domingo, 18 de abril de 2010

Se absuelve a los científicos climáticos

Lo importante no es escuchar lo que se dice, sino averiguar lo que se piensa.


Juan Donoso Cortés



Después de haberse visto envueltos en un escándalo por la sospecha de que habían alterado los datos sobre el clima que servían de base para soportar la causa humana del cambio climático, sospecha fundada en una serie de mensajes de correo electrónico robados (tema analizado en este espacio el año pasado), los científicos de la universidad británica de East Anglia fueron exonerados después de una investigación exhaustiva realizada por un grupo independiente de investigadores. Una nota de El Reforma da cuenta de este veredicto, y se resproduce aquí:
Una comisión independiente que examinó las acusaciones de presunta alteración de datos científicos por parte de uno de los centros de investigación sobre el clima más prestigiosos del mundo concluyó que no halló ninguna prueba de mala práctica.


Los científicos de la Unidad de Investigación sobre el Clima (CRU) fueron acusados en noviembre de 2009 de presunta manipulación de datos para exagerar el efecto humano sobre el cambio climático.


El caso, bautizado climategate por la prensa británica, estalló en vísperas de la cumbre de la ONU sobre el clima de Copenhague con la divulgación de cientos de mensajes electrónicos robados de científicos del centro y de su director, Phil Jones, que según los escépticos del calentamiento climático demostraban que éstos alteraron datos para avalar sus teorías.


Pero la comisión independiente que procedió a un examen detallado de 11 estudios publicados por la CRU durante 20 años no halló ninguna prueba de cualquier mala práctica científica deliberada y concluyó que los científicos llegaron a su conclusiones "honestamente".


El presidente del panel, Lord Oxburgh, precisó simplemente que los investigadores consideraron que los científicos podrían haber utilizado mejores métodos estadísticos a la hora de analizar algunos de sus datos, pero que era improbable que esto hubiera supuesto alguna diferencia en sus resultados.


Tras conocer las conclusiones, la Universidad de East Anglia dijo que la investigación demostró que los ataques de los últimos meses contra su integridad científica eran totalmente injustificados.


En marzo, otra investigación llevada a cabo la Comisión de Ciencia y Tecnología del parlamento británico absolvió igualmente a los científicos al concluir que no existía ninguna prueba de que el centro o su director hubieran alterado datos para respaldar sus teorías.


Con estos veredictos se refuerza la idea de que detrás de la incredulidad sobre la causa humana del cambio climático hay más intereses que verdad. Es bien sabido que las grandes compañías petroleras han financiado "investigaciones" para contrarrestar la idea de la causa humana, pero también hay la sospecha de que han recurrido a tácticas sucias como el robo de información, exposición fuera de contexto y ataques ad hominem contra Phil Jones y su grupo de investigadores.


Después de todo existen aún negocios multi millonarios basados en el petróleo, negocios que podrían frenarse si se imponen cuotas reducidas para la emisión de gases de efecto invernadero a nivel mundial.


3 comentarios:

marcelino dijo...

La ciencia y los científicos tiene que luchar contra lo desconocido, contra la incertidumbre de los datos e informaciones que tienen, contra la desinformación o lo que es peor la falsificación de informes y estudios, contra los intereses de los trust económicos y contra sus posibles errores. Pero aún así la ciencia es lo mejor del hombre...

Acidita dijo...

Desafortunadamente los científicos son vistos todavía con un cierto aire de inseguridad; y, es que la ciencia cuando te brinda certezas lo hace con todos los argumentos para soportarla, pero cuando te presenta una "teoría", una hipótesis, o alguna investigación que no ha encontrado finalización la gente saca su carta de escepticismo y decide que a la ciencia todavía le falta mucho.

La mayoría de las personas vive con y en la ciencia, pero pocos la entienden. Yo soy alguien que apenitas la esta aprendiendo a conocer.

Muy interesante su blog, felicidades!

Keith Coors dijo...

Para Marcelino.

En efecto, como cualquier otra actividad humana, la ciencia debe ser practicada con honestidad y con apego a sus principios. No siempre se logra, debido a intereses ajenos a ella, y a que los científicos son personas con debilidades y fortalezas como cualquier otro ser humano.

Para Acidita.

De acuerdo con tu punto. Añado que es triste que no se divulge la actividad científica con mayor cobertura. La ignorancia de la ciencia es un problema grave que afecta su avance.

Pero siempre se puede hacer algo.

Saludos

KC

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.