sábado, 24 de enero de 2009

Diez seres que podrían revivir de entre los muertos, parte 2

Continuando con la lista de los 10 seres cuya presencia en este mundo nos gustaría volver a tener, seguimos con:

Perezoso gigante de tierra

(Megatherium americanum)

Extinto: ~ 8000 años
La preservación de ADN: 2 / 5
Sustituto adecuado: 1 / 5

Este gigante tenía alrededor de 6 metros de altura y se estima que pesaba la friolera de 4 toneladas. La extinción relativamente reciente del perezoso, significa que varios ejemplares se han encontrado con pelo, una excelente fuente de ADN. Así que ¿se podría ver publicado el genoma del perezoso gigante? "Absolutamente", dice Hendrik Poinar de la Universidad MacMaster en Canadá, que ha extraído ADN del perezoso terrestre gigante fosilizado de estiércol depositado hace unos 30,000 años. La dificultad para intentar su resurrección sería la falta de un sustituto adecuado. Su pariente más cercano con vida - el perezoso arbóreo de tres dedos - es minúsculo en comparación. Podría ser capaz de proporcionar los huevos con los que crear un embrión perezoso gigante de tierra, pero el feto superaría rápidamente a su madre.

Moa

(Dinornis robustus)

La preservación de ADN: 3 / 5
Sustituto adecuado: 2 / 5

Hay mucho ADN de esta ave que se encuentra bien conservado en huesos e incluso en huevos hallados en cuevas a través de Nueva Zelanda, así que obtener un genoma de moa debería ser factible. Pero ¿cuál? Sería tentador ir por la masiva Dinornis robustus, que tenía más de 3 metros de altura, pero comenzar con el Megalapteryx didinus de tamaño más modesto, sería lo más lógico. Aunque sólo lejanamente relacionadas con avestruces, es posible que se arranque el genoma de un moa en un huevo de avestruz. Puesto que aún no ha sido clonada ninguna ave, sin embargo, quizás lo más viable sería aplicar la ingeniería en un embrión de avestruz para convertirlo en Moa.

Alce irlandés


(Megaloceros giganteus)

Extinto: ~ 7700 años
La preservación de ADN: 3 / 5
Sustituto adecuado: 2 / 5

Los entusiastas de la caza de ciervos darían casi cualquier cosa para tener la oportunidad de dispararle a este gigante del Pleistoceno, que habitaba en toda Europa. Un típico Megaloceros masculino se situó a más de 2 metros de altura en el hombro y sportaba astas de 4 metros de ancho. En realidad, fue un ciervo en lugar de un alce, y su pariente más cercano, el venado común, compartió antepasados evolutivos hace unos 10 millones de años. El abismo entre las dos especies significa que es difícil ver cómo un genoma completo podría traer a la vida a un animal palpitante.

Castor gigante

(Castoroides ohioensis)

Extinto: ~ 10.000 años
La preservación de ADN: 2 / 5
Sustituto adecuado: 1 / 5

Existe una gran controversia sobre la reincorporación de castores normales en algunos países, por lo que es fácil imaginar cuántos problemas generaría el restablecimiento del castor gigante de América del Norte, con sus 2.5 m de largo. No es mucho esperar de una secuencia del genoma de este masivo roedor, dice Hendrik Poinar, un genetista en la Universidad McMaster en Hamilton, Canadá. El Capibara, que tiene aproximadamente la mitad de masa, sería probablemente el sustituto más adecuado, aunque podría ser un pariente lejano.

Gorila

(Gorilla gorilla)

Extinto: Casi
La preservación de ADN: 5 / 5
Sustituto adecuado: 5 / 5

Lo más probable es que la primera especie para rescatar de la extinción sea una que está viva hoy. Los conservacionistas están congelando muestras de tejidos de algunas especies amenazadas, de modo que los clones se podrían crear con la ayuda de un sustituto de especies estrechamente relacionadas en el caso de que un hábitat adecuado esté disponible. Para los gorilas, el sustituto sería el chimpancé.


Receta de resurrección.

USTED NECESITA
:

  • ADN bien conservado
  • Varios millones de bloques de construcción de ADN
  • Un buen sustituto de especies
  • Algo de tecnología avanzada en serio

AQUÍ VA LO QUE HAY QUE HACER...

1. Extraer el ADN de su especie extinguida, secuenciar y reunir los fragmentos para obtener un genoma completo.

La prueba de realidad: es probable que las secuencias del genoma de animales extintos estén letalmente plagadas de errores.

2. Ahora tome los bloques de construcción de su ADN y reconstruya el ADN de su bestia extinta, en el número correcto de cromosomas.

La prueba de realidad: aún no es posible hacer moléculas tan largas de ADN a partir de cero, pero algún día debemos ser capaces.

3. Empaquete los cromosomas en un núcleo artificial y colóquelo en un óvulo recogido del sustituto adecuado. Esto debe convertirse en un embrión, que será un clon de un animal largamente extinto.

La prueba de realidad: la búsqueda de especies compatibles, y aún la extracción de óvulos de los mismos, podría ser un problema enorme. Además, nadie ha logrado todavía clonar aves o reptiles.

4. Haga crecer a un animal bebé a partir del embrión. Para los mamíferos, implante el embrión en el útero de una madre compatible. Para un reptil o ave, incube embriones utilizando técnicas aún a ser desarrolladas. Para una anfibio o un pez en los que la fecundación sucede fuera del cuerpo, sólo siéntese y observe.

La prueba de realidad: madres compatibles pueden no existir para muchos mamíferos extintos.

CÓMO HACER TRAMPA:

En lugar de sintetizar todo el genoma a partir de cero, podría tomar el ADN de una especie viva estrechamente relacionada y modificarlo para que sea más como el de la especie extinta que está buscando.

La prueba de realidad: algunas de las especies vivas ya se han hecho superficialmente más como extintas, pero con los conocimientos y la tecnología de hoy en día siguen estando muy lejos de la realidad.

Imagen: Gorila, desde http://es.wikipedia.org/wiki/Gorilla_gorilla

No hay comentarios:

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.