martes, 3 de junio de 2008

El conocimiento ¿debe ser abierto u oculto?


Un debate que lleva ya muchos siglos es el de si el conocimiento debe estar restringido a algunos sectores de la sociedad, a iniciados, a socios de sectas secretas, o bien abierto a todos. Esta entrada tiene por objeto revisar una y otra postura, iniciando con la pregunta fundamental:

¿Qué es el conocimiento?

Mucha gente piensa que el conocimiento es una especie de tesoro inalcanzable, pero en realidad lo que muchos llamamos en forma rimbombante "El Conocimiento" no es otra cosa que una acumulación de experiencias, reflexiones, juicios, datos varios y una especie de modelo para relacionar todo, pero sobre todo es una herramienta para resolver problemas.

Existen buenas definiciones que van más a profundidad, por ejemplo la de la wikipedia:

El conocimiento, en su sentido más amplio, es una apreciación de la posesión de múltiples datos interrelacionados que por sí solos poseen menor valor cualitativo. Significa, en definitiva, la posesión de un modelo de la realidad en la mente.
O bien la de Monografías:

El conocimiento puede ser entendido de diversas formas: como una contemplación, como una asimilación o como una creación. Es una contemplación porque conocer es ver, una asimilación porque es nutrirse y es una creación porque es engendrar. Para el mundo griego era una contemplación, para el mundo medieval era una asimilación y para el mundo moderno es una creación.

Hay definiciones más pragmáticas y tácticas, cuando el conocimiento es valuado como un activo. Me refiero al punto de vista de inteligencia de negocios, en la que es importante clasificar el conocimiento en diferentes categorías, para gestionarlo en beneficio del grupo que lo ha generado o adquirido:

Conocimiento es la capacidad para convertir datos e información en acciones efectivas.

De una u otra forma, es importante reconocer el conocimiento cuando nos encontramos en situaciones que requieren de él. Refiero dos ejemplos en dos niveles de complejidad:

Salvemos vidas.

Una prioridad para cualquier organización es enfrentar las emergencias de forma tal que se salven las más vidas posibles. Algunas organizaciones (institutos de investigación, estaciones de potencia, industrias potencialmente peligrosas) cuentan con procedimientos perfectamente establecidos para estos casos, tanto que existen en forma de documentos siempre a la mano de los coordinadores de seguridad, sin importar la persona que esté ocupando el puesto.

Se complementan estos procedimientos con simulacros que se llevan a cabo en forma periódica y regular. Estos simulacros tienen por objeto acostumbrar a la gente que labora en esas instalaciones a tomar acciones y actitudes que les proporcione mayores niveles de seguridad y menores índices de riesgo.

Tanto los procedimientos escritos como el entrenamiento recibido es lo que podríamos llamar conocimiento que salva vidas. Los procedimientos tienen por objeto recoger conocimiento en forma de experiencias positivas y exitosas, documentadas en forma tal que orientan a los tomadores de decisiones sobre las instrucciones estructuradas a realizar, así como proporcionar una lista de responsables para la coordinación de los grupos de emergencia. El entrenamiento proporciona el conocimiento que la gente debe tener sobre qué hacer, a quién seguir, cómo actuar, etc.

Por último, este conocimiento debe ser abierto, para que tanto los responsables de la emergencia como las posibles víctimas sepan en todo momento cómo actuar. Un ejemplo de procedimiento general de emergencias en el nivel población puede verse aquí.

¿Cómo se hace un reactor nuclear de potencia?

En este ejemplo se puede diferenciar el conocimiento general del conocimiento específico, pues en general es fácil responder esta pregunta, pero en el específico, con la intención de construir una instalación para este propósito, las respuestas no son nada triviales.

En forma general un reactor nuclear se construye colocando material fisionable en una cantidad y geometría tal que se consiga la masa crítica, necesaria para mantener la reacción en cadena de fisiones en forma autosostenida y controlada. Este material se coloca en empaques de metal, de tal forma que al calentarse por efecto de las reacciones nucleares, pueda ser enfriado con algún medio (líquido o gaseoso), que también sirve a su vez como fluido de trabajo, para conducir el calor a la etapa en que se aprovecha para convertirlo en trabajo mecánico y finalmente en energía eléctrica.

Este conocimiento es abierto, cualquiera puede acceder a él. Pero si se trata de construir un reactor de verdad, el conocimiento necesario es tan complejo que se requiere de especialistas en más de 10 ramas de la ingeniería para poder traducir ese conocimiento en algo operativo. El conocimiento necesario ya no es tan abierto, pues quienes lo desarrollaron desean obtener ganancias por transferirlo, ya que un reactor de potencia puede producir
energía eléctrica que se factura en unos 500,000 dólares al día.

Y hay otro asunto delicado. El material fisionable (usualmente uranio enriquecido) no se puede adquirir en el oxxo de la esquina. Esto es así porque con ese material también pueden construirse bombas atómicas. El conocimiento necesario para fabricar ese uranio enriquecido es bastante reservado, pues aunque en principio bastaría con separar los isótopos pesados de los ligeros que coexisten en el uranio natural (que es una mezcla de diferentes isótopos
que difieren en aproximadamente en 1.3% en peso), eso no es tan sencillo de hacer; se requieren métodos de altísima tecnología pues los métodos químicos son inútiles para separar especies del mismo elemento.

Este es un caso de conocimiento muy reservado (casi oculto, diría yo), que se debe utilizar con mucha responsabilidad y que por lo tanto no es conveniente que cualquier persona tenga acceso a él.

Por último citaría al único tipo de conocimiento que, de acuerdo con sus promotores (o al menos los promotores de su uso y aplicación), es oculto.

La raíz del ocultismo.

De acuerdo con la wikipedia, el ocultismo como corriente filosófica se basa en el estudio de las ciencias ocultas:

El Ocultismo es el conjunto de conocimientos y prácticas con las que se pretende saber y dominar los secretos de la Naturaleza, como también desarrollar los poderes latentes del ser humano. En sentido más amplio, es la dedicación al estudio de las Ciencias ocultas.

Y las ciencias ocultas, de acuerdo con la liga anterior, resulta que es un nombre que "pega" en las editoriales, pero que representa una forma de pensar

En su acepción literal, ciencias ocultas es el nombre con que se conoce a una serie de creencias y prácticas mistéricas que desde la Antigüedad pretenden penetrar y dominar los secretos de la naturaleza, caracterizados en muchos casos por su hermetismo y por la vaguedad de sus afirmaciones. En su mayoría son catalogadas como seudociencias por el sector científico, caracterizadas por el pensamiento mágico. Tienen un gran interés para antropólogos, historiadores y psicólogos.

También se entiende por ciencias ocultas cierto tipo de literatura caracterizada por el gusto por el misterio, la trascendencia espiritual o las explicaciones alternativas. Existen editoriales y librerías especializadas en este tipo de literatura que versa sobre temas muy variados cuyo denominador común son, a veces, temáticas que se hacen famosas y, otras, la demanda del público. Estos son asuntos que han suscitado la curiosidad del público desde hace mucho tiempo. En no pocos casos la Iglesia ha combatido muchos de éstos temas como productos del diablo, mientras que actualmente lo hacen de forma no cruenta los escépticos. En todo caso tratan de responder a la incertidumbre que el ser humano siente por lo desconocido.

Bajo esta perspectiva, el término ciencias ocultas sería en realidad una etiqueta poco descriptiva, impuesta por las reglas del comercio editorial antes que por una reflexión racional sobre su contenido.


Resalto en las definiciones anteriores la frase: caracterizados en muchos casos... por la vaguedad de sus afirmaciones.

Y es que en esto del ocultismo abunda tanto charlatán, amparado en la vaguedad de las afirmaciones, abrigado con el manto del pensamiento mágico, y epitomizado por los pregoneros de la Nueva Era, que a veces pienso que nos acercamos a una segunda edad media.

Uno de los textos más vagos que pude leer en este tenor era el de supuesta autoría de Gregg Braden, sobre el ADN y los fotones, como prueba de una evolución mágica. Esto lo comenté en esta entrada, el texto original puede verse aquí, y una parte la voy a citar justo terminando este párrafo, la que me parece más "ocultista" por lo vago de sus afirmaciones:
Así es como creamos nuestra realidad, al escogerla con nuestros sentimientos. Nuestros sentimientos están activando la línea de tiempo por medio de la red de creación, que conecta la energía y materia del universo.

Conclusión.

La verdad no pienso que haya conocimientos ocultos, al menos no en el sentido del ocultismo, al menos no en el sentido de que son conocimientos que sirven para manejar una realidad alternativa a la que es escudriñada por la ciencia abierta. Ya lo dije una vez y ahora repito como conclusión:

El verdadero conocimiento debe estar disponible para todos, para todo aquél que desee obtenerlo. Las reglas para obtenerlo deben ser simples y bellas, deben ser capaces de inflamar el corazón de cualquiera que se discipline en su búsqueda y que se entregue de lleno a observar la naturaleza tal cual es.

Entrada dedicada a Marcia, como una invitación a la reflexión profunda.

2 comentarios:

Belduque dijo...

Simplemente:
Excelente.
Felicidades!
Bye!

Michel dijo...

Estimado Keith:
las críticas que hice no eran todas para tí sino que era genérico. Lamento que lo hayas entendido de una manera desafortunada pero asumo que debí ser aún más explícito! Corregiré el texto en aquellas zonas que a mi entender puedan verse sujetas de una interpretación doble o polifascética!
Saludos y que estés muy bien
Michel

Escepticismo Activo

Grupos de Google
Suscribirte a Escepticismo activo
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Recientes ciudadanos de Higadolandia

Se ha producido un error en este gadget.