sábado, 23 de octubre de 2010

Muchos universos, y ninguno requiere de dios

¿Existe el Infierno? ¿Existe Dios? ¿Resucitaremos después de la muerte? Ah, no olvidemos lo más importante: ¿Habrá mujeres allí?


Woody Allen


Desde el NYTimes
Por Dwight Garner
Traducción: KC



Stephen Hawking, el científico más respetado desde Einstein, es un matemático formidable y también un vendedor formidable. "Quiero que mis libros se vendan en los quioscos del aeropuerto", ha declarado con picardía, y ha aprendido a ponerlos allí.


La "Breve Historia del Tiempo" de Hawking, publicada en 1988, vendió unos nueve millones de copias (los típicos "Best seller" de ciencia venden una pequeña fracción de ese número). Lo hizo en parte, apoyándose en su preocupante historia personal. El cuerpo de Stephen Hawking está siendo devastado por la enfermedad de Lou Gehrig, mientras que su mente está totalmente intacta, una pequeña caja negra en medio de los restos del naufragio. No fue casualidad que el Sr. Hawking en silla de ruedas con cara de duende apareciera en la portada de ese libro - una rareza para un libro de seria inteligencia - y no en su contraportada.


En "Breve Historia del Tiempo" Hawking también incursionó en lo que el escritor científico Timothy Ferris ha llamado "Pregonerismo de dios". El señor Hawking, un veterano profesor de matemáticas en la Universidad de Cambridge, apenas ha mostrado algo como una inclinación religiosa durante su larga carrera (en las memorias de su ex esposa se le califica como un ateo). Pero terminó "Breve Historia", declarando que el descubrimiento de una teoría unificada en física nos podría ayudar a "conocer la mente de dios". Era una línea que  - cínicamente, algunos pensaron - permitía algunos destellos de luz solar difusa para calentar la fría navaja de su pensamiento.


El nuevo libro del Sr. Hawking, "The Grand Design", publicado el martes pasado, ya fue noticia y ha sido un tema de tendencia en Twitter, gracias a un tipo diferente de pregonerismo de dios. Esta vez el señor Hawking, se nos dice, declaró prácticamente muerto a dios.


Su búsqueda de una respuesta a la pregunta "¿Cómo empezó el universo?" Le ha llevado a sugerir que la creación de nuestro universo y de otros universos simplemente "no requiere la intervención de algún ser sobrenatural o dios." Es otro movimiento astuto. Los libros sobre las guerras de Dios son más fáciles de discutir que los que analizan los puntos más finos de la física cuántica. Al momento de escribir esta nota, "The Grand Design" es el libro N º 1 en Amazon, un punto por encima de "Libertad", la muy publicitada nueva novela de Jonathan Franzen.


La verdadera noticia sobre "The Grand Design", sin embargo, no es el señor Hawking anticipa el fin de dios, información que no sorprenderá a nadie que haya seguido de cerca su trabajo. La verdadera noticia sobre "The Grand Design", es que ha abandonado el lenguaje encantador de "Breve historia del tiempo" y ha optado por ser alternativamente condescendiente e impenetrable.


"The Grand Design" está lleno de chistoretes. "Si piensas que es difícil lograr que los seres humanos obedezcan las leyes de tránsito", leemos, "imagina convencer a un asteroide para se mueva a lo largo de una elipse". Este es el tipo de libro que introduce el legendario físico Richard Feynman como "un personaje pintoresco que trabajó en el Instituto de Tecnología de California y tocaba el bongo en una banda". Hawking escribió "The Grand Design" junto con Leonard Mlodinow, un compañero físico que también ha trabajado en " Star Trek:. La nueva generación". Este libro es provocativa ciencia pop, una exploración de las ideas más recientes sobre los orígenes de nuestro universo. Pero el aire dentro de esta biosfera literaria no es especialmente agradable para respirar.


En su esencia "The Grand Design" es el examen de un candidato relativamente nuevo para la "teoría final de todo", algo que se llama teoría-M, en sí misma una extensión de la teoría de cuerdas, que trata de reconciliar la relatividad general y la mecánica cuántica. "La teoría-M no es una teoría en el sentido habitual", los autores escriben. "Es toda una familia de teorías diferentes". Según la teoría-M "el nuestro no es el único universo". dicen los autores. "En lugar de eso,la teoría-M predice que un gran número de universos fueron creados de la nada". La imagen que viene a la mente aquí, según otros han escrito sobre la teoría-M, es la de dios soplando burbujas de jabón.


Pero el señor Hawking y elseñor Mlodinow afirman que "su creación no requiere la intervención de algún ser sobrenatural o dios. Más bien, estos universos múltiples surgen naturalmente de las leyes físicas. Se trata de una predicción de la ciencia". Muchos de estos universos serían muy diferentes del nuestro, agregaron los autores, y "absolutamente inadecuados para la existencia de cualquier forma de vida", o por lo menos en cualquier forma de vida de forma remota como la nuestra.


Si se confirma la teoría-M, sería "el principio unificador que Einstein tenía la esperanza de encontrar", escriben los autores. Pero es una teoría un tanto decepcionante, una colcha de retazos en lugar de una prenda de bien vestir, sin problemas.


Para acercarse a su pensamiento acerca de la teoría-M, el Sr. Hawking y el Sr. Mlodinow primero pasean tranquilamente por la historia del pensamiento científico sobre la naturaleza de nuestro universo, desde Pitágoras a Descartes, y de Heisenberg de Feynman. A menudo son buenos en el trabajo, hasta lograr nítidas las imágenes mentales. Escriben sobre una ciudad en Italia que, hace unos años, obligó a los dueños de mascotas a mantener a los peces de colores en peceras de vidrio curvas. ¿Por qué? Debido a que es cruel, el ayuntamiento alegó, dar a los peces "una visión distorsionada de la realidad".


Somos muy similares a esos peces de colores, los autores sugieren. Nuestras percepciones son limitadas y deformadas por el tipo de lentes a través de los cuales vemos el mundo, "las estructuras de interpretación de nuestro cerebro humano". Cavando profundamente en la física cuántica, ellos argumentan que nuestro universo "no tiene sólo una única historia, sino cada historia posible, cada una con su propia probabilidad". Nosotros creamos la historia al observarla; la historia NO nos crea a nosotros. Hay mucho en "The Grand Design" que, si no se es un físico o un matemático, a veces hace doler la cabeza, sobre todo las ideas acerca de por qué el tiempo como lo conocemos no existe. Incluso Feynman escribió una vez: "Creo que puedo decir con seguridad que nadie entiende la mecánica cuántica".


Los argumentos en "The Grand Design" - especialmente las de por qué dios no es necesario para imaginar el origen del universo - pusieron en la mente de algo que el Sr. Ferris dijo en su excelente libro "Todo el asunto" (1997).


"Los sistemas religiosos son inherentemente conservadores, la ciencia es inherentemente progresista", escribió el señor Ferris. La religión y la ciencia no tienen por qué ser hostiles entre sí, pero podemos dejar de intentar que ambos reinos tengan citas a ciegas. "Esto puede ser un ejemplo", agregó el Sr. Ferris, "donde las buenas paredes hacen buenos vecinos."

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"Esta vez el señor Hawking, se nos dice, declaró prácticamente muerto a dios".

De hecho, segun los primeros cristianos Jesus jamas resucito luego de que fue crucificado.

No fue sino hasta el siglo IV que el emperador Constantino en una excelente jugada politica para unir al imperio romano declaro como oficial el cristianismo como religion unica en su imperio.

Fue ahi donde la iglesia tuvo un gran poder y declaro hereticos a quienes sostenian que Jesus fue un hombre extraordinario, mas no un dios.

Salvador Freixedo, sacerdote jesuita excomulgado por la curia vaticana, en alguno de sus tantos libros que lei años ha, cuestiona que si en la inmensidad del universo hay millones de sistemas solares con planetas similares a la tierra, y si, como afirman los creyentes del cristianismo, solo existe un unico dios verdadero, entonces debemos entender que el mesias biblico ha sido, es y sera cruficicado infinidad de veces en cada planeta con vida en el infinito del universo.

Recordemos que los mas grandes genios que han existido a traves de la historia de la humanidad han rechazado la idea de un dios tal y como tratan de imponerlo obligatoriamente las religiones cristianas y las no cristianas, ¿ejemplos?, Ptolomeo, Galileo, Darwin, Newton, Copernico, etc. etc. etc.etc.

Finalizando una pregunta a los lectores:

¿Quien ha asesinado mas gente a traves e la historia de la humanidad, Hitler, Atila, Napoleon, la iglesia catolica u algunos otros mas?

Sergio

Ron Krumpos dijo...

In "The Grand Design" Stephen Hawking postulates that the M-theory may be the Holy Grail of physics...the Grand Unified Theory which Einstein had tried to formulate but never completed. It expands on quantum mechanics and string theories.

In my e-book on comparative mysticism is a quote by Albert Einstein: “…most beautiful and profound emotion we can experience is the sensation of the mystical. It is the sower of all true science. To know that what is impenetrable to us really exists, manifesting itself as the highest wisdom and most radiant beauty – which our dull faculties can comprehend only in their primitive form – this knowledge, this feeling, is at the center of all religion.”

E=mc², Einstein's Special Theory of Relativity, is probably the best known scientific equation. I revised it to help better understand the relationship between divine Essence (Spirit), matter (mass/energy: visible/dark) and consciousness (f(x) raised to its greatest power). Unlike the speed of light, which is a constant, there are no exact measurements for consciousness. In this hypothetical formula, basic consciousness may be of insects, to the second power of animals and to the third power the rational mind of humans. The fourth power is suprarational consciousness of mystics, when they intuit the divine essence in perceived matter. This was a convenient analogy, but there cannot be a divine formula.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.