jueves, 31 de marzo de 2011

Terremotos y Charlatanes

Algunos se equivocan por temor a equivocarse.



Gotthold Ephraim Lessing


Desde eSkeptic
Por Donald Prothero
Título original: Quacks & Quakes
Traducción y comentario final: KC




El gran terremoto de Sendai y el tsunami del 11 de marzo de 2011, no sólo generó una gran cobertura en todos los medios de comunicación, sino que también sacó a todos los locos de la nada (como pasa con cualquier gran terremoto o desastre natural). He discutido los detalles geofísicos y geológicos en un post aparte, pero la tormenta de desinformación y los mitos que vuelan alrededor de los medios de comunicación y de Internet ha sido abrumadora. Mi buzón de correo electrónico se llenó de preguntas acerca de estos eventos, porque he estado haciendo publicidad de mi nuevo libro "Catástrofes: terremotos, tsunamis, tornados y otros desastres que estremecen la tierra" (Johns Hopkins University Press). No eran sólo los mitos habituales acerca de los terremotos, sino también una capa adicional de la especulación apocalíptica y profecías del "fin del mundo", además de los locos que creen en el mito del 2012.


Entre los que consiguieron sus 15 minutos de fama durante el bombardeo de los medios de comunicación después del terremoto fue un conocido trinquetero, Jim Berkland, quien consiguió que le hicieran una entrevista completa para promover sus ideas en Fox News el 17 de marzo (pero en ninguna otra red). En primer lugar, el reportero colocó un mapa del "Anillo de Fuego" con volcanes y terremotos en todo el Pacífico, apuntando a Chile, a continuación Nueva Zelanda, a continuación Japón, dando a entender que este círculo de sismos podría terminar en California. Al parecer, nunca consultó a un geólogo, quien habría señalado que cada una de estas regiones, es un tipo totalmente diferente de límite de placa y no tienen placas tectónicas en común. A continuación, Fox dio a Berkland un espacio completo de cinco minutos para exponer sus ideas, con el mismo periodista crédulo lanzándole preguntas suavecitas, ​​y no de réplica con cualquier otro geólogo o sismólogo.


Berkland divagó sobre el comportamiento de los animales y la muerte de los peces en California (que han sido explicados por las condiciones inusuales del agua), sin mencionar que ese tipo de mortandad es común y no estadísticamente relacionado con los terremotos (ni existe un mecanismo plausible que podría vincularlos). Él divagó acerca de cómo los animales sienten inusuales campos magnéticos antes del terremoto, un argumento que ha sido ampliamente desacreditado. Berkland mencionó varios terremotos que afirma haber "pronosticado", sin comprobación de los hechos ni un examen de su historial general de "predicciones".


También mostró el clásico complejo de persecución de todos los trinqueteros y los científicos marginales, desprestigiando a los verdaderos científicos y sus "cajas negras" mientras utiliza métodos sin rigor y sin revisión por pares. A continuación, utilizó su tiempo en el aire para predecir confiadamente que un gran terremoto en California que sucedería el 19 de marzo, el perigeo de la "Superluna", con una ventana de predicción abriéndose hasta el 26 de marzo. Bueno, esas fechas ya pasaron, y no se ha visto a Fox News entrevistándolo de nuevo para que explique lo que salió mal.


Si Fox se hubiese molestado en hacer una investigación mínima sobre él, nunca habría perdido su tiempo en el aire y la gente no hubiese entrado en pánico innecesariamente. En primer lugar, Berkland no es un sismólogo, sólo un geólogo con sólo una licenciatura y una formación de posgrado, que ocupó varios puestos en el gobierno antes de retirarse en 1994.


Berkland se promociona por haber predicho el terremoto de Loma Prieta, algo que él utiliza como su principal gancho de la publicidad, lo que fue promovido en la emisión de Fox. Sin embargo, hay dudas acerca de esta predicción. Un año antes esa región ya había sido catalogada como una "brecha sísmica" o una de las zonas más probable para el próximo gran terremoto. De acuerdo con el sitio de la Red Sísmica de la Universidad de Washington en el Pacífico del Noroeste, "El segmento de la falla de San Andrés que se rompió en el terremoto de Loma prieta o el de la "Serie Mundial" en 1989 con magnitud 7.1 había sido identificado por el USGS como uno de los segmentos más probable de ruptura en la Falla de San Andrés. Terremotos de magnitud mayor a 5, entre 2 y 15 meses antes del terremoto dañino fueron tratados como temblores previos, y el USGS emitió avisos públicos durante 5 días a través de la Oficina de Servicios de Emergencia de California." Por lo tanto, no era gran cosa seguir esta predicción y elegir una fecha. Berkland tuvo la suerte de habérselo mencionado a un periodista de un periódico local en Gilroy, California, por lo que quedó impreso en los registros públicos.


Una vez que se examina más de cerca su registro completo de predicciones de terremotos, su "tasa de éxito" se desmorona. El suyo es un clásico caso de escoger los datos favorables, y también el sesgo de confirmación, utilizado por los adivinos, curanderos y estafadores de todo tipo desde hace siglos: la gente recuerda los aciertos y olvida los fallos. Berkland tuvo un "golpe" de suerte y la mayoría de la gente nunca se molestó en revisar su historial general.


El sismólogo Roger Hunter hizo un cuidadoso estudio estadístico, publicado en el Skeptical Inquirer, y encontró que sus "predicciones" no eran mejores que el azar 1. La aseveración de Berkland es que cuando las fuerzas de marea que resultan de la alineación de la luna y el sol están en un máximo (un syzygy, como él lo llama), se puede ejercer un tirón en la corteza terrestre que dispara terremotos. Esta idea se remonta a por lo menos 1897, y tiene cierta plausibilidad, ya que la atracción de marea ejerce una fuerza sobre la corteza terrestre. Sin embargo, cuando los geofísicos del Instituto de Geofísica y Física Planetaria de la UCLA realizaron un estudio riguroso, no encontraron ninguna relación estadística entre las dos 2. Otros estudios también han puesto a prueba las conexiones entre las mareas y los terremotos, y no encontraron correlaciones estadísticamente significativas 3. La única posible correlación puede ocurrir cuando las fuerzas de marea afectan fallas inversas poco profundas, pero las fallas de la predicción de Berkland del 19 de marzo para California son todas fallas de desgarre vertical de profundidad, no con el tipo de movimiento que se ajusta al modelo de poca profundidad de empuje de falla. La falla que causó el terremoto de Sendai es una zona de subducción profunda, no un tirón poco profundo. El único lugar donde sería posible que las mareas pudiesen afectar a los terremotos se encuentra en los valles de las dorsales oceánicas, a kilómetros bajo la superficie del océano central 4, y lejos de las áreas en las que Berkland ha centrado sus predicciones.


Además de los métodos cuestionables y la constante falta de éxito de Berkland en la predicción sobre la base de las mareas, también utiliza el comportamiento animal como una guía para la predicción de terremotos. Su "muy riguroso" método es revisar los periódicos locales buscando un número inusual de informes de perros y gatos perdidos en la sección de anuncios clasificados. La idea de que los animales pueden predecir los terremotos ha sido cuidadosamente analizada y ha fallado la prueba una y otra vez. Los animales pueden ser más sensibles a las ondas P que los humanos, que son las ondas sísmicas más rápidas y llegan unos segundos antes de las destructivas ondas S en regiones lejanas al epicentro, pero esto da a las advertencias sólo unos segundos en cualquier lugar en los que sea probable experimentar una fuerte sacudida.


Nunca ha sido corroborado de forma fiable si los animales son sensibles a otras alteraciones en la corteza de la tierra que se produzcan más de unos segundos antes de que el propio sismo. Además, este método se monta en el mismo problema que la mayoría de los métodos de predicción de terremotos a corto plazo han encontrado: no hay dos terremotos iguales. Algunos tienen precursores, y otros no. Por lo tanto, si los animales actúan de forma extraña antes de un terremoto ocurrido en particular (al igual que se han observado algunos precursores geofísicos en algunos temblores), no hay evidencia de que ellos puedan prever de manera fiable la mayoría de los temblores (ya que muchos temblores no tienen precursores).


Esto lleva a la cuestión mayor: los mejores geofísicos del mundo han estado trabajando duro en la predicción de terremotos a corto plazo por décadas, pero la mayoría debe admitir que no estamos mucho más cerca de lo que se estaba hace cincuenta años. Somos muy exitosos para dar avisos a largo plazo, con meses o años de anticipación, para las regiones que están retrasadas para un gran terremoto ("brechas sísmicas") y estas predicciones han trabajado de forma fiable. Sin embargo, la predicción a corto plazo siempre ha fracasado por el exasperante problema de que no hay dos fallas que se comporten de la misma manera. Regresando a la década de 1970, la teoría de dilatancia sobre deformación del terreno encontró una serie de precursores, y condujo a la predicción exitosa del terremoto del 4 de febrero de 1975 en Haicheng, China. Pero sólo 17 meses después, no hubo precursores para el terremoto del 28 de julio de 1976, en Tangshan, y murieron alrededor de medio millón de personas.


Desde este fracaso, los sismólogos se han vuelto mucho más cautelosos sobre la predicción de terremotos a corto plazo. La mayoría admitirá con franqueza que probablemente nunca habrá un método fiable de predicción a corto plazo. Esto deja espacio para que los charlatanes como Jim Berkland den un paso adelante, se jacten de su cuestionable "predicción" Loma Prieta, y llamen la atención de medios de comunicación libres. Luego puede confiar en el hecho de que en estos días la prensa no hará investigación alguna sobre sus antecedentes, ni lo confrontarán después de cada predicción para preguntarle qué salió mal. Como el mismo Charles Richter dijo: "Sólo los tontos, los mentirosos y los charlatanes predicen terremotos." Usted puede juzgar cual categoría se adapta mejor a Berkland.


Referencias


1. Hunter, R. 2006. “Can Jim Berkland predict earthquakes?” Skeptical Inquirer 30 (5): 47–50.


2. Kennedy, M., Vidale, J.E., and Parker, M.G. 2004. “Earthquakes and the moon: syzygy predictions fail the test.” Seismological Research Letters 75 (5): 607–612.


3. Hartzell, S., and Heaton, T. 1989. “The fortnightly tide and the tidal triggering of earthquakes.” Bulletin of the Seismological Society of America, 79: 1282–1286. Vidale, J.E., Agnew, D.C., Johnston, M.J.S., and Oppenheimer, D.H. 1998. “Absence of earthquake correlation with Earth tides; an indication of high preseismic fault stress rate.” Journal of Geophysical Research, 103: 24567–24572.


4. Tolstoy, M., Vernon, F.A., Orcutt, J.A., and Wyatt, F.K. 2002. “Breathing of the seafloor; tidal correlations of seismicity at Axial Volcano.” Geology 30:503–506.


(Reprinted with permission from the copyright holder the Skeptics Society and Skeptic magazine, www.skeptic.com)



Comentario


Así como hay charlatanes que afirman ser "adivinos" en esto de los sismos, así también hay charlatanes que afirman categóricamente que estos sismos son el resultado de una especie de guerra con armas de última generación, es decir HAARP, el moderno "chupacabras". Y para acabarla de rematar, que ya había sido predicho por un tal Benjamín Parravicini. La nota de un portal argentino denominado Urgente24 ha sacado una nota de lo más terrorista que se puede imaginar, digo, teniendo en cuenta que el portal tiene un formato como el de cualquier portal de noticias. Dice así la nota de marras:


Una psicografía de Benjamín Solari Parravicini que data de 1939, parece haber pronosticado el terremoto que sacudió la semana pasada a Japón, con las terribles consecuencias que este trajo aparejadas.


Por otra parte, años atrás un conocido investigador conspiranoico (que luego fue acusado de ser pago por el FBI para infundir el miedo en la población), Benjamin Fulford, denunció que sectores de poder estadounidenses habrían usado la famosa máquina de hacer terremotos (HAARP) para amenazar a Japón con terremotos que desataran un desastre nuclear en la isla para poder tomar así el control de la economía de ese país. En vistas de lo sucedido, tanto las premoniciones de Parravicini como las denuncias de Fulford no parecen estar muy alejadas de la realidad.


Y yo me pregunto ¿De dónde chinguiñas saca el autor de esta pésima nota que las barrabasadas de Parravicini y las ideas fumadas de Fulford no parecen estar muy alejadas de la realidad? ¿De qué realidad habla? Si se trata de la real pero calenturienta imaginación del autor, quizás tenga razón, pero de eso a que el HAARP pueda provocar sismos de esa magnitud o que un fumado fulano pueda predecir un sismo con 72 años de anticipación, hay mucha distancia.


La posibilidad de llamar la atención sobre un público ávido de chismes pero escasamente docto en ciencias hace que medios como este pésimo portal lleno de sensacionalismo y desinformación hagan su agosto con mentiras y estupideces como la citada. Una vez más no doy la liga de referencia para no promocionar estos sitios tan sesgados y sensacionalistas que colaboran para sembrar el terror entre la gente, pero una búsqueda en google con "HAARP" y "Fukushima" dará con el sitio referido, y siempre puede verse el contenido en el soporte documental de este blog.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.