lunes, 11 de agosto de 2008

Mensaje encontrado en una onda gravitatoria

Relato ficticio por Rudy Rucker

Para Nature
Traducción: KC

Me gusta pensar en el infinito y en la cuarta dimensión, así que estaba feliz cuando algunos cosmólogos comenzaron a decir que nuestro Universo es un par de infinitas hipersábanas, o branes, flotando en espacios multidimensiones. Según la nueva teoría del universo cíclico, la mayor parte del tiempo los dos branes pasan el tiempo estando paralelos entre sí, pero de vez en cuando se golpetean (al estilo de una cachetada, nota de KC) y llenan el espacio con luz.

Me gusta más el Big Flash que inunda con luz que el muy antiguo Big Bang puntual, que es demasiado teófano para mí. Esa es una palabra elegante que significa 'de la mano de Dios'. Podré no haber ido a la universidad, pero he leído mucho, y pienso por mí mismo.

Veo a los dos branes como una pareja; el espacio que habitamos es como una madre cuidadora, fertilizado por el encuentro vivo con su cónyuge. Cuando se abrazan, la energía brota como el agua de un manantial. Debe ser maravilloso. Realmente nunca he tenido relaciones sexuales conmigo mismo.

Después de cada flash, los branes son alejados por la fuerza de odio de la energía oscura. Pero finalmente la
disipación rencorosa termina, y el par se coquetea de nuevo, ciclo tras ciclo, con el tiempo sin principio ni fin.

Los cosmólogos estiman que la más reciente Gran Cachetada sucedió hace 14 mil millones de años, y supongo que el próximo será en un billón de años. Pero en este último punto, discrepo. Tengo motivos para creer que otro brane va a cachetearnos muy pronto - lo cual es la razón por la que estoy aquí en el pasto de mi jardín deletreando mi mensaje con rocas tan rápido como puedo juntarlas.

Es un día especialmente caluroso, lo cual es una señal de advertencia por sí mismo. El enfoque del
brane padre es cosquillear las constantes fundamentales de la fusión nuclear, por lo que nuestro sol se está quemando más brillante que nunca. Me estoy tomando además toda una pared de piedra para escribir este mensaje, esta misma descripción que usted lee.

He intentado sacar las palabras a través de e-mail y mi blog, pero nadie me toma en serio. Yo no soy un científico legítimo. La gente me despide porque no tengo todos las fantásticas iniciales antes de mi nombre (como Dr., M. en C., etc, nota de KC) - y tal vez porque vivo con mi madre en la granja familiar.

Soy curioso sobre cómo funciona el mundo, y soy hábil con la electrónica. Cuando no estoy haciendo tareas domésticas, hago funcionar el único taller de reparaciones de computadoras en el condado. Tengo una conexión de banda ancha por satélite a la web. He leído, o por lo menos repasado, todos y cada uno de los artículos sobre
cosmología que aparecen en el sitio arXiv.org, y eso es casi 2,000 documentos en un año, amigo.

Cuando por primera vez aprendí sobre el universo cíclico, estaba especialmente emocionado al saber que hay un número infinito de planetas. No sólo tenemos infinitamente muchos planetas en este ciclo, hubo infinitamente muchos de ellos en el ciclo anterior, y los habrá por igual en el siguiente, y así sucesivamente. Esto eleva realmente las probabilidades de que en algún lugar, de algún modo, todo sea justo y correcto. Hay un
planeta Edén con alguien como yo que viven allí con una bonita esposa, y él no tiene que limpiar las suciedades de los pollos.

Pensando en el
mundo Eden, empecé a preguntarme si podría ser capaz de obtener señales de los planetas que están fabulosamente lejanos en el espacio y el tiempo. ¿Qué pasaría si 20 mil millones de años atrás, camino de vuelta en el ciclo anterior, un planeta a 20 millones de años luz de distancia ha enviado una señal encaminada precisamente hacia mi ubicación actual?

Hay un pequeño problema. Debido al
Big Flash de hace 14 mil millones de años, no podemos esperar a recibir cualquier tipo de señal coherente de radio o de televisión de más de 14 millones de años luz de antigüedad. La energía de la Cachetada ha revuelto todos los mensajes. Pero ¡espere! ¿Que pasa con las señales en forma de ondas gravitacionales?

Tuve una idea para mi detector de ondas de gravedad a partir un plato de
gelatina de ensalada verde que mi esposa colocó sobre la mesa al lado de un pollo asado. Ella estaba destripando la dura ave y la verde gelatina estaba tiritando, con los pedazos de fruta enlatada oscilando de arriba hacia abajo.

Hombre, hace calor aquí por remolcar las rocas debajo del maldito Sol. Estoy utilizando cinco o seis piedras por carta.

Larga historia corta. Hice mi detector de ondas de gravedad a partir de una tina llena de gelatina verde - mi sensación fue que el particular tono de color puede ser importante. Robé un par de sensores de movimiento giroscópico de cámaras de vídeo que ya no usaba, y los hundí en la gelatina, y los cableé hacia una pantalla de vídeo para que pudiera ver las vibraciones de la gelatina en la pantalla. Tarde en la noche, cuando los pollos están dormidos y el tráfico en la carretera se desvanece, veo los mensajes. No es del todo fácil aislar la señal del ruido. Usted podría sugerir que utilice utilizar mi sistema nervioso como el filtro de transformación final. Y no importa cualquier argumento de no-se-puede-hacer sobre que el último ciclo de ondas de gravedad es demasiado estirado para ser decifrable en nuestros días. La mente es una cosa potente.

Justo como lo esperaba, me encontré con un mensaje de un planeta en el último ciclo, enviado por un hombre como yo, pero quizás más feliz. El estaba pasando la noticia de que el ciclo entre los cachetadas es sólo 14 mil millones de años y no de 14 billones, y el colapso es más abrupto de lo que nadie imaginó. Lo que conviene saber. Sólo para devolver el favor, estoy enviando una palabra al próximo ciclo - a través de ondas de gravedad.

Cualquier objeto masivo emite ondas de gravedad cuando se mueve - que es la razón por la que estoy enunciando este mensaje con piedras. Las piedras emiten ondas de gravedad mientras las coloco en posición y, de hecho, van a seguir enviando ondas por un tiempo - porque la Tierra misma está girando alrededor de, al menos hasta que se funda en rayos X y bosones de Higgs. Lo que va a suceder muy pronto, lo reconozco.

Me siento gracioso después de todo, como si mis moléculas se estuviesen apartando entre sí. Y el Sol - se ve hinchado y rojo, como para llenar la mitad del cielo. Los coches en la carretera parecen haberse descompuesto, porque la gente está de pie al borde de la pastura, señalándome.

Muy pronto, los branes van a estar en su punto. La hora de mis últimas palabras se acerca.

Yo viví, yo era real. Y el final está llegando más pronto de lo que piensan.
__________________________________________________

La última novela de Rudy Rucker, Postsingular fue publicada por Tor en 2007. Una secuela, Hylozoic, se publicará en 2009.

No hay comentarios:

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.