martes, 28 de octubre de 2008

Respuestas de Barack Obama a preguntas sobre ciencia. Parte 01

Debido a que falta poco para que se den las votaciones oficiales para elegir presidente de los EE. UU., resulta interesante saber las posturas de los candidatos Obama y McCain sobre temas científicos y tecnológicos.

Barack Obama aceptó la invitación de Nature para responder por escrito a 18 preguntas relacionadas con las ciencias; Los encargados de la campaña de John McCain declinaron a participar. Las respuestas de Obama a muchas de las preguntas se imprimen aquí, pero sus respuestas a otras preguntas (sobre temas como la bioseguridad, laboratorios de armas nucleares y la participación de EE.UU. en proyectos internacionales) se pueden encontrar en http://www.nature.com/uselection. Siempre que sea posible, Nature ha tomado nota de lo que McCain ha dicho en otras ocasiones sobre estos temas.

Por Alexandra Witze
Traducción: Pablo Gamborino

¿Cuál será su máxima prioridad en el campo de la ciencia y la tecnología?

Barack Obama: Me he comprometido a fortalecer el liderazgo en EE.UU. en la ciencia, la tecnología y la innovación, y la posibilidad de hacerlo será una prioridad central de mi administración. Nuestro talento para la innovación sigue siendo la envidia de todo el mundo, pero nos enfrentamos a desafíos sin precedentes que exigen nuevos enfoques. Por ejemplo, los Estados Unidos cada año importan $ 53 mil millones de dólares más en productos de tecnología avanzada de lo que exportan. China es ahora el exportador número uno del mundo en alta tecnología. Esta situación de competencia sólo puede empeorar con el tiempo porque el número de estudiantes de EE.UU. que siguen carreras técnicas está disminuyendo. Los Estados Unidos ocupa el lugar 17 entre las naciones desarrolladas en la proporción de estudiantes universitarios que reciben grados en ciencia o ingeniería; estábamos en tercer lugar hace treinta años.

La investigación básica apoyada por fondos federales, destinada a comprender muchas de las características de la naturaleza - desde el tamaño del Universo, hasta las partículas subatómicas, de las reacciones químicas que soportan a una célula viva a las interacciones que sostienen los ecosistemas - ha sido una característica esencial de la vida americana durante más de cincuenta años . Si bien los resultados de proyectos específicos nunca son predecibles, la investigación básica ha sido una fuente
confiable de nuevos conocimientos que ha impulsado importantes avances en ámbitos que van desde las telecomunicaciones a la medicina, dando notables tasas de retorno económico y la garantía de liderazgo en la industria, el poderío militar y la educación superior. Creo que continuar la inversión en investigación fundamental es esencial para garantizar vidas más sanas, mejores fuentes de energía, superior capacidad militar, y puestos de trabajo con salarios altos para nuestra nación en el futuro.


Sin embargo, hoy, estamos claramente invirtiendo
menos en investigación en todo el espectro de disciplinas científicas y de ingeniería. El apoyo federal para las ciencias físicas y la ingeniería ha venido disminuyendo como una fracción del producto interno bruto durante décadas, y, después de un período de crecimiento de las ciencias de la vida, el presupuesto para los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de no ha dejado de perder poder de compra durante los últimos seis años. Como resultado de ello, nuestras agencias de ciencia a menudo son capaces de apoyar no más de una de cada diez propuestas que reciben, deteniendo la carrera de nuestros jóvenes científicos y bloqueando nuestra capacidad para perseguir muchos notables avances recientes. Además, en este entorno, los científicos son menos propensos a continuar la investigación de riesgo que pueden conducir a los más importantes avances.

Por último, estamos reduciendo el apoyo a la ciencia en un momento en que muchas otras naciones están aumentando, una situación que ya pone en peligro nuestro liderazgo en muchas esferas de la ciencia.

Esta situación es inaceptable. Como presidente, voy a aumentar el financiamiento para la investigación básica en física y ciencias de la vida, las matemáticas y la ingeniería a un ritmo del doble de los presupuestos para la investigación básica durante la próxima década para apoyar a nuestros científicos y restablecer el liderazgo científico de EE.UU..

John McCain también ha prometido luchar por el aumento del financiamiento en algunas de las principales agencias de ciencia, pero sin objetivos específicos en términos de dólares o marcos de tiempo. "Bajo la administración de McCain, la ciencia y la investigación tendrán una prioridad muy alta", dice Jay Khosla, que asesora la campaña sobre cuestiones de política de salud. "Él hará todo lo necesario para asegurarnos de que seguirán siendo líderes, especialmente en el ámbito de la innovación". Un
escollo potencialmente importante para aquellos que buscan más fondos para la investigación: McCain ha dicho que congelará el gasto interno discrecional, que incluye dinero para la ciencia, por un año en caso de ser electo, a fin de ayudar a recortar el nivel de gasto global.

En general, McCain ha insistido en menos control del gobierno y más enfoques orientados a la empresa y la tecnología para impulsar la innovación, tales como US $ 300 millones de premio para la tecnología avanzada de baterías. En su plataforma de campaña aborda muchos de los mismos temas que Obama, tales como la percepción de necesidad de preparar a más científicos e ingenieros; McCain, por ejemplo, daría bonos para propiciar el alto rendimiento de los profesores en materias como matemáticas y ciencias, y apoyaría a programas de educación en organismos de ciencia tales como la National Science Foundation y el Departamento de Energía.

La innovación biomédica es cara y muy lenta, consume $ mil millones y la mejor parte de una década para desarrollar un nuevo medicamento. ¿Qué hará su administración para que sea más fácil de convertir la investigación en remedios?

Obama: Los americanos tienen buenas razones para estar orgullosos del extraordinario papel que la ciencia médica ha tenido en la lucha contra la enfermedad, aquí y en todo el mundo, durante el siglo pasado. El trabajo patrocinado por los NIH, otras agencias del gobierno y nuestros productos farmacéuticos y las industrias de biotecnología han producido muchas vacunas, medicamentos y hormonas que han mejorado la calidad de vida, extendiendo la esperanza de vida y reduciendo las funestas consecuencias de muchas enfermedades graves y la discapacidad.

Si bien
nunca puede ser fácil "convertir a la investigación en remedios", entiendo que los científicos biomédicos están viendo mayores oportunidades de utilizar la ciencia para mejorar la salud. Voy a fomentar el desarrollo de marcadores biológicos de enfermedades que podrían simplificar la evaluación de nuevas terapias, el uso de la información genética para seleccionar a los pacientes con más probabilidades de beneficiarse de nuevos tratamientos, así como la realización de esfuerzos multi-disciplinarios que ahora son posibles en muchos centros de investigación. Además, voy a apoyar una mayor atención a la investigación que se centra en la prevención, detección temprana y la mejora de la gestión de las enfermedades.

Además, creo que hay más que podamos hacer para garantizar los nuevos tratamientos se han desarrollado y puesto a disposición del público de manera más eficiente. Creo que hay que aumentar el financiamiento de los NIH para revertir las tendencias de flujo de fondos que han dejado a los
los científicos de nuestra nación con menos recursos mientras los costes de la investigación aumentan. También debemos hacer un mejor trabajo para proporcionar recursos a la Food and Drug Administration (FDA), los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), y otras agencias federales que ayudan a garantizar que, cuando estos avances médicos se convierten en nuevos tratamientos, seamos capaces de garantizar que sean de manera rápida y segura para el uso generalizado. Además, debemos dar prioridad a eliminar las barreras entre las agencias federales y entre los sectores público, privado y organizaciones sin fines de lucro para asegurar una mejor y más eficiente colaboración en materia de nuevas innovaciones.

McCain también ha dicho que apoyará enérgicamente el financiamiento de los NIH. "McCain quiere asegurarse de que estamos haciendo todo lo posible para dar a los jóvenes científicos de hoy en día los recursos que necesitan para llevar a cabo la investigación para tratamientos", dice Khosla. La plataforma de atención de la salud de ambos candidatos tienden a centrarse en cómo hacer más
asequible y accesible el seguro de salud para los americanos, y McCain ha hablado de las tecnologías que podrían beneficiar a la salud pública - tales como la telemedicina - para llevar los conocimientos médicos a mucho más pacientes.

Continúa: Parte 02...
Continúa. Parte 03...
Continúa. Parte 04...

Fotografía:
D. DOVARGANES/AP


No hay comentarios:

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.