lunes, 14 de abril de 2008

¿Por qué este universo?

Esta es una pregunta que muchos nos hemos planteado en algún punto de nuestras vidas. El Dr. Robert Lawrence Kuhn, eminente banquero, estratega corporativo, académico y científico, publicó hace algunos meses en Skeptic un artículo en el que explora de forma bastante interesante, y en momentos divertida, los vericuetos de esta inquietante pregunta.

Desde el sitio referido, se puede obtener una copia en formato pdf del artículo publicado en la versión de papel de esta revista, claro, en un muy educado inglés.

Comienza haciendo una especie de retrospectiva sobre la historia de la pregunta en su vida, desde que tenía 12 años. En un inicio era algo así como ¿Por que no nada? O sea, por qué hay algo en este universo, en vez de NADA. No sólo vacío, no sólo insubstancialidad, y no sólo vacío e
insubstancialidad por siempre, sino que ni siquiera la existencia del vacío, o del significado de la insubstancialidad, o del siempre.

Y es que Kuhn se preguntaba ¿por qué hay humanos, mortales, frágiles, viviendo en un mundo que es una infinitesimal parte de un vasto universo poblado de galaxias, en vez de que sólo hubiese NADA? Parecería más fácil para toda la existencia perceptible que sólo hubiese NADA que tomarse la molestia de tener un UNIVERSO.

Más recientemente, Kuhn creó el programa de televisión llamado "Closer To Truth" (más cerca de la verdad), y la temática se centró en la cosmología, la filosofía y la religión. Por ello decidió cambiar su pregunta a ¿por qué este universo?. Con este nuevo enfoque, se decidió a escribir el artículo que ahora resumiré.
___________

El problema a resolver.
Los descubrimientos científicos recientes acerca de la formación del universo sugieren que en los primeros instantes de la Gran Explosión, los parámetros físicos de la materia primigenia adoptaron valores iniciales tan peculiares que actualmente permiten la existencia de estrellas, planetas, materiales pesados y vida (como la nuestra). Tal parecería que hubo una especie de
configuración fina.

Si las leyes de la física hubiesen sido un poco diferentes, o si los valores iniciales hubiesen sido un poco diferentes, o si las constantes físicas hubiesen sido un poco diferentes, lo que ahora sabemos que existe, no existiría. Stephen Hawking lo dice de esta forma:

¿Por qué este universo se encuentra tan cerca de la línea divisoria entre colapsar de nuevo y expandirse indefinidamente? Para estar en el punto donde nos encontramos ahora, la tasa de expansión en el primer segundo después de la gran explosión tomó un valor excepcionalente exacto.

Si hubiese sido menor en una diez mil millonésima parte, el universo se hubiese colapsado unos pocos millones de años después. Si hubiese sido mayor en una diez mil millonésima parte, el universo estaría prácticamente vacío después de pocos millones de años.

En ninguno de ambos casos la vida pudiese haber tenido posibilidades de desarrollarse. Así que uno tiene que apelar al
principio antrópico o encontrar una explicación física de por qué el universo es como es.
(1)

Para Roger Penrose, "el extraordinario grado de precisión (de esta configuración fina) que parece ser requerido por la Gran Explosión de la naturaleza que es observada, en términos de fase-espacio-volumen, es de una parte en 10 elevado a la 10, elevado a la 123, al menos"(2).

En el artículo del Dr. Robert Lawrence Kuhn se mencionan más opiniones, como las de Steven Weinberg, Leonard Susskind, Martin Rees, Paul Dirac y otros más, con el objeto de reforzar el punto de que, dados los avances tecnológicos y científicos de la humanidad, existe una tentación por pensar que el universo está aquí y es así, como es, para que seres como nosotros nos preguntemos ¿Por qué hay un universo?

Desde la década de 1970, los teístas han invocado el argumento de la configuración fina como evidencia empírica de un creador, afirmando que sólo hay dos explicaciones: Dios o azar. Pero establecer esta simple elección es construir una dicotomía falsa y sesgada. Puesto que el Principio Antrópico deriva en universos múltiples o "multiversos", otras explicaciones igualmente lógicas se manifiestan.

El Dr. Kuhn hizo una colección de 27 posibles explicaciones, en contraposición a este limitado número de elecciones de los teístas. Estas 27 explicaciones se encuadran en una taxonomía (arbitraria, según Kuhn) de 4 clases:
  1. Modelos de universo único.
  2. Modelos de universos múltiples (multiverso).
  3. Causas no físicas.
  4. Ilusiones
Las 27 posibles explicaciones, o generadores últimos de realidad, están basadas en criterios que son lógicamente permisibles. Debe tenerse cuidado de no confundir especulación con ciencia, por lo que estas posibilidades lógicas no deben ser tomadas por teorías científicas, ni siquiera por posibilidades científicas. Las especulaciones de un físico no se metamorfosean, ni por obra de la alquimia cosmológica ni por la cortesía profesional, desde la metafísica hasta la física establecida.
______________________

1. Modelos de Universo Único

1.1 Pregunta sin sentido. Preguntar por la última causa de la existencia, no tiene significado, pues la pregunta ¿Por qué este universo? es un conjunto de símbolos y sonidos que no tienen sentido alguno. La semántica y la sintaxis humanas, y probablemente la misma mente humana, son incapaces de acoplarse inteligentemente al concepto de existencia.

1.2 Hechos brutos. La pregunta tiene sentido, pero no es posible responderla. Ha sido y es un único universo, y sus leyes parecen finamente configuradas simplemente porque esa es la forma en que son las cosas; el universo y todas sus obras permanecen como un "hecho bruto"; las cosas solo pasan, por lo que no es necesario reducir su arbitrariedad.

1.3 Necesario / Un solo modo. Sólo ha habido y hay un único universo, y sus leyes parecen estar finamente configuradas para la existencia humana porque, debido a la profunda esencia de estas leyes, deben tomar la forma que tienen y los valores de sus constantes deben ser precisamente los que pueden tener. No hay forma de que esas leyes y los valores de esas constantes puedan ser de otra forma o tomar otros valores. Encontrar esta "profunda esencia" es la esperanza de la Gran Teoría de la Unificación o la Teoría del Todo. En lo que respecta a la existencia de vida y mente en esta explicación de un solo modo, las leyes de la biología están embebidas en las leyes de la física, por lo que debemos sentirnos afortunados, salvajemente afortunados, creo.

1.4. Casi Necesario / Modos limitados. Las leyes de la física tienen sólo un pequeño intervalo en el que pueden variar, de tal forma que el número posible de universos está altamente constreñido. Esto significa que lo que en la superficie parece ser altamente improbable (un universo que parece ser suficientemente hospitalario para la vida), en su más profunda estructura es altamente probable.

1.5 Selección temporal. Aunque las leyes físicas o los valores de sus constantes puedan cambiar, regularmente o arbitrariamente, hemos estado viviendo durante (o al final de) un periodo de tiempo extendido durante el cual esas leyes y valores sucede que han estado, por alguna razón o sin razón alguna, dentro de un intervalo consistente con la existencia de estrellas y planetas y el desarrollo de vida y mente. Esta selección temporal puede operar durante lapsos posteriores a la Gran Explosión en un universo único o durar lapsos mucho más grandes posteriores que incluyen Grandes Explosiones secuenciales, en un único universo oscilante de expansiones y contracciones sin fin.

1.6 Auto Explicación. El universo se auto-crea y se auto-dirige, y por lo tanto se auto-explica. El surgimiento de la consciencia (humana, y quizás de otros tipos) de alguna forma anima un tipo de retro- causalidad para elegir entre las leyes no dichas y los incontables valores que parecen posibles al inicio del universo, para actualizar aquéllos que se demostrarían consistentes con la posterior evolución de la vida y de la mente. En este esquema teológico, el universo y la mente eventualmente se funden en un solo ente, de tal forma que el propósito del universo sea permitirse ingeniar su propia auto-consciencia.
______________________

2. Modelos de Universos Múltiples (Multiverso)

Hay innumerables universos (y/o, dependiendo de la propia definición de "universo", dominios causalmente desconectados dentro de una configuración espacio-temporal), cada uno generando sin cesar nuevos universos, sin fronteras, en un multiverso. Lo que es más, quizás existen inconmensurables dimensiones extra, con todos los universos y dimensiones poseyendo diferentes conjuntos de leyes y valores en combinaciones caprichosas, y de alguna forma coexistiendo en el infinito e inexorable telar de la realidad. Nuestra realidad es la única realidad, pero hay un conjunto mucho mayor de realidades de lo que se haya imaginado jamás.

Esto significa que en el contexto de esta amalgama multi-dimensional de multi-universos, la configuración fina significativa de nuestro universo es un espejismo. La configuración fina es real pero no es el producto del propósito. Más bien es una certeza estadística predicha a la fuerza, ya que en un universo en el que existen observadores, los observadores pueden observar (Principio Antrópico Débil). Por lo tanto las leyes y los valores que engendran la vida sensible en nuestro universo no son una "coincidencia fortuita", sino más bien una certeza garantizada enteramente explicada por los principios físicos y la ley natural.

2.1 Multiverso en regiones desconectadas (espacial). Generado por las propiedades del espacio-tiempo que inducen mecanismos para engendrar universos múltiples, por ejemplo, inflación caótica eterna (por lo tanto incesables transiciones de fase y burbujas de nucleación de espacio-tiempo) que provoca dominios espaciales que eructan, se exprimen, se expanden (quizá), y por siempre se separan entre ellos, sin posibilidad de contacto causal.

2.2 Multiverso por ciclos (temporal). Generado por una interminable secuencia de épocas cósmicas, cada una de las cuales inicia con una "explosión" y termina con una "implosión". Roger Penrose postula una "Cosmología Cíclica Conforme", donde la singularidad espacio-temporal inicial puede ser representada como una suave frontera del pasado de la geometría conforme del espacio-tiempo. Con invariancia conforme en ambos extremos remotos de futuro y la Gran Explosión del origen, argumenta, las dos situaciones son físicamente idénticas, de tal forma que el futuro de una fase se convierte en la Gran Explosión de la siguiente. Aunque la sugerencia es de su autoría, Penrose la califica como "extremadamente chocante".

2.3 Multiverso por selección secuencial (temporal). Generado por agujeros negros fértiles de los cuales continuamente emergen nuevos universos, saltando hacia nuevas Grandes Explosiones (en lugar de colapsar en singularidades estacionarias). Aplicando los principios de evolución biológica al desarrollo universal, y suponiendo que las constantes de la física pudieran cambiar en cada nuevo universo, puede establecerse una hipótesis de selección natural cósmica (ver referencia 36 del artículo original) que favorecería a los agujeros negros en universos secuenciales, porque entre más agujeros negros, más universos se generarían. Un sistema de generación de multiversos así, favorecería también la existencia de galaxias, estrellas y planetas, pero para pasar a un punto en el que se favorece el desarrollo de vida y mente, sin embargo, se requeriría un salto de magnitud mucho mayor.

2.4 Multiverso por la Teoría de Cuerdas (con minúsculas dimensiones extra). La teoría de cuerdas postula un vasto paisaje de diferentes "falsos vacíos", cada uno con su "estado base" permitiendo diferentes valores de las constantes de la física (de forma tal que en ocasiones son consistentes con el surgimiento de vida). Estructurada con seis, siete o más dimensiones extra, de tamaño sub-atómico, la teoría de cuerdas, por ende, genera su propio tipo de universos múltiples.

2.5
Multiverso por enormes dimensiones extra. Generado por enormes, macroscópicas dimensiones extra, que existen en realidad (no solo en las matemáticas), quizás en infinitos números, formas y estructuras, que aun no pueden ser vistas o percibidas (excepto quizá por la "fuga" de gravedad).

2.6 Multiverso por ramificación o selección cuántica. Generado por la interpretación de la teoría cuántica como fue formulada por Hugh Everett y John Wheeler, en la cual el mundo se ramifica a cada instante para que se formen continuamente y exponencialmente diferentes "historias" paralelas. Esto significa que cuando cualquier objeto cuántico se encuentra en cualquier estado cuántico, se formará un nuevo universo para que en este proceso perpetuo un número incalculable de universos paralelos llegan a existir, con cada universo representando un único estado posible para cada objeto posible. Stephen Hawking ha conceptualizado esta sorprendente cascada de "universos ramificados" como una especie de retro-selección, en la cual decisiones concurrentes u observaciones en cierto sentido, seleccionan de entre cantidades inmensas de posibles historias universales, que existen simultáneamente y representan cada estado de cada objeto en las cuales el universo, de alguna forma, ha vivido.

2.7 Multiverso por matemáticas. Generado por la hipótesis de Max Tegmark, en la que cada forma matemática o estructura concebible corresponde a un universo paralelo que existe en la actualidad.

2.8 Multiverso por todas las posibilidades. Generado por la hipótesis de que todos y cada uno de los modos lógicamente posibles de existencia es un asunto real y existe en realidad, en la que los posibles mundos son tan reales como el mundo actual y en la que ser meramente posible, más que realmente posible, significa que existe en cualquier otro lado.

Nota. Para Paul Davies, "el multiverso no proporciona un conteo completo de la existencia, porque aun requiere de mucho de la inexplicada y muy conveniente física para que funcione". Tiene que haber, según él, un "mecanismo generador de universos" y "aun debe hacerse alguna suerte de selección ingeniosa", y a menos que todos los posibles mundos existan realmente, "un multiverso que contenga menos que todo, implica una regla que separe lo que existe de lo que es posible pero aun no existe", una regla que "permanece inexplicada".
______________________

3. Causas no físicas

Este universo, de cualquier forma inexplicable, está configurado finamente a la existencia humana porque una Causa no física lo hizo de esta manera. La Causa puede ser una Persona, Ser, Mente, Fuerza, Ente, Unidad, Presencia, Principio, Ley, Proto-Ley, Cosa o Característica.

Es más o menos trascendente y seguramente irreducible; existe más allá de los límites y restricciones de las leyes físicas, materia, energía, espacio y tiempo; y mientras es la Causa, a su vez no tiene ni necesita una Causa. Existe una difuminación y un traslape entre estas explicaciones, y aun así son lo suficientemente diferentes en la forma en la que afirman generar la última realidad, y suficientemente opuestas a las afirmaciones de su competencia para asegurar la distinción.

3.1 Divinidad. Un supremo ser que en la filosofía cristiana se le describe como incorpóreo, omnipotente, omnisciente, perfectamente libre y soberano, perfectamente bueno necesariamente existente y quien es también una "persona" con características tales como creencias, intentos y propósitos. Un Ser Divino, un Dios Teísta con "naturaleza". En la tradición Judeo-Cristiana, el Nombre de la existencia-como-esencia ofrecido a Moisés, "Yo soy el que soy". En la filosofía Islámica, los conceptos de Unidad, el Absoluto, el Más Allá del Ser. En el pensamiento moderno, Dios como una realidad fundamental subyacente, conjuntando los significados de universo y vida. Dios como una acción divina espacial aunque trabajadora, intervencionista o no intervencionista. La afirmativa acción creadora de este Dios teísta puede darle existencia a este universo a partir de la nada (creatio ex nihilo), o puede ser un continuo sustento creativo del universo (creatio continua). Una explicación teísta de la realidad última es compatible lógicamente con los modelos de Un Universo y de Multiverso.

3.2 Mente última. Una Consciencia Suprema que oscila entre un Dios teísta personificado y una deidad impersonal como primera causa. Un incansable artista que contempla posibilidades ilimitadas; un cuasi Ser con pensamientos reales quien determina qué mundos deben ser actualizados. Entender este tipo de Dios no comienza con el concepto de "persona todopoderosa" sino más bien con una inexplicable reserva de potencialidades tal como se expresa en todos los posibles universos, para los cuales la Mente Última es la única y necesaria base.

3.3 Deidad de Primera Causa. Una Fuerza Primaria, Potencia o Ley impersonal que estableció el movimiento del universo, pero que ni está consciente de su existencia ni está involucrado con su actividad.

3.4 Sustancia Panteísta. El panteísmo equipara a Dios con naturaleza en tanto Dios es todo y todo es Dios. El universo (toda la materia, la energía, las fuerzas y las leyes) es idéntico a una ubicua entidad o cosa metafísica la cual, para Brauch Spinozza, posee atributos ilimitados y fue la "sustancia" no causada de todo lo que existe. El Dios "Panteísta", no teísta e impersonal, es el mejor ejemplo de la ubicuidad en tanto ni es externa al mundo ni trascendente de él. En formas diversas el panteísmo aparece en la filosofía Occidental (el "Uno" de Plotinus, el "Absoluto" de Hegel), en la teología de procesos y en algunas religiones Orientales (Taoísmo; posteriormente Budismo; Hinduísmo en el que Brahman es el todo de la existencia). El panteísmo encuentra una unidad en todo lo que existe, y en esta unidad un sentido de lo divino.

3.5. Feudos Espirituales. Planos, Orbes, Niveles, Dominios y Dimensiones de existencia espiritual como la auténtica y más básica forma de realidad. Descrito por místicos y practicantes de lo oculto, y ejemplificado por religiones místicas politeístas y animistas, estos feudos espirituales están poblados por la presencia de diversos seres espirituales enlazados por complejos rituales y esquemas espirituales (algunos buenos, algunos malvados).

3.6 Consciencia como Causa
. Consciencia pura como el relleno fundamental de la realidad, desde el cual el mundo físico se genera o se expresa. Es la explicación difundida o tipificada por ciertos sistemas filosóficos y cuasi-tecnológicos, religiones Orientales religiones místicas y devotos de la conciencia cósmica, y por algunos que aceptan la actualidad del fenómeno paranormal. Por ejemplo, Budismo y Ripga en el Budismo Tibetano (omnisciencia o iluminación sin límites). Incluso algunos físicos ponderan la pre-existencia de la mente.

3.7 Ser y No Ser como Causa. Ser o No Ser como una inefable dupla de estados que tienen tal potencia máxima inherente que cualquiera puede ocasionar, de alguna forma, la existencia de todas las cosas. En el Taoísmo, el invisible Tao hace emerger al universo; todo es el producto de Ser, y Ser es el producto de No ser. En el Hinduismo es el Brahman (inamovible, infinito, inherente, trascendente). El Suelo de Todo lo que Es. Gran Cadena de Ser, Nido del Espíritu, de acuerdo con Ken Wilbur.

3.8 Objetos Abstractos / Formas Platónicas como Causa. Aunque los filósofos niegan que objetos abstractos pueden tener efectos causales en objetos concretos (los objetos abstractos son a menudo definidos como inertes causalmente), su potencial, digamos como un colectivo, para ser una fuente de explicación para la realidad última, no puede ser lógicamente excluido. Esto supone que objetos abstractos como las matemáticas y la lógica, manifiestan existencia real en algún plano de existencia fuera del espacio-tiempo. Las Formas Platónicas, entidades abstractas que son perfectas e inmutables y que existen independientemente del mundo de las percepciones, son ocasionalmente sospechosas de poseer cierto tipo de poderes causales o casi causales.

3.9 Principio o Característica de Poder Suficiente
. Un principio cósmico all inclusive, más allá del ser y la existencia, al estilo de "El Bien" de Platón o los "valores cósmicos" de Nicholas Reschers. O alguna característica definidora tan central para la realidad última y tan superiormente profunda que tiene tanto el imperativo creador como la potencia causal para provocar el surgimiento del Ser y la Existencia. Derek Parfit afirma que podría no ser coincidencia si, de las incontables posibilidades cósmicas o formas en las que la realidad puede ser, una de ellas tiene una característica especial, y es la posibilidad que obtiene de ser, actualmente existe.

Nota. Los universos cíclicos de las religiones tradicionales Orientales pueden ser consistentes con todos estos generadores de realidad última basados en Causas no físicas, aunque la Persona Teísta Occidental (3.1) normalmente sería excluida. Para Derek Parfit, si tomamos la aparente configuración fina del universo para apoyar, no algunas hipótesis de multiversos o de múltiples mundos, sino algunas hipótesis teístas, esto invocaría a un creador que sería omnipotente y omnisciente, pero que no es totalmente bueno, o siquiera significativamente bueno. Lo que podemos ver de la realidad, afirma, cuenta de manera muy fuerte en contra de la hipótesis de bondad.

______________________

4. Ilusiones


Este universo, todo lo que pensamos que sabemos, no es real. Los hechos son ficticios; todo es sólo apariencia, de principio a fin.

4.1 Idealismo. Como ha sido argumentado por generaciones de filósofos idealistas, todas las cosas materiales son manifestaciones de la conciencia o ensambles de la mente, de forma que mientras el mundo físico parece estar compuesto de cosas no mentales, no lo está.

4.2 Simulación en la Realidad Actual. Existimos meramente o marginalmente en la simulación de alguien o de algo, en un mundo artificial que verdaderamente existe en términos de tener partículas y fuerzas físicas, y galaxias y estrellas, pero que no es absolutamente lo que parece porque esa totalidad es derivada, no original. Andre Linde analiza la "formación de universos bebé" y luego pregunta "¿Esto significa que nuestro universo ha sido creado no por un diseñador divino sino por un físico hacker?". Paul Davies habla de los "universos falsos" y de aquellos seres que los crearon llamándolos "falsos dioses".

4.3 Simulación en la Realidad Virtual.
Existimos meramente o marginalmente en la simulación de alguien o de algo, en una construcción sensorial artificial que es una imitación de lo que la realidad podría ser pero no lo es; por ejemplo un mundo semejante a The Matrix en el que todas las percepciones son alimentadas directamente en el sistema nervioso humano o a unuestra conciencia extra-corpórea. Alternativamente, existimos como un proceso generado por puro software corriendo dentro de supercomputadoras cuánticas cósmicas.

4.4 Solipsismo
. El universo es absolutamente la creación de la propia mente, y por lo tanto existe enteramente en esa mente y por esa mente.

______________________


Un trabajo en proceso
.
Si parece improbable que el pensamiento humano pueda realizar procesos de distinción entre estas categorías y explicaciones, considérese el progreso en la formulación que ya se ha realizado. Hace dos siglos las opciones disponibles eran por mucho las Causas no físicas (Categoría 3) estructuradas de forma simplista. Hace un siglo los científicos supusieron que nuestra galaxia, la Vía Láctea, era el universo entero. Ahora comprendemos la monumental inmensidad del cosmos.

¿Cómo explorar "Por qué no nada"? Una Taxonomía de posibles explicaciones de "¿Por qué este universo?" puede sugerir nuevos mares para navegar, si sólo desatamos las amarras mentales que nos atan a una o dos explicaciones condicionadas por nuestra cultura y que son aceptadas sin crítica alguna. De cualquier forma aun permanece un gran golfo entre las dos preguntas: aun si eventualmente obtenemos la explicación de este universo podríamos no haber logrado ningún progreso en responder el por qué hay algo en lugar de nada.

Las visiones cosmológicas son abrumadoras, pero curiosamente estoy preocupado por una cosa diferente. ¿Cómo es que los humanos tenemos ese entendimiento de larga distancia después de sólo unos pocos miles de años de conciencia histórica, sólo unos pocos siglos de ciencia efectiva, y sólo unas pocas décadas de observaciones cosmológicas? Tal vez nos ha llegado demasiado pronto en este juego. Quizás las respuestas han estado con nosotros todo el tiempo. Este es un trabajo en proceso y aun se necesitan diversas contribuciones.

(1). Hawking, Stephen. 1996. “Quantum Cosmology.” En Hawking, Stephen y Roger Penrose. The Nature of Space and Time. Princeton, NJ: Princeton University Press, pp. 89-90.
(2). Penrose, Roger. 2005. The Road to Reality: A Complete Guide to the Laws of the Universe.
New York: Knopf, p. 726-732, 762-765. El análisis de Penrose de la "especialización extraordinaria" de la Gran Explosión, está basado en la segunda ley de la Termodinámica y la "absurdamente baja entropía" (por lo tanto altamente ordenado) del estado inicial del universo primigenio.


3 comentarios:

pantxus dijo...

Keith: te he copiado, impreso (y citado como autor) del texto que recoges en castellano.
¿por qué? Por que hay mucho burro dando vueltas en las Universidades, incluso en las de mejor pelo (como decimos en Chile) y un poco de aplicación científico-racional menos densa con algo de sarcasmo no viene mal.
El único problema (para lo que te he leído) es que la pregunta final casi no tiene respuesta "coherente".
Gracias por tener (y mantener) este blog. Te reviso casi todas las entradas, pero no esperes que firme un comentario en todas ellas.
Saludos.

Keith Coors dijo...

Gracias por el comentario Pantxus.
Procuraré no tener tan altas expectativas respecto a tus comentarios, aunque el hecho de que me cites me sorprende muy gratamente.
La última pregunta es de los pocos enigmas que me siguen sorprendiendo. No creo que aun haya una respuesta coherente.

TORK dijo...

Reconozco mi ignorancia. Cuando ví el título del punto 2 (Multiuniverso) pensé en la Crisis en las Tierras Infinitas.

Saludos.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.