jueves, 24 de enero de 2008

No existe la "ciencia oficial"

No hay tal cosa como "ciencia oficial"


En cierta ocasión en la que discutía sobre el cuanto (de la física cuántica) alguien me comentó lo siguiente:

El quantum ... siempre ha existido, pero la ciencia "oficial" solo recientemente les ha otorgado "el fiat", es decir, la licencia de existir.

Muchas veces me he declarado totalmente en contra del uso de ese calificativo. La ciencia es sólo ciencia si se basa en el método científico. No hay nadie que "oficialice" nada respecto a este tema. No hay algo como una oficina internacional de "registro oficial de la ciencia". Y espero que no lo haya en lo futuro.

Eso quizá sea un motivo de inquietud para quienes tratan de desvirtuar los logros científicos diciendo que la ciencia no hace más que avanzar sobre las ruinas de sí misma, porque cualquier persona puede cuestionar sus fundamentos... y si ha seguido el método científico, entonces podría establecer nuevos modelos científicos "destruyendo", en apariencia, los anteriores.

O lo que es lo mismo "des-oficializando" los modelos anteriores.

Por ello es que no hay tal cosa como ciencia oficial en contra de lo que muchos afirman. Es sólo ciencia si aplica el método científico. No hay "certificados" de oficialidad científica. El día que los haya, sospecharé de ellos.

Lo que sí existe es lo que yo llamo la fiaca científica, la flojera científica, la hueva científica. Consiste básicamente en no apegarse al método científico y decir que se "hace ciencia". Quienes así lo hacen a veces se molestan por no tener "fondos oficiales" (esos sí, oficiales, porque hay que llenar formularios en oficinas especiales para registrar proyectos de investigación y recibir fondos) para continuar sus actividades.

Por ejemplo mencionaría los casos de algunos investigadores frustrados que afirman haber descubierto la manera de fabricar motores de eficiencia por encima de la unidad, sistemas magnetohidrodinámicos de levitación y otros ingenios de dudosa efectividad. Incluso lo que muy de moda está ahora, la medicina alternativa, que gana adeptos gracias a los escándalos por la falta de escrúpulos de los laboratorios de fabricación de medicinas.

No hay por qué caer en ese engaño. Todos ellos lanzan sus mejores piedras para desbancar a la ciencia, no porque ésta no funcione o no sea apropiada, sino porque la investigación científica tiene mucho más probabilidades de obtener los logros tecnológicos que pagan dicha investigación. Aunque no todo sea dinero en la ciencia, admito que es necesario continuar apoyando esta actividad, por diversas razones.

El punto es acabar con esa Flojera Científica, y hacer lo que yo llamo "la tarea", que en otras palabras es usar el método científico para cuestionar a la ciencia y cualquier otra actividad humana.

Claro, la fe es la única que no admite este tipo de cuestionamientos, pero eso es una decisión propia que no tiene que ver con la realidad compartida. Se puede coincidir en la fe, pero lo que ya no se debería hacer es discriminar por la fe. Por ello cuando alguien me dice "dios existe porque tengo fe en ello" no discuto más. Pero si alguien me dice "dios existe porque tú respiras" o "dios permite que la ciencia exista" entonces sí discuto.

No hay comentarios:

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.