martes, 13 de mayo de 2008

Un museo mata a una exhibición viva


Desde el NY Times
Por JOHN SCHWARTZ
Traducción y comentario: KC

El arte es inmortal, dicen los poetas. A menos que no lo sea.

Una de las exposiciones más exóticas en la apertura de "Diseño y Mente Elástica", el muy extraño espectáculo en el Museo de Arte Moderno de Nueva York que explora el territorio donde el diseño empata con la ciencia, es un pequeño abrigo de piel hecha de
células madre vivas de ratón. La "piel sin víctima" se mantuvo con vida en una incubadora con nutrientes... diligentemente viva. O sea, hasta hace poco.

Paola Antonelli, curadora en jefe del museo, tenía que matar el abrigo. "Fue creciendo demasiado", dijo en una entrevista en una conferencia en Belgrado. Las células se multiplicaron tan rápido que la incubadora estaba empezando a obstruirse. Asimismo, un manga se le estaba zafando. Por lo tanto, después de comprobar con los diseñadores del abrigo, un grupo conocido como SymbioticA, en la Escuela de Anatomía y Biología Humana en la Universidad de Western Australia en Perth, tuvo que interrumpir el flujo de nutrientes a las células.

Aunque Paola ha dicho "Me sentí cruel cuando apagué las máquinas", en una más reciente entrevista declaró que era, en esencia, una simple decisión teñida con un poco de pesar. "Es la única pieza en el espectáculo que estaba viva", dijo. "Realmente fue una
pieza sorprendente".

Oron Catts, director de SymbioticA, dijo en una entrevista via e-mail que le "ha gustado especialmente lo que sucedió en el MoMA," con su sensibilidad
ligeramente Frankensteiniana de "la vida creciendo fuera de control." La necesidad de adaptar la exposición en consonancia con el objetivo del grupo "para presentar lo último de nuestros proyectos en formas que recuerdan a la gente que estas obras están / estaban vivos y que tenemos una responsabilidad hacia los sistemas vivos en los que nos involucramos para manipularlos", escribió. Además, añadió, "la pieza fue capaz de recuperar parte de la ironía perdida" cuando se puso en el contexto de lo que calificó como un "espectáculo de diseños optimistas."

Más imágenes de la exhibición, acá.
____________________________________

Comentario: Esta noticia resulta graciosa en su redacción y contexto, pero presenta algunos detalles que conviene revisar con más profundidad. La ciencia puede tener logros muy importantes, y en estos están incluidos los de la genética y medicina. Lo que quizás no sea muy conveniente es poner esos logros a la orden de los caprichos de la moda o de los espectáculos de superficialidad que tanto gustan a nuestra actual sociedad.

Ahora fue un abrigo loco de piel de ratón que creció y creció sin control. ¿Que podría ser después? ¿Órganos sexuales autónomos ad hoc listos para implantación? ¿Hígados de repuesto para dipsómanos juveniles?

Pienso que la ciencia debe apartarse a una sana distancia de la línea de sofisticación del úsese y tírese, de los órganos desechables para vidas desechables.

1 comentario:

loly dijo...

La verdad crei que se trataba de una broma. pero en fin.
En cualquier caso hablando de organos de repuesto , creo que salvaria vidas , y ademas conoces las reticencias de la mayor parte de la gente a donar los organos que puedan servir una vez fallecidos, o la negativa de la familia si no hay deseo expreo del finado a donar . en cualquier caso vivir para ver¡¡¡

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.