jueves, 5 de febrero de 2009

Un cometa verde se acerca a la Tierra

Creo que si mirásemos siempre al cielo acabaríamos por tener alas.

Gustave Flaubert


Desde Science@NASA
Por Tony Phillips.
Traducción: KC

En 1996, un niño de 7 años de edad en China agachó el ocular de un pequeño telescopio y vio que algo iba a cambiar su vida - un cometa de extravagante belleza, brillante y esponjado con una activa cola. Al principio pensó que él mismo lo había descubierto, pero no fue así, se enteró que dos hombres llamados "Hale" y "Bopp" se lo habían ganado. Dominando su decepción, el joven Quanzhi Ye resolvió encontrar su propio cometa algún día.
Y un día, lo logró.

Avancemos rápido hasta una tarde de verano en julio de 2007. Ye, ahora de 19 años y estudiante de meteorología de la Universidad Sun Yat-sen de China, inclinado sobre su escritorio, se encontraba mirando a un campo de estrellas en blanco y negro. La foto fue tomada unas noches antes por el astrónomo taiwanés Sheng Chi Lin sobre la "patrulla del cielo" en el Observatorio Lulin. El dedo de Ye pasó de punto a punto - y se detuvo. Una de las estrellas no era una estrella, era un cometa, y esta vez Ye lo vio primero.

El cometa Lulin, así nombrado por el observatorio en Taiwán, donde la foto del descubrimiento fue tomada, se está acercando a la Tierra. "Es una belleza verde que podría llegar a ser visible a simple vista en cualquier momento", dice Ye.

El astrónomo aficionado Jack Newton envió esta foto tomada desde su observatorio casero en Arizona:

"Mis ojos jubilados todavía no pueden ver el brillo de cometas", dice Newton, "pero mi telescopio de 14 pulgadas lo recogió bastante bien el 1 de febrero."

El cometa tendrá su máxima aproximación a la Tierra (0.41 UA) el 24 de febrero de 2009. Las estimaciones actuales fijan su máximo brillo en la 4a o 5a magnitud, lo que significa que se requerirán los cielos oscuros del campo para verlo. Nadie puede decirlo con certeza, sin embargo, porque esta parece ser la primera visita del Lulin al interior del sistema solar y su primera exposición a la luz solar intensa. Las sorpresas son posibles.

El color verde del Lulin proviene de los gases que componen su atmósfera de tamaño Joviano. Chorros arrojados desde el núcleo del cometa contienen cianuro (CN: un gas venenoso que se encuentra en muchos cometas) y carbono diatómico (C2). Ambas sustancias producen un resplandor verde cuando se ilumina con la luz solar en el vacío del espacio.

En 1910, mucha gente entró en pánico cuando los astrónomos revelaron que la Tierra pasaría a través de la cola del Cometa Halley, rica en cianuro. Falsa alarma: El tenue velo de la cola del cometa no podía penetrar en la densa atmósfera de la Tierra, incluso si hubiese penetrado, no habría suficiente cienuro para causar problemas reales. El cometa Lulin causará menos problemas que el Halley. En su máxima aproximación a finales de febrero, Lulin transitará a 50 millones de kilómetros de la Tierra, una distancia totalmente inofensiva.

Para ver al cometa Lulin con tus propios ojos, te recomendamos poner la alarma a las 3 de la mañana. El cometa se eleva un par de horas antes que el sol y se puede encontrar a una elevación cercana a 1/3 del cielo del sur antes del amanecer. Aquí están algunas fechas en que éste es especialmente fácil de encontrar:


Feb. 6: Lulin se desliza por Zubenelgenubi, una estrella doble en el fulcro de la balanza de Libra. Zubenelgenubi no sólo es divertido para pronunciar, sino también una útil guía. Puedes ver Zubenelgenubi a simple vista (es tan brillante como las estrellas en la Osa Mayor); con ayuda de binoculares apuntando a la estrella binaria se revela el cometa Lulin en la hermosa proximidad. [Mapa del cielo].

Feb. 16: Lulin pasa cerca de Spica en la constelación de Virgo. Spica es una estrella de primera magnitud y una guía que no puede fallar incluso para los astrónomos citadinos. Un apuntador señalando a Spica capturará al cometa Lulin en su campo de visión, centrando la óptica dentro de un espacio entre ambos objetos. [Mapa del cielo]

Feb. 24: ¡El punto más cercano! En esta mañana especial, Lulin estará tan sólo unos pocos grados de Saturno en la constelación Leo. Saturno es evidente a simple vista, y Lulin podría ser visto así también. Si esto no te saca de tu cama ¡nada lo hará! [Mapa del cielo]

Ye observa que el cometa Lulin es notable no sólo por su rara belleza, sino también por su rara forma de descubrimiento. "Este es un cometa de colaboración entre los astrónomos taiwaneses y chinos", dice. "El descubrimiento no se habría podido realizar sin la contribución de ambos lados del estrecho que separa a nuestros países. Sheng Chi Lin y otros miembros del personal del Observatorio Lulin me permitieron obtener las imágenes que quería, mientras que analizaba los datos y encontraba el cometa".

En algún momento de este mes, imagina Ye, otro joven apuntará su telescopio, para ver el cometa Lulin y sentirá la misma emoción que tuvo cuando miró al Cometa Hale-Bopp en 1996. Y quién puede decir ahora adonde podría conducir eso...

"Espero que mi experiencia pueda servir de inspiración a otros jóvenes para seguir los mismos sueños llenos de estrellas, como yo", dice Ye.


1 comentario:

Ego sum qui sum dijo...

Gracias por la info! Me desvelaré para no perdérmelo.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.