sábado, 14 de junio de 2008

Respuesta de la casa a la gran pregunta


Hace unos días en este sitio se publicó un artículo reproducido desde eSkeptic en el que un grupo de 13 notables, auspiciados por la Fundación Templeton, responden a la gran pregunta:

La ciencia ¿hace que la creencia en dios sea obsoleta?

Pues de tanto ver las respuestas (y traducirlas) se me ocurrió escribir la respuesta de la casa, claro, sin el auspicio millonario de Templeton. Así que sin más preámbulo aqui está:

Sí, mientras dios no dé señales de existencia independiente.

No, mientras haya intereses por fomentar esa creencia.

No necesito un dios para explicar mi vida, ni mis anhelos, ni mis metas. No necesito una deidad con superpoderes que funcione como explicación para lo que para mí aun es inexplicable. No necesito tener fe en un dios para encontrar la solución de mis problemas existenciales. Y no necesito a un dios que vigile mis actos, mis pensamientos mis transgresiones a las normas morales y que como resultado espere mi muerte para cobrarse todas las cuentas que le debo... según él.

En el nivel individual pienso que la creencia en dios sí resulta obsoleta. La explicación del universo proporcionada por la actividad científica es más que suficiente. Incluso los problemas existenciales planteados por esta actividad científica resultan más inquietantes y retadores que los que representa la suposición de la existencia de deidades.

Sin embargo, el escepticismo que requiere el uso de las herramientas científicas, aplicado a la posible existencia de deidades, siempre me deja un espacio de duda al respecto. Creeré en (o mejor dicho afirmaré) la existencia de una deidad si las evidencias de su existencia son independientes de mi fe.

Personalizo mi respuesta inicial porque así es como considero la cuestión de la pregunta en la respuesta : En el nivel personal. Es a través de mi propia e independiente fe, si la tuviera, como podría darle un sentido a una deidad.

La creencia en dios es un asunto indivudual, que se vuelve colectivo gracias a la religión o a las creencias compartidas. Siendo por un lado esta creencia un asunto personal y quizás obsoleta frente a los avances de la ciencia, por otro lado no se debe descartar que la fe institucionalizada por las religiones lejos de ser obsoleta, aumenta su vigencia gracias al apoyo que se ofrece a los políticos. Y la política es demasiado poderosa aun. Por ello es que la creencia en dios puede no ser obsoleta aun.

Porque no sólo las religiones actuales congregan a gente que profesa una creencia en alguna deidad; actualmente las religiones son los músculos de los tentáculos políticos de algunos grupos de poder. Comprar la voluntad de la gente con dinero, cuesta dinero, pero comprarla con la manipulación de sus creencias sólo cuestan palabras, y resulta más barato hablar que pagar.

Pienso que la ciencia proporciona una serie de herramientas que permiten explicar el mundo sin necesidad de una deidad; sin embargo la cienca no es capaz de explicar por qué puede haber odio entre los seguidores diferentes sectas religiosas.

Las religiones actuales no sólo fomentan la fe en un dios todopoderoso, también fomentan el regionalismo, la discriminación, el odio y el sectarismo. Pero no lo hacen de manera abierta y clara, sino en la misma forma que la política: a través del manejo de intereses velados mediante propaganda indirecta.

Por lo tanto, mientras existan grupos políticos y económicos que resulten beneficiados de la manipulación de las masas, se seguirá fomenatndo a las religiones como "alojamiento" de la fe colectiva. En México tenemos el ejemplo del infame Góber Majadero que apoya abiertamente a la iglesia católica en su estado.

Y las religiones intentarán seguir sembrando la fe en los seguidores. Aunque no sea porque el dios de esa religión requiera de tal congregación de fe, sino porque esa conjunción de voluntades ciegamente enfocadas puede ser bastante útil para los intereses de grupos de poder.

Pero por encima de esta aparente necesidad de manipulación de las voluntades colectivas, resulta sorprendente notar como estos grupos de poder también alientan el avance científico y tecnológico: Después de todo los adelantos tecnológicos y científicos proporcionan la base de economías fuertes, que a su vez son el sustento de de los grandes intereses económicos.

Por lo tanto mi adivinanza educada es que seguiremos viendo las dos cosas, avances científicos y fortalecimiento de creencias. La obsolescencia de las creencias crecerá en el nivel individual, pero en el colectivo las creencias seguirán fomentándose.

1 comentario:

MIRTA CRISTINA RODRIGUEZ CORDERI dijo...

vaya
hoy me siento demasiado acompañada
en cuestion de horas nos han invadido
jejeje
felicitaciones, Keith!!!

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.