lunes, 4 de enero de 2010

Razones por las que HAARP no es una arma de destrucción masiva

Las armas se deben reservar para el último lugar, donde y cuando los otros medios no basten.


Nicolás Maquiavelo


Al decir "otros medios", el buen Nico, por supuesto, no se refería al modernísimo terrorismo informático. Pero si hubiese vivido en estos días, el muy vilipendiado Nicolás hubiese considerado esta nueva moda de desinformar a través de la internet como uno de esos medios.


He sostenido un breve debate sobre este tema del Proyecto HAARP con algunos foristas de Yahoo, en especial con David Alberjón. Este tema ya se había ventilado alguna vez en este espacio, con el tema del sismo en China y las mentiras de Sorcha Faal. Todo surgió porque en un mensaje dentro de este debate comenté que "el proyecto HAARP es otra idiotez que no resiste la aplicación de un simple balance de energía".


Cierto es que fui simplista en la opinión, pues debí haber investigado un poco más sobre la existencia de este proyecto y haber puntualizado que la idiotez consistía en achacarle a ese proyecto una serie de fantásticas propiedades como crear sismos en China o "concentrar" ondas electromagnéticas para cambiar el clima.


Sin embargo, lo que sostuve y sigo sosteniendo es que al hacer las cuentas de la energía necesaria para provocar dichas calamidades (o convertirle en una arma de destrucción masiva), el resultado no alcanza para comprobar esas fantásticas propiedades. Aquí reproduzco la paricipación de David en este debate (la cual puede consultarse en la base documental):


No puedes poner en duda que el gobierno de EEUU esté investigando sobre los efectos de ciertas ondas sobre la ionosfera. Eso es cierto, ya que existen "materialmente" las instalaciones en Alaska. Eso es verdad, porque se puede tocar. Y también es cierto qué tipo de experimentos se están realizando, ellos mismos dicen que están "investigando", pero claro, no dicen los "efectos secundarios".


Lo importante de todo esto es que personas con curiosidad y mente abierta han ido cambiando la historia, y por el contrario, personas que lo niegan absolutamente todo que pueda escapar a su comprensión, lo único que hacen es entorpecer. Es magnífico dudar. Copérnico, Galileo, los trataban como locos y pagaron por ello. Ahora les debemos mucho. Hoy día también hay personas que se juegan su reputación, su credibilidad y su trabajo en pro de la verdad y otros se encargan de ridiculizar de cualquier manera. Pero bueno, hay muchos charlatanes, por supuesto, hay que saber indagar y distinguir unos de otros.


Una vez realizada la investigación sobre este asunto, puedo afirmar lo siguiente (lo cual es consistente con lo que antes afirmé):


El proyecto HAARP (del inglés High Frequency Active Auroral Research Program, Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia) es una investigación financiada por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, la Marina y la Universidad de Alaska para "entender, simular y controlar los procesos ionosféricos que podrían cambiar el funcionamiento de las comunicaciones y sistemas de vigilancia". Se inició en 1993 para una serie de experimentos durante veinte años. Es similar a numerosos calentadores ionosféricos existentes en todo el mundo, y tiene un gran número de instrumentos de diagnóstico que se usan para mejorar el conocimiento científico de la dinámica ionosférica.


Pero lo importante para el debate es la cuestión de la energía necesaria para "afectar" la ionósfera a niveles amenzantes:


  • La potencia que utiliza HAARP es de unos 3.6 MW (Millones de vatios), la cual genera una energía minúscula (considerando las horas de operación) comparada con la energía acumulada que la ionósfera recibe del sol.
  • En comparación, una estación de radio de FM en una ciudad como México DF, para cubrir la zona de interés y compensar por orografía e interferencias, transmite con unos 100 KW (Miles de vatios) de potencia. Haciendo las (supongo) odiosas multiplicaciones y divisiones, esto es la 36ava parte de la potencia del HAARP. Si consideramos que en una ciudad como la mencionada puede haber unas 50 estaciones de este tipo, la (odiosa, lo sé) suma nos da que durante casi las 24 horas del día se usan unos 5 MW en el DF para transmitir radio. Si esto es un peligro por los "efectos secundarios" quizás se deba regresar a los árboles y abandonar TODO el progreso tecnológico (incluso el uso de la internet).
  • En comparación, un sólo relámpago tiene una potencia que va desde 5 GW (miles de millones de vatios) hasta unos 300 TW (millones de millones de vatios). Se producen más de un millón de relámpagos por año en el mundo. Si no se comprende la magnitud de la energía total de estas descargas comparadas con la actividad del HAARP es que se es bastante necio e ignorante al respecto.


Esto es a lo que me refería con el balance de energía. No es posible alterar significativamente la temperatura de una caldera acercando un cerillo a su fogón. No es posible alterar significativamente la ionósfera con 3.6 MW de potencia.


Pero vayamos más allá.


Si bien es cierto que la ignorancia no conoce fronteras ni estratos sociales o políticos, muchas veces es utilizada para manipular a la gente. En este caso, en agosto de 2002 hubo una especie de queja pública por parte del parlamento Ruso, relacionada con las actividades de HAARP:


Los EE.UU. están creando nuevas armas geofísicas integrales que pueden influir en el medio cercano a la Tierra con ondas electromagnéticas de alta frecuencia ... La importancia de este salto cualitativo puede ser comparada a la transición de frío acero de las armas de fuego, o de armas convencionales a las armas nucleares. Este nuevo tipo de armas se diferencia de los tipos anteriores en que los medios cercanos a la Tierra se convierten en un objeto de influencia directa...



Sin embargo, esta nota periodística parece obedecer más a que los EE. UU, recientemente habían abandonado la mesa de negociación respecto al tratado Anti-Misiles Balísticos entre ambos países. Años antes, en 1997 hubo una reacción similar del Secretario de Defensa de los EE. UU. al acusar a los Rusos de poseer armas electromagnéticas. Los mismos Rusos operan desde hace tiempo una instalación similar al HAARP llamada "Sura".


Existen otras instalaciones capaces de hacer lo mismo que el HAARP: La HIPAS, cerca de Fairbanks, Alaska. El Observatorio de Arecibo en Puerto Rico. La Asociación Europea Científica de dispersión incoherente (EISCAT) opera una instalación, capaz de transmitir más de 1 GW de potencia radiada efectiva (ERP), cerca de Tromsø, Noruega. Rusia tiene el Sura, en Vasilsursk cerca de Nizhny Novgorod, capaz de transmitir 190 MW de ERP.


Como conclusión, la energía que usa HAARP si bien es alta comparada con las estaciones comunes de radio, no es ni siquiera remotamente capaz de alterar la ionósfera, como para producir efectos amenazantes para la humanidad.


Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/HAARP
http://en.wikipedia.org/wiki/HAARP
http://es.wikipedia.org/wiki/Rayo


Otra referencia fumada que afirma que HAARP constituye una amenaza para las interacciones sutiles entre los ecosistemas de la Tierra y la ionosfera:
http://documentosdeahuramazdah.wordpress.com/2010/01/03/años-luz-armas-silenciosas-haarp/


Actualización



He subido otra entrada que tiene el objetivo de situar en su justa dimensión las posturas de gente (terroristas informáticos y ciberchismosos, principalmente) que grita a los 4 vientos que HAARP es el causante de los recientes simos de Haití y de Chile. Ver:

HAARP es el moderno chupacabras



Actualización



Un debate adicional sobre este tema me dió la oportunidad de esgrimir más argumentos para demostrar que HAARP no es un arma. En especial porque se necesitaría que la ley del inverso cuadrado de la distancia fuese violada. Ver:

Más razones por las que HAARP no es un arma


1 comentario:

Siesp... dijo...

Generalmente, el ignorante utiliza lo que no entiende como "argumento" a favor de sus tesis. Si le demuestras el error, como buen ignorante, se desmarcará diciendo que "hay cosas que los gobiernos no nos cuentan".

Con esa excusa, es imposible salir del círculo vicioso al que una mente débil te conduce. Por eso, nada mejor que el estudio, la investigación científica para explicar la superchería.

Buen post, KC.

Saludos.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.