miércoles, 14 de mayo de 2008

Fusion man, el hombre volador

Foto desde Milenio.

Lo bastante bien escondido de esta noticia en la que se muestra a Yves Rossy volando por los Alpes suizos, pareciera restar importancia a su logro: vuelo autónomo mediante turbinas en su espalda. Al puro estilo rocketman. Aunque haya sido por sólo 5 minutos.

Rossy utilizó no sólo turbinas sino todo un sistema de ellas acoplado a una especie de alas con estabilizadores. Este piloto suizo de 48 años ha estado diseñando este sistema de vuelo autónomo desde hace ya varios años. Y esta vez es la primera en la que logra usar con éxito su ingenio, convirtiéndose en el primer hombre en volar con alas impulsadas por turbinas, como bien lo indica Universe Today.

En el blog MareMagnum, que recoge la nota con excelentes fotografías de este moderno hombre - pájaro (autonombrado "Fusion Man"), se explica lo siguiente:

Aunque la propulsión humana mediante jets se remonta a la Segunda Guerra Mundial, este es el primer prototipo que además cuenta con alas.

Tras sufrir un accidente en la primavera de 2.007, Rossy ha diseñado su segundo prototipo más maniobrable, seguro y con mayor aerodinamismo y autonomía.


El sueño de vuelo autónomo ha estado presente en la parafernalia de la ciencia ficción, y aunque ya ha habido prototipos de vuelo autónomo mediante toberas verticales, esta es la primera vez que el empuje de las turbinas no es sólo ascendente y controlado, sino que se trata de el empuje al puro estilo aviónico. La realidad comienza a superar a la ficción.

En su sitio (en francés, o en inglés), Fusion man comparte sus logros, su biografía, noticias y otras amenidades, que vale la pena visitarse si es que se es un aficionado al vuelo autónomo.

Los que sí lo somos, seguimos atentos a estos avances, obtenidos por intrépidos hombres en sus máquinas voladoras... y esperamos ver más aun.


Foto desde del sitio Universe Today.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.