miércoles, 10 de septiembre de 2008

Ráfaga de rayos gamma dirigida directamente hacia la Tierra

Los astrónomos anunciaron hoy que una notable ráfaga de rayos gamma visible para el ojo humano a principios de este año vino de un chorro estelar explosivo orientado casi directamente hacia la Tierra.

see captionDerecha: Clic para ver una animación artística del chorro estelar explosivo.

El satélite Swift de la NASA detectó la explosión - formalmente llamada GRB 080319B - a las 2:13 am EDT del 19 de marzo de 2008, y señaló su posición en la constelación Bootes. Los rayos gamma se convirtieron en una ráfaga suficientemente brillante para verse incluso sin un telescopio. Observaciones del evento por un arreglo global de satélites y observatorios terrestres han dado a los científicos el más detallado retrato de una explosión nunca antes registrada.

"El Swift fue diseñado para encontrar ráfagas inusuales", dijo el investigador principal Neil Gehrels en el Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA en Greenbelt, Md. "Realmente dimos en el clavo con esta explosión."

En un artículo que aparecerá en la edición del jueves en Nature, Judith Racusin de la Universidad Penn State y un equipo de 92 coautores informa sobre las observaciones en todo el espectro que comenzó 30 minutos antes de la explosión y continuaron durante su brillo posterior durante meses. El equipo llegó a la conclusión de que la extraordinaria explosión de brillo se debe a un chorro de material que fue disparado directamente hacia la Tierra a 99.99995% de la velocidad de la luz.

Dentro de los siguientes 15 segundos, la explosión iluminó lo suficiente como para ser visible en un cielo oscuro a simple vista. Brevemente tuvo una cresta de brillo de una magnitud de 5.3 en la escala astronómica de brillantez. Increíblemente, la estrella moribunda estaba a 7.5 mil millones de años luz de distancia.

Telescopios de todo el mundo ya estaban estudiando el brillo posterior de otra explosión cuando GRB 080319B explotó a sólo 10 grados de distancia. TORTORA, una cámara robotizada de amplio campo óptico operando en Chile con colaboración ruso-italiana, también capturó la temprana luz: ver secuencia. El veloz procesamiento de imágenes de TORTORA proporcionó las imágenes más detalladas mostrando la luz visible asociada con una ráfaga inicial de una explosión de rayos gamma.

see caption


Arriba: El GRB 080319B hace una breve aparición entre las estrellas de la constelación Bootes en una secuencia realizada por Pi of the Sky, un grupo de Polonia que monitorea el cielo para registrar brillos posteriores de fenómenos de vida corta. [Más]

Inmediatamente después de la explosión, los telescopios de radiación ultravioleta, óptico y de Rayos X del satélite Swift indicaron que efectivamente fueron cegados. La Dra. Racusin inicialmente pensó que algo andaba mal con los telescopios. A los pocos minutos, sin embargo, mientras los informes de otros observadores llegaban, fue evidente que se trataba de un evento especial.

Las ráfagas de Rayos Gamma son las explosiones más luminosas en el Universo. La mayoría se producen cuando las estrellas masivas se quedan sin combustible nuclear. A medida que el núcleo de una estrella colapsa, se crea un agujero negro o estrella de neutrones que, a través de procesos que aún no se entienden plenamente, produce potentes chorros de gas hacia el exterior. Estos chorros en realidad se abren paso a través de las estrellas colapsadas, llevando materia y emitiendo radiación hacia el espacio.

El equipo cree que el chorro dirigido hacia la Tierra contenía un componente ultra-rápido de sólo 0.4 de grado de ancho. Este núcleo se encuentra dentro de un chorro poco menos enérgico de alrededor de 20 veces de amplio.

Arriba: Un modelo bi-dimensional que explica la evolución en espectro y en tiempo del fenómeno GRB 080319B. Crédito: Nature/Judith Racusin. [imagen más grande]

"El chorro más amplio es el que normalmente vería el Swift diferenciándolo de otras ráfagas", explicó Racusin. En el caso del GRB 080319B, el estrecho chorro también fue observado, lo que resultó en el inusual brillo de la ráfaga. "Quizá todas las ráfagas de rayos gamma contienen un chorro estrecho, pero los astrónomos se los pierden porque no los ven de frente."

Esta alineación se produce por casualidad sólo una vez por década, por lo que el GRB 080319B de hecho fue una muy inusual captura .

Autor: Dr. Tony Phillips | Crédito: Science@NASA
Traducción: KC

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.