martes, 28 de abril de 2009

El brote de Influenza Porcina se extiende por el mundo

En la tragedia sólo conmueve lo verosímil.

Jean-Baptiste Racine

Desde Nature News
Por Declan Butler
Traducción: KC



El nuevo código genético de la cepa de influenza podría contribuir a su rápida propagación.

El mundo se está preparando para la posible aparición inminente de una pandemia de gripe - no desde el tan temido virus de la gripe aviar H5N1 que se ha propagado a través de Asia, Europa y África desde 2003, sino a partir de una nueva cepa H1N1 de la gripe porcina cuyo salto a los seres humanos se confirmó oficialmente la semana pasada.

Los investigadores se encuentran rebuscando para obtener un mejor manejo sobre la evolución y la propagación del nuevo virus. Su composición genética es diferente de los que los investigadores han visto: una cepa porcina H1N1, que combina una variedad triple identificada por primera vez en 1998 - incluida la humana, porcina y la gripe aviar - con dos nuevos genes de virus H3N2 de Eurasia, estos últimos de origen humano.

"Se ha mezclado por todos lados, por lo que la genética es muy complicada", dice John McCauley, un virólogo del Consejo de Investigaciones Médicas del Instituto Nacional de Investigación Médica en Londres. "¿De dónde diablos sacó todos estos genes, aún no sabemos", dice Robert Webster, un virólogo de gripe en el St Jude Children's Research Hospital de Memphis, Tennessee. "Pero esto es una verdadera super-mezcla de virus."

Muchas de las principales preguntas sobre el virus siguen sin respuesta, en particular su virulencia y las tasas de mortalidad que provoca. Hasta la fecha, 149 personas han muerto desde que apareció en México, con unos 1600 casos sospechosos. 40 casos han sido confirmados en los Estados Unidos, así como otros en España, Canadá y el Reino Unido. La Casa Blanca y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han declarado brotes de un virus de la emergencia de salud pública. La OMS ha elevado el nivel de pandemia de la fase 3 a fase 4, en una escala donde 6 representa una verdadera pandemia.

El virus parece estar extendiéndose fácilmente de persona a persona. "El miedo es que este virus parece enormemente transmisible", dice Webster. La diseminación temporal y geográfica de los casos sin tener contacto con cerdos, deja a los investigadores con pocas dudas de que una transmisión sostenida de humano a humano se halla en curso.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en los EE.UU. y la OMS están tratando de establecer cuantas de las muertes en México se deben a la gripe porcina y cuántos se deben a otras causas. "El espectro de la enfermedad sigue siendo motivo de dudas y conjeturas", dice David Ozonoff, un epidemiólogo de la Boston University School of Public Health en Massachusetts. Por ejemplo, corrieron rumores de que el arqueólogo Felipe Solís, director del Museo Nacional de Antropología en Ciudad de México, murió el 23 de abril como consecuencia de la gripe porcina, las autoridades mexicanas informaron más tarde que murió de un paro cardíaco vinculado a la neumonía.

No hay inmunidad humana

El virus parece haberse arraigado en México a mediados de marzo; fue identificado cuando las autoridades mexicanas enviaron muestras de un paciente de gripe que no podía relacionarse a la Agencia Canadiense de Salud Pública. El CDC anunció la existencia del virus el 23 de abril.

La genética del nuevo virus es tan novedosa que es muy probable que los seres humanos no tengan la inmunidad necesaria, aparte de alguna inmunidad mediada por células, dicen los científicos. La actual vacuna contra la gripe estacional, que se dirige a un cepa diferente de H1N1, es probable que no ofrezca ninguna clase de protección. Las discusiones están en curso en cuanto a si debe producirse una nueva vacuna para la nueva cepa de gripe porcina; se espera una decisión dentro de las próximas dos semanas. Por ahora, el virus se puede tratar con fármacos para la influenza tales como oseltamivir (Tamiflu) y zanamivir (Relenza).

Hasta ahora, los casos en los Estados Unidos y en otros lugares parecen haber sido relativamente leves en comparación con los de México. Masato Tashiro, un virólogo del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Tokio, advierte en contra de sacar conclusiones de ello. Él señala que la muestra de los casos de los Estados Unidos es demasiado pequeña para establecer tasas de mortalidad incluso de un solo dígito. Si las tasas de transmisión a su vez son altas, incluso un pequeño porcentaje de tasa de mortalidad podría llevar a la muerte a millones, como en el caso de la pandemia asesina de 1918.

Por el momento, la gama de patogenicidad y mortalidad es amplia e incierta, dice McCauley, "algo entre la pandemia letal de 1918 y la leve de 1968". Las tasas elevadas de transmisión en determinadas zonas - hay 28 casos asociados a una escuela en Nueva York - son preocupantes, dice Mark Lipsitch, un epidemiólogo de la Harvard School of Public Health en Boston, Massachusetts. Una mejor idea debería estar en camino mientras las pruebas se incrementan, y las autoridades de salud adquieren una mejor idea de la proporción de defunciones de las personas infectadas.

El nuevo virus, sin embargo, está lejos de las tasas de mortalidad del virus H5N1 que promedió alrededor de 63% a nivel mundial y llegó tan alto como 82% en Indonesia. Aun así, "el riesgo y la amenaza del virus H5N1 sigue estando como antes", advierte Masato.

Los epidemiólogos en su gran mayoría aplauden la velocidad y la magnitud de la respuesta frente al brote de gripe porcina, ya que fue identificado oficialmente la semana pasada, a pesar de que los sistemas internacionales (y mexicanos) de vigilancia de las enfermedades no lo identificaron rápidamente al principio. Esa rapidez se atribuye en gran medida a la buena planificación contra pandemias realizada por la comunidad internacional y países individuales desde que surgió la amenaza de pandemia del H5N1. Las secuencias genéticas de los virus de las muestras, por ejemplo, se han compartido con prontitud gracias a la Iniciativa Mundial para Compartir Datos sobre la Gripe Aviar (GISAID).

Los virólogos piensan que estarán involucrados en el largo plazo : "¿Esto terminará pronto? No me parece", dice McCauley. "Para mí este es el momento de comenzar el despliegue de los planes nacionales de pandemia - necesitamos actuar ahora".

Imagen: M. TOVAR / AP FOTO
.

Setenta mil visitas


Queridos lectores del Blog sin dogmas.

Hoy 28 de abril de 2009, enmedio de toda una espectacular parafernalia por la presencia de la influenza porcina en México, y el riesgo de que se convierta en una pandemia, se llegará a las 70 mil páginas vistas en Ahuramazdah.

Debo admitir que este súbito aumento en las visitas se debe a esta situación; quiero pensar que todo México está en su casa, aprovechando las ofertas de internet por cable o por teléfono, y viendo la información sobre este asunto. Y por supuesto, evitando los contagios.

Gracias por leer Ahuramazdah.
Pero sobre todo ¡gracias por evitar más contagios!
.

domingo, 26 de abril de 2009

Influenza porcina en México ¿Qué hacer?

La salud es un estado transitorio entre dos épocas de enfermedad y que, además, no presagia nada bueno.

Winston Churchill


Haciendo un poco de estridencia, Winston Churchill decía la frase de entrada pensando que debería haber más cuidado en prevenir las enfermedades que en cuidar la salud. Pero en épocas de Churchill no había tanto adelanto en cuestiones de salud como lo hay en la actualidad del siglo XXI.

Para casi todo el mundo ha sido evidente la ola mediática que nos advierte sobre el brote de influenza porcina. Al igual que la gripe aviaria hace unos años, en esta ocasión, el virus que causa este tipo de influenza es una variante de la influenza estacional.

Del último sitio referido, aquí reproduzco algunas indicaciones que serían de gran utilidad para prevenir el contagio y proliferación de esta enfermedad:

¿Cómo se diagnostican las infecciones por influenza porcina en seres humanos?
Para diagnosticar una infección por influenza porcina tipo A, por lo general se debe recoger una muestra de secreción del aparato respiratorio entre los primeros 4 a 5 días de aparecida la enfermedad (cuando una persona infectada tiene más probabilidad de diseminar el virus). Sin embargo, algunas personas, especialmente los niños, pueden propagar el virus durante 10 días o más. Para la identificación del virus de la influenza porcina tipo A es necesario enviar la muestra a los CDC para que se realicen pruebas de laboratorios.

¿Cuáles son los síntomas de la influenza porcina en los seres humanos?
Los síntomas de la influenza porcina en las personas son similares a los de la influenza estacional común en seres humanos y entre estos se incluyen fiebre, letargo, falta de apetito y tos. Algunas personas con influenza porcina han reportado también secreciones nasales, dolor de garganta, náuseas, vómitos y diarrea.

¿Las personas pueden contraer influenza porcina por comer carne de cerdo?
No. Los virus de la influenza porcina no se transmiten por los alimentos. Usted no puede contraer influenza porcina por comer carne de cerdo o sus productos derivados. No hay riesgos si se come carne de cerdo y sus derivados que han sido manipulados y cocinados de manera adecuada. Si se cocina la carne de cerdo a una temperatura interna de aproximadamente 71° C (160° F), se eliminan los virus de la influenza porcina, como también otras bacterias y virus.

¿Cómo se propaga la influenza porcina?
Los virus de la influenza se pueden transmitir directamente de los cerdos a las personas y de las personas a los cerdos. Las infecciones en seres humanos por los virus de la influenza provenientes de los cerdos tienen más probabilidad de ocurrir en las personas que están en contacto cercano con cerdos infectados, como las que trabajan en criaderos de cerdos y las que participan en las casetas de cerdos en las ferias de exhibiciones de animales de cría. La transmisión de la influenza porcina de persona a persona también puede ocurrir. Se piensa que esta transmisión es igual a la de la influenza estacional en las personas, es decir principalmente de persona a persona cuando las personas infectadas por el virus de la influenza tosen o estornudan. Las personas pueden infectarse al tocar algo que tenga el virus de la influenza y luego llevarse las manos a la boca o la nariz.


¿Qué medicamentos existen para tratar a las personas con infecciones por influenza porcina?
Existen cuatro medicamentos antivirales diferentes que están autorizados en los Estados Unidos para el tratamiento de la influenza: amantadina, rimantadina, oseltamivir y zanamivir. Aunque la mayoría de los virus de la influenza porcina han sido sensibles a los cuatro tipos de medicamentos, los siete virus más recientes de la influenza porcina asilados de personas son resistentes a la amantadina y la rimantadina. En la actualidad, los CDC recomiendan el uso de oseltamivir o zanamivir para la prevención y el tratamiento de la infección por los virus de la influenza porcina. Puede encontrar más información sobre las recomendaciones para el tratamiento en el www.cdc.gov/flu/swine/recommendations.htm.



Formas de prevenir la enfermedad se pueden consultar en casi cualquier diario de hoy. Yo recomiendo ver esta nota: http://acuariopolitico.blogspot.com/2009/04/que-es-la-influenza-y-como-prevenirla.html

Otras fuentes de datos sobre este virus:
http://ahuramazdah.typepad.com/mensajes_cortos_y_frases/2009/04/datos-sobre-la-influenza-porcina.html
http://eleconomista.com.mx/notas-online/politica/2009/04/24/datos-sobre-influenza-porcina

También recomiendo ver el Boletín oficial de la Secretaría de Salud: http://docs.google.com/gview?a=v&attid=0.1&thid=120e358808ac72e7&mt=application%2Fpdf&pli=1

La incredulidad frente a esta amenaza

Si bien es cierto que uno debe ser precavido con relación a lo que aparece en los medios masivos de comunicación, en esta ocasión uno debiera estar atento a lo que se publica. La premisa básica es que con la vida no se juega. No obstante lo anterior, hay personas que juegan con la información y que desean llevar esta situación a terrenos de política o filosofía. En uno de los grupos que suelo frecuentar se publicó el siguiente comentario:

PA' MI QUE HAY GATO ENCERRADO!!!
Que estara tramando el gobierno o el sistema???

Que casualidad que de un momento para otro, dan tan de golpe una noticia que se supone debido a su gravedad seria imposible pasar por alto la importancia de ser difundida y dar la informacion con total Etica profecional y NO de una manera tan mañosamente alarmante.

- Que oscuras intenciones estara ocultando el interes por tener a todos controlados a traves del miedo, encerrados, paranoIcos, separados???

- sera esto otra trampa tipo el chupacabras? un distractor?

- militarisaran (sic) mas la ciudad??

- que venenos estaran inyectando con esas.... vacunas?????

- querran que olvidemos algo????

- Como voy a confiar en lo que dicen los medios de comunicación, si han más que demostrado que sirven al sistema, no al pueblo ??

- Como confiar en lo que dice un gobierno federal fraudulento=falso=mentiroso=indigno de confianza=deshonesto....??

- Quienes se beneficiaran economicamente de esto??


Mi respuesta
respetuosa, como (CASI) siempre suelo ofrecerla, fue:

Puede ser que haya una intención terrorista.

Pero puede ser que en realidad sí haya una situación peligrosa que sea necesario evitar.

¿Como saberlo?

Yo he optado por estar atento a la prensa internacional. Y analizar con escpeticismo los contenidos. En este caso he visto noticias en varios diarios extranjeros:
NY Times:
http://www.nytimes.com/2009/04/26/world/americas/26flu.html?_r=1&hp
Le monde:
http://pisani.blog.lemonde.fr/2009/04/26/comment-sinformer-sur-l%E2%80%99epidemie-de-grippe-porcine/
Publico (españa)
http://www.publico.es/espana/221588/ministra/sanidad/anuncia/tres/posibles/casos/gripe/porcina/espana
El nuevo Herald
http://www.elnuevoherald.com/ultimas-noticias/story/435053.html

Esta última nota informa sobre la declaración de emergencia internacional de la Organización Mundial de la Salud.

Ahora bien, podemos pensar que no pasa nada y que hay que hacer caso omiso a los llamados de las autoridades de salud. Pero la pregunta es ¿cuantos muertos necesitamos contar para tomar medidas de prevención? ¿Acaso cuesta más prevenir las muertes que enterrar a los muertos?

Acciones

Yo pienso que esto no es obra de una conspiración terrorista de los illuminatis, ni nada por el estilo. Yo pienso que puede ser real y ya he tomado medidas de prevención: He cancelado un viaje planeado a la Cd. de México (nos encontramos en Jiutepec, Morelos). Tengo hijos pequeños y no pienso exponerlos al riesgo de contagio. No me cuesta nada reprogramar mi viaje para mejores momentos.

Otra cosa que se puede hacer para prevenir el contagio es lavarse las manos, usar un tapaboca, evitar sitios concurridos, lavarse las manos, evitar saludos de mano y de beso, atender las indicaciones de las autoridades de salud pública y lavarse las manos.

Pero si te sientes con catarro, te duele mucho la cabeza y las articulaciones, tienes vómito y diarrea, mejor NO le hagas al vivo y acude como de rayo al Centro de Salud más cercano, o consulta a tu médico o haz algo... menos medicarte a tí mismo. Recuerda que sí hay medicamentos que te pueden curar, si te atiendes a tiempo.

NO ES CONVENIENTE ENTRAR EN PÁNICO, PUES NO HAY RAZÓN PARA ELLO.
PERO CON LA VIDA NO SE JUEGA.



Actualización:
En los EE. UU. se ha declarado una Emergencia Pública con relación al brote de influenza porcina. Ver nota en el NY Times:
http://www.nytimes.com/2009/04/27/world/27flu.html?hp

Actualización: (27 de abril):
Con la esperanza de evitar una pandemia mundial de gripe porcina que ha surgido en América del Norte,
el comisario de salud de la Unión Europea instó el lunes a los europeos a evitar viajar a los Estados Unidos o México si ello no es esencial.
http://www.nytimes.com/2009/04/28/health/28flu.html?_r=1&hp

Actualización: (28 de abril):
La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este martes que estaba esperando la confirmación formal de autoridades estadounidenses de que el virus de la gripe porcina se ha propagado significativamente entre las personas, una señal que podría apuntar a una "inminente" pandemia de influenza, lo que elevaría el nivel de alerta a fase 5.
http://www.milenio.com/node/206240

Incluso se han detectado casos hasta en Israel.
http://blogs.nature.com/news/thegreatbeyond/2009/04/swine_flu_goes_global.html
.

sábado, 25 de abril de 2009

La materia oscura podría venir naturalmente de la gravedad cuántica

La oscuridad nos envuelve a todos, pero mientras el sabio tropieza en alguna pared, el ignorante permanece tranquilo en el centro de la estancia.

Anatole France

Desde Physics World
Por Jon Cartwright
Traducción: KC


Un físico en los EE.UU. se ha calculado que la materia oscura - la entidad desconocida que incluye la inmensa mayoría de la materia en el universo - puede surgir en una simple generalización de la teoría cuántica de la gravedad.

Uno de los problemas más duraderos de la física moderna es que las teorías de la gravedad y la mecánica cuántica no se mezclan fácilmente. Por más de 90 años la teoría general de la relatividad de Einstein ha hecho un buen trabajo para describir la gravedad en grandes escalas de longitud, pero se mete en problemas en las distancias muy pequeñas, donde prevalece la mecánica cuántica. El problema se debe en parte al hecho de que la mecánica cuántica predice la existencia de partículas "virtuales" fugaces, que introducidas en las ecuaciones de Einstein causan torpes valores infinitos.

La mayoría de los físicos, por lo tanto, piensan que se necesita una teoría cuántica de la gravedad. Una forma básica de explorar esta idea es mirando a una "teoría del campo eficaz", que describe la fuerza de gravedad como una serie bien definida. En la Gravedad de Einstein las series tendrían sólo un término: una función lineal de
R, la curvatura del espacio-tiempo. Sin embargo, para abordar cuestiones cuánticas otros términos se deben añadir a la serie, como una función de R2. Estos términos de orden superior contienen otros parámetros, y para R2 uno de esos parámetros es m2, donde m es la masa de una nueva partícula o campo escalar.

Mantenerla pesada

Un posible efecto secundario de la introducción de nuevos términos es que la teoría puede crear efectos gravitacionales que los experimentos ya han demostrado. En consecuencia, los teóricos suelen mantener
m pesada de modo que todos los nuevos efectos están ocultos hasta debajo de la llamada longitud de Planck (alrededor de 10-35 m), donde la teoría de la gravedad de Einstein colapsa. Ahora, sin embargo, José Cembranos de la Universidad de Minnesota en los EE.UU., ha encontrado que cuando se hace m mucho más liviana, la partícula puede representar para la materia oscura. La partícula puede ser identificaao como un nuevo gravitón, puede operar en longitudes de alrededor de 0.1 mm o menos.

Nadie sabe aún qué es la materia oscura, a pesar de que las explicaciones para ella son a menudo dadas como hipotéticas partículas o dentro de versiones modificadas de la gravedad. Cembranos dijo que su estudio es importante porque "ayuda a tener una idea general de lo que pueden ser señales u observaciones si la materia oscura está relacionada con la parte cuántica complementaria de la interacción gravitacional".

"Creo que el modelo de
R + R2 es otro ejemplo interesante de la similitud y la diferencia de la gravedad modificada contra la materia oscura real", dice Zhao HongSheng en la Universidad de St. Andrews en el Reino Unido. "Estoy totalmente de acuerdo que pueda ser moldeada como un campo escalar, que podría condensarse. Tales condensados pueden doblar las órbitas de las estrellas como la materia oscura real, pero no está claro si van a doblar la luz como la materia oscura real".

No hay necesidad de mencionar la gravedad

Sin embargo, Nemanja Kaloper, físico en la Universidad de California en Davis que estudia las teorías alternativas de la gravedad dice que no está entusiasmado con el estudio de Cembranos. Él considera que el tipo de teoría de campo efectivo adoptada por Cembranos como la gravedad de Einstein normal con un campo escalar extra que explica la materia oscura sólo por estar bien afinada. "Todo esto puede hacerse sin mencionar la gravedad como f(R)", añade. "Ninguna es necesaria, y, de hecho, su introducción es hacer la historia menos predecible, porque el parámetro que determina la masa escalar no es exclusivamente calculable, pero es muy sensible al complemento ultravioleta de la teoría."

La investigación se publica en Physical Review Letters
.

viernes, 24 de abril de 2009

Presencias percibidas en contextos extremos, parte 2

Yo necesito compañeros, pero compañeros vivos; no muertos y cadáveres que tenga que llevar a cuestas por donde vaya.

Friedrich Wilhelm Nietzsche

Continúa de la parte 1.


Una anécdota especialmente interesante y desgarradora de condiciones extremas es contada por el escalador Joe Simpson en su libro Tocando el Vacío, acerca de su ascención al Siula Grande (no Huascarán, como se indica en el libro de Geiger), y las secuelas de un accidente durante el descenso. Esta es quizás la prueba más convincente para la función de supervivencia de una alucinación, pero irónicamente, en realidad no implica una presencia. La alucinación recurrente de Simpson era simplemente una voz en su cabeza, pero una fuerte y muy autoritaria:

La voz era limpia y nítida y el autoritaria. Siempre estaba en lo correcto, y le he escuchado cuando hablaba y actué conforme sus decisiones. La otra mente vagaba sobre una serie de imágenes desconectadas, y recuerdos y esperanzas, a la que ponía atención en un estado como un sueño despierto mientras me dedicaba a obedecer las órdenes de la voz.

No es de extrañar que esta descripción condujo a Geiger a invocar, como Peter Suedfeld había hecho anteriormente, la noción de la mente bicameral de Julian Jaynes. De hecho, la cita anterior es esencialmente la definición de una mente bicameral en plena actividad. Curiosamente, la eternamente polémica teoría de Jaynes, de todas las examinadas por Geiger, es realmente la única explícitamente dirigida a explicar la versión de la sensación de la presencia en este libro. Lo que me recordó la descripción de Simpson, sin embargo, fue una teoría más actual y apegada a la corriente principal, que involucra una distinción entre dos niveles de procesamiento siempre activo en la cognición humana. Estos niveles tienen distintas denominaciones, pero el proceso cognitivo que corresponde con la voz racional y autoritaria de Simpson es comúnmente referido como un proceso "ejecutivo" o "de control". Otro nivel de procesamiento, lo que corresponde al revoltijo de imágenes, recuerdos y emociones de Simpson, parece reflejar lo que se conoce como procesos "automáticos", que operan en un acuerdo asociativo, y el nombre apropiado es "modo pandemonium", en el que los diferentes impulsos apuntan hacia la atención y la ejecución. Se ha escrito muy poco acerca de la naturaleza de la componente fenomenológica de estos dos modos, aunque un poco de auto-reflexión, creo, descubrirá una sutil versión de la experiencia de Simpson en nuestra propia experiencia mundana. En situaciones extremas, la fenomenología de los dos flujos de procesamiento puede ser mayor, tal vez a través de una reacción general de emergencia del cerebro, del tipo discutido por Geiger. Uno puede fácilmente ver cómo el tipo de experiencia podría conducir a personas que han sufrido circunstancias extremas a interpretar la voz como de un ángel de la guarda o un dios, al estilo Julian Jaynes. Sin embargo, Joe Simpson era un ateo declarado antes de su experiencia en Siula Grande y sigue siéndolo ahora; atrubuye la voz a un "sexto sentido" profundamente enterrado en nuestro pasado evolutivo, nunca encarnanda pero constantemente referida simplemente como "la voz" o "ella".

Curiosamente, Geiger no menciona que Simpson informó sentir la presencia de compañeros durante un período de ausencia de la voz hacia el final de su calvario. Pensaba que estaba siendo seguido de cerca por dos compañeros, que "se encontraban fuera de la vista", y quien se imaginó serían otros miembros de la expedición, Simon y Richard, que estaban en realidad en el campo por delante de él. Informó que se sentía feliz con el pensamiento de "compañía y ayuda si la necesitaba". En contraste con la orientación positiva de la voz, sin embargo, las presencias parecen haber sido simplemente reconfortantes.

He estado fascinado durante mucho tiempo por la forma en que el más sutil de los sentimientos de presencia puede convencer a McKinley de la absoluta certeza de la existencia de Dios y la experiencia mucho más dramática de un Joe Simpson suscitó ningún brillo espiritual. Tal vez lo más instructivo es el hecho de que, a pesar de su condición de lesiones graves, fatiga, hipotermia, inanición y deshidratación (al final de su calvario pesaba unos 41 kg), Simpson, desde la primera aparición de "la voz" inmediata y sistemáticamente considera hipótesis alternativas. ¿Dejó encendido su walkman? ¿Los sonidos son el resultado del coce de su pasamontañas en sus oídos? Geiger llega a la conclusión de que la gente antigua, que carece de hipótesis tipo Walkman, cayeron en hipótesis religiosas. Sin embargo, Geiger no necesariamente volvió a los pueblos antiguos. Su libro está lleno de numerosos ejemplos de modernos invocando interpretaciones religiosas o místicas. Parece razonable, sin embargo, que los modernos al tener una mayor gama de interpretaciones posibles deberían, uno podría suponer, hacer una diferencia en la forma en que las experiencias son percibidas. Sin embargo, esta no es la única historia, ni siquiera la principal.

Geiger discute, pero no se centra particularmente en lo sobrenatural, aunque, a juzgar por los comentarios que empiezan a aparecer en la web, este tipo de fenómenos son imanes para los que invierten su tiempo en las ciencias ocultas y espirituales. Geiger cita a Michael Murphy como alegando que muchas de estas experiencias "desafían la explicación fácil", con lo que para él significa explicaciones científicas naturalistas. Geiger también entra brevemente en esta sofistería describiendo las explicaciones del fisiólogo Pugh como despectivas. Por qué tan a menudo los comentaristas consideran las explicaciones científicas "fáciles" o "rechazantes" nunca ha sido claro para mí, especialmente cuando luego leo a Murphy alegando que estas experiencias son pruebas de que "de hecho los seres humanos pueden percibir entidades incorpóreas" (p. 78). Ahora
eso me parece una explicación fácil.

Una serie de teorías naturalistas favorables que Geiger revisa son aquellas que sugieren que la sensación de presencia es un mecanismo biológico para hacer frente a la soledad en los hijos únicos en forma de "amigos imaginarios", y para los adultos solos bajo amenaza y condiciones temibles. En este punto de vista, la sensación de presencia proporciona un compañero imaginario para aliviar la ansiedad. Uno puede ver cómo esto podría ser funcional y evitar el abandono de la desesperación, pero plantea otra pregunta. Si es biológico -lo que supondría que afectan a la disponibilidad relativa de neurotransmisores y hormonas somáticas- ¿por qué es necesario un componente experiencial o fenomenológico? ¿Por qué no se organizan los mecanismos cerebrales que sólo nos hacen sentir menos amenazados y más optimistas, sin una espeluznante experiencia que nos puede confundir? Me doy cuenta de que este es un argumento más bien genérico relacionado con la conciencia, pero todo parece más bien un cacharro de Rube Goldberg que ha evolucionado para hacer que nos sintamos cómodos en ambientes extremos.

Tal vez la experiencia de compañero no es funcional en absoluto, por sí misma, sino que más bien es una disociación anómala que proporciona evidencia de un conocimiento más profundo, más general, la función en la que su propia funcionalidad, si existe, es parasitaria. Quizás, por ejemplo, la sensación de presencia es simplemente un falso disparo de sensaciones orgánicas normalmente asociadas con compañeros reales.

Después de haber realizado caminatas y escaladas en el Himalaya y los Andes, estoy un poco familiarizado con la experiencia de pasar muchas horas en movimiento. Uno tiene una sensación constante de compañeros por delante y detrás, así como un sentido de dependencia de ellos. Existe el recordatorio constante de la cuerda en la mano hacia abajo que vincula uno al otro. Frank Smythe, por ejemplo, indica específicamente que "parecía que estaba atado a mi 'compañero' por una cuerda" (p. 48). Smyth, aunque estaba solo, si hubiera tenido un compañero, habrían estado atados entre sí. La cuerda es un verdadero salvavidas. Cuando un compañero cae, los otros cavan con crampones y piolets y se toman de las manos para evitar la caída del otro. Por lo tanto, es a la vez una fuerte expectativa de los demás estar constantemente a distancia, manteniendo la tensión adecuada de la cuerda, y estar disponibles para dar asistencia. Uno también se encuentra periódicamente buscando por encima de nuestro hombro para comprobar la presencia de los otros, incluso aunque sabemos y sentimos que están allí sin mirarles. Como se ha señalado, en la gran mayoría de los casos, la presencia está justo fuera del campo visual, a menudo un par de metros atrás. Aunque se describe a la presencia como orientadora y edificante, por lo general es más bien un seguidor que un líder.

El sentido de la presencia de otros es generalizada y continua cuando se está con otras personas, pero rara vez nos damos cuenta de ello porque, después de todo, los otros están realmente presentes y esta es la sensación normal cuando ellos están allí. La sentimos explícitamente cuando existen relaciones intensas y muy precisa cuando se trata de amor, pero principalmente no es sino la tranquilizadora sensación de compañerismo en el fondo. Nuestro sentimiento se corresponde con los recuerdos recientes y con la experiencia sensorial actual. Cuando este sentimiento se desconecta de lo que sabemos de recuerdos recientes y experiencias actuales, sin embargo, es posible que entonces experimentemos la sensación de presencia. Si es así, entonces la experiencia de la presencia corre en paralelo con la "sensación de saber" algo, como una experiencia aparte del conocimiento actual de eso mismo, al estilo de lo que todos hemos experimentado como la sensación de tener algo en la punta de la lengua. En ambos casos, el fondo se convierte en primer plano.

Esto no es para descartar o trivializar ambas experiencias, sino un intento de convertir un misterio en un problema potencialmente solucionable, es decir, ¿cómo se disocia este sentimiento normal de estar con los demás de lo que sabemos de recuerdos y experiencias sensoriales actuales? Esto, a su vez, sugiere la posibilidad de que hay un conjunto de actos cognitivos y neuronales que constituyen el sentimiento de presencia, por encima de las que registran las experiencias sensoriales generadas por la presencia efectiva de los demás. Quizás este sentimiento refleja un modo o contexto psicológico de "estar con otros", trayendo nuestros entes sociales hacia la prominencia y hacia una actuación adecuada y frenando la actuación inapropiada frente a la presencia de los demás. Por último, en situaciones extremas, la necesidad de compañeros activa la sensación de presencia. Esta sería reconfortante sin duda en ambientes extremos e inusuales y, en esa medida, podría ser interpretada como casualmente funcional.

El
Factor del Tercer Hombre es un interesante libro lleno de aventuras, sobre todo de montañismo (la cubierta adecuadamente presenta dos figuras caminando a lo largo de una cresta muy por encima de las nubes). Más del 40 por ciento de todos los casos citados implican experiencias en las montañas. Independientemente de los diferentes títulos, muchos capítulos tienen una sensación de familiaridad. Un capítulo, titulado "El efecto Viuda" es de 37 páginas, pero tiene algo menos de cinco páginas dedicadas a las experiencias de la sensación de presencia de las viudas (y un viudo). El resto de los capítulos se dedica principalmente a más aventuras de alta montaña. Sin embargo, yo confieso que me parece que las historias de escaladas son mucho más apasionantes que las historias acerca del duelo de viudas. Desde mi punto de vista, Geiger ha realizado un servicio valioso reuniendo todos estos relatos en un solo volumen que proporciona una buena fuente de referencia para los ejemplos de la moderna versión del compañero de los fenómenos de sensación de presencia.

Referencias
  • Suedfeld, P. & Mocellin, J. S. P. 1987. “The Sensed Presence in Unusual Environments.” Environment and Psychology, 19, 33–52.
  • Suedfeld, P. & Geiger, J. 2008. “The Sensed Presence as a Coping Resource in Extreme Environments.” En J. H. Ellens (Ed.) Miracles: God, Science, and Psychology in the Paranormal. Vol. 3. Londres: Praeger.
  • Eliot, T. S. Collected Poems: 1909–1962, Notas sobre “The Waste Land — What the Thunder Said.”
  • Op. Cit. Suedfeld & Mocellin.


*Reprinted with permission from the copyright holder the Skeptics Society and Skeptic magazine, www.skeptic.com

Presencias percibidas en contextos extremos, parte 1

La realidad es una alucinación producida por falta de THC (Tetrahidrocannabinol) en la sangre.

Anónimo

Desde eSkeptic
Por James Allan Cheyne
Traducción y resumen: KC



El libro de John Geiger es un compendio de anécdotas acerca de la notablemente común experiencia de sentir la presencia de un compañero para la cual no hay evidencias objetivas. El compañero es rara vez visto, pero se le siente con firmeza y, por tanto, se le refiere a menudo como una "sensación de presencia". La presencia es generalmente considerada como un extraño, pero a veces puede ser un amigo o un mentor, un favorito de la tía, un compañero de aventuras, a veces alguien recién fallecido y, en general, proporcionando apoyo moral, orientación, o protección y, a veces se describe metafóricamente, o literalmente, como un "ángel de la guarda".

Aproximadamente las tres cuartas partes de las presencias acompañantes aparecieron en medio de desgarradoras desventuras de montañistas, exploradores polares, y marineros . Así, el libro de Geiger aborda una versión de la experiencia de la sensación de presencia, la versión que se produce en lo que Peter Suedfeld ha llamado AEI's; ambientes extremos e inusuales (EUE's por sus siglas en inglés, extreme and unusual environments). Las anécdotas informadas por Geiger son casi siempre relatos en primera persona sobre la aparición de presencias misteriosas, a menudo neutrales, a veces amistosas, y rara vez amenazantes, encontradas durante la presencia de la lucha feroz por la supervivencia. De hecho, el subtítulo del libro implica lo que se supone explícitamente que reivindica el libro, es decir, que el compañero es un salva vidas secreto, ya sea divino o de procedencia biológica. Se proporciona poca evidencia, sin embargo, que la experiencia del compañero, aunque reconfortante, sea algo más que una modesta ayuda a la supervivencia, y mucho menos el secreto de la supervivencia.

Cabe señalar también que no hay nada especial sobre el número tres del título. El título podría haber sido con cierta justificación, El Cuarto Hombre, el segundo hombre, o, al menos en un caso, la séptima persona. Una primera versión parece haber sido el hombre extra. Geiger parece haber basado su título en la experiencia de Ernest Shackleton y sus dos compañeros durante su caminata a través de Georgia del Sur, o para ser más precisos, la referencia de TS Eliot sobre el evento, inmortalizado en "La Tierra de residuos", con su famosa pregunta: "¿Quién es el tercero que siempre camina junto a ti?".

Una de las características más sorprendentes de la experiencia de la compañía son sus propiedades elementales y minimalistas y la consistencia de éstas sobre las personas y circunstancias. Toda la información relevante acerca de todos y cada uno de los encuentros en el texto podría ser probablemente descrita entre 10 y 20 páginas escritas, y se resume de forma exhaustiva en una. La mayor parte de los aproximadamente 250 páginas de texto consta de antecedentes y el contexto de fijación de los acontecimientos que condujeron a la experiencia propia. Las experiencias mismas se convierten en muy familiares y repetitivas, aunque interesantes variantes surgen de vez en cuando. Aunque la descripción de los acontecimientos que condujeron a las experiencias es a veces un tanto largas, hay que decir que son, en general, relatos interesantes, y, en general, en su mayoría proporcionan la información y el contexto relevantes para las experiencias del compañero.

A pesar de que se hace referencia a las experiencias de monjes y santos, cuentos bíblicos, y la noción cristiana de ángeles de la guarda, la mayoría de las anécdotas son modernas, que abarcan un poco más de 100 años. Geiger también proporciona, hacia el final del libro, breves reseñas de diversas teorías psicológicas y de neurociencia sobre la experiencia de presencias. Geiger destaca las características críticas de la experiencia, así como sus condiciones precipitantes que van de la mano. Con respecto a esto último, menciona los sospechosos habituales: la monotonía, la oscuridad, los paisajes áridos, el aislamiento, el frío, el perjuicio, la deshidratación, el hambre, la fatiga, y el miedo, todas con frecuencia extremas, persistentes, y en combinación y, en el caso de los alpinistas , agravado por la falta de niveles adecuados de oxígeno. El recuento incluye también a menudo la muerte y lesiones de los compañeros reales. La gran mayoría de las anécdotas vienen de las experiencias de alpinistas y escaladores, porque probablemente tienen la mayor proporción de problemas verdaderamente terribles y están a menudo expuestos a casi todas las condiciones para precipitar las experiencias del compañero.

La naturaleza viva y excitante de las experiencias de compañero, a pesar de su simplicidad elemental, probablemente no puede ser exagerada. Estas experiencias son casi siempre descritas como totalmente convincentes, demasiado vívidas y reales para ser una mera alucinación, lo que normalmente implicaría que tiene una explicación natural. Las alucinaciones, sin embargo, no constituyen la única, o incluso más apropiada, explicación natural disponible. Estrictamente hablando, la sensación de presencia no se ajusta a la definición de una alucinación en absoluto, porque, por definición, las alucinaciones implican experiencias sensoriales. Por el contrario, la sensación de la presencia del compañero invisible es un engaño, es decir, una fuerte sensación de que algo es real aun con falta de pruebas. Las alucinaciones a veces pueden estar acompañadas por delirios. Puede haber sonidos, voces y visiones, incluso el contacto físico, aunque todos ellos son relativamente raros. Ninguno es intrínseco a la propia sensación de presencia, que, por definición, carece de la experiencia sensorial. Como lo estableció William Laird McKinley sobre sus experiencias en el Ártico, no hay "nada de los sentidos en ella en absoluto, sólo una toma de conciencia" (p. 53). Sin embargo, el mismo autor puede decir de esta insensible presencia que "me llenó de exultación, un sentimiento más allá de toda la tierra" generando una sensación de la "absoluta certeza de la existencia de Dios" (p. 54). Sin embargo, aunque la presencia no es necesariamente es sobrenatural, a menudo existe una doble conciencia asociada a la presencia en la que una realidad dura es al mismo tiempo consciente de que la presencia no es real en el sentido normal del término, pero absolutamente convincente; tan convincente y persistente, que se puede ofrecer alimentos a la presencia en forma casual y automática.

Geiger toma nota de que las alucinaciones, aunque no suelen ser parte de la propia experiencia de presencia, a veces acompañan a la sensación de presencia. Tienden a ser vagas y nebulosas apariciones o voces de mando. Rob Taylor, lesionado durante su ascensión de la Pared Breach del Kilimanjaro, informó que había visto una figura y haber podido "describir su forma, pero nunca pudo distinguir las características exactas." La forma era tipo humana, sin la ropa de un escalador, pero más bien "como una bailarina en un Leotardo" (p. 178). Charles Lindbergh encontró múltiples presencias en su famoso vuelo transatlántico. Describió "formas vagamente esbozadas, transparentes, en movimiento" en la cabina. Sin embargo, pese a su capacidad para describir la presencia, aunque mínimamente, en realidad parece haber sido fuera de la vista, como él también dice: "sin voltear mi cabeza, le puedo ver tan claramente como si estuviese en mi campo de visión normal" (p . 85). Él también escribió que en la presencia había "voces que hablan con autoridad y claridad." Sin embargo, admitió que "no puedo recordar una sola palabra que dijo" (p. 87).

Casi siempre, existe una vaga sensación de que la presencia está allí para ayudar en forma alguna o sin especificar, en el caso de incapacidad temporal de los marineros, como el navegante solitario Joshua Slocum, simplemente confiaba en manejar su oficio. O puede ser simplemente una sensación de que se tomó la decisión de navegación bajo el consejo implícito de la presencia. Más a menudo, los compañeros ofrecen palabras de asesoramiento, que suelen ser muy inespecíficas, o proporcionan información y asesoramiento de la especie de que la persona que ya conoce y cree... o la esperanza. El consejo suele ser: "no te duermas", "Manténte en movimiento", y "lo vas a lograr". Es decir, el común asesoramiento sensato que es más tranquilizador que informativo. Sin embargo, esta sensación de tranquilidad es a menudo acreditada por las personas para su supervivencia. Este sentimiento es esencialmente la base de la afirmación de que la presencia es el secreto de la supervivencia en condiciones extremas. Como Geiger reconoce, sin embargo, es evidente que hay un acceso limitado a los casos negativos, la historia de la presencia de los no sobrevivientes en sus diarios recuperados son, evidentemente, poco frecuentes, aunque estos casos existen. Tal vez tanto los supervivientes como los no supervivientes recibieron el apoyo y el aliento de su presencia. Alternativamente, tal vez los compañeros de los no sobrevivientes dieron malos consejos. Además, no tenemos información acerca de cómo muchos sobrevivientes no experimentaron nunca la sensación de presencia acompañante. Tenemos esencialmente una pata de la mesa de cuatro, que serian necesarias para tener la conclusión funcional.

Continúa aquí...


*Reprinted with permission from the copyright holder the Skeptics Society and Skeptic magazine, www.skeptic.com

jueves, 23 de abril de 2009

Imágenes desde satélite revelan el efecto del sismo de L'Aquila

El avión es solamente una maquina, pero qué invento tan maravilloso, qué magnífico instrumento de análisis: nos descubre la verdadera faz de la Tierra.

Antoine de Saint-Exupery

Desde Physics World
Por Michael Banks
Traducción: KC


Los investigadores han publicado las primeras imágenes de satélite que muestran el efecto del terremoto que sacudió L'Aquila, en el centro de Italia a principios de este mes.

Alcanzando una intensidad de 6.3 en la escala de Richter, el terremoto mató a más de 290 personas con un epicentro a pocos kilómetros del Laboratorio Nacional Gran Sasso situado entre L'Aquila y Teramo, que es mejor conocido por el estudio de las propiedades de los neutrinos y la búsqueda de materia oscura .

Los científicos en el Instituto per il Rilevamento Elettromagnetico dell 'Ambiente en Nápoles ya han iniciado el análisis de datos tomados desde el Satélite Ambiental (Enivsat) operado por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Lanzado en 2001, el Enivsat lleva consigo diez instrumentos de observación de la Tierra, que pueden medir, por ejemplo, la temperatura de la superficie marina y la cantidad de luz solar transmitida, reflejada y dispersada por la atmósfera de la Tierra.

El radar de a bordo del Enivsat puede detectar cambios en la superficie de la Tierra con precisión milimétrica. Datos justo después del terremoto del 6 de abril y frente a una imagen de unos pocos meses antes de muestran un conjunto de nueve franjas originadas a pocos kilómetros de L'Aquila.

Cada franja en este "interferograma" representa un movimiento del suelo de 2.8 cm, es decir, que el suelo se movió 25 cm en el centro del terremoto a pocos kilómetros de L'Aquila.

Los resultados de Envisat también han sido confirmados por la circulación de cinco receptores de GPS en toda el área afectada, que fueron trasladados como consecuencia del terremoto.

La ESA también está haciendo que los datos del satélite tomados en la región de L'Aquila estén disponibles gratuitamente para el análisis de los científicos, los cuales puede descargarse aquí.
.

miércoles, 22 de abril de 2009

Las patinadas de Edgar Mitchell

El sabio es quien quiere asomar su cabeza al cielo; y el loco es quien quiere meter el cielo en su cabeza.

Gilbert Keith Chesterton


Una idea que tenía cuando era niño era que los astronautas eran personas muy preparadas. Luego de leer lo que ha declarado Mitchell (de 78 años de edad actualmente) ya no estoy tan seguro de ello. En ese entonces, los astronautas, en su mayoría, eran pilotos de pruebas y de aviones de combate, chicos provenientes de granjas que hablaban con un marcado acento rural, pero, como afirma el propio Mitchell, que surcó el espacio en el Apolo XIV, aunque todos fueron a la Luna como ciudadanos estadounidenses, regresaron como ciudadanos interplanetarios.

Y eso les daba una aureola de casi santos.

El lado oscuro es que no eran personas preparadas para soportar la depresión post-espacial. Eso digo yo. Lo que es cierto es que eran casi autómatas, no estaban preparadops para analizar lo que veían o percibían; en pocas palabras no tenían las bases para un pensamiento crítico. Su perfil era el de casi-autómatas que debían obedecer órdenes y pilotar naves con habilidad suficiente.

Recientemente Mitchell declaró que los 'alien' existen y que el Gobierno de EEUU tiene ocultos OVNIS. Entre otras patinadas tamaño familiar está esta declaración, digna de todo un creyente:

"No estamos solos. Nuestro destino, en mi opinión, es terminar formando parte de una comunidad planetaria... Tenemos que estar dispuestas a ir más allá de nuestro planeta y más allá de nuestro sistema solar para averiguar que es lo que está ocurriendo realmente allí fuera".


Cuando otros creyentes (ciegos en su mayoría) del tema OVNI han leído lo anterior se han aprestado a clamar "Vean, lo que dice un astronauta sobre la ocultación que hace la NASA". O bien se preguntan "¿Por qué ocultan la verdad?"

Resulta curioso cómo pueden llegar a pensar que "se oculta la verdad", cuando la verdad es tan relativa como la posición de un grano de arena. Acaso no sería mejor preguntarse ¿Cuales son los hechos?

El problema con la verdad es que depende de dónde escojamos el inicio de la cadena de argumentos para referir la diferencia entre lo verdadero y lo falso. En cambio si nuestras afirmaciones se basan en hechos comprobables, entonces la duda se reduce.

Examinemos un poco esta cuestión; Edgar Mitchell ha afirmado cosas como las siguientes:

  • Los extraterrestres son seres pequeños "que nos miraban de forma extraña".
  • El ser humano ha sido visitado por aliens en los últimos 60 años.
  • Estos contactos (con aliens) han sido ocultados por la NASA.

Que bueno que lo afirma, digo yo. Sería mejor aún si mostrase una evidencia que cualquier persona pudiese constatar. Mientras sólo sean sus palabras, puede que sus afirmaciones se basen en hechos pero puede que se basen en sólo buenos deseos y un resentimiento hacia la NASA. Además, recordemos que Mitchell y otros astronautas de la época no eran personas con un pensamiento crítico bien desarrollado. En pocas palabras, eran gente que no podía discernir muy bien sus observaciones y que quizás su fe en "algo más" hiciese de sus conclusiones algo fuera de la realidad.

Claro, si Mitchell hubiese conseguido un pedacito de moco de alien, otra ave cantaría. Pero no lo ha hecho, o por lo menos no lo ha dicho así. Qué diferente sería si Mitchell dijera algo así como: "Aquí muestro un artefacto de hechura extraterrestre" o bien "pude recolectar la excreta de uno de esos pequeños seres que se parecen a los de las películas de Steven Spielberg". Pero nada de eso. Simplemente afirma lo que cualquier muchacho granjero diría al ver una estrella fugaz, o un fuego de San Telmo, o una centella. Sus doctorados no le han servido de mucho.

Por ello, a lo que se llama "verdad" en este caso puede ser algo muy relativo. Es como afirmar "dios existe". Quizás sea verdad si la afirmación se refiere a la existencia de ese fenómeno de fe (individual y colectiva). Pero quizás no lo sea tanto si partimos del hecho de que es prácticamente imposible demostrar la existencia de dios si no se tiene fe. Por lo tanto esa "verdad" depende de si se tiene fe o no en su existencia.

Lo mismo con esto de los aliens. Mientras no haya evidencia clara y objetiva de vida extraterrestre seguiremos como los campesinos de la edad media... en la total ignorancia..

Porque el hecho de que Mitchell sea un astronauta, no le exime de ser objetivo y mostrar algunas evidencias de sus afirmaciones. Y claro, no es que lancemos desde Ahuramazdah argumentos ad hominem para desvirtuar su dicho. Se dice que aunque es originario de Hereford, Texas, se crió en Roswell, Nuevo Mexico, por lo que es difícil dejar de asociar su inclinación por esta suerte de creencias a un regionalismo mal entendido, más que por una situación de objetividad.

Más sobre esta nota en Misterios al Descubierto.
.

jueves, 16 de abril de 2009

El trabajo, el placer y el escepticismo no están reñidos.

El mejor placer en la vida es hacer lo que la gente te dice que no puedes hacer.

Walter Bagehot


Esta entrada tiene como tema el trabajo, el placer de realizarlo y el enfoque escéptico. No habría otra razón de hacer la entrada más que la ocasión que se presenta cuando las tres cosas se juntan. Un tema subyacente es el concepto de ilusión, pero no es el principal, como se verá más adelante.

Y bueno, hay gente que adora y gente que detesta su trabajo, cuando en realidad el trabajo es tan bueno, que hasta te pagan por hacerlo. Y luego te dicen que no es posible disfrutar del trabajo, que no es posible sentir un placer supremo (bueno quizás no tan supremo) al realizarlo.

Lo siento. Hoy no puedo estar de acuerdo con esas hipótesis. Hoy clamo a los tres ejes cartesianos (los prefiero a los 4 vientos) que es posible trabajar, disfrutar y ejercer el escepticismo, todo al mismo tiempo.

El XXI Congreso de ADIAT

ADIAT, la Asociación Mexicana de Directivos de la Investigación Aplicada y el Desarrollo Tecnológico, A. C. a la que pertenece la institución para la que trabajo, realizó su congreso anual en Cancún, Quintana Roo (México). El lugar es lo más cercano al paraíso que pudo haber existido (dudo que haya sido algo diferente o mejor que este lugar). El trabajo, que consistió en promover las líneas de negocio de mi instituto durante el evento, me trajo a esta situación. Cierto es que no estoy en la playa (aunque desde aquí la veo), pero esto no sería el paraíso que es sin la mano de los humanos.

En los tiempos en que este desarrollo turístico mexicano aun no iniciaba, el sitio no era más que una laguna con una estrecha franja de tierra firme que la separaba del mar. Había vegetación incipiente y algunas palmeras. A unos 35 años de ese inicio, el paraíso lo es gracias a que hay hoteles de lujo, que cuidan el ambiente, siembran nuevas plantas, cuidan el césped (en los múltiples campos de golf que hay), reponen la blanquérrima arena que en años pasados fue arrancada de sus playas por los huracanes, limpian calles y dan trabajo a miles de lugareños. Los colores del mar y de los amaneceres es otra cosa, que tiene que ver con el contraste del azul marino contra el blanco fondo arenoso y de las infinitas combinaciones de nubes, bruma y contaminantes en el aire.

Así que mi placer personal es poder observar estos matices y formas en despliegue frente a las instalaciones del Hotel Hilton, donde estoy trabajando por el momento. Y disfruto de un placer más, pues además de hacer esta labor de promoción, he editado la entrada semanal del blog institucional y estoy editando esta entrada personal, cosa que, me habían dicho, no iba a ser posible hacer. Y hoy es la cena de gala por la clausura de este Congreso.

La pregunta.

Como el tema de este XXI Congreso de ADIAT ha sido "Capital Humano para la Innovación y la Competitividad", los diversos ponentes y panelistas han lanzado una pregunta que bien valdría plantearla aquí:

¿Que acciones inmediatas detonarían el potencial del capital humano para la innovación en México?

Los foristas intentarán responderla desde sus perspectivas particulares (son cerca de 300, ver foto abajo) y sus respuestas serán agrupadas en unas 30 categorías, para reunir a los que tienen respuestas similares (en grupos de aproximadamente 10 personas), para que juntos elaboren una respuesta en consenso.


Yo no participé en el foro, pues mi trabajo, como dije, estaba orientado hacia otra dirección. Sin embargo desde este espacio intentaré responder la pregunta, no sin antes analizarla un poco, pues a veces las preguntas parten de un supuesto que no necesariamente es verdadero o real.

Innovación, palabra clave para los tiempos modernos, en el mundo de la tecnología. Si un producto no tiene o contiene una tecnología innovadora (no necesariamente tecnología de fierros, cacharros y modos de funcionamiento, también tecnología de mercadeo, de promoción, de educación, etc.) es probable que no tenga tanto éxito como el que sí la tenga, pero no siempre es así. ¿Es posible innovar? ¿En qué consiste innovar? Innovar consiste en aportar algo nuevo y aún desconocido en un determinado contexto. Más concretamente, y según el Diccionario de la Real Academia Española, innovar radica en introducir modificaciones adecuadas a la moda entendiendo por moda el uso, modo y costumbre en boga. Añadimos el sentido de utilidad de la innovación, porque puede haber cosas distintas y novedosas pero inútiles y desencantadas.

Pero hay de innovación a innovación. Uno puede hacer cosas útiles y nuevas, cuya aplicación sea muy restringida, pero habrá otras innovaciones que tengan un alcance mundial. El asunto es complejo, pero las grandes innovaciones por lo regular parten de las ideas de gente que ha sido tenaz en la innovación pequeña, gente acostumbrada al reto de hacer cosas nuevas y útiles con alcances graduales. El mejor caso que se me ocurre es el de Steve Jobs, con Apple, Macintosh e Ipod. Apple era una marca de buenas computadoras por allá por el inicio de la década de 1980, con la innovación del sistema operativo basado en disco, pero no tuvo mucho éxito y solo pocos se enteraron de su modesto uso. Macintosh fue una computadora más avanzada que introdujo con éxito la interfaz gráfica, y aunque era una bella y poderosa pero sencilla máquina, sin embargo era cara y hasta un tanto elitista. Ipods hay hasta en los mercados municipales.

Capital Humano. Es el valor representado por la gente que trabaja, que piensa y que puede innovar. Se le llama capital porque es capaz de producir, porque es valioso y porque se le puede hacer crecer en valor. Ahora bien, la pregunta hace el supuesto de que en la actualidad el capital humano en México espera algo para detonar la innovación. No pienso que ese sea el escenario real. Yo pienso que en realidad se hace mucha innovación en México, pero es una innovación sin visión, que no reporta utilidad y desagradada casi en su totalidad. Es por ello que los indicadores de patentes y marcas en México nomás no se parece a los de otros países. ¿Que falta entonces?

Lo he dicho en otras veces y lo repito ahora. Hay que dejar de confiar en que alguien vendrá a salvarnos, y debemos hacer las cosas nosotros. Hasta hoy nos ha salvado PEMEX, notablemente. Aunque es una de las empresas más corruptas del mundo. Sin embargo, si no fuese por los ingresos de la exportación petrolera estaríamos al nivel de los países más pobres de África.

Así que para no confiarnos lo que sugeriría es que en nuestro ámbito de influencia, los mexicanos apliquemos un poco de escepticismo, dudemos de la idea mesiánica, y hagamos las cosas nosotros, sin confiarnos a que los gringos (con San Barack Obama al frente) o los japoneses o más recientemente los chinos nos van a salvar. El sentirnos un poco solos nos hará acudir al ingenio del cual no tengo dudas que tenemos. Ingenio que nos ayudaría a resolver nuestros propios problemas, innovando en nuestros procesos de vida, de producción y de independencia tecnológica.

Y no se trata de atrapar al sol con las manos, se trata de mostrar que sí se puede, al menos desde ciertas ópticas:


Y si esto es posible, también es posible trabajar, disfrutar y cuestionar al mismo tiempo.

P.D. Prometo compartir con la amable concurrencia las propuestas y respuestas del Congreso, para compararlas con la de la casa, apenas se publiquen.
.

jueves, 9 de abril de 2009

Los niños no son índigos, son de color piel

No todo en la vida es de un color o de otro. Miren sino el arco iris.


Paulo Coelho


¿Acaso es tan difícil de ver? No hay niños color índigo, sólo hay niños del color de su piel. Y con esto quiero decir que esto de catalogar a los niños como índigo (supuestamente por el color de su vida, lo que eso sea), no es nada útil para nadie, y sí provoca una expectativa falsa sobre ideas que están muy lejos de la realidad.

¿Que es un niño índigo?

Hace unos años escuché por primera vez esto de los niños índigos. Investigué un poco y descubrí que esta clasificación tiene que ver con lo que una persona de nombre Nancy AnnTappe afirma percibir alrededor de las personas. Ella misma describe esta percepción como una forma de sinestesia (lo que en su acepción sicológica significa "Imagen o sensación subjetiva, propia de un sentido, determinada por otra sensación que afecta a un sentido diferente", según la RAE), que le permite ver colores cuando conoce una persona. Según ella, por allá por la década de 1960, comenzó a percibir colores en las personas, detectando en algunos niños una coloración tendiente al azul (o índigo), color nuevo para su "experiencia colorida", y que además presentaban algunas características raras para aquél entonces.

Tappe afirma que fue la primera persona que identificó esta coloración como un cambio evolutivo en la humanidad. Afirma también que actualmente hay dos presidentes que tienen esa característica de "color de vida": Barack Obama y Rafael Correa (de Ecuador). Algunos de sus seguidores, notablemente Lee Carroll y Jan Tober, abundaron sobre el tema, hasta hacerlo harto popular, especialmente entre la gente que sigue el movimiento denominado de la "Nueva Era". Ellos definen al niño índigo así:

Es un niño que muestra una nueva y poco usual serie de atributos sicológicos con un patrón de comportamiento no documentado antes. Este patrón de comportamiento tiene factores comunes únicos que sugieren a quienes interactúan con los niños (los padres en particular) que deben cambiar la forma de tratarlos y de criarlos para poder lograr un equilibrio adecuado. Ignorar estos nuevos patrones de comportamiento es crear un desequilibrio potencial y una gran frustración en la mente de estas preciosas nuevas vidas.

La primera crítica es que ellos dicen que los atributos sicológicos de estos niños son poco usuales. Como comentaré más adelante, pueden ser poco usuales de acuerdo a ciertos cánones, pero no lo serían tanto si suponemos otras causas más comunes como "disparadoras" de ese comportamiento. Pero ¿qué características tienen? Si no se es la Sra Tappe (o alguno de sus enriquecidos seguidores) y no se tiene esa cromatográfica sinestesia ¿cómo identificar que un niño es o fue índigo?

Yo me hubiese imaginado algo así como una especie de ondas alfa del cerebro o un campo electromagnético identificable mediante instrumentos. Pero no es nada de eso, nada que pueda medirse o comprobarse en forma independiente. Es la visión de esta mujer y de los seguidores de su método, lo que hace que la clasificación se realice. Y algo más para los no sinestésicos como su seguro servidor, consistente en una serie de características observables, que listo a continuación (tomado del libro "Niños Indigo" de Lee Carroll y Jan Tober):

  1. Ellos vienen a este mundo con un sentimiento de realeza (y frecuentemente se comportan como tales).
  2. Ellos tienen la sensación de "merecer estar aquí" y se sorprenden cuando otros no comparten esa misma sensación.
  3. La autoestima no es para los Niños Índigo un gran tema de preocupación (ellos con frecuencia les dicen a sus padres "quienes son ellos" - los niños).
  4. Ellos tienen dificultad en aceptar una autoridad absoluta (autoridad sin ninguna explicación o sin más alternativas).
  5. Ellos simplemente no harán ciertas cosas; por ejemplo: esperar en una fila es muy difícil para ellos.
  6. Se frustran con sistemas que son como rituales y que no requieren de pensamientos creativos.
  7. Con frecuencia ellos tienen mejores formas de hacer las cosas, tanto en la casa como en la escuela, lo que los hace ser como rebeldes, inconformes con cualquier sistema.
  8. Parecen muy antisociales a menos que se encuentren entre niños de su misma clase. Si no hay otros con el mismo nivel de consciencia, a menudo se tornan retraídos, sintiendo que ningún ser humano los entiende. La escuela es para ellos un sitio donde les es muy difícil socializar.
  9. Ellos no responderán a la disciplina de "culpa" ("espera que tu padre llegue a casa y se entere de lo que has hecho").
  10. Ellos sienten timidez en expresarle a usted lo que necesitan.
Pues estas descripciones me parecen a las características de los signos del zodiaco. Como que cualquiera puede entrar en el aro. Pero quizás no cualquiera. Si leemos con detenimiento estas características y las analizamos podremos entender que quizá algo más prosaico y mundano se encuentra detrás de este concepto que representa una supuesta evolución espiritual.

Empecemos con la primera: Ellos vienen a este mundo con un sentimiento de realeza (y frecuentemente se comportan como tales). Esto no tiene nada de especial. Todos los bebés recién nacidos manifiestan ese comportamiento. Ningún niño recién nacido pedirá las cosas por favor o expresará de manera educada que desea que le satisfagan sus necesidades (por razones obvias). Simplemente expresará un chillido que los padres deberán aprender a identificar de acuerdo con su origen: dolor, hambre, sueño, incomodidad, etc.

Cuando los bebés crecen deben aprender a expresar sus necesidades con el lenguaje aprendido, pronunciando palabras al estilo de "leche", "agua", "duele", "duerme", "pica", etc. Más entrados en edad, se esperaría que los niños expresen sus requerimientos de manera educada, al estilo de "¿me das leche, por favor?". Si no lo hacen así, digamos, a los seis años de edad, quizás sea porque son índigos, pero quizás sea porque no se les ha educado bien. Si los padres han acostumbrado al crío a satisfacer sus necesidades sin que éste se los solicite de manera educada, así crecerá, ordenando como un pequeño tirano, para que le den sus satisfactores. Así que esta característica podría ser de índigo o de maleducado.

La segunda: Ellos tienen la sensación de "merecer estar aquí" y se sorprenden cuando otros no comparten esa misma sensación. Esto es demasiado complejo. Es decir, me cuesta trabajo imaginarme a un niño que NO se sienta así. Una vez más, cuando el bebé recién nacido llora, es porque está reafirmando su presencia, su necesidad de atención. Si el bebé sintiera que "no merece" estar aquí, no lloraría, no expresaría nada y simplemente se dejaría morir. Este comportamiento de supervivencia es instintivo, TODOS los seres vivos nos aferramos a la vida de manera natural y con eso afirmamos nuestro deseo y voluntad de "merecer estar aquí". Quizá no decimos explícitamente "merezco estar aquí", pero lo expresamos cuando valoramos nuestra vida por sobre nuestra muerte.

La tercera: La autoestima no es para los Niños Índigo un gran tema de preocupación (ellos con frecuencia les dicen a sus padres "quienes son ellos" - los niños). Y es que otra vez, la autoestima es un concepto bastante complejo que no es motivo de preocupación para un niño recién nacido, ni siquiera cuando crece un poco más. Los mayores solemos preocuparnos por la autoestima de los niños primero que ellos. Un niño que comienza a tener problemas con su autoestima, NO identificará que TIENE problemas de autoestima.

Un niño puede ser bastante competitivo, si ha crecido en un ambiente con hermanos que luchan por obtener los favores y satisfactores de sus padres. Pero también puede volverse retraído si es que con ese comportamiento genera lástima en los mayores, como para que se le atienda por sobre los demás que compiten. Si se trata del primer hijo de un matrimonio quizá no desarrolle este comportamiento competitivo desde pequeño, como consecuencia del trato con sus padres, pero a medida que el ambiente se puebla de otros niños (hermanos, primos, compañeros de juego o de escuela) entonces quizás se manifieste. Así que la autoestima no sería preocupación de ningún niño pequeño pues es un concepto que más bien preocupa a adultos.

La cuarta representa todo un reto: Ellos tienen dificultad en aceptar una autoridad absoluta (autoridad sin ninguna explicación o sin más alternativas). Imaginemos el siguiente escenario: Un niño de unos 6 meses de edad se enferma y es necesario inyectarlo. Por supuesto que protestará y se rebelará a la "autoridad absoluta" que implica tenerlo quieto un momento para que el médico o enfermera le aplique la inyección. Y entonces ¿cómo le explica uno a ese niño que es necesario que le inyecten para que se alivie? Es decir, uno puede hacerlo, pero dudo mucho que el infante siquiera comprenda, a esa edad, el concepto de enfermedad.

Ahora bien ¿cómo enseñarle conceptos a un niño sin hacer uso de la autoridad? Imaginemos que a los dos años de edad se le enseña al niño el concepto de "electricidad". Alguien podría preguntar ¿Por qué enseñarle ese concepto? Simple, porque a esa edad son demasiado curiosos y resulta bastante prudente prevenir que introduzcan objetos metálicos en las tomas de corriente. Así que cuando uno le dice al niño "no metas ese objeto allí porque hay electricidad", uno tiene dos alternativas, o hacer uso del principio de autoridad paterna (o materna) o bien darle una descarga eléctrica para que aprenda el concepto por propia experiencia.

Incluso podemos ir a más profundidad; no hay nada más autoritario y arbitrario que un idioma. Sería imposible enseñar un idioma a cualquier niño si éste cuestionara a cada momento ¿por qué llamarle leche a ese líquido blanco que me han dado desde que nací? Así que es probable que los autores de este libro jamás se preguntaran si es bueno tener una autoridad "absoluta" como padre al enseñar un idioma (el natal) a un niño. O quizás lo sepan pero de manera taimada lo eviten para vender su libro. Incluso en aspectos de alimentación, los padres inician la transición de sólo leche hacia vegetales, carne y harinas sin preguntarle al niño si eso es lo que quiere.

Porque detrás del concepto de autoridad paterna (o materna), está el concepto de responsabilidad. Esta autoridad tiene su fundamento principal en la responsabilidad. Y la responsabilidad de la vida (completa) de los niños recae totalmente en los padres. Cierto, no todos los padres la tomamos como algo tan serio o absorbente, y esa quizá sea una causa de que los niños de ahora cuestionen esa autoridad. Los mismos medios masivos de comunicación fomentan de manera irresponsable el traslado de esa responsabilidad hacia modos menos efectivos (sobre esta muy personal opinión, prometo escribir una entrada en breve). Espero que baste un ejemplo sobre esto de la responsabilidad. Si a un crío de 3 años le permiten que tome la responsabilidad total de su alimentación, lo más probable es que escogería los helados, los dulces, las frituras y otros alimentos repletos de carbohidratos, y los combinaría con agua gaseosa endulzada. Evitaría el pescado y las frutas, y casi ni miraría a las verduras. Si le permiten a un niño de 6 años tomar la responsabilidad de su educación, escogería el CartoonNetwork, el Disney Channel, y otros similares, en lugar de ir a la escuela o leer libros.

Por supuesto, si los padres hemos tomado a la ligera esa responsabilidad, un resultado casi obvio es que los críos cuestionen nuestra autoridad. Y no necesariamente como resultado de su "indiguez".

La quinta: Ellos simplemente no harán ciertas cosas; por ejemplo: esperar en una fila es muy difícil para ellos. ¿Por qué pensar que los niños están limitados como para NO hacer ciertas cosas? Se entiende que la paciencia NO es una característica infantil, y más bien los niños sanos son inquietos y difícilmente estarán tranquilos en una fila. Así que eso no tiene nada que ver con ser índigos, sino más bien con el aprendizaje del dominio de emociones, proceso por el que todos pasamos para llegar a la etapa adulta con madurez. Si un muchacho de 14 años no puede estar en una fila, no pienso que sea por ser índigo, sino por ser inmaduro. Respecto a otras "ciertas cosas" el propio libro aclara que "El aburrimiento puede traer arrogancia en los Índigo, así que no dejen que se aburran". Por lo tanto esas ciertas cosas serían las que, a juicio del niño, son aburridas. Pero seamos sinceros ¿Quien chingaos considera divertido estar formado en una fila?

La sexta: Se frustran con sistemas que son como rituales y que no requieren de pensamientos creativos. Esto le pasa a la mitad de la población, pero el ser creativo no necesariamente hace de un niño especial o espiritualmente evolucionado. Y por otro lado, algunos aspectos de la vida serán una especie de ritual. Y como adultos deberemos seguirlos al pie de la letra. Aprender a seguir instrucciones o apegarse a una serie de pasos o requisitos es síntoma de madurez.

La séptima: Con frecuencia ellos tienen mejores formas de hacer las cosas, tanto en la casa como en la escuela, lo que los hace ser como rebeldes, inconformes con cualquier sistema. La pregunta es ¿con qué tanta frecuencia? He conocido muchos niños que se rebelan sólo como postura, y no como una forma propositiva. Habría que diferenciar si la inconformidad es resultado de una falta de adaptación o porque en realidad hay propuestas novedosas y efectivas. Pero esta característica podría darse en cualquier ser humano y no por eso hacerle índigo.

La octava: Parecen muy antisociales a menos que se encuentren entre niños de su misma clase. Si no hay otros con el mismo nivel de consciencia, a menudo se tornan retraídos, sintiendo que ningún ser humano los entiende. La escuela es para ellos un sitio donde les es muy difícil socializar. Hay también niños antisociales que lo son como resultado de un proceso de tensiones familiares. He sabido de casos de chicos que golpean sin piedad a quienes ellos consideran diferentes. Dudo mucho que esto les convierta en seres espiritualmente evolucionados. Una vez más, al observar el comportamiento antisocial de un chico o chica uno debiera preguntarse si el origen se encuentra en una problemática familiar. Hogares donde la responsabilidad sobre la formación y educación de los hijos es tomada a la ligera, con probabilidades altas darán como resultados chicos y chicas antisociales.

La novena: Ellos no responderán a la disciplina de "culpa" ("espera que tu padre llegue a casa y se entere de lo que has hecho"). Bueno, aquí hay un truco de prestidigitación literaria. El ejemplo utilizado no acude al sentimiento de culpa en el chico o chica. Acude más bien a un control defectuoso de la responsabilidad de la madre del chico o chica (traducción: yo no puedo o no me atrevo a reprenderte por lo que hiciste así que tu padre lo hará y será bastante malo). Ese es un modo de mal educar a los críos, no enfrentando la situación directamente y no utilizando la autoridad que debería tener, debido a su responsabilidad (pero claro si no la tiene o la evade, alguien está haciendo mal su trabajo). Esto no es un síntoma de evolución espiritual, es un defecto en el modo de educar.

La décima: Ellos sienten timidez en expresarle a usted lo que necesitan. Esto contradice la primera, la segunda y la tercera. Si se comportan como de la realeza, si reafirman su merecimiento de "estar aquí" y si le recuerdan a sus padres quienes son ellos ¿cómo es que son tímidos en decir lo que necesitan? Aquí se descubre una trampa típica de los horóscopos: son tan generales y contradictorios que cualquiera se siente aludido cuando lee el que le corresponde (aunque sea el mismo para todos; ver la entrada El mejor horóscopo que me han hecho). Pero vayamos más allá. ¿Cuántas personas, incluso adultas, son capaces de decir exactamente lo que necesitan? ¿Cuántos de nosotros tenemos problemas por identificar la diferencia entre lo que queremos y lo que realmente necesitamos? Así que esta característica no sólo es contradictoria sino tan general que encuadra al 95% de la población. Al menos en determinado momento de su vida.

Las falsas expectativas.

Hasta aquí vamos mal, pero no tan mal. Tenemos a una mujer que dice ver colores en la gente y un par de astrólogos... ejem... digo... sicólogos, haciendo una lista de características que obedecen más a las deficiencias en el modo en el que los padres educan, y tan general que cualquier niño encajaría... y esto es lo más importante: Tan general que cualquier padre desearía comprar su libro. Bueno, no cualquiera, pero sí un número grande (como grande es la cuenta bancaria de ambos, a estas alturas).

Lo más malo es que en su libro incluyen textos de dudosa autoría, como el que se menciona en el capítulo 6, y del cual os brindo dos párrafos (aclarando que es de autor desconocido, ¡vaya manera de eludir la responsabilidad!):

Ha llegado el tiempo del Gran Despertar. Ustedes que han elegido elevar sus ojos de la oscuridad hacia la luz, son bendecidos al presenciar el acontecimiento de un nuevo día en el planeta Tierra. Porque su corazón ha ansiado ver la paz real donde reinaba la guerra, mostrar misericordia donde dominaba la crueldad y conocer el amor en donde el temor congeló los corazones, son privilegiados para su mundo.
. . .
Sigan adelante y vivan la vida del alma radiante que son. Glorifiquen al Creador en cada una de sus obras. Ustedes son importantes, son necesarios y son valiosos. No permitan que el oscuro manto del temor esconda la luz de su visión. Ustedes no han nacido para fracasar. Están destinados a tener éxito. La esperanza del mundo ha sido sembrada en su pecho, y tienen asegurado el éxito porque representan al Uno que los Creó.

Aquí es donde se siembran las expectativas sobre la base de creencias religiosas e ideología pletórica de flores y amor al prójimo. No es que esté mal amar o las flores, lo que está mal es pretender que estos niños añiles han recibido del Uno, la tarea de enmendar este mundo, sin hacer nada para lograrlo. Más parece la historia de Harry Potter, el adolescente que de pronto se da cuenta que tiene poderes mágicos, por obra y gracia de la herencia mágica.


En especial, lo que sorprende es que todo nace de la visión de la Sra. Tappe, que puede ser debida a cualquier cosa, pero que con mucha probabilidad provenga de sus deseos, de sus anhelos y de la posibilidad de que a través de la creencia en sus palabras la gente pudiese cambiar, para bien. El problema es querer lograrlo con la mezcla de conceptos espirituales que no siempre son compartidos por todo el mundo. El peligro, en este caso es que puede catalogarse a los niños mediante un sistema basado en la fe y no en características reales.

Las características citadas pueden deberse a un sinnúmero de causas, que no tendrían nada que ver con la idea del poder para cambiar un mundo entero. En lo particular se me ocurren un par de escenarios que debieran ser tomados en cuenta a la hora de explicarse este comportamiento de los niños actuales:

Los escenarios alternativos

Lo que me viene a la mente al leer estas características (y otras que son más insulsas y que pueden ser consultadas en el soporte documental), es el concepto de mala educación. Recuerdo que en mis días de infancia, los niños que exhibían estas características eran los "malcriados", que significaba mal educados. No eran los más inteligentes, no eran los más comprensivos, no eran los más evolucionados; eran niños que uno evitaba para no salir lastimado.

En mis años de infancia yo no entendía las causas de ese comportamiento, simplemente veía que así eran y que estaba mal que se comportaran de esa forma. Pero al crecer y convertirme en profesor y posteriormente en padre, me convencí que no era que asi hubiesen nacido, sino que eran en gran parte el producto de una mala educación, de una falta de compromiso de sus padres por tomar la responsabilidad de su paternidad por los cuernos. En resumidas cuentas, de un proceso de formación mal llevado, mal enfocado.

¿Era solo causa de los padres? No pienso que así haya sido. Hay innegables factores culturales. Por ejemplo, en mis tiempos de infancia, muchos padres de mis amigos eran adultos jóvenes, descubriendo el hippismo y las drogas, la libertad sexual que traía la píldora anticonceptiva, la rebelión contra los paradigmas raciales y económicos así como el ambiente generalizado de esperanza (y terror) de la post guerra.

En forma paralela a este movimiento social, se desarrollaba una era de adelantos tecnológicos que trajeron a cada hogar la información que antes sólo estaba al alcance de los eruditos o los pudientes. Recordemos que las pocas noticias mundiales eran sólo vistas a través de los noticieros en el cine o en los pocos diarios de circulación nacional. Las cadenas televisivas transformaron esa línea de engtrega pues podían traer las noticias a la comodidad de la sala, casi en tiempo real. Y entonces las sociedades decidieron pasar muchas horas frente al televisor como alternativa de entretenimiento (y de educación involuntaria).

Menos hijos por familia, padres disfrutando de la libertad sexual, incremento en el número de divorcios, la televisión como padre sustituto, la información fluyendo por canales insospechados y al alcance de los sentidos de los niños, sin mediación del juicio paterno sobre su contenido u oportunidad. El resultado parece ser casi evidente: Muchos niños manejando información antes reservada a adultos, escasez de valores familiares, rebelión contra los esquemas establecidos. Este escenario da como resultado niños con las características antes descritas.

Pero esto NO es evolución espiritual; es cambio de paradigmas de educacion familiar, y de valores sociales, montados sobre lo que se conocerá en el futuro como la era de la información.

Por estas razones (que no refiero a ligas externas porque se basan en mis propias experiencias de vida), es que no considero conveniente forzar a los niños mal educados a pertenecer a una generación de salvadores de la humanidad. Más bien deberíamos retomar el valor de la responsabilidad y autoridad paterna y materna como punto de apoyo para reformar la educación en el seno familiar, basada en valores y en tiempo de calidad: menos horas frente a la TV y más control sobre el material que llega a nuestros hijos. Los filtros de contenido deberían ser casi obligatorios para el acceso de niños a la internet.

Ya lo sé, parecería que la contrapropuesta va en contra de la corriente. Pero no es imposible de implementar. La misma tecnología puede hacer esas herramientas de control accesibles a los padres, como apoyo a su papel preponderante en el desarrollo y formación de los niños y jóvenes.

Por ello es que el título de esta entrada hace referencia a lo que es más obvio: Los niños son eso, niños, del color de su piel. No son adultos, no son sabios en el cuerpo de niños. Y su desarrollo debiera ser un asunto de la mayor importancia; no debemos pasar por alto que un humano pasará la mayor parte de su vida siendo adulto, por lo que su etapa de formación debe ser tomada con bastante responsabilidad. Y sí, mucho amor.


.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.