martes, 28 de abril de 2009

El brote de Influenza Porcina se extiende por el mundo

En la tragedia sólo conmueve lo verosímil.

Jean-Baptiste Racine

Desde Nature News
Por Declan Butler
Traducción: KC



El nuevo código genético de la cepa de influenza podría contribuir a su rápida propagación.

El mundo se está preparando para la posible aparición inminente de una pandemia de gripe - no desde el tan temido virus de la gripe aviar H5N1 que se ha propagado a través de Asia, Europa y África desde 2003, sino a partir de una nueva cepa H1N1 de la gripe porcina cuyo salto a los seres humanos se confirmó oficialmente la semana pasada.

Los investigadores se encuentran rebuscando para obtener un mejor manejo sobre la evolución y la propagación del nuevo virus. Su composición genética es diferente de los que los investigadores han visto: una cepa porcina H1N1, que combina una variedad triple identificada por primera vez en 1998 - incluida la humana, porcina y la gripe aviar - con dos nuevos genes de virus H3N2 de Eurasia, estos últimos de origen humano.

"Se ha mezclado por todos lados, por lo que la genética es muy complicada", dice John McCauley, un virólogo del Consejo de Investigaciones Médicas del Instituto Nacional de Investigación Médica en Londres. "¿De dónde diablos sacó todos estos genes, aún no sabemos", dice Robert Webster, un virólogo de gripe en el St Jude Children's Research Hospital de Memphis, Tennessee. "Pero esto es una verdadera super-mezcla de virus."

Muchas de las principales preguntas sobre el virus siguen sin respuesta, en particular su virulencia y las tasas de mortalidad que provoca. Hasta la fecha, 149 personas han muerto desde que apareció en México, con unos 1600 casos sospechosos. 40 casos han sido confirmados en los Estados Unidos, así como otros en España, Canadá y el Reino Unido. La Casa Blanca y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han declarado brotes de un virus de la emergencia de salud pública. La OMS ha elevado el nivel de pandemia de la fase 3 a fase 4, en una escala donde 6 representa una verdadera pandemia.

El virus parece estar extendiéndose fácilmente de persona a persona. "El miedo es que este virus parece enormemente transmisible", dice Webster. La diseminación temporal y geográfica de los casos sin tener contacto con cerdos, deja a los investigadores con pocas dudas de que una transmisión sostenida de humano a humano se halla en curso.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en los EE.UU. y la OMS están tratando de establecer cuantas de las muertes en México se deben a la gripe porcina y cuántos se deben a otras causas. "El espectro de la enfermedad sigue siendo motivo de dudas y conjeturas", dice David Ozonoff, un epidemiólogo de la Boston University School of Public Health en Massachusetts. Por ejemplo, corrieron rumores de que el arqueólogo Felipe Solís, director del Museo Nacional de Antropología en Ciudad de México, murió el 23 de abril como consecuencia de la gripe porcina, las autoridades mexicanas informaron más tarde que murió de un paro cardíaco vinculado a la neumonía.

No hay inmunidad humana

El virus parece haberse arraigado en México a mediados de marzo; fue identificado cuando las autoridades mexicanas enviaron muestras de un paciente de gripe que no podía relacionarse a la Agencia Canadiense de Salud Pública. El CDC anunció la existencia del virus el 23 de abril.

La genética del nuevo virus es tan novedosa que es muy probable que los seres humanos no tengan la inmunidad necesaria, aparte de alguna inmunidad mediada por células, dicen los científicos. La actual vacuna contra la gripe estacional, que se dirige a un cepa diferente de H1N1, es probable que no ofrezca ninguna clase de protección. Las discusiones están en curso en cuanto a si debe producirse una nueva vacuna para la nueva cepa de gripe porcina; se espera una decisión dentro de las próximas dos semanas. Por ahora, el virus se puede tratar con fármacos para la influenza tales como oseltamivir (Tamiflu) y zanamivir (Relenza).

Hasta ahora, los casos en los Estados Unidos y en otros lugares parecen haber sido relativamente leves en comparación con los de México. Masato Tashiro, un virólogo del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Tokio, advierte en contra de sacar conclusiones de ello. Él señala que la muestra de los casos de los Estados Unidos es demasiado pequeña para establecer tasas de mortalidad incluso de un solo dígito. Si las tasas de transmisión a su vez son altas, incluso un pequeño porcentaje de tasa de mortalidad podría llevar a la muerte a millones, como en el caso de la pandemia asesina de 1918.

Por el momento, la gama de patogenicidad y mortalidad es amplia e incierta, dice McCauley, "algo entre la pandemia letal de 1918 y la leve de 1968". Las tasas elevadas de transmisión en determinadas zonas - hay 28 casos asociados a una escuela en Nueva York - son preocupantes, dice Mark Lipsitch, un epidemiólogo de la Harvard School of Public Health en Boston, Massachusetts. Una mejor idea debería estar en camino mientras las pruebas se incrementan, y las autoridades de salud adquieren una mejor idea de la proporción de defunciones de las personas infectadas.

El nuevo virus, sin embargo, está lejos de las tasas de mortalidad del virus H5N1 que promedió alrededor de 63% a nivel mundial y llegó tan alto como 82% en Indonesia. Aun así, "el riesgo y la amenaza del virus H5N1 sigue estando como antes", advierte Masato.

Los epidemiólogos en su gran mayoría aplauden la velocidad y la magnitud de la respuesta frente al brote de gripe porcina, ya que fue identificado oficialmente la semana pasada, a pesar de que los sistemas internacionales (y mexicanos) de vigilancia de las enfermedades no lo identificaron rápidamente al principio. Esa rapidez se atribuye en gran medida a la buena planificación contra pandemias realizada por la comunidad internacional y países individuales desde que surgió la amenaza de pandemia del H5N1. Las secuencias genéticas de los virus de las muestras, por ejemplo, se han compartido con prontitud gracias a la Iniciativa Mundial para Compartir Datos sobre la Gripe Aviar (GISAID).

Los virólogos piensan que estarán involucrados en el largo plazo : "¿Esto terminará pronto? No me parece", dice McCauley. "Para mí este es el momento de comenzar el despliegue de los planes nacionales de pandemia - necesitamos actuar ahora".

Imagen: M. TOVAR / AP FOTO
.

1 comentario:

malenuschka dijo...

No sólo en Mexico se lee Ahuramazdah y aprovecho para agradecerte la información siempre tan clara y útil. Esperemos que la gente tome conciencia y sea más responsable, por desgracia vamos enterándonos de cómo se las ingenian para llegar los pasajeros cuyos vuelos fueron cancelados. Y para frutilla del postre, vergüenza de mi país, desde hace dos días no se consiguen barbijos ni tamiflu, quien logra dar con estos dos elementos paga cifras irrisorias.
Un abrazo, de momento con el barbijo puesto.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.