domingo, 9 de marzo de 2008

Entrevista a una mexicana trabajadora, en su día.


¿Cómo se siente una Mexicana trabajadora en el 2008? ¿Qué piensa una femenina que trabaja en un mundo laboral principalmente dominado por los masculinos? Me propuse averiguar las respuestas a estas preguntas entrevistando a una típica Mexicana trabajadora, moderna, independiente y que no deja de mantener su feminidad, siendo a la vez hermosa, vanidosa, competitiva, esposa y madre.

En seguida la transcripción de la entrevista, que se llevó a efecto en un ambiente totalmente informal y constantemente interrumpida por llamadas telefónicas (para ella, por supuesto).

¿Desde qué edad trabajas?
Desde que tenía 14 años, como edecán en una exposición de artículos de papelería, durante las vacaciones de verano. Eso fue en 1978.

En ese entonces ¿aún estudiabas?
Claro, la secundaria.

¿Cómo te sentiste en ese trabajo?
Muy contenta, muy orgullosa de mi misma, porque fue mi primer trabajo remunerado.

Supongo que en ese trabajo no sentiste competencia con hombres, ¿Sentiste alguna vez competencia laboral con hombres? ¿En que trabajabas y que edad tenías?
Sí, cuando trabajaba para una agencia mayorista de viajes a oriente. La rivalidad la sentí con mi gerente de ventas, porque había comisiones de por medio. Mientras yo visitaba entre 6 a 8 agencias al día, él visitaba 2 agencias, pero era mi jefe. Él era muy agresivo conmigo y me presionaba para registrar mis logros bajo su cuenta de comisiones. Yo tenía como unos 20 años.

¿Que otro tipo de presión has recibido en tu trabajo y de quién ha venido?
En otra empresa del sector público, donde el jefe de mi jefe me acosó directamente a tal grado de tener mi tarjeta de chequeo retenida para impedir mi pago si es que me negaba a salir con él. En otra ocasión en una oficina de esa empresa en la que sólo había hombres, uno de los de ellos, durante un receso de "café" se bajó la bragueta y a la distancia me mostró sus genitales. Dejé el trabajo al poco tiempo, pues no soporté ese tipo de acosos.

¿Eres casada?
Sí, por segunda ocasión.

Cuando te casaste por primera vez ¿continuaste trabajando? ¿En qué?
Sí, en una empresa que comercializaba solventes. Ahí duré unos tres años, y terminó mi relación laboral por el desafortunado cierre de la empresa

¿Te has sentido discriminada de alguna forma por ser mujer cuando has solicitado empleo? Platícame de tus experiencias.
No me he sentido discriminada por el género. He tenido la suerte de no haber tenido este tipo de trato, aunque he sabido de amigas mías que sí han recibido un trato discriminatorio. Sólo he sentido rechazo cuando se me comenzó a notar mi embarazo. En ese entonces trabajaba para un congreso estatal, y lo recibí a tal grado que la persona que me recomendó para entrar a trabajar ahí me sugirió que renunciara, para no ensuciar su imagen, aunque ¡él no era le papá de mi hija, ni sostenía otro tipo de relación con él fuera de lo estrictamente laboral!

¿Consideras tu labor en casa como un trabajo?
Claro, por supuesto, es un trabajo bastante rudo. Debiera ser remunerado... y si no remunerado al menos debiera ser una labor compartida por toda la familia.

En la actualidad ¿Tu esposo aprueba tu trabajo, te apoya?
Sí lo aprueba y me apoya siempre. Cada día la vida es más cara y más difícil. Que ambos participemos tanto en la aportación económica, como en las labores hogareñas y en la responsabilidad de educar a los hijos es la mejor forma de equilibrar los papeles de pareja e individuales.

¿Te sientes satisfecha por tus logros laborales? ¿Por qué?
Muy satisfecha. Porque aún cuando tuve una formación educativa en una dirección, la vida me ha llevado por otros caminos. Me he dado cuenta de que puedo aprender y que el secreto es el compromiso, la decisión y la responsabilidad. Lo demás llega por añadidura.

La entrevista terminó con una sonrisa, un abrazo caluroso y un enorme beso de amor. Después de todo había entrevistado a mi admirada esposa.





2 comentarios:

Anónimo dijo...

No cabe duda que detrás de un gran hombre hay una gran mujer... gritándole "¡Deja pasar que vas muy lento!"

Prócolo Tumpaimas

Pereque dijo...

Felicidades y enhorabuena.

<off-topic>
Por cierto, sobre el Circo del Absurdo, gracias por la disposición. Para hospedar una edición, no importa tanto la antigüedad sino la temática, y creo que en ese aspecto este blog sale bien librado. Si aceptas como anfitrión, te tocaría el 5 de mayo, con opción a publicar la semana antes. ¿Te parece?

(perdón por la irrupción pero no encontré otra forma de contacto)
</off-topic>

¡Saludos!

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.