 23 de sptiembre 2008.
Al parecer no se trata de un acto aislado producto de una irresponsable borrachera.

Si los autores de esta magna estupidez tuvieron el temple para disfrazarse como policías del GOES (Grupo de Operaciones Especiales), es que tenían un plan. Si escaparon cambiando de autos con las placas cubiertas, es que tenían un plan. Y si hubo complicidad de sectores de la sociedad o de sectores de la policía para que estos imbéciles se pudiesen hacer lo que hicieron, es que de veras estamos muy vulnerables ante el crimen organizado, que además comienza a incursionar en el terrorismo.

¿Qué se puede hacer? Híjole, está muy cañón, pero cada vez más veo la necesidad de la suspensión de garantías individuales. Pero eso traería una división en la sociedad mexicana que cada vez está más polarizada. Para ello se necesitaría un pacto político de todas las fuerzas y partidos, para evitar un brote directo de insurrección civil.

El enemigo debe ser identificado con claridad. Y los demás debemos aguantar vara si queremos erradicarlo de nuestra sociedad. Me refiero a la corrupción y a los corruptos (incluidos los criminales).
_______________________
Fotografía desde Milenio.com

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.