miércoles, 30 de abril de 2008

La ciencia como herramienta


He afirmado muchas cosas sobre la ciencia. Y lo he hecho para responder a personas que a veces afirman sobre ella, sin mucho rigor, cosas como éstas:

Creo que es innegable que hay mucho más cosas que la ciencia humana actual no tiene la menor opción de comprender y mucho menos conocer.

Esta entrada al blog se refiere a dos afirmaciones que hice en octubre de 2007 como respuesta a esta aseveración, enfocando baterías sobre lo que se refiere a no tener la menor opción. Difiero de esta limitante opinión sobre la ciencia porque:
  1. Afirmo que la ciencia es capaz de describir todos los fenómenos de la naturaleza. Quizás actualmente existan cosas o fenómenos que aun escapan a los ámbitos de descripción por parte de las ciencias, pero eso es algo que siempre sucederá. Estamos parados en lo que parece la orilla o frontera del conocimiento y desde ahí se vislumbran horizontes aun más amplios. Llegamos después a las orillas antes observadas y una vez más los horizontes se amplían.
  2. La ciencia tiene la capacidad para explicar todos los fenómenos de la naturaleza, pero no lo hace sola, somos los humanos, con nuestras imperfecciones, temores, logros y fracasos los que la hacemos trabajar, y eso lleva tiempo, intentos, correcciones, etc.
Por supuesto, algunas personas que que leyeron mis afirmaciones saltaron de sus butacas con preguntas y nuevas afirmaciones, algunas muy interesantes como la que cito parcialmente a continuación (versión completa acá):

Por lo que afirmas, en tu nota que da pie a esta, la ciencia sería un conjunto de ideas que escapan totalmente a la esfera de lo humano. No sería una construcción social e histórica de nuestra tan venida a menos especie, sino algo que está ahí flotando en el caos y que lo va explicando, absolutamente independiente de nuestra voluntad.
A esto respondí que la ciencia tiene los elementos, las herramientas, los bloques de construcción que permiten explicar los fenómenos de la naturaleza. La ciencia no es mística, pero si alguien se empeña en encontrar en mis palabras que eso es lo que afirmo, pues entonces que así sea para esa persona. No preguntes, no cuestiones. De otra forma puedes errar el tiro.

Errar el tiro es el camino para nuevas preguntas, no para nuevas respuestas.
Así, preguntando y respondiendo, se puede hacer trabajar a la ciencia. Claro, se puede preguntar también al horóscopo. Y si su respuesta satisface ¡adelante! Confiemos en sus predicciones

A mi no me satisfacen las respuestas de mi horóscopo. Porque no dimensiona las cosas, no toma en cuenta lo que soy ni lo que hago, supone que son los astros lejanos los que influyen en el devenir de los sucesos, en el modo en el que reacciono y en la manera como me adapto a los hechos. En cambio, confío más en el calendario, que predice el día en que habrá luna llena.

La nueva respuesta fue más interesante aún pues hizo caso del consejo de preguntar en vez de afirmar:

1. ¿Existe la ciencia, por si misma?
2. ¿Es la ciencia un ente independiente de lo que llamamos humano?
3. ¿Y este extraño ente, que anda divagando por ahí y que solo está al alcance de algunos iluminados seres, lo explica todo? ¿lo define todo?

¿Existe la ciencia, por si misma?
No. Lo que existen por si mismos son los fenómenos de la naturaleza. Esa realidad que nos obsesiona a algunos es la que sí existe por si misma, y en algunos pocos casos con ayuda de los humanos. La ciencia, como una creación humana lo que hace es proporcionar herramientas para describir esa realidad.

¿Es la ciencia un ente independiente de lo que llamamos humano?
No. Como cualquier herramienta, sirve a los propósitos de quien la usa. Un martillo está diseñado para clavar clavos, pero una mente asesina puede usarlo para matar a un prójimo.

¿Y este extraño ente, que anda divagando por ahí y que solo está al alcance de algunos iluminados seres, lo explica todo? ¿lo define todo?
La ciencia no es un extraño ente que anda divagando por ahí. Tampoco está al alcance de unos pocos iluminados. La comparación resulta extremadamente tendenciosa. De hecho, uno de los grandes logros de la ciencia es que es divulgada por cuanto medio está al alcance. No es como el hermetismo o como las "ciencias ocultas" que por definición no se divulgan. Los congresos científicos son abiertos. Puedes ver Myth Busters en el Discovery Channel o comprar la colección en DVD.

Llegando a este punto vuelvo a repetir. La ciencia es capaz de explicar todos los fenómenos. Sería absurdo afirmar que ya lo hace, o que lo define todo . Es capaz de explicar todos los fenómenos porque en sus fundamentos se encuentran dos grandes elementos que le aseguran esta capacidad: La inagotable curiosidad de quienes la usamos y sus propios mecanismos de autocorrección.

Hay algunas cosas más, como el que se coleccione modelos de representación de la naturaleza, y que esta colección sirva para que cualquiera que desee preguntar, pueda encontrar sus respuestas de acuerdo con el nivel de la pregunta. Se busca tener pocos modelos, pues eso es estéticamente mejor.

Por ejemplo, se busca denodadamente encontrar un sólo modelo que explique lo muy grande y lo muy pequeño bajo un sólo marco de herramientas descriptivas. ¿Por qué? porque además, quienes usamos las herramientas de la ciencia, admiramos la belleza de la sencillez.

Imagen: Calisto.

3 comentarios:

Eugenio Manuel Fernández Aguilar dijo...

Extraordinaria entrada, colega bloguero.

Estoy muy de acuerdo contigo en la respuesta de esas tres preguntas, la ciencia no va desligada del ser humano. Es una parte de él.

En mi sección "Cuestiones persnolaes" una vez preguntaba "¿Son completamente objetivas las teorías científicas?" Igual te interesa.

Anónimo dijo...

Cuando un narcisista transita por una etapa de apariencia exitosa y de euforia, su perfil narcisista se acentúa hasta llegar a considerarse a sí mismo el eje de referencia y la medida de todas las cosas, convencido de que sus opiniones y afirmaciones representan juicios y verdades inconcusos.

El se convierte en el universo e inexorablemente será la fuente y esencia de una concepción autoritaria.

Necesitado del halago del poder y del aplauso, encaminará sus pasos para reforzar su peculiar autoritarismo y para realimentarse con la suma de adhesiones de las cuales no necesitará discriminar formas o contenidos en tanto sean funcionales a su neurosis.
Toda frustración y/o contradicción para con sus ideas, exigencias y antojos la asumirá como antagonismo hostil, le provocará intensa y poco disimulable ira y le activará brotes de histerismo traducidos en expresiones paroxísticas, gritos de mando y acusaciones públicas, aparatosas gesticulaciones, agresividad incontenible, prepotencia y bravatas dirigidas contra quien o quienes no acatan sus imposiciones, no responden de acuerdo con sus axiomas, parecen agredir la esencia de su mundo y no actúan según sus gustos y deseos.

Tu psicoanalista

TheJab dijo...

Creo (y lo lamento) que el ser humano no tendrá existencia suficiente para explicar todos los fenómenos ni para dar respuesta a todas las preguntas.

Espero estar equivocado.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.