miércoles, 30 de enero de 2008

El Verdadero secreto

Hace un par de meses salió publicado en Forbes internet, un artículo sobre El Secreto, de la autoría de Michel Schremer. Lo reproduzco aquí gracias a la traducción casi simultánea de mi socio. Disfruten.

El verdadero secreto

El sueño americano

Michael Schremer, 9.oct.2007

De acuerdo con el sabio distribuidor de cultura popular Yogui Berra, "En teoría no hay diferencia entre teoría y práctica. En la práctica si la hay"

Hay un profundo consejo para cualquiera que contemple desembolsar 24 dólares por uno de los libros de mayor demanda en los EE UU actualmente, EL SECRETO (en DVD por 35 dólares) de Rhonda Byrne y un selecto grupo de gurús de la auto ayuda. Gracias a las recomendaciones de de Oprah Winfrey, la serie ha vendido más de 3 millones de copias en forma combinada (sólo en los EE UU).

El Secreto es un libro de auto ayuda en la tradición de "Cómo ganar amigos e influir sobre las personas" de Dale Carnegie, "Piensa y crece rico" de Napoleón Hill y "Despierta el gigante interior" de Anthony Robbins. Pero El Secreto afirma que va más allá de tales consejos prosaicos de auto ayuda como escribir tus metas, mantener una bitácora diaria de éxitos y derrumbar los temores. El Secreto afirma que la ciencia ha descubierto misteriosas fuerzas trabajando en el cosmos que cuando son correctamente invocadas pueden desencadenar inimaginables niveles de bienestar, felicidad y éxito.

La fuerza es llamada "ley de la atracción". Iguales atraen iguales. Pensamientos positivos que parten desde tu cuerpo como energía magnética, luego regresan en la forma de cualquier cosa en la que hayas pensado. Como dinero. Byrne y sus lacayos del éxito piensan mucho en el dinero. "La única razón por la que cualquier persona no tiene suficiente dinero es porque bloquea el flujo de dinero con sus pensamientos", se nos dice. El anuncio promocional de la película del mismo nombre está lleno de mantras de dinero vanagloriosos como: "Todo lo que toco se convierte en oro". "Soy un magneto de dinero". Y mi favorito: "Hay billetes que en este momento se están imprimiendo para mí". ¿En dónde? ¿En la Casa de Moneda?

Un desfile de personas felices y despampanantes repiten el secreto de El Secreto. "Todo lo que llega a tu vida, tú lo estás atrayendo hacia tu vida. Es atraído por las imágenes que mantienes en tu mente", dice Bob Proctor, un autoproclamado filósofo. "Atraes lo que más piensas", proclama el empresario John Assaraf. Un escritor llamado Mike Dooley dice que el principio puede reducirse a cinco palabras: "Pensamientos se convierten en cosas". La autora Lisa Nichols declara, "La ley de la atracción es obediente. Te dará lo que deseas en cada ocasión. Repartes todo hacia ti mismo. Lo atraes como un imán".

Es el magnetismo donde El Secreto salta de la realidad hacia la insensatez. "Cada pensamiento tiene una frecuencia", explica el narrador de El Secreto. "Podemos medir un pensamiento. Si estás pensando en algo una y otra vez, estás emitiendo esa frecuencia".

No exactamente.

El cerebro verdaderamente produce actividad eléctrica. Corrientes de iones fluyen entre las neuronas durante transmisiones sinápticas, y de acuerdo con las ecuaciones de Maxwell, cualquier corriente eléctrica produce un campo magnético (y viceversa, como en un generador que al hacer girar sus magnetos produce electricidad). Pero los campos que produce el cerebro son minúsculos y sólo pueden ser medidos usando un aparato extremadamente sensible denominado Instrumento Superconductor de Interferencia Cuántica, en un cuarto fuertemente blindado contra campos magnéticos externos.

Además está la ley del cuadrado inverso: La intensidad de una onda de energía radiante, desde una fuente puntual, es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia desde esa fuente. Un objeto situado al doble de cierta distancia de una fuente recibirá sólo una cuarta parte de la energía emitida.

En otras palabras, el campo magnético del cerebro rápidamente se disipa al salir del cráneo y se diluye rápidamente entre otras fuentes de campos magnéticos como las TV, los radios, los celulares y el mismo campo magnético terrestre, el cual le sobrepasa en potencia por 10 órdenes de magnitud (unas 10,000,000,000 veces). No hay que olvidar que en magnetismo los opuestos (y no los iguales) son los que se atraen: El polo positivo atraerá al negativo y viceversa, por lo que si tienes un pensamiento positivo deberías atraer cosas o eventos negativos a tu vida.

No se necesita de la ciencia para probar que El secreto es "jarabe de pico" --sólo una pizca de pensamiento. Si el bienestar y la pobreza son el resultado de nada más que nuestros pensamientos ¿deberíamos culpar del estado de desnutrición de los niños de Biafra a su modo pesimista de ver la vida? ¿Y que tal las víctimas de las guerras? Si la ley de atracción fuese cierta, cada oprimido, cada esclavo o cada grupo exterminado en la historia serían culpables de su estado por los pensamientos que han tenido. Esa idea está más allá de un error de concepto, es una idea malévola.

¿Hay algo que podamos hacer para tener éxito? Eso depende en lo que quieras decir con "hacer" y "éxito". Una vez asistí a una convención cuyo orador estrella era Mark Victor Hansen, conocido por ser coautor de la popular serie de libros "Caldo de pollo para el alma". Una de sus memorables líneas de su inspiradora conferencia fue "Esto trabaja bien cuando trabajas en ello", lo que significaba que el auténtico secreto para el éxito era trabajar duro para el éxito.

Esta conferencia se dictó en 1980. No oí de Hansen sino hasta finales de los años 90, cuando sus libros se vendieron como pan caliente. Hansen probó que si intentas hacer las cosas una y otra vez, tienes una mejor oportunidad de tener éxito.

El "una y otra vez" es la clave para entender cómo los programas de auto-ayuda son verdaderamente útiles. De acuerdo don el periodista investigador Steve Salerno, en su libro de 2006 "Fraude: Cómo el movimiento de auto ayuda ha hecho indefensos a los EE. UU.", las diversas conferencias y cintas de auto-ayuda ofrecen un incremento momentáneo de inspiración que se desvanece a las pocas semanas. Salerno debería saberlo, pues él mismo fue editor de libros de auto-ayuda para Rodale Press. Al parecer las encuestas de mercado revelan que "el cliente más inclinado a comprar un libro de cualquier tema es alguien que ha comprado un libro similar en los anteriores 18 meses".

La ironía de la "regla de los 18 meses" para el género de auto-ayuda, dice Salerno, es ésta: "Si lo que vendimos funcionara, uno esperaría que la vida mejorase. Uno no esperaría que la gente necesitase ayuda posterior de nosotros, al menos no en esa misma área de problemas, y ciertamente no una y otra vez.

Los programas de éxito y auto-ayuda contienen un blindaje contra el escrutinio escéptico. Si los intentas una vez y tu vida no mejora, es por tu culpa, porque tus pensamientos no fueron lo suficientemente positivos. ¿La solución? Más de lo mismo, o al menos el mismo mensaje reempacado dentro de nuevos productos y programas.

¿Funcionan esos programas? Nadie lo sabe. De acuerdo con Salerno, no hay evidencia científica que indique que cualquiera de los innumerables programas de éxito y auto-ayuda (desde caminar sobre brasas hasta los 12 pasos) funciona mejor que hacer otra cosa, o hasta hacer nada.

Pero la ley de los números grandes implica que dados los millones de personas que han intentado estos programas, es inevitable que algunos mejoren. Y sólo escuchamos las historias de éxito, nunca las de fracaso. Aquí hay un episodio del programa de TV de Oprah Winfrey que nunca verás: "En seguida, Oprah presentará a una docena de personas que han tratado el nuevo método de hacer dinero, y no se han hecho millonarios. No cambies de canal. No querrás perderte el programa especial de hoy".

El Dr. Michael Schremer publica la revista "Skeptic" (www.skeptic.com), una columna mensual en Scientific American y es profesor adjunto del Colegio de Graduados de Claremont. Es autor de libros como "Por qué Darwin importa", "Por qué la gente cree cosas raras" y el próximo a salir a la luz "La mente de mercado: Simios compasivos, humanos competitivos y otras lecciones de la economía evolucionista"

http://www.forbes.com/2007/10/09/secret-review-opportunity-ent-dream1007-cx_ms_1009shermer.html?partner=email

Saludos desde el rincón de los no conversos.

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.