jueves, 2 de julio de 2009

Esto es la anulación del voto: Vudú electoral.

El vudú es una religión que se originó a partir de las creencias que poseían los pueblos que fueron trasladados como esclavos desde el África Occidental y del contacto de estas creencias con la religión cristiana propia de los esclavistas.



Creo que se ha generado una especie de obsesión por llamar a la anulación del voto. De veras. Hay sitios web dedicados al 100% a intentar convencer a los lectores sobre las razones para anular el voto.

Lástima que sea una idea de penetración masiva en una sola dirección. En los sitios que he visitado hay poca posibilidad de opinar sobre los temas. En este sitio: http://anulomivoto.blogspot.com se publican 23 razones para anular el voto. Curioso que digan en la razón 8 "La anulación cuenta como un instrumento válido para sacudir, presionar, exigir, y empujar a la profundización democrática" y no permitan siquiera opinar con un comentario en la entrada (que se subió el 28 de junio pasado). Eso es como si tampoco al webmaster le gustara profundizar en la discusión democrática.

Termina el rosario de razones del sitio anterior con esta: "Ahora bien, si usted quiere tachar la boleta en favor de un candidato en vez de anular su voto o de votar por “Esperanza Marchita”, hágalo. Está en su derecho. Piense, sin embargo, en que probablemente jamás volverá a ver al diputado por el cual votó porque –en este sistema democrático trunco y parcial– usted no le importa. Él o ella dirá que lo representa cuando en realidad no podrá hacerlo."

Y yo pregunto a la autora (supuestamente Denise Dresser) ¿acaso anular el voto va a hacer que el diputado vaya a mi casa, que se interese por mí, que me cuide, me apapache y me dé la sopita en la boca? O sea, ¿Acaso piensa Denise que anular el voto obrará esta clase de magia? Pobre Denise, que al parecer piensa que Harry Potter y Obi Wan Kenobi pueden venir en auxilio del pueblo mexicano, para obligar a los "malos" a cambiar para bien, mediante el conjuro mágico (y estúpido) de la anulación del voto. Pero más compadezco a los que piensen que Denise tiene razón.

Porque eso de que el diputado electo no nos representa depende de qué tipo de representación hablemos. Y pienso que con su propuesta de anulación mágica Denise pretende, además, anular la capacidad de los mexicanos para tener la voluntad de ir con el diputado y presentarle un par de propuestas.

No, Denise, por lo menos a mí no me anulas.

Luego está el sitio de Luis Manuel Perez de Acha que se llama voto en blanco http://votaenblanco.org.mx/. Aquí nos indica el buen Luis Manuel que "El gran círculo (abarcando todas las opciones de la boleta) representa a todos los ciudadanos que están descontentos con la actuación de la partidocracia y el trazar la X sobre él significa que estaremos votando por la ciudadanía". Simbología barata, digo yo. Y luego nos firma su panfleto diciendo: "LA ABSTENCIÓN ES APATÍA, VOTAR EN BLANCO ES PARTICIPACIÓN". No pues sí, muy participativos vamos a estar. Yo más bien digo:

Votar en blanco es querer que la magia negra cambie las cosas.

No me resigno a pensar que la única opción que se tiene es hacerle al brujo con las boletas. Eso es ridículo, es atrasado, es retrógrada, es denigrante. Y a veces pienso que esta gente medio educada que promueve estas estupideces del voto anulado puede tener otros fines ulteriores. Quizá favorecer a un partido (como creo que es el caso de Loret de Mola y otros periodistas de televizca). Y más duda me causa eso de los anuncios pagados invitando a la anulación del voto ¿quien los paga?

Ya lo decía antes. No es problema de un partido u otro, finalmente nuestro diputado
electo (que no es de Finlandia, ni de Júpiter, ¡es mexicano!) representa a unos 250 mil ciudadanos del rumbo. Sea quien sea, del partido que sea, lo que deberíamos hacer es ir a enchinchar a nuestro diputado a su oficina (todos tienen oficinas locales). Debemos participar verdaderamente llevando propuestas y no pidiendo que nos perdonen multas. Debemos llevar proyectos y no solicitudes de apoyo financiero. Debemos ir a pedirle cuentas y no a pedirle unos "vales de despensa".

No al denigrante vudú electoral.
Sí al voto razonado y a la posterior exigencia organizada.
Imagen de entrada: Práctica vudú de insertar alfileres en un muñeco.
Imagen de salida: Bandera Vudú.

1 comentario:

Anónimo dijo...

He de confesar que soy de los que acuden a la casilla a emitir mi sufragio, y lo que hago es cruzar las boletas con lineas diagonales para invalidar mi voto, por que ningun candidato sea del partido que sea llena mis expectativas de una mejora o cuando menos de que trabajen en pro de sociedad.

Aqui en mi colonia solo he sabido que haya venido una candidata a hacer campaña y trajo un pinche payaso mamon que anduvo haciendo y diciendo sus payasadas divirtiendo a los 15 escuincles piojentos que lo estaban viendo y regalandoles baratijas, baratijas que obviamente salen de los impuestos que pagamos.

A los demas candidatos ni los conocemos, entonces ¿por quien voy a votar?, obvio que por nadie, mejor hago lo que he hecho las ultimas veces invaldo mis boletas con lineas diagonales y asi mi voto es invalidado.

La ultima vez que fui funcionario de casilla hice lo mismo, en mi sector hubo un abstencionismo de mas del 80% y no se declaro nula la votacion de la casilla.

Si hay 5 mil electores y solo votan 20, es valido el resultado.

Me toco ver hace años casos inverosimiles sobre las votaciones, en alguna ocasion entable conversacion con una persona que estaba trabajando para aquel partido que duro en el poder mas de 70 años, y me decia esa persona que su trabajo consistia en que al llevar los paquetes con las actas levantadas en las casillas con el resultado de la votacion, ya le tenian otras actas falsas con resultados abrumadores a favor de ese partido y con los nombres de los funcionarios de las casillas y entonces esta persona falsificaba las firmas de los funcionarios, le pregunte que si podria falsificar cualquier firma y estampe una firma que se me ocurrio en ese momento muy dificil, solo le basto observarla unos segundos y con una presicion envidiable duplico esa firma, de tal forma que no se notaba diferencia alguna, incluso creo que ni una pericial grafoscopica hubiese detectado la falsificacion.

Quizas es lo bueno de la pluraildad en el congreso de la union, que se vigilan unos a otros y ya no se permiten o trtan de evitar cosas como la que mencione.

Ahora pregunto ¿si esta candidata que trajo al payaso a mi colonia resulta triunfadora, con payasos va solucionar las demandas de la ciudadania?.

A los otros candidatos ni los conocemos.

Me gustaria que Marcos se lanzara por la grande a ver si como ronca duerme, por ese si votaria yo, ¿que mas podemos perder?

Alguien dijo "cada pueblo tiene el gobierno que se merece", y creo lo dijo muy acertadamente.



Sergio

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.