sábado, 24 de abril de 2010

La síntesis de nuevos elementos, una ardua tarea

¿Cuál es la tarea más difícil del mundo? Pensar


Ralph Waldo Emerson



A principios de Abril de este año de 2010 se publicó una interesante noticia sobre el "descubrimiento" de un nuevo elemento pesado, el correspondiente al número atómico z = 117. En realidad no se trató de descubrir en el sentido de "encontrar" algo que ya existía, sino de un proceso de síntesis que involucró el bombardeo con iones de Calcio sobre un blanco de Berkelio, en un acelerador de partículas. El anuncio se realizó en varias revistas serias de las cuales comparto una breve lista de referencias electrónicas:


http://www.sciencebase.com/science-blog/element-117.html


http://blogs.physicstoday.org/newspicks/2010/04/element-117-discovered.html


http://www.nytimes.com/2010/04/07/science/07element.html



http://physicsworld.com/cws/article/news/42272


http://news.sciencemag.org/sciencenow/2010/04/finally-element-117-is-here.html


De esta última referencia, comparto un extracto traducido:


Ha tomado años, pero finalmente los físicos han llenado un vacío persistente en la tabla periódica. Ocho años después de la creación del elemento 118, el átomo más pesado conocido, los investigadores han hecho unos cuantos átomos de su vecino un poco más ligero, el elemento 117, al disparar un intenso haz de iones de Calcio en un objetivo de Berkelio. Además de llenar el espacio en blanco en la tabla periódica, el descubrimiento refuerza la noción de una "isla de estabilidad", un grupo de núcleos superpesados aún tentadoramente fuera de alcance, que los teóricos de predicción afirman que puede ser tan estable como más elementos familiares.


Hay que recordar que los elementos más pesados descubiertos/sintetizados a la fecha eran los de número atómico z = 116 y z = 118, dejando un hueco en el 117. Un dato interesante en esta historia es que en 1999 se había dado esta noticia desde el mismísimo laboratorio nacional Berkeley Lab. En ese entonces se notificó de la creación del elemento de número atómico z = 118 y el descubrimiento del elemento 117, que supuestamente constituía un producto de decaimiento del primero. Esta nota puede verse en una página de la Sociedad de Radioquímica


Lo interesante de esta nota es que en su cuerpo, el editor hace una aclaración que reza: "Los resultados presentados fueron retractados a trravés de correspondencia con Physical Review Letters (27 de julio de 2001). La noticia de esta auto-corrección puede verse aquí: http://enews.lbl.gov/Science-Articles/Archive/118-retraction.html. De esa referencia comparto dos párrafos muy reveladores:


En un breve comunicado presentado a Physical Review Letters, la misma publicación en la que los resultados originales fueron anunciados, el equipo de investigación afirma: "En 1999, reportamos la síntesis del elemento 118 mediante la reacción plomo-kriptón, basada en la observación de tres cadenas de desintegración, cada una compuesta de un átomo pesado implantado y seis subsiguientes decaimientos alfa de alta energía, correlacionados en tiempo y posición. Impulsados por la ausencia de cadenas de desintegración similares en experimentos posteriores, (junto con expertos independientes) volvimos a analizar los principales archivos de datos de nuestros experimentos de 1999. A partir de estos re-análisis, se concluye que las tres cadenas reportadas no se encuentran en los datos de 1999. Nos retractamos de nuestra afirmación publicada sobre la síntesis del elemento 118".


"La ciencia se auto-corrige", dijo el director del laboratorio de Berkeley Charles Shank. "Si tienes la información incorrecta, la prueba no es reproducible. En este caso, no sólo experimentos posteriores no reprodujeron los datos, sino también un análisis mucho más exhaustivo de los datos de 1999 no pudieron confirmar los hechos. Hay muchas lecciones aquí, y el laboratorio va a extraer todo el valor que pueda de este evento".


Considero muy importante divulgar esta noticia porque representa un ejemplo del difícil camino de la ciencia y del trabajo en los laboratorios de investigación. No siempre se obtienen los resultados que se esperan y a veces se confunde la obtención de resultados dando origen a malas interpretaciones y a anuncios apresurados. Sin embargo, la ciencia tiene sus propios mecanismos para corregir el rumbo.  Destaco las dificultades y las correcciones que se realizan en forma rutinaria en la actividad científica, como parte del precio que se paga por tener una visión real del mundo, para contrastarlos con la sencillez y facilidad con la que gente como Adolfo Gandín Ocampo suele afirmar cosas charlatanescas como:


  1. "ya está descubierto hasta el elemento 174" (20 de abril de 2008)
  2. "Los elementos ya llegan a los 224 como lo se? mi apellido y mi trabajo en RUSIA como cientifico al lado de mi tio LEV que todo el mundo conoce hace de esto un simple juego de niños" (4 de octubre de 2008)


(Ver referencias de estos dichos en la entrada http://ahuramazdah.blogspot.com/2008/10/el-fin-de-la-historia-del-infame.html)


Estas afirmaciones han quedado grabadas en mi memoria (y en la del disco duro de mi PC, por si la anterior me falla) como claros ejemplos de charlatanería. Este hombre nunca refirió una fuente seria de estos supuestos hechos y sólo quedó como una de tantas afirmaciones sin sentido y sin bases que gusta hacer en forma reiterada.


El anuncio de la síntesis del elemento 117, publicado en tantas revistas y medios serios y confiables, da al traste con los intentos de este pobre hombre. El que el grupo de investigadores del Berkeley Lab se haya retractado de sus propias afirmaciones es un ejemplo que debería ser tomado por quienes con suma facilidad afirman tonterías como las que afirmó el Sr. Gandín. Pero no sólo ellos, sino todos quienes tratamos de informar con veracidad a través de internet.


Imagen desde Physics World.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

EN LA TABLA PERIODICA DE LOS ELEMENTOS HAY UNA SERIE DE LOS LLAMADOS ELEMENTOS DE TRANSICION, QUE SI NO MAL RECUERDO, SON AQUELLOS ELEMENTOS RESULTADO DE LA COMBINACION DE OTROS ELEMENTOS ENTRE SI Y QUE SU ESTABILIDAD ES MINIMA, ES DECIR MUY POCO TIEMPO, INCLUSO EMILESIMAS DE SEGUNDO.

A ESTE RESPECTO MI PREGUNTA MI ESTIMADO KC:

¿LOS ELEMENTOS A QUE TE REFIERES EN TU ARTICULO, SON ELEMENTOS ESTABLES O TAMBIEN SON DE TRANSICION?



SALUDOS

SERGIO

La mujer Quijote dijo...

Sólo queda que la IUPAC y la IUPAP confirmen el hallazgo (suelen ser bastante puñeteros antes de darlo como válido) y que por fin se rellene el grupo 17 de la tabla periódica. supongo que aún conviviremos unos años con las siglas antes de que lleguen a darle un nombre (en cuestión de nombres todavía van por el 112).
saludos

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.