domingo, 9 de marzo de 2008

La mujer en el día de la mujer 2008


¿Cómo vamos con la mujer, que sin ser objeto, es un perfecto objeto de estudio? ¿Cómo vamos con esos seres femeninos, que sin ser divinos como seres, son los seres más divinos de este mundo? ¿Cómo vamos con las amigas, las esposas, las madres, las hijas, las vecinas, las demandantes, las incomprendidas, las exquisitas compañeras de jornada? ¿Cómo vamos con las Mexicanas y las Latinoamericanas?

Ayer fue el día internacional de la mujer, proclamado originalmente como "El día internacional de la mujer trabajadora" en la
la Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, reunida en Copenhague, a propuesta de la dirigente comunista alemana Clara Zetkin, como una jornada de lucha por los derechos de las mujeres. La propuesta fue aprobada unánimemente por la conferencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés.

¿Cómo va la mujer en este 2008? Los avances a casi 100 años de esta proclamación, son evidentes:
  1. La mujer vota y es votada.
  2. La mujer ocupa cargos públicos de primera línea. En el dominio sur de nuestro americano continente tenemos dos presidentas: Michelle Bachelet en Chile y Cristina Fernández en Argentina. Nicaragua ya tuvo presidenta hace un par de décadas. En México se tienen diputadas, senadoras y gobernadoras, y actualmente, registrando un máximo histórico, hay 3 mujeres encabezando secretarías de estado.
  3. La mujer trabaja y produce, ahora más que antes.
  4. La mujer estudia y se gradúa ahora más que antes.
En el aspecto familiar y personal hay mucho menos datos que en el aspecto público. Hay encuestas y estadísticas que muestran avances y retrocesos en este ámbito para la mujer de hoy. Ahora hay mucho más demandas de divorcio que hace 50 años (ver link del INEGI y hacer clic en la casilla de año de la demanda).

Pero esta estadística puede decir dos cosas, que hace 50 años las mujeres eran más conformes con su matrimonio que ahora, o bien que ahora la mujer se aventura más a solicitar divorcios (quizá debido a que hay menos presión social para continuar con una relación indeseable).

No obstante estos avances de la mujer, aún se dan hechos que atentan contra el divino género. Uno de ellos que ya he comentado antes, tiene que ver con lo severas que son las mujeres con las mujeres mismas. Incluso la presidenta de la Cámara de Diputados, Ruth Zavaleta, recientemente lo comenta en Milenio: Las mujeres resultamos ser las peores juzgadoras de las mujeres.

Otro aspecto que me llena de vergüenza, es que en mi país aún se da el uso de la mujer como objeto, como moneda de curso corriente. Me indignó hasta los huesos enterarme de la noticia del hombre que jugando a la rayuela con su compadre apostó a su hija de 12 años... y la perdió.

También me duele el que haya mujeres, como la ahora famosa Isabel, que tomen las armas como opción de cambio social. ¿Qué provoca que alguien (sea del género que sea) tome las armas para intentar cambiar el estado de las cosas? ¿Qué es lo que hace que la violencia sea su opción? Espero que no sea un asunto de género, al menos en el caso de la propia Isabel o el de otras mujeres guerrilleras.

Los retos aun son muchos para la mujer mexicana y latinoamericana. Aunque se les festeje a lo grande en su día, todavía sufren de discriminación, violencia y falta de oportunidades.

¿Que se puede hacer para lograr una justa equidad de género? Lo que hemos hecho algunos masculinos es buen inicio: Abandonar el machismo como paradigma de vida.

Y lo que han hecho otras mujeres como Mi Amada Dianukas: Independizarse intelectualmente del hombre.

Entrada dedicada a mi madre, viuda de 85 años, cuya presencia (en persona y en imagen) ilumina las ideas aquí vertidas.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Mi querido Ahuramazdah, eres tan sabio como mi amigo Gandalf. ¡Vientos!
Prócolo Tumpaimas

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.