jueves, 30 de julio de 2009

Nuevos datos pueden confirirmar la Materia Oscura

Lo oscuro acabamos viéndolo; lo completamente claro lleva más tiempo.

Edward Roscoe Murrow

Desde Nature
Por Zeeya Merali
Traducción: KC



La turbia caza de materia oscura acaba de ponerse un poco más brillante. Nuevos resultados de rayos gamma del telescopio Fermi los encajan con anteriores sugerencias tentadoras de una detección de la misteriosa sustancia.

El año pasado, una serie de experimentos independientes causó revuelo, ya que parecía haberse detectado señales de materia oscura, que se piensa representa el 85% de la materia del universo .

"Ha habido un enorme entusiasmo por señales de rayos cósmicos que tienen a la materia oscura como una posible explicación", dice Neal Weiner en la Universidad de Nueva York. En concreto, el satélite PAMELA (Carga útil de Exploración Astrofísica de Antimateria y Núcleos ligeros) y el telescopio Fermi han detectado un excedente de electrones de alta energía y antielectrons, también llamados positrones, zumbando a través del espacio. Los resultados fueron interesantes porque tales excesos pueden ser producidos cuando partículas de materia oscura se aniquilan o decaen (ver "Se profundiza la intriga sobre la materia oscura").

Sin embargo, la partículas de alta energía también podría tener orígenes mucho más mundanos, por ejemplo, podrían haber sido emitidos por los púlsares. "Una pregunta importante es: ¿cómo vamos a determinar si es materia oscura o alguna fuente astrofísica?" Dice Weiner.

Largo camino

Una manera de dilucidarlo es mirar los fotones de rayos gamma de alta energía que acompañan la detección. Todos los modelos de materia oscura que podría explicar los datos de PAMELA y Fermi predicen que los electrones y positrones de alta energía se unirán produciendo fotones comunes de luz de estrellas y luego lanzándolos hacia energías de rayos gamma, dice Weiner. El telescopio Fermi ha estado buscando esta señal de rayos gamma, y la semana pasada DrellPersis de la SLAC National Accelerator Laboratory en Menlo Park, California, presentó los resultados en la conferencia sobre Astrofísica de Partículas TeV, celebrada en SLAC, mostrando que había un pico de rayos ua gamma alrededor de 100 GeV - justo donde los modelos de materia oscura predicen.

Drell presentó datos de señales de rayos gamma en el centro galáctico y más allá de una región del cielo conocida como el centro de la galaxia. El equipo de Weiner ha comparado la señal de rayos gamma de la galaxia interior con las predicciones hechas por los modelos de materia oscura, y encontraron una buena semejanza (http://arxiv.org/abs/0907.3953).

Weiner y sus colegas dicen que los resultados son "ciertamente apasionantes". Sin embargo, Weiner subraya que los resultados siguen siendo perfectamente compatibles con la posibilidad de que no haya ninguna señal de materia oscura.

También hace hincapié en que el grupo de Fermi presentaron datos preliminares que se seguirán perfeccionando. Él tiene la esperanza de que en el futuro los datos de Fermi deberían aclarar cualquier confusión. "Como Fermi reduce su campo de visión, su sensibilidad aumentará, y hay perspectivas de algunos resultados muy importantes y emocionantes", dice.

Piergiorgio Picozza, un miembro del equipo PAMELA con sede en la Universidad Tor Vergata de Roma en Italia, estuvo de acuerdo en que es demasiado pronto para sacar conclusiones. Señala que ha habido una serie de documentos que debaten los resultados de Fermi y PAMELA, muchos de los cuales dan conclusiones contradictorias, y dice, "Creo que el camino hacia la verdad es todavía muy largo".

Corregido: Persis Drell no es un miembro del equipo de Fermi, como se dijo en una versión anterior de esta historia.

Referencias
Cholis, I. et al., Preimpresión en http://arxiv.org/abs/0907.3953 (2009).

Imagen: NASA/DOE/International LAT Team.

miércoles, 29 de julio de 2009

¿Existe el alma, el espíritu o cualquier esencia unívoca inmaterial?

En algún lugar del alma se extienden los desiertos de la pérdida, del dolor fermentado; oscuros páramos agazapados tras los parajes de los días.

Sealtiel Alatriste


Muchas personas (pero de veras muchas, y casi me atrevería a decir que la mayoría) piensan que tenemos un alma, un espíritu o al menos una esencia inmaterial que nos hace diferentes del mundo exclusivamente material.

Yo me atrevo a pensar que la gran mayoría han recibido esa idea, en el mejor de los casos, como parte de un bagaje heredado en forma por demás variada y, en el peor, como parte de de un adoctrinamiento. Me atrevo a pensar que actualmente muy pocos han llegado a esa conclusión por si mismos. Quizá eso les sucedió a los antiguos filósofos, al estilo de Aristóteles, quienes por sí mismos llegaron a esas conclusiones para explicarse la esencia misma de la vida.

Siempre ha sido un misterio para los humanos el asunto de la muerte, y más aún la diferencia entre el estado "vivo" del estado "muerto". Incluso en tiempos más recientes, cuando se descubrió que la materia (toda la materia, incluso la de los seres vivos) parecía estar constituida por átomos. ¿Que hacía que un conjunto de átomos, moléculas, células, tejidos y órganos mostrase las cualidades que conocemos como "vida"?

Uno de mis profesores, Emigdio Guerrero, sostenía que todo ser vivo tenía un alma o ánima, por ello es que estaba "animado". Pero no nos explicó nunca la naturaleza de esa ánima. Y no creo que lo pudiese haber hecho tan fácilmente.

Actualmente podemos, mediante tecnología avanzada, aparentar que cosas inanimadas parezcan tener vida, como las líneas de ensamblaje robotizadas. Mediante manipulación digital podemos presentar en la pantalla (chica o grande) animados animales que NO tienen vida, pero que aparentan estar vivos a los ojos del tele- (o cine-) vidente. Pero evidentemente eso NO es vida.

Todavía no hay una respuesta clara y concisa de la diferencia entre un ser vivo y un objeto inanimado. Hace tiempo Gustavo Fernández, un amigo forista, me abordó con una pregunta relacionada con la reencarnación y mi postura respecto a que para poder determinar la realidad incuestionable de un fenómeno como la reencarnación se debería empezar por definir qué es el alma, el espíritu o la esencia inmaterial. Así me abordó:

Según esto, la condición sine qua non para incursionar en el debate científico de la reencarnación presupone la aceptación de la existencia de esa esencia, llamémosle como quieras. Así que, en una nueva vuelta de tuerca, ¿cuál sería el protocolo, según tu saber y entender, que "demostraría" la existencia del "espíritu"?.

Mi siempre escéptica respuesta fue la siguiente:

Como en todo diseño de experimentos, sería necesario plantear algunas hipótesis sobre el espíritu, el alma o como se le llame.

Imaginemos que una hipótesis es que el espíritu es un gas. El diseño del experimento consistiría en tratar de aislar ese gas para poder analizarlo.

Imaginemos que otra hipótesis es que el espíritu es energía. Entonces el experimento debería diseñarse para detectar esa energía. Si es luminosa entonces se podría detectar con fotómetros. Si es calorífica, con calorímetros, etc.

Si tomo la definición que establece que el espíritu es un ser inmaterial dotado de inteligencia, ahí la cosa está más difícil, pues hay varias cosas inmateriales o cercanas a la inmaterialidad, como por ejemplo el magnetismo, los fotones, los neutrinos (casi inmateriales), el vacío, el tiempo, etc. Habría que ser más específicos para mejorar el diseño. Y después determinar si tiene inteligencia ¿que tipo de inteligencia? Aún se plantea más difícil la definición que establece que el espíritu es pensamiento eterno de manifestación.

Para este punto de establecimiento de hipótesis sería necesario que los estudiosos del tema aportaran las características de la naturaleza del espíritu, para poder diseñar el o los experimentos necesarios.

Después se deberá montar el experimento, la prueba, el conjunto de pasos para obtener las evidencias y datos. Los resultados podrían confirmar las hipótesis iniciales o quizás modificarlas (y hasta rechazarlas).

Imaginemos que los datos obtenidos confirman alguna de las hipótesis sobre su naturaleza. En ese caso se establecería una especie de teoría o modelo para describir esa naturaleza. Se esperaría que el modelo fuese útil para hacer algunas predicciones que otros investigadores pudiesen confirmar.

Imaginemos el caso contrario, que ninguna hipótesis se confirma. ¿Que significaría? Que las hipótesis no fueron correctamente elaboradas, o que los instrumentos están fuera de rango y que su sensibilidad no permite la detección del fenómeno, lo cual lo colocaría en el nivel de ruido de los mismos. ¿Que seguiría? El replanteamiento de las hipótesis, el rediseño de los instrumentos y la vuelta al laboratorio.

Pero también podría significar que eso que llamamos espíritu no sea nada real. Quizá simplemente una idea hermosa que nos permite soñar en la inmortalidad, en el premio o castigo en el más allá por nuestras acciones en esta vida, o en la comunicación con los que ya se fueron de este mundo material.

Imagen: Fotomontaje de una supuesta imagen del alma, desde http://xavileon.blogspot.com/2009/06/foto-alma-humana.html.

lunes, 27 de julio de 2009

La falsa predicción del Pallas

Los profetas y adivinos, embaucan a los cretinos.

Anónimo


Hay tanta información falsa en internet que a veces espanta la facilidad que se tiene para publicar alarmantes mentiras que sólo sirven para engañar a incautos. Muchas veces he pensado que esto es el verdadero terrorismo, el sembrar mentiras disfrazadas de ciencia, para causar terror. ¿Cómo descubrir estas mentiras? ¿Cómo saber si en realidad hay una amenaza real?

Mi recomendación es aplicar la receta de la casa: Escepticismo, pensamiento crítico y un poco de voluntad para buscar fuentes que confirmen o descarten esas afirmaciones alarmantes. Una historia reciente puede servir de ejemplo.

Hace poco más de dos años se publicó una alarmante nota sobre el asteroide 2-Pallas. Evidentemente traducida desde el portugués, advertía sobre la casi inminente posibilidad de impacto de este asteroide con la tierra. El mensaje enviado originalmente por el forista Nuno Alves puede verse aquí.

Afirmaba cosas como que "tuvo su órbita alterada" y que según los últimos cálculos (no citaba de quien) estaba "en ruta de colisión con la Tierra". Lo más inverosímil era que afirmaba que a esas alturas ya existía "una gran movilización en la comunidad científica y militar". Lo que me llamó la atención fue que no obstante estar constantemente atento a las noticias científicas, se me hubiese pasado por alto esta "gran movilización". Por esta causa y al ver la paupérrima traducción, me pareció que la noticia era falsa y expuse mis razones de esta opinión a una persona que preguntó por su veracidad:

Normalmente los astrónomos predicen con mucha exactitud los movimientos de ese tipo de asteroides, en especial los de ese tamaño (500 km de diámetro), y en situación aun más especial si están en una trayectoria de colisión. La predicción que dice " La colisión deberá acontecer en la primera quinzena (sic) de julio de 2007" suena a predicción de bola de cristal y no de un grupo de astrónomos. Lo siento, este es, con un 95% de probabilidades, una gran mentira, un engaño, un soberano HOAX. Simplemente para confirmar lo dicho, pertenezco a un grupo de astrónomos aficionados. Nadie ha mencionado nada sobre este asteroide en los últimos 2 meses.

Pero no me quedé así. Pregunté a mis amigos astrónomos. La respuesta amable de uno de ellos fue:

Veamos... 2 Pallas existe de verdad. El número indica que es el segundo asteroide descubierto, y esto ocurrió concretamente en 1802 por Heinrich Olbers; si, el de la paradoja. Este asteroide "vive" tranquilamente en el cinturón principal, entre Marte y Júpiter. Sólo un cataclismo de enormes dimensiones podría precipitarlo de su órbita y mucho más difícil aún sería que alcanzara una órbita de colisión con la Tierra.

Adicionalmente compartió una liga que conduce a un sitio de efemérides astrnómicas de la Universidad de Harvard: http://cfa-www.harvard.edu/iau/MPEph/MPEph.html

Esa es una gran diferencia que existe entre los falsos textos como el que anunciaba la colisión, y los textos serios que se basan en observaciones y que proporcionan fuentes de confirmación de lo dicho.

Finalmente hace dos años no pasó nada con 2-Pallas. Lo que sí pasó es que dejé de confiar en los envíos de Nuno Alves. Pero no faltó quien se alarmara inútilmente por culpa de esos terroristas informáticos que gozan sembrando mentiras y falsedades a diestra y siniestra.
.

sábado, 25 de julio de 2009

La teoría de cuerdas ofrece una explicación para la superconductividad

El corazón humano es un instrumento de muchas cuerdas; el perfecto conocedor de los hombres las sabe hacer vibrar todas, como un buen músico.

Charles Dickens

Desde Nature

Por Eric Hand
Traducción: KC



Hasta hace poco, la teoría de las cuerdas - largamente anunciada como una "teoría del todo" - no había sido especialmente buena en explicar nada.

Sin embargo, este mes en un taller del Instituto Kavli de Física Teórica de Santa Bárbara, California, los científicos han estado utilizando la teoría para avanzar en la solución de uno de los mayores rompecabezas en física de materia condensada: el origen de la superconductividad de alta temperatura.

La teoría de cuerdas sugiere que cuerdas vibrantes que existen en 10 dimensiones sustentan el universo observable. A pesar de que la premisa básica sigue siendo muy dudosa - y hasta ahora imposible de probar experimentalmente - algunas de las herramientas matemáticas utilizadas en la teoría de las cuerdas en los últimos años se han aplicado para describir el comportamiento del plasma de partículas calientes y celosías de los átomos superenfriados.

La última afirmación de la teoría de las cuerdas es que es una herramienta clave para explicar el comportamiento normal de los materiales que conducen electricidad sin resistencia a temperaturas relativamente altas. La teoría convencional que explica la superconductividad a temperaturas cercanas al cero absoluto está bien desarrollada -, pero la teoría que explica el comportamiento de una segunda clase de materiales, que pueden superconducir a temperaturas de hasta 70 K, sigue siendo una especie de misterio. Al explicar el para los regímenes más fríos de la materia condensada. Las mismas herramientas de la teoría de cuerdas han contribuido a explicar el comportamiento normal de estos materiales justo por encima de su temperatura de superconducción, los teóricos de cadenas esperan conseguir un mejor manejo de superconductividad de alta temperatura en sí.

"Esto sugiere que estamos al borde de la comprensión de un nuevo estado de la materia mediante una descripción de la teoría de cuerdas", dice Subir Sachdev, un teórico de materia condensada en la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, que co-organizó el taller. En el taller, Sachdev y sus colaboradores distribuyeron un artículo, todavía ni siquiera en preimpresión, en el que proponen un modelo de teoría de cuerdas para la supercondución de alta temperatura.

Encontrar nuevas aplicaciones de la matemática de la teoría de las cuerdas es un nuevo impulso para el campo, dice el investigador postdoctoral de la Universidad de Harvard Sean Hartnoll, otro taller de co-organizador. "Ahora tiene la sensación de ser un crisol de ideas".

Complejidad Barroca

La teoría de las cuerdas que comenzó a finales de los años 1960 como un instrumento para explicar la fuerza fuerte entre las partículas nucleares, pero fue sustituido en la década de 1970 por la más exitosa teoría de cromodinámica cuántica (QCD). La teoría de las cuerdas continuó en su propia dirección, adquiriendo capas cada vez más barrocas de complejidad matemática. Algunos físicos encontraron el anatema de que la única forma en que sus resultados podrían ser comprobados requería energías muy superiores a las que se obtenían en aceleradores de partículas.

Pero en 2005, la teoría de cuerdas encontró su camino, aunque indirectamente, en un acelerador: el Colisionador Relativista de Iones Pesados (RHIC) en el Brookhaven NationalLaboratory de Nueva York. Los científicos descubrieron que la teoría de las cuerdas podría ser tan útil como QCD en la explicación de la fuerza nuclear fuerte involucrada en un plasma quark-gluon. Este nuevo estado de la materia, que comprende los componentes básicos de los protones y los neutrones, se creó en la masa caliente de iones de oro generados en el RHIC. La clave de este descubrimiento fue una técnica matemática de la teoría de las cuerdas que encarna los principios de la holografía, en la que la información contenida en una dimensión superior puede ser embebida en un menor número de dimensiones - como una imagen tridimensional se puede almacenar en un holograma plano de dos dimensiones.

Desde entonces, investigadores como Sachdev y Hartnoll han ampliado las técnicas holográficascomportamiento cuántico de los puntos críticos - los cambios en la materia enfriada cerca de cero absoluto, cuando los efectos de la mecánica cuántica empiezan a dominar su comportamiento.

Esto a su vez ha permitido a los físicos describir el comportamiento cuántico de una variedad de sistemas, incluido el inducidas las celosías de átomos superenfriados inducidas por láser, y ahora la superconductividad de alta temperatura.

El renombrado crítico de la teoría de las cuerdas Peter Woit, un matemático de la Universidad de Columbia en Nueva York, dice que el uso de la teoría de las cuerdas como un instrumento de esta forma podría ser útil, pero no son evidencias de la teoría de las cuerdas en sí. "El hecho de que un modelo funcione en un contexto, no significa que se puede conseguir unificar la física y obtener una teoría fundamental de la realidad", dice.

Joseph Polchinski, teórico de cuerdas en el Kavli Institute y organizador de la tercera conferencia, sostiene que si las mismas herramientas de la teoría de cuerdas que se utilizan para describir los agujeros negros pueden ayudar a explicar el comportamiento de los electrones en un metal, el uso cruzado permitirá aplicaciones de la teoría de las cuerdas en un área que beneficiará a otros campos

La emoción es contagiosa, agrega. El instituto recibió 110 solicitudes para sólo 30 lugares en el seminario - el taller más a fondo en su historia. Una hazaña teniendo en cuenta que cuando se organizó hace 18 meses había menos de una docena de trabajos publicados sobre el tema. "Fue claramente una buena apuesta", dice Polchinski. "Es evidente que hay nueva e interesante ciencia aquí".

.

miércoles, 22 de julio de 2009

La búsqueda de vida extraterrestre

Un científico es un hombre tan endeble y humano como cualquiera; sin embargo, la búsqueda científica puede ennoblecerle, incluso en contra de su voluntad.

Isaac Asimov

Desde el NY Times
Por CLAUDIA DREIFUS
Traducción: KC



Entrevista con Alan Boss

En su trabajo diario, Alan Boss de la Institución Carnegie de Washington estudia cómo nacen las estrellas y los planetas. En los últimos años, ha consultado con los científicos de la NASA para el telescopio espacial Kepler sobre su misión para encontrar planetas fuera de nuestro sistema solar que podrían ser hospitalarios para la vida. El Sr. Boss, un astrónomo y astrofísico teórico de 58 años de edad, se encontraba en la ciudad de Nueva York recientemente para promover su nuevo libro, "El hacinamiento en el Universo: la Búsqueda de Planetas con Vida", sobre la cacería científica de vida extraterrestre. Esta es una versión editada de una conversación de dos horas:

Pregunta. El 6 de marzo, un cohete Delta 2 llevando el telescopio espacial Kepler fue lanzado desde Cabo Cañaveral. ¿Qué pensaba mientras observaba el despegue?

Respuesta. ¡Ahora estamos listos para hacer la ciencia! ¡La gran rentabilidad se acerca!

Kepler tiene la misión de detectar planetas fuera de nuestro sistema solar que tienen aproximadamente el mismo tamaño, las condiciones y la distancia de sus estrellas como la Tierra. Creemos que la probabilidad de encontrar vida extraterrestre sería mejor en planetas parecidos a la Tierra. De las observaciones anteriores, se sabe de unos 330 planetas "extra-solares". Kepler es probable que nos envíe a la Tierra evidencias de cientos de planetas semejantes que giran alrededor de cientos de estrellas como el Sol.

P. Usted es un gran creyente en esto de que "No somos los únicos." ¿Por qué?

R. A partir de las observaciones terrestres, sabemos que los planetas similares a la Tierra son bastante comunes. Las estimaciones son que las "tierras" probablemente orbitan en 10 a 20 por ciento de las estrellas. Mi sensación es que si se tienen muchas tierras y algo de sopa prebiótica, cometas que traen los productos químicos orgánicos necesarios para tener vida, algo va a crecer allí.

Puede que no siempre termine con dinosaurios y cavernícolas, pero van a ser los planetas por ahí que tendrán vida primitiva. La vida en la Tierra es tan fuerte y tan capaz de prosperar y llenar cada nicho, ¿cómo podría no estar en otro lugar? Dándole a la la vida unos pocos millones de años, bajo las condiciones adecuadas, y casi seguro que algo que va a pasar, por lo menos algún tipo de bacterias primitivas, como lo encontramos en los géiseres de Yellowstone.

P. ¿Cual es su receta para una "sopa prebiótica"?

R. Proteínas, azúcares, aminoácidos, el mismo tipo de cosas que pueden hallarse en la superficie de un cometa al ser golpeada con la luz ultravioleta. También: agua, energía y tiempo. Es también deseable una superficie de arcilla como en nuestro planeta.

P. Entonces ¿usted no es un chauvinista de la Tierra?

R. Pocos astrónomos lo son. Entendemos que esto es sólo una mota de polvo en nuestra galaxia, en medio de un increíble universo. Por lo que sabemos, las leyes de la física son las mismas en todas partes y producen las mismas condiciones.

No tengo candidatos favoritos en los que tenemos que buscar vida, a pesar de que tiene sentido mirar las estrellas cercanas. Hay una buena probabilidad de que una gran parte tengan planetas habitables. Si se lanza el dardo, se puede estar seguro de atinarle a algo. No es como ir a un centenar de estrellas para atinarle a una. Aun si escogemos cinco buenos candidatos, creo que probablemente atinaremos a dos o tres lugares que podrían sustentar la vida.

P. ¿Crees que es posible que otras formas de vida, de otros lugares, podrían detectar la civilización de la Tierra?

R. Las ondas del radar militar alejándose nuestro planeta son probablemente la señal más fuerte de nuestro planeta. Si otros nos están buscando, pueden recoger la señal del radar.

Ahora, la mayoría de los grandes radiotelescopios de tierra están tratando de detectar la vida en vez de revelar nuestra presencia. De hecho, hay un activo argumento dentro de la comunidad de inteligencia extraterrestre en cuanto a si se debe anunciar que estamos aquí, en lugar de limitarse a escuchar en silencio. Esto está asociado con la preocupación de los alienígenas vengan a esclavizarnos y matarnos. Algunas personas piensan que debemos permanecer en silencio.

P. ¿Qué piensa usted?

R. Eso es algo tonto. La velocidad de la luz es tan rápida y las distancias son tan enormes entre las estrellas que hay cero probabilidad de que cualquiera pueda venir aquí a invadirnos. Viajar entre las estrellas es casi el territorio de la ciencia ficción. Con nuestros mejores cohetes actuales, nos llevaría 100.000 años para llegar a la estrella más cercana. Yo no me preocuparía por las sirenas de ataque aéreo interestelar esta noche.

P. Acerca de Kepler, ¿alguna vez dudó si alguna vez abandonaría la Tierra?

R. Oh, seguro. Uno de los temas de mi libro es sobre el tortuoso camino hacia un lanzamiento. La NASA tiene estos concursos de misiones en los que 30 o 40 ideas compiten una contra la otra para el lanzamiento dentro de una o dos franjas horarias. La cosa es como una carrera de caballos donde la gente está tirando piedras y los jinetes se codean uno contra otro. Los científicos pueden ser muy competitivos. Ellos no tienen miedo de señalar los defectos de los proyectos de otras personas. Kepler fue derribado dos o tres veces de esa manera.

La idea central de Kepler era encontrar planetas semejantes a la Tierra mediante la medición de la disminución de la luminosidad de una estrella cuando un planeta pasa por delante de ella. Los científicos en la competencia continuaban diciendo que no podía medirse un cambio tan pequeño. Sin embargo, un científico planetario, Bill Borucki, la principal figura detrás de Kepler, demostró que el mismo dispositivo que usamos en las cámaras digitales puede hacer el trabajo. De hecho, Kepler es sólo una gigantesca cámara digital viajando a través del espacio. También es una cámara mucho más capaz que una similar que los Franceses lanzaron dos años antes, la cual está diseñada para hacer otras cosas.

Siempre en en la posición de caballo negro de la carrera, Kepler obtuvo su impulso cuando algunos de los proyectos en curso eliminaron con los recortes de la administración Bush a la NASA. Kepler pasó porque era más barato y tiene varias fuentes de financiación.

Así que ahora está allá arriba y antes de que termine el año estará buscando otros mundos. Este es un buen momento para ser un astrónomo.

P: Entiendo que un asteroide ha sido denominado con su nombre. ¿Cómo se siente?

R. No es tan espléndido como uno podría pensar. Hay algo así como 400,000 asteroides conocidos, incluyendo, Alanboss, Planeta menor N° 29137. Creo que Eugene y Carolyn Shoemaker lo encontraron, y por alguna razón fue bautizado con mi nombre. Supongo que porque yo era conocido por trabajar en la formación de planetas y estrellas y que se quedaron sin nombres de personas después. Nunca he visto una foto de mi asteroide.
.

martes, 21 de julio de 2009

Curiosidades astronómicas y mentiras cibernéticas

El sol tiene el tamaño de un pie humano.

Heráclito


A veces en asuntos de la naturaleza (o no-tan-naturaleza) se presentan ciertas coincidencias notables que llaman la atención por las similitudes que presentan. Tal es el caso de tres eventos que han sucedido en la misma fecha: 20 de julio:
Eventos astronómicos y tecnológicos (sin tecnología suficiente no se hubiese podido descender en la Luna, ni contemplar las colisiones), los tres se encuentran unidos por la casualidad de una fecha.

Tales similitudes y coincidencias a veces son utilizadas por informadores irresponsables (o desinformadores profesionales) para sembrar semillas de ignorancia entre la gente. Tal es el caso de una nota que apareció hoy en el portal de infobae.com informado sobre este último evento astronómico. En la mañana de hoy apareció la nota con un titular que llamaba la atención por lo evidente de su falsedad: "Un objeto del tamaño de la Tierra impactó sobre Júpiter". Para hoy en la tarde ya se había cambiado el encabezado al menos impactante pero igualmente inexacto: "Un objeto impactó sobre Júpiter y dejó un cráter más grande que la Tierra".

Del primer intento desinformador no pude conservar más evidencias que un mensaje reenviado a uno de los grupos de Yahoo en los que suelo participar que compartía esta nota. El mensaje puede verse aquí. La liga de la nota es: http://www.infobae.com/contenidos/461571-101275-0-Un-objeto-del-tama%C3%B1o-la-Tierra-impact%C3%B3-J%C3%BApiter. De hecho la liga conserva el "un objeto del tamaño de la tierra" en su URL. Por si en el transcurso de los días cambiasen la nota o la borrasen, he conservado tanto el mensaje como una captura de pantalla de la nota tal como está en este momento, la cual muestra dos falsedades.


¿Que tiene de falso eso del cráter y el objeto del tamaño de la tierra ?

Que tanto la notificación del descubrimiento como la confirmación de la NASA no dicen absolutamente nada del tamaño del objeto impactado. Y no se menciona porque NO se tiene evidencia del tamaño de ese objeto; no se observó con anterioridad, no se le tomaron fotografías y no se le realizaron mediciones de ningún tipo. Lo único que se tiene es una buena colección de fotografías de la "cicatriz" dejada por el impacto sobre las nubes eternas (y externas) de Júpiter. Y esa cicatriz, según el sitio Space Weather sólo tiene un tamaño comparable a la "mancha blanca" (una tormenta joviana del tamaño de marte). Y eso es todo.

¿De dónde saca infobae el tamaño del objeto ("posiblemente un cometa de tamaño superior al de la Tierra")? Y lo que ahora dice en el encabezado ¿De dónde saca infobae que hay cráteres en Júpiter? Eso es desinformación pura y llana.

No se puede decir nada aun del tamaño y naturaleza del objeto y sólo se puede estimar el tamaño de la marca observada. Y tampoco puede afirmarse que esa marca es un cráter, pues no es posible dejar cráteres en nubes gaseosas. Por si fuese poco, un objeto del tamaño de la tierra sería perfectamente observable desde nuestros observatorios, no se hubiese presentado de manera tan fortuita y hubiese alterado la órbita de Júpiter o las de sus lunas. Y eso, estimados lectores NO se ha observado.

Lo que sí es posible y probable es que la marca observada sea así de grande. Un objeto de unos cuantos cientos de metros, viajando a las velocidades comunes de los cometas, transfiere suficiente energía como para dejar marcas así de grandes en las nubes de Júpiter, como se pudo observar hace 15 años.

Inexactitudes o mentiras flagrantes en medios de escasa credibilidad hacen una muy mala labor en favor de la ciencia.
¡Cuidado Lector!

¿Y las coincidencias querido Willis? Esas siguen siendo coincidencias notables.

Imagen: NASA JPL

lunes, 20 de julio de 2009

Exploración de la Luna (hace 40 años). Parte 1

He sido un niño pequeño que, jugando en la playa, encontraba de tarde en tarde un guijarro más fino o una concha más bonita de lo normal. El océano de la verdad se extendía, inexplorado, delante de mi.

Isaac Newton

Desde Scientific American
Por Wilmot Hess, Robert Kovach, Paul W. Gast y Gene Simmons
Traducción: KC

Nota: Este artículo apareció originalmente en el número de octubre de 1969 de la revista Scientific American. Esta reimpresión es para conmemorar el 40 aniversario de la llegada de la misión Apolo 11 a la Luna.


El éxito de la misión Apolo 11 en poner hombres en la luna y traerlos de vuelta en forma segura con muestras de material lunar, marca el comienzo de lo que promete ser un período fructífero de exploración de la luna por hombres y máquinas. El objetivo será responder a un gran número de preguntas sobre el origen y la evolución de la luna, su geología, su estructura química y física y sobre las partes de su historia que pueden ayudar a entender la historia de otros cuerpos en el sistema solar. El propósito de este artículo es discutir las principales cuestiones de las próximas expediciones tripuladas a la luna y para describir las técnicas que puedan ser empleadas en esas misiones.

En un sentido astronómico de la luna es generalmente considerada como un satélite de la tierra. Desde el punto de vista de los procesos planetarios, sin embargo, la luna puede ser considerada como el más pequeño de los planetas "terrestres" (los otros son la Tierra, Marte, Venus y Mercurio). Debido a que su distancia del sol es aproximadamente igual a la de la tierra, la luna está sujeta a influencias externas similares a las que afectan a la Tierra. El menor tamaño de la luna, sin embargo, implica una historia muy diferente a la de la Tierra.

La mayoría de los procesos a nivel planetario se originan en fuentes internas de energía y en los medios de su disipación. La cantidad de energía interna y los medios de disipación dependen del tamaño del planeta. En la Tierra la disipación de la energía es acompañada por el transporte de fluidos volcánicos del interior de la tierra hacia la superficie, por el desarrollo a largo plazo de una corteza ligera y un núcleo denso y por los grandes movimientos de la corteza, manto y núcleo terrestres. Estos procesos, junto con la erosión y la interacción química de los materiales en la superficie con la atmósfera y la hidrosfera, continuamente destruyen las características de la superficie terrestre. Por ejemplo, incluso los volcanes más grandes acaban nivelados por la erosión en unos pocos millones de años después del cese de su actividad volcánica. Es muy poco probable que cualquiera de las características de la superficie de la tierra original permanezca aún sin cambios. No se conocen ejemplos de estos casos, y casi seguro que ninguno se hallará.

Antes se pensaba que muchas de las características de la superficie de la luna se remontaban al tiempo de su formación. Las vistas detalladas de la superficie lunar proporcionadas por las fotografías de los vehículos espaciales Orbitadores Lunares han disminuido un poco esta posibilidad, ya que indican que la erosión y otros procesos de cambio se llevan a cabo en la luna. El análisis preliminar de las muestras devueltas por el Apolo 11, no obstante, indican que el material es muy antiguo, quizás tres mil millones de años. Las tierras altas pueden ser incluso más antiguas. La posibilidad de que algunos de los materiales situados en la superficie lunar permanezcan químicamente sin cambios desde la formación del planeta sigue siendo elevado.

Las preguntas principales
Las preguntas científicas fundamentales sobre la luna se plantean a menudo en términos de las características terrestres, que son, por supuesto, más familiares. Al preguntar sobre la estructura química y física de la luna a groso modo, por ejemplo, uno se pregunta si la luna es químicamente y mineralógicamente diferente de la tierra. De los procesos tales como vulcanismo que se han producido en la luna, ¿cuál ha sido su historia durante largos períodos de tiempo? ¿La luna tuvo alguna vez atmósfera? ¿Materiales protobiológicos han existido o evolucionado en la luna?

Respuestas a estas preguntas exigen la recuperación y el análisis de muestras de materiales obtenidos de una variedad de regiones en la luna. La mayor parte de los análisis tendrían que hacerse en la tierra. Determinar la edad de una muestra de material lunar o realizar análisis químicos y mineralógicos que requiere de instrumentos que no pueden ser desplegados en la superficie lunar durante los próximos años, sobre todo con poco o ningún conocimiento previo de las características de los materiales a ser analizados.

El estudio de los materiales lunares traídos por la Misión Apolo 11 proporcionará de hecho uno de los retos más interesantes que hayan enfrentado los científicos naturales. ¿En qué medida la historia de la luna y cómo muchos de los procesos de la superficie lunar pueden ser entendidos a partir de unas pocas muestras de material lunar, con la ayuda del conocimiento bastante detallado de la morfología de la superficie obtenidas a partir de fotografías? Las posibilidades son considerables, ya que la superficie lunar no está sujeta a muchos de los procesos químicos que ocurren en la superficie de la tierra, tales como los cambios que acompañan a la erosión y la sedimentación. Además, la distribución de material sobre la superficie de la luna por el impacto de los meteoritos sugiere que una cantidad sustancial de material en cualquier lugar puede provenir desde grandes distancias sin cambios significativos en su composición química.

Esfuerzos para seguir la evolución de la luna, para entender su estructura interna a groso modo y explicar las características de sus principales características morfológicas requerirá el conocimiento de la clase y cantidad de energía liberada por sismos lunares, por el flujo de calor en la superficie y el vulcanismo. La aparición de sismos lunares revelaría algo de la distribución de las tensiones con la profundidad. Las ondas sísmicas procedentes de sismos lunares sería una poderosa herramienta para deducir la distribución de propiedades físicas básicas dependientes de la profundidad. La medición de flujo de calor en la superficie, junto con estimaciones de la distribución de los elementos radiactivos en las rocas lunares, haría posible una determinación de si la energía interna es, de hecho, la causa de actividad volcánica en la luna. Se necesitarán datos provenientes desde una serie de puntos distribuidos ampliamente en la luna para atacar estos problemas.

El problema de los Mascones
Los vehículos espaciales empleados en las misiones Lunar Orbiter no sólo obtuvieron excelentes fotografías de la superficie lunar, sino también produjeron un descubrimiento sorprendente que tiene que ver con el campo gravitacional de la luna. Si la luna fuera un esferoide simétrico, tanto interna como externamente, un satélite se movería a su alrededor en una órbita elíptica bien definida sin problemas de velocidad variable. En realidad la luna, como la tierra, no es un esferoide simétrico, lo cual introduce perturbaciones en las órbitas de los satélites. Más allá de estas perturbaciones, sin embargo, hay otras variables introducidas por variaciones laterales en la densidad de la luna. Mientras los vehículos Lunar Orbiter eran rastreados en sus órbitas, se notó que ganaban velocidad cuando pasaban por encima de los maria anillados de la luna, zonas circulares y oscuras llamadas "mares". El análisis de estos movimientos presentado por Paul M. Muller y William L. Sjogren del Jet Propulsion Laboratory condujo a la conclusión de que a lo largo de las principales maria circulares (Imbrium, Serenitatis, Crisium, y Humorum Nectaris) hay un notable exceso de gravedad.

¿Cuál es la causa de estas variaciones gravitacionales? Las grandes anomalías positivas asociadas a la maria implican concentraciones de masa, ahora abreviadas como "mascones". Un ejemplo de la concentración involucrada es proporcionada por la estimación de que la anomalía gravitacional sobre el Mare Imbrium es equivalente a la producida por una esfera de níquel-hierro 70 kilómetros de diámetro ubicada a una profundidad de 50 kilómetros.

El descubrimiento de los mascones lunares ha dado lugar a mucha especulación y debate sobre su origen. También se ha reactivado el interés en la exploración de los maria lunares, que muchos investigadores habían estimado improbable por no ser científicamente tan interesantes como otras zonas de la luna. ¿Los mascones representan restos de asteroides gigantes de hierro que golpearon a la luna y, posteriormente, fueron enterrados y fragmentados, o fueron formados por algún otro mecanismo?

La mayoría de los estudiosos de la luna favorecen esta última posibilidad. El debate se centra en determinar el mecanismo que podría haber sido el causante. Varios mecanismos se han propuesto: el relleno de una fragmentada corteza lunar de baja densidad, con la lava; un flujo de lava en un cráter de impacto; el afloramiento de material más denso desde las profundidades de la luna en las cuencas gigantes de impacto; incluso la deposición de sedimentos en los maria por agua que fluyó y luego se secó. La última hipótesis conlleva la intrigante implicación de que el agua no sólo existía en la luna en algún momento de su evolución sino que también desempeñó un papel importante en la historia lunar. En cualquier caso, el análisis de las muestras de la luna adquiere mayor importancia como consecuencia de fenómeno mascon. Un resultado interesante de la medición preliminar de las muestras del Apollo 11 es que su densidad de 3,2 a 3,4 gramos por centímetro cúbico, que sería alta para rocas terrestres, puede estar relacionada con la existencia de mascones.

Sitios para la Exploración
El presente plan de la NASA es realizar otras nueve exploraciones tripuladas de la luna durante los próximos tres o cuatro años. Los sitios para las primeras probablemente se determinarán sobre la base de limitaciones similares a las que estaban en vigor para la misión Apolo 11, a saber, que un lugar de aterrizaje debe estar en el lado de la luna visible desde la tierra, de modo que se pueda mantener una constante comunicación por radio entre la tierra y el sitio de alunizaje; que el sitio esté en una región libre de obstáculos, y que sea accesible desde una órbita de retorno libre, es decir, una órbita que permita a los astronautas regresar a la tierra con un mínimo de potencia si el motor principal en el módulo de mando fallase. Estas limitaciones restringen los próximos desembarques a lugares cerca de los mares del ecuador lunar.

Más tarde, sería posible aventurarse más lejos y alunizar en o cerca de otros lugares de especial interés científico. Se están discutiendo un número de plazas como posibilidades para estos alunizajes.

El primer sitio es el pequeño y muy fresco cráter Censorinus. Un alunizaje aquí podría esperar conseguir tres objetivos: establecer la edad de lo que es claramente una muy joven característica en la superficie lunar, para investigar y caracterizar una indiscutible formación de impacto y obtener muestras de material procedente de una región en el altiplano. Un sitio alternativo, que ofrece las mismas posibilidades, es el cráter Mosting C.

El segundo sitio tiene el objetivo más ambicioso de explorar uno de los grandes cráteres. Tal es el cráter Copérnico, que tiene aproximadamente 70 kilómetros de diámetro con picos centrales prominentes en su interior. La eyecciones de este cráter relativamente joven cubren más de una décima parte de la cara anterior de la luna. El relieve dentro del cráter es de más de 15.000 pies [4.572 metros], por lo que es comparable con la mayoría de las zonas montañosas de la tierra. Un emplazamiento alternativo, con características muy similares, es el cráter Tycho. Estos grandes cráteres son de interés no sólo porque representan acontecimientos importantes en la historia de la luna, sino también porque, por analogía con cráteres terrestres mucho más pequeños, deben exponer material de un rango de profundidades de hasta 10 kilómetros, y quizás incluso más. Se ha sugerido que los picos centrales en estos cráteres pueden consistir de material, actualmente en la superficie, que proviene desde profundidades de 10 a 15 kilómetros o más. Por lo tanto, aunque el material en un cráter puede estar mezclado, roto y deformado por los procesos de choque, deberían proporcionar una amplia muestra de los pocos kilómetros externos de la luna y una base para la interpretación de su historia.

En tercer lugar, está la muy interesante región Marius Hills. Es uno de los varios ámbitos en los que las características de construcción, tales como domos y conos de acumuluación son más numerosos que los cráteres de un tamaño comparable. La región también está asociada con uno de los más largos sistemas de crestas lunares, que atraviesa una gran extensión del Oceanus Procellarum en la mitad occidental de la luna. La tectónica de la región es similar a la de los campos volcánicos terrestres como Islandia y las Azores. El establecimiento y la estructura de las colinas de la región Marius indican que se trata de una zona de actividad volcánica de material ígneo que se ha añadido a la superficie a través de las rejillas de ventilación.

El origen y edad de las características aparentemente volcánicas de la región Marius Hills son de gran importancia en la comprensión de la evolución de la superficie lunar. Las características volcánicas terrestres se acumulan en muy poco tiempo en comparación con toda la historia de la tierra. Incluso una región extensa como la cadena volcánica que constituye las islas hawaianas representa un período de menos de 70 millones de años. La edad absoluta y la duración de tiempo que participan en la construcción de cúpulas de Marius Hills será de gran interés en la caracterización de vulcanismo lunar.

La región de Marius Hills es demasiado extensa para ser cubierta en una sola expedición tripulada a la Luna. Afortunadamente, una serie de características de menor escala se puede visitar en varias zonas que no tienen más de 70 kilómetros de diámetro. Una misión en dicha zona podrán realizar una muestra y estudio de una serie de pequeñas cúpulas de 50 a 100 metros de altitud, con laderas convexas y una variedad de características de impacto.

El cuarto candidato es la región de los Montes Apeninos, que se forma cerca de la frontera sureste de Mare Imbrium, así como el noroeste de la rama de una zona triangular delimitada por el alto Mare Imbrium, el límite suroeste del Mare Serenitatis y la parte septentrional de Sinus Aestuum. Los Apeninos se encuentran entre las más impresionantes cadenas montañosas lunares. La parte frontal de los Apeninos se eleva 4,800 metros sobre el nivel de los maria
adyacentes al oeste.

¿Qué se puede aprender sobre la luna al visitar esta zona? Los Apeninos frontales es una de las principales características físicas de la luna, una extensa exposición de sección vertical de varios miles de metros de espesor para la toma de muestras y posterior examen. Aquí está la oportunidad de evaluar lo que puede ser un largo período de la historia lunar. ¿Son las piedras en su forma o física y químicamente heterogéneas? ¿Qué edad tienen? ¿Son estratificadas? Respuestas a estas preguntas podrían tener un efecto profundo en nuestra comprensión de la historia lunar.

Imagen desde Space.com

jueves, 16 de julio de 2009

Muy despiertos en el Mar de la Tranquilidad

see captionEstar alerta, he ahí la vida; yacer en la tranquilidad, he ahí la muerte.

Oscar Wilde

Desde Science@NASA
Por el Dr. Tony Phillips
Traducción: KC


Derecha: La huella de Neil Armstrong sobre la Luna.


Se suponía que Neil Armstrong debía estar dormido. La caminata lunar se había realizado. Las rocas lunares fueron guardadas. La nave estaba lista para su salida. En pocas horas, el módulo de ascenso Águila despegaría de la Luna, algo que ninguna nave había intentado antes, y Neil necesitaba de su ingenio al 100%. Se recostó con brazos y piernas cruzados sobre la cubierta del motor del Águila y cerró los ojos.

Pero no pudo dormir.

Tampoco podría Buzz Aldrin. En el hacinamiento del módulo lunar, Buzz tenía el mejor lugar, el piso. Se estiró tanto como pudo en su traje espacial y cerró los ojos. No pasó nada. En un día como este, ¿qué otra cosa podrías esperar ...?

20 de julio de 1969: El día comenzó en el lado oculto de la Luna. Armstrong, Aldrin y su compañero de tripulación Mike Collins, volaron su nave espacial 100 km sobre la superficie baldía y llena de cráteres. Nadie en la Tierra puede ver el lado oculto de la Luna. Incluso hoy sigue siendo una tierra de considerable misterio, pero los astronautas no tenían tiempo para visitas turísticas. Collins presionó un botón, activando un conjunto de resortes, y la nave se dividió en dos. La mitad llamada Columbia, con Collins a bordo, permanecería en órbita. La otra mitad, el Águila, viajaría sobre el horizonte hacia el Mar de la Tranquilidad.

"Estás en verde para el descenso controlado", Houston radió, y el motor del Águila encendió poderosamente. El módulo Águila, con forma de escarabajo, era tan frágil que un niño podía hacer un agujero a través de su lámina exterior de oro. Las rocas lunares sueltas podrían hacer mucho peor. Así que cuando Armstrong vio que el ordenador los guiaba hacia un terreno pedregoso, rápidamente tomó el control. El Águila siguió hacia adelante y navegó sobre las rocas.

Mientras tanto, las alarmas estaban sonando en el fondo.

"Programa de alarma", anunció Armstrong. "Es un 1202." El código era tan oscuro, que casi nadie sabía lo que significaba. ¿Debían abortar? ¿Debían alunizar? "¿Qué es?", insistió.

Revolviendo manuales en Houston, un joven ingeniero llamado Steve Bales encontró la respuesta: El sistema de guía por radar advertía a la computadora por demasiadas interrupciones. No había problema. "Los tenemos..." radió desde Houston. "Pueden avanzar aun con la alarma".

Y avanzando continuaron. Las cosas, sin embargo, no iban exactamente como estaba previsto. Se suponía que el Mar de la Tranquilidad iba a ser suave, pero no parecía tan liso desde la cabina del
Águila. Armstrong exploró las revueltas planicies buscando un lugar seguro para bajar. "60 segundos," radió a Houston. "30 segundos". Los del Control de Misión estaban en silencio mientras los datos de telemetría llegaban. Muy pronto la nave se quedaría sin combustible.

see captionDerecha. Control de Misión Apolo 11 durante el descenso [Más]

Capcom más tarde afirmó "los chicos en el Control de la Misión estaban poniéndose azules" cuando Armstrong anunció "Yo [encontré] un buen lugar". En cuanto a Armstrong, su corazón golpeaba a 156 pulsaciones por minuto de acuerdo con los bio-sensores. El indicador de combustible sólo registraba un 5.6% cuando el Águila finalmente se aposentó en el suelo del Mar de la Tranquilidad.

Houston (aliviados): "Los copiamos allá abajo,
Águila".

Armstrong (fríamente): "Houston, aquí Base Tranquilidad. El
Águila ha aterrizado".

Inmediatamente, se prepararon para regresar. Así es la NASA de cautelosa. Nadie había aterrizado en la Luna antes. ¿Qué sucedía si una pata comenzaba a hundirse en el polvo lunar, o si el Águila sufría una fuga? Mientras que Neil y Buzz se alistaban para despegar, Houston leía la telemetría en busca de signos de problemas. No había ninguno, y tres horas después de posarse en la luna, por último, Houston dio el "ok". Iniciaba la era de la caminata lunar.

A las 9:56 PM tiempo del este, Neil descendió la escalera y dio "un pequeño paso" (pie izquierdo primero) en la historia. Desde la sombra del
Águila, miró alrededor: "Tiene en sí misma una belleza propia - como los desiertos altos de los Estados Unidos". Houston le recordó reunir la "muestra de contingencia", y Neil puso algunas rocas y polvo en su bolsillo. Si, por cualquier razón, los astronautas tuvieran que salir a toda prisa, los científicos en la Tierra tendrían por lo menos un bolsillo lleno de Luna para sus experimentos.

Pronto, Buzz se unió a él. "¡Hermosa vista!", exclamó cuando llegó al amplio plato en la pata del alunizador. "¿No es eso algo (bello)?" concordó Armstrong. "Magnífica vista desde aquí".

"Magnífica desolación", dijo Aldrin.

Esas dos palabras resumen el yin-yang de la Luna. Los cráteres de impacto, el derrumbe de rocas, las capas de polvo lunar, todo era totalmente ajeno. Sin embargo, percibieron la Base Tranquilidad curiosamente familiar, como en casa. Los astronautas en misiones Apolo posteriores tuvieron sentimientos similares. Tal vez esto proviene de mirar la Luna tan a menudo desde la Tierra. O quizás es porque la Luna es un pedazo de la Tierra, arrancada de nuestro joven planeta hace miles de millones de años. Nadie lo sabe, sólo es así.

see caption
Arriba
: Buzz Aldrin y el Águila. [En estéreo]

En verdad, gran parte de la escena era extraña. El paisaje sin aire asaltó a los astronautas con una claridad desconcertante y, en consecuencia, el horizonte se percibía artificialmente cercano. El mundo entero parecía curvado, un efecto secundario del corto radio de la Luna, de apenas unos 1,700 km. "Las distancias [aquí] son engañosas", observó Aldrin.

El cielo estaba igualmente desconcertante. A pesar de que el
Águila había alunizado en una mañana lunar brillante, el cielo estaba negro como la medianoche. ¿El paraíso de los astrónomos? No. Ni una sola estrella era visible. El reflejo brillante del suelo iluminado por el sol arruinaba la visión nocturna del astronauta. Sólo la Tierra era lo suficientemente brillante en sí para ser vista, luminosamente azul y blanca, colgando sobre la cabeza.

Armstrong estaba particularmente fascinado por el polvo lunar, cuando caminaba y arrastraba sus botas. En la Tierra, patear el polvo hace un poco de niebla en el aire, pero no hay aire en la Luna. "Cuando pisas la superficie, [el polvo sale como desde] un pequeño ventilador que, para mí, tomaba la forma de un pétalo de rosa", recuerda Armstrong. "Se forma un anillo de partículas con nada detrás de ellas - nada de polvo ni turbulencias; no hay nada. Es realmente único. "

Basta de eso. Había llegado el momento de trabajar.

Casi olvidadas en la tradición Apolo están las listas de verificación cosidas a los antebrazos de los trajes espaciales. Estas "recetas" de la NASA están repletas de actividades, desde la inspección del alunizador, al despliegue de la televisión, a la recolección de muestras. Algunas de las tareas eran tan detalladas como la flexión del cuerpo de los astronautas y presentación de informes al Control de Misión de la forma en que se hizo. Tenían mucho que hacer.

see captionNeil y Buzz desplegaron un colector de viento solar, un sismómetro y un retroreflector láser. Izaron una bandera y develaron una placa que proclama: "Vinimos en paz por toda la humanidad". Tomaron la primera llamada de teléfono interplanetaria: "No puedo decirles lo orgullosos que estamos todos", dijo el Presidente Nixon desde la Oficina Oval. Recogieron 21 kg de rocas lunares y tomaron 166 fotografías. Verificaron. Verificaron. Verificaron.

Derecha: Buzz Aldrin lleva experimentos desde el Águila a la superficie lunar. [Más]

Por último, después de unas estimulantes dos y media horas de trabajo agotador, había llegado el momento de partir. La lista continuaba: Subir de nuevo en el Águila. Almacenar las rocas. Tomar la cena: guiso de carne o crema de sopa de pollo. Y, finalmente, el sueño.

Eso era el límite. "Simplemente no vas a conciliar el sueño mientras estás esperando [para despegar]", dijo Aldrin después de la misión.

El Águila no era un lugar para el sueño. La pequeña cabina tenía ruidos de las bombas y estaba iluminada con las luces de aviso que no podían ser atenuadas. Incluso las persianas de las ventanas brillaban, iluminadas por una intensa luz solar exterior. "Después de entrar en mi etapa de sueño y con todo lo demás en orden, me di cuenta de que había algo más [que me molestaba]", dijo Armstrong. El Águila tenía un telescopio óptico que salía al estilo de un periscopio. "La Tierra brillaba a través del telescopio en mi ojo. Era como un foco".

Para obtener algo de alivio, cerraron los cascos de sus trajes espaciales. Se estaba tranquilo dentro de ellos y "no se respiraba todo el polvo" que habían traído después de su caminata lunar, dijo Aldrin. Por desgracia, no funcionó. Los sistemas de refrigeración de los trajes, tan necesarios en la abrasadora superficie lunar, eran demasiado fríos para dormir en el interior del Águila. Lo mejor que Aldrin se las arregló fue con un "par de horas de poner la mente en blanco". Armstrong simplemente permaneció despierto.

Cuando la llamada de alerta llegó finalmente,

"Base de la Tranquilidad, Base de la Tranquilidad, Houston. Cambio".

Armstrong respondió con rapidez,

"Buenos días, Houston. Base tranquilidad. Cambio".

Había llegado el momento de ir a casa, a la Tierra, para una buena noche de sueño.
.

miércoles, 15 de julio de 2009

AH1N1 en Argentina: ¿Cuántos muertos se necesitan para que tu gobierno tome medidas más drásticas?

Una necedad, aunque la repitan millones de bocas, no deja de ser una necedad.

Anatole France


Sabía que esto podía pasar, que la pandemia de Influenza tipo AH1N1 podía llegar muy lejos si no se tomaban medidas drásticas. Apenas empezó la epidemia de esta nueva cepa de influenza AH1N1 en México y una forista española preguntaba con bastante sorna: ¿Son los mexicanos biológicamente diferentes al resto del mundo? ¿Porqué en España y el resto de casos de gripe porcina del mundo, mejoran a las pocas horas de recibir un tratamiento "casualmente ya preparado", y en México ha habido tantos muertos?

Eso lo preguntó a escasos 5 días de haberse declarado la emergencia en México, como puede verse en su mensaje. Pues así las cosas, a estas fechas las cosas se han puesto bastante feas en el cono sur.

Con pena me entero por un medio bastante serio que el Gobierno de Argentina ha ignorado por más de dos semanas las recomendaciones de un comité de expertos en gripe para declarar una emergencia sanitaria nacional (http://www.nature.com/news/2009/090714/pdf/460311a.pdf, o bien aquí en los documentos de soporte de Ahuramazdah).

Los resultados allá son alarmantes: El ministro de Salud de Argentina, Juan Luis Manzur, informó el pasado 3 de julio que “se estiman en 100,000 los pacientes” que se contagiaron el virus de la nueva gripe A(H1N1) desde que apareció el primer caso en el país (fuente: Unafuente.com).

La nota de Nature indica que el comité de expertos, creado específicamente para asesorar al Ministerio de Salud sobre la gripe porcina, emitió su recomendación pocos días antes de las elecciones nacionales el 28 de junio en Argentina, pues temían que esto podría acelerar la propagación del virus. Posterior a esta recomendación la ex ministra de Salud, Graciela Ocaña, pidió que se aplazara la elección, pero su solicitud fue rechazada. Ocaña posteriormente renunció y dejó el cargo el 29 de junio. Mirta Roses, directora de la Organización Panamericana de la Salud - brazo para América Latina y el Caribe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) - criticó también la decisión de seguir adelante con las elecciones.

Pero al parecer la necedad es grande: Manzur declaró el 5 de julio que el gobierno de Cristina Fernández mantiene la decisión de no cerrar espacios públicos como centros comerciales, teatros y cines (fuente: El Economista). Pero ayer martes 14 de julio, el mismo Manzur confirmó que ya son 137 los fallecidos por gripe porcina desde que se detectó en mayo el primer caso en Argentina, y que con esta cifra se convirtió en el país de América Latina con mayor número de víctimas a causa de esta enfermedad (fuente: Univisión.com).

Y luego entran a la escena los consabidos conspiranoicos que sólo sirven para agravar la situación dando un mensaje totalmente incorrecto. Me refiero al Dr. Juan Carlos David, quien se avienta la patinada de decir que detrás de esta enfermedad hay muchos intereses económicos y políticos (fuente: datasantafe.com.ar). Se avienta la patinada el doctor David de comparar las muertes por causa del virus AH1N1 contra las de la influenza estacional, pero eso es como decir que es más peligroso el automóvil porque al año mueren más personas en accidentes de tránsito que por esta nueva cepa de influenza. Esto es sembrar desinformación en lugar de orientar con precisión a la gente.

Pasa el tiempo y el Gobierno de Argentina no declara estado de emergencia. ¿Cuantos muertos se necesitan para tomar medidas? Al parecer muchos más, pero eso es bastante irresponsable, no sólo para Argentina sino para cualquier país. En España, por ejemplo, se llevan detectados más de 800 casos y una muerte confirmada por esta enfermedad (fuente: Peopledaily).

Así que en realidad no es tan sencillo como decir que hay pueblos que son biológicamente diferentes. Más bien me inclino por pensar que hay pueblos cuyos gobiernos no son tan necios.

Imagen desde El Economista.com.mx

lunes, 13 de julio de 2009

Grandes planes para la Luna y Marte, si el presupuesto lo permite

Todo hombre es como la Luna: con una cara oscura que a nadie enseña.

Mark Twain

Desde el
NY Times
Por
KENNETH CHANG
Traducción: KC



El programa de la NASA para enviar astronautas a la Luna para el año 2020 es a menudo llamado "Apolo con esteroides".

Para los detractores, se trata de una descripción de denigración - pisando el mismo camino como hace 40 años, sólo que con cohetes más grandes y costosos.

Pero los funcionarios de la Administración Nacional Aeronáutica y Espacial afirman que las nuevas misiones serán mucho más grandes - astronautas viviendo en la Luna durante meses a la vez, conduciendo cientos de kilómetros a través de la superficie lunar y, por primera vez, la creación de un puesto de avanzada en suelo que no es de la Tierra.

"No es sólo banderas y huellas", dijo John Olson, director de la oficina dentro del directorado de sistemas de misiones de exploración de la NASA, que integra las diferentes partes del programa lunar. "Es sustancialmente un trabajo importante."

La NASA afirma que las tecnologías y las competencias son esenciales antes de enfilar hacia Marte, el próximo gran destino. Los científicos contemplan varias posibilidades emocionantes de investigación en la Luna, como la construcción de un radiotelescopio en el lado más alejado, protegido del ruido de la Tierra, y la búsqueda de capas de hielo en los sombreados cráteres cerca de los polos, que puede preservar pistas del pasado del sistema solar.

Sin embargo, con billones de dólares de déficit en el presupuesto federal y un panel de listón azul (lo que significa que está integrado por campeones en sus ámbitos, nota de KC), re evaluando actualmente el programa de vuelos espaciales tripulados de los Estados Unidos, hay algunas dudas sobre si los planes lunares que la NASA ha elaborado en los últimos cinco años se construirán. La agencia podría ser instruida para centrarse en misiones robóticas, llevando a cabo alternativas más baratas para llegar a la Luna o cambiar su destino a otra cosa, como un asteroide.

Si la NASA no va a la Luna, tampoco está claro quien iría. Algunos funcionarios chinos y rusos han hablado de establecer una base lunar alrededor de 2025, pero ni China ni Rusia han hecho ningún pronunciamiento oficial, y sus actuales cohetes son demasiado pequeños para la tarea.

La naciente industria espacial privada, que todavía tiene que enviar a alguien en órbita, no parece probable que apunte hacia la Luna, sin ningún beneficio evidente para compensar los miles de millones de dólares en costos. "La idea de que un inversor privado pueda reunir los fondos para desarrollar cohetes capaces de una misión lunar es muy especulativo, rayando en la fantasía", dijo John Logsdon, presidente de la historia del espacio en el National Air and Space Museum.

Lo que quizás sea más probable es que el programa lunar, al igual que la Estación Espacial Internacional, se convierta en un esfuerzo combinado de varias naciones.

En la primera sesión pública del panel de revisión del programa de vuelos espaciales tripulados de la NASA, el general Anatoly N. Perminov, el jefe de Roscosmos, la agencia espacial rusa, dijo por teléfono, "Roscosmos respalda la necesidad de la participación potenciales científicos y técnicos de otros países para tales proyectos a gran escala ", incluyendo el envío de astronautas a la Luna y Marte.

La NASA ha nombrado a su sistema de transporte espacial de próxima generación, programa Constelación. Las dos primeras piezas de Constelación - el cohete Ares I, con una cápsula de tripulación Orion - tendrán que llevar a los astronautas hasta la Estación Espacial Internacional a partir de 2015.

Dos piezas adicionales son necesarias para el viaje a la Luna: el Ares V, un monstruoso cohete "elevador pesado", y el alunizador Altair, para que los astronautas lleguen hasta la superficie de la Luna. A primera vista, el Ares V se ve más o menos como el Saturno V de la era Apolo, y el Altair se parece a una actualización de moda - con una estética redondeada más moderna - del módulo lunar que llevó Neil Armstrong y Buzz Aldrin al mar de la Tranquilidad. "La física y la ingeniería originan una gran cantidad de los diseños", dijo el Dr. Olson, explicando las similitudes.

Luego están las diferencias. El Ares V es sólo un poco más alto que el Saturno V - 381 pies frente a 363 pies. Sin embargo, el Ares V será capaz de enviar alrededor de 63,000 kg a un viaje a la Luna, o el 40 por ciento más que el Saturno V.

El Ares V, a diferencia de los Saturno V, no llevará a los astronautas mientras despega. Siguiendo las recomendaciones del panel que investigó la pérdida del transbordador espacial Columbia, el programa Constelación pone la tripulación y la carga útil en cohetes separados para mejorar la seguridad de los astronautas. Aunque la mayor parte del hardware de las naves espaciales - el alunizador Altair y la etapa de salida de la Tierra - suben sobre el Ares V, una tripulación de cuatro astronautas se lanzará en una cápsula Orion en la parte superior de un Ares I.

En órbita terrestre, la cápsula Orion se acoplará con los componentes enviados por el Ares V, y el conjunto combinado de naves se enfilará hacia la Luna.

En la misión Apolo 11, Michael Collins tuvo que permanecer solo, volando en círculos alrededor de la Luna en el módulo de mando, mientras sus dos compañeros iban a la superficie en el alunizador. Para las próximas misiones lunares, los cuatro astronautas llegarán a su superficie, mientras que la cápsula Orion, vacía, se ocupa de sí misma.

Eso significa que el alunizador Altair debe ser mucho más grande que el módulo de la era Apolo, tanto para llevar a los astronautas adicionales y sus suministros, como para poder llegar a más partes de la Luna. Los avances en la tecnología podrían también permitir a versiones del Altair - sin astronautas - llevando componentes modulares de puesto de avanzada, así como rovers del tamaño de vehículos de reconocimiento.

El concepto rover exige una cabina presurizada en la que los astronautas puedan trabajar en manga corta. Para incursiones de una semana, los astronautas vivirían esencialmente en su coche. Los trajes espaciales estarían almacenado fuera del Rover, y los astronautas podría saltar en ellos a través de aberturas en la parte de atrás, lo que les permite ir desde el interior hacia fuera en 10 minutos.

"Es un cambiador de juego", dijo el Dr. Olson.

Sin embargo, el presupuesto federal propuesto por el Presidente Obama no pagaría por esto, desde luego, no antes de 2020. Después de los aumentos en el año en curso y para el año fiscal 2010, el gasto propuesto del Sr. Obama para la exploración humana desde 2011 hasta 2013 tiene varios miles de millones de dólares menos de lo que el Presidente Bush propuso el año pasado. Eso esencialmente reduce el dinero para convertir al Altair y al Ares V desde planos de concepto hasta diseños detallados y la nave espacial real.

"No hay dinero, no hay Buck Rogers", dijo el Dr. Olson.

Pero la esperanza de muchos dentro y fuera de la NASA es que los niveles presupuestarios de la administración Obama son sólo marcadores de posición en espera de las recomendaciones del panel de revisión de la agencia para el programa espacial tripulado. Su informe se espera para finales de agosto.

El grupo está buscando alternativas a Ares I y Ares V, al igual que la adaptación de los cohetes como el Delta IV, para las necesidades de los astronautas de la NASA.

Imagen: Google LIFE.

domingo, 12 de julio de 2009

¿A quién culpar por el cambio climático?

Haciendo que las naciones pobres compartan los gastos de lucha contra el cambio climático: Una propuesta internacional para establecer objetivos de reducción de emisiones de carbono basados en la distribución de mil millones de "emisores altos" en los países desarrollados y en desarrollo

Desde Scientific American.
Por Douglas Fischer
Traducción y resumen: KC



Un nuevo marco para la reducción de emisiones de carbono tiene una grieta en el nudoso dilema que enfrenta una solución global del clima: cómo dividir recortes entre naciones ricas y pobres.

Un nuevo estudio publicado recientemente intenta eludir el dilema, haciendo cuenta de que prácticamente cada país tiene una clase de individuos (los llamados "emisores altos"), que disfrutan de un rico estilo de vida que produce carbono en forma intensiva. Si las personas, sin importar su localización, se ven obligadas a asumir la responsabilidad de sus emisiones, una mayor proporción de países participarán en el esfuerzopor e clima, afirma el estudio.

"Los ricos en los países en desarrollo no deberían ocultarse detrás de los pobres", dijo Robert Socolow, co-director de la Iniciativa de Mitigación de Carbono, de la Universidad de Princeton, y co-autor del estudio, publicado en las
Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

El problema ha dominado las conversaciones llevando a las negociaciones de diciembre en Copenhague hacia un acuerdo post-Kioto. Las naciones en desarrollo esperan que el mundo industrializado realice el trabajo más pesado para la reducción de emisiones; los países industrializados notando que el mundo en desarrollo representa más del 97 por ciento del crecimiento de emisiones futuras, desea garantías de que ese crecimiento se frene.

El análisis, "Compartir la reducción en las emisiones mundiales de CO2 entre mil millones de emisores altos", por un grupo de investigadores de la Universidad de Princeton, propone la difusión de la responsabilidad de las reducciones entre los individuos en lugar de entre los países.

En este marco, la comunidad internacional emitiría un lineamiento único y global para las emisiones de carbono. Los países serían entonces responsables de la reducción de la huella de carbono de las personas que viven por encima de ese lineamiento. Las emisiones de las personas que viven por debajo del lineamiento no factorizan en la contabilidad.

En general, los investigadores encontraron que los Estados Unidos y China tienen los mayores objetivos de reducción de emisiones de dióxido de carbono, mientras que Rusia, la India, el Oriente Medio, Sudáfrica y el norte de África tienen metas variables, debido a sus industrias energéticas.

La propuesta también establece un piso para los 3 mil millones de personas previsto para 2030 para la emisión de menos de una tonelada de dióxido de carbono al año. Esas personas -los más pobres entre los pobres- deben centrarse únicamente en mejorar su estilo de vida, y deben hacerlo a través de cualquier medio económico, dicen los autores. Ellos pueden llegar a la meta de emisiones de una tonelada de carbón al año sin romper el banco mundial de carbono.

Es una tontería, en otras palabras, iluminar 10 aldeas mediante energía solar cuando el mismo dinero podría equipar a 100 aldeas con generadores diesel, dijo Socolow. "No hay ninguna razón para que la gente en ese nivel tenga que cumplir los objetivos de carbono", dijo. "Se debe iniciar con los emisores altos".

El plan está siendo aclamado por muchos expertos en clima por esta equidad inherente: Los países industrializados soportarán más carga de responsabilidad, pues esas naciones tienen la mayoría de residentes que viven por encima de esa línea de carbono. Pero muchas naciones en el mundo en desarrollo también deben tomar algunas acciones en la medida en que prospera su ciudadanía y empieza a disfrutar de un estilo de vida con mayor producción de carbono.

"Los países en desarrollo quieren atención sobre la equidad", añadió Socolow. "Podemos hablar de justicia de una manera que sea defendible en las mentes de los países de alta emisión per cápita. "Es un poco atrevido, pero tiene que ser un concepto innovador".

De hecho, tal vez el aspecto más llamativo del estudio, dijeron varios expertos en clima familiarizados con él, es que para 2030 los mil millones de emisores altos se repartirán uniformemente a través de cuatro grandes regiones económicas del mundo: los Estados Unidos, el mundo industrializado, excepto EE.UU., China, y el mundo en desarrollo, excepto China.

En otras palabras, todo el mundo debemos actuar.

"Estas cifras refuerzan nuestra convicción de que los países industrializados tendrán que asumir el liderazgo en la reducción de sus emisiones, pero la lucha para prevenir el peligroso cambio climático sólo puede ganarse si todos los países actúan juntos", dijo Ottmar Edenhofer, profesor de la Universidad Técnica Berlín y copresidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, el Grupo de Trabajo III.
___________________________
Este artículo apareció originalmente en el Diario del Clima, la fuente de noticias sobre cambio climático publicada por Environmental Health Sciences, una empresa de medios de comunicación sin fines de lucro.
.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.